Bárbara, la mejor amiga de mi mujer 2

post anterior:
http://www.poringa.net/posts/relatos/3355436/Barbara-la-mejor-amiga-de-mi-mujer-1.html

Continuando...

-------------------------------------------------------------------------------------

A mediados de verano de 2018 me mandaron de la empresa a hacer un curso, de casualidad en la ciudad de babsi... sería desde el lunes hasta el viernes...

LLegué y en la pausa de medio día me comuniqué con babsi para vernos en la tarde... en ese momento realmente lo hacía por política, más que por ver qué pasaba, porque ella había cambiado mucho desde que estaba con su novia y me fastidiaba que me ignorara cuando hablábamos... pero tenía que mantener la diplomacia.

Nos encontramos en un café y estaba muy bien vestida... tenía años que no la veía así... además de que su cariño y coqueteo habían regresado. Me imaginé que era porque estábamos solos, ni mi mujer ni la f3m1n4z1 estaban.

- te ves muy guapa y alegre, me gusta
- jajaj gracias!! sí, no sé... hoy me siento muy bien
- cómo está tu novia? está trabajando?
- ella ahorita está en Italia... debe ser por eso que estoy contenta: estoy libre de ella!! jajaja
- eehh uds todavía están juntas???
- sí... no sé si tu mujer te ha contado, pero últimamente discutimos mucho
- por ahí me estuvo contando algo... y lo del embarazo todavía sigue en pie?
- sí, ya llevo 6 semanas con el tratamiento... la semana pasada tuve consulta y la ginecóloga dijo que todavía faltaba mucho para poder quedar embarazada... ahora estamos con los papeleos de la inseminación artificial... qué cosa tan complicada!! hay que llenar un montón de papeles que yo no tengo idea de dónde sacar!!! qué burocracia!!!
- bueno, ya sabes, llámame cuando quieras, conmigo no necesitas llenar nada jajajaj
- jajaja ya vas a empezar a guardarle secretos a tu mujer, picarón??

Y seguimos bromeando y hablando... ese día no pasó más nada... sólo que acordamos vernos al día siguiente después del curso, la excusa era que yo no conocía bien la ciudad y ella me la mostraría... cosa que yo realmente no quería, porque conociéndola bien, después iba a querer visitar amigos, y luego una disco, y este curso requería concentración y al otro día iba a estar vuelto mierda...

El martes salí como a las 5 pm del curso y nos encontramos. Ella iba muy deportiva, con licra y una franela ligera... se le veía muy bien la figura... fuimos a un museo y todo el tiempo estuvo agarrada de mi brazo, era como ir con una novia. Agarré confianza y puse mi mano en su cintura y luego la bajé hasta la cadera y ella no se negó. Pasé al siguiente nivel de rosarle el culo, y como no decía nada, le agarré una nalga... ella se arrecostó en mi hombro. A veces cuando nos deteníamos, ella me abrazaba en el cuello como tentándome para un beso... yo me aguantaba, sólo le miraba los labios, y ella reía... pasaban los segundos y ella emprendía de nuevo la caminata. Lamentablemente no pasó tampoco nada ese día: ella tenía que visitar a sus papás que se iban de viaje, así que me dejó en el hotel y se fue...

Al siguiente día la llamé para salir otra vez, y nos encontramos en un parque. Ella llevaba un vestido de flores, tallado a su cuerpo, un poco más arriba de la rodilla; tan ligero que la linea de las nalgas se le marcaba. Estuvimos caminando y hablando... le agarré una nalga, ella se voltó, pegó su cuerpo contra el mío con sus manos en mi pecho

- ooohhh estás muy cariñoso 🙂
- estás buenísima!
- gracias 🙂 te acuerdas cuando me echaste la crema en el lago?
- cómo olvidarlo!
- estaba muy caliente ese día
- me preguntaste que qué pasaría si estuviéramos solos (mientras le acariciaba las nalgas)
- sí? y qué dijiste?
- que no sabía lo que pasaría
- y ahora lo sabes?
- sí, definitivamente

Le apreté las nalgas... ella me miró los labios y sin pensarlo dos veces la besé. Ella pasó su brazos sobre mi cuello y fue un largo beso. Le dije que si quería ir al hotel, pero me dijo que su apartamento estaba más cerca. No le llevé la contraria y nos fuimos. Ella manejaba el carro y desde ese momento, el ambiente se puso raro, casi no hablábamos, estábamos como nerviosos. Traté de romper el hielo:

- babsi, estás consciente de lo que puede pasar, verdad?
- jajaja sí, sí sí, claro que sí (con un tono muy amistoso y seguro) jajjaaj tú no estás seguro?
- claro que sí, te tengo muchas ganas desde hace mucho tiempo (mientras le tocaba una pierna)
- jajajaja gracias, lo tomaré como un cumplido

Le acaricié el muslo un buen rato y luego subí mi mano por debajo de la falta hasta donde pude

- puuhhh qué me tengo que concentrar para manejar!! hombre!! ya me tienes caliente jajaja
- jajaj bueno, te dejo manejar tranquila!
- no, no, dale, sigue 🙂

Le hice caso... me di cuenta de que no llevaba pantaletas!! Cada vez que parábamos en una cola o semáforo, se volteaba para darme un beso.

Llegamos a su apartamento y lo primero que hizo fue darme un beso muy tierno y se fue al baño. Ella salió y yo entré... cuando salí del baño, ella me estaba esperando con una copa de vino en el mueble.

Me senté a su lado sin cruzar palabras y nos empezamos a besar. Primero suave, picos sin lengua, pero en pocos minutos teníamos las bocas húmedas... nos chupábamos la lengua y la cosa se calentaba más y más... no hace falta decir que estaba al palo.

Metí mis manos por debajo de la falda y podía sentir con más detalle sus ricos muslos. Ella se acomodó para abrir sus piernas y empecé a acariciar la parte interna de sus muslos, cada vez llegaba más cerca de su panocha. Cuando veía que se empezaba a quedar quieta esperando que le diera dedo, regresaba mis manos a las rodillas y comenzaba de nuevo... eso la excitaba más. Me desabroché el pantalón y ella me detuvo... tomó mi rostro en sus manos y me besó con ternura a la vez que se ponía lentamente de pie.

Entramos a su habitación y cerró la puerta. Nos desnudamos mutuamente y nos besamos estando en pie... la llevé poco a poco a la cama, nos acostamos de lado mientras nos besábamos y acariciábamos. Le acaricié los labios de la panocha pero muy superficialmente, cuando llegaba el clítoris, ella brincaba y se excitaba más... seguí así y pasé mis dedos cerca del orificio de la vagina, estaba totalmente húmeda, ella movía sus caderas buscando la penetración, pero yo regresaba a sus labios.

Babsi estaba muy excitaba, sus besos eran apacionados y húmedos... comencé a pasar mis dedos entre la vagina y el orto y ella movía las caderas con desesperación. Tenía a la amiga "lesbiana" de mi mujer abierta de piernas y esperando mi verga. Le metí poco a poco dos dedos en la panocha y ella comenzó a mover su cadera de manera incontrolada, como si hubiese encendido un interruptor.

Bajé besando todo su cuerpo hasta llegar a su panocha y se la empecé a chupar. Las conchas son mi debilidad. En cuestión de minutos:

- espera, espera!!
- todo bien? (le pregunté)
- sí.... (tomando aliento)... puhhhh... no tan rápido que voy a acabar....

Bajé el ritmo y ella seguía disfrutando... cada vez iba dejando más saliva en su concha, preparando la zona...

Me puse sobre mis rodillas y empecé a pasarle la verga por la concha... ella fijó su mirada en mi poronga y se abrió los labios de la vagina. Pasaba mi verga a lo largo de su raja y ella buscaba son sus caderas la penetración, colocaba la punta en su vagina y ella hacía presión, pero yo me retiraba.. eso la desesperaba más. Sin ser arrogante, puedo decir que soy un maestro en el juego previo, y a babsi la estaba volviendo loca.

Me acosté sobre ella embistiéndola pero sin penetrarla... babsi hacía movimientos desesperados buscando meterse mi pija, y cuando estaba a punto de la penetración, alejaba mis caderas... Me incorporé nuevamente y busqué un condón en mi pantalón. Cuando ella lo vió:

- cógeme sin condón!
- estás segura?
- sí! serás el primero después de tantos años, quiero sentirte bien, por fa!

Me ensalivé la poronga y empecé a penetrarla poco a poco... ella se quedó inmóvil con la boca abierta... cuando se lo metí completo me dijo que me quedara quieto y que la besara. Ella pasó sus brazos por encima de mi cuello y sus piernas por encima de mi espalda. Empecé a moverme poco a poco a la vez que nos besábamos. Ella era muy apasionada y sólo sus besos me volvían loco.

Metí mis brazos debajo de su cuerpo, y anclé mis manos en sus hombros y empecé a darle con fuerza... ella arrugaba la cara pero pedía más

- sí!! ahhh!! qué rica pija!!!

Mantuve el ritmo y la embestía más duro... con la saliva y sus líquidos, se escuchaba el chapoteo de la cogida

- aahhh!! qué rico!! dame duro!! ... eso!!... mmmm así!!!

Empecé a hacer movimientos circulares y ella también... regresamos a los besos... Ella tenía las piernas abiertas al aire y me tenía agarrado del cuello. Sentí que iba a acabar así que me quedé quieto... ella empezó a moverse suavemente

- te gusta así, papí?
- te mueves como una diosa, como una puta
- dame como si fuera una puta!

Me encarnicé y la puse en cuatro, ella arqueó la columna y se lo metí por la concha completo, ella brinco un poco mientras apretaba la sábana

- aahh!!! sí! papí!! qué rico!!!

Esa posición era bestial... su espalda era fenomenal, la forma de las caderas y cintura se le marcaban más... aún era de día y la luz solar iluminaba su piel color durazno, su cabellera rubia.

Empecé a darle más duro y tenía la eyaculación a la puerta de la esquina

- ya casi no aguando, babsi
- ven, acuéstate

Se sentó sobre mi pija y continuó con la faena, yo acariciaba su sudado cuerpo, sus tetas, piernas... ella me miraba a los ojos y se movía muy rico. Empecé a embestirla

- no te muevas!! déjame sacarte la leche!!

Babsi había notado que sus besos me ponían a millón, así que me empezó a besar nuevamente y cuando sintió que me estaba poniendo rígido, se sentó derecha, puso sus manos sobre mi pecho y movía las caderas de forma infernal, mientras que me miraba a los ojos.

- te gusta, papi?
- sí!!! ya casi acabo!!!
- vamos, dáme tu lechita!!

Ella frotaba sus caderas contra mi cuerpo con velocidad, mis manos apretaban sus nalgas, era una bestia.

Me quedé mirando su vientre plano, su castaño vello púvico, sus tetas con pezones rosaditos, su melena rubia y despeinada, su rostro de muñeca convertida en puta y con esa imagen me empecé a preparar para la explosión. Babsi estaba pendiende de mis expresiones y aumentaba la velocidad. La tomé por la cintura y levanté mis caderas, como para meterle hasta con las bolas. Ella aceleró el movimiento de su culo y no pude aguantar más: eyaculé de forma incontrolada vaciándole una buena cantidad de leche.

Quedé rendido y ella aún seguía sobre mí... pude apreciar con más detalle su cuerpo y lo que acababa de pasar.

- fue sólo cosa del momento o serás mi puta?
- si me vas a coger igual, entonces sí 🙂
- puhhh hay que recuperar el tiempo perdido, te hacía falta una buena verga
- sí, la verdad es que sí me hacía falta

Se levantó y se acostó a mi lado, chorreando medio litro de leche

- mierda, ensuciamos la cama!!!
- no me importa (mientras me acariciaba la pija con delicadeza)
- pero y tu novia no se va a dar cuenta?
- llega en una semana... y no me importa...

Fui al hotel a cancelar mi estadía y me quedé con babsi, el resto de la semana se lo pueden imaginar... el viernes llamé a mi mujer y le dije que babsi me había invitado a quedarme en la casa de sus padres (era cierto) porque nos habían invitado (era falso, porque se acababan de ir de viaje) y que regresaría el sábado o tal vez domingo... mi mujer no dijo nada, nunca pensaría mal de su mejor amiga en la casa de sus padres...

Sólo les puedo decir que babsi tenía hambre de pija como no tienen idea, ese primer día garchamos 3 veces, sin mentira alguna... y los petes que me dio!! de verdad estaba necesitada de verga.


-------------------------------------------------------------------------------------------------

Esta anécdota me motivó a seguir escribiendo en poringa por lo siguiente:

Me acosté con babsi como en agosto y llevaba un par de semanas haciéndose el tratamiento... ella me dijo que la ginecóloga le había asegurado al 100% que todavía no podía quedar embarazada; y como broma le dijo que si ocurría, la podía demandar.

Bueno, en enero me llamó diciendo que tenía que hablar conmigo urgentemente, que el tratamiento no había salido como ella esperaba, que más o menos en una hora llegaría a mi ciudad, y que nos encontráramos en un café.

Las bolas se me subieron al cuello y lo primero que pensé fue lo obvio: está puta quedó embarazada!!!

Empecé a ponderar opciones, y por un momento llegué a pensar que tendría que dejar a mi mujer... pero babsi era una mujer moderna y liberal, así que no me exigiría tal cosa... pensaba en la cuñada, la suegra... obviamente estaba cagado.

Nos encontramos y babsi tenía cara de tragedia, yo le miré la barriga disimuladamente, pero no veía nada extraño. Le pregunté que si todo estaba bien, que si le había pasado algo grave... en ningún momento le insinué mi preocupación.

Babsi y su novia comenzaron a tener más y más problemas, y babsi le empezó a agarrar fastidio, tanto que decidió ir con un psicólogo especialista en parejas... Este dr escuchó sus problemas, sus planes de embarazo, y accedió a los registros de su tratamiento, y de cuando le detectaron la enfermedad.

Pues resulta que lo que ella tenía era un serio problema hormonal, y por eso no podía quedar embarazada y según el dr: la causa de su lesbianismo. Ahora que las hormonas se estaban normalizando, su deseo por su novia se fue.

Babsi no estaba embarazada, pero no sabía si seguir con el tratamiento y terminar por completo con su novia, porque de verdad ya no la podía ni tocar, o detenerlo y ver si la relación mejoraba...

Su novia le dijo que suspendiera de inmediato el tratamiento, pero babsi no estaba segura. Yo le dije que era difícil, pero que tenía que hacer lo que era mejor para ella, y no para su novia... si se sentía bien ahora con su cuerpo y feminidad, entonces por qué regresar atrás... pero si de verdad amaba a su novia, pues qué más, quedarse con ella...

Me parece una historia bizarra por todos los cambios que ha tenido babsi: primero tener un futuro completamente planeado, y ahora no sabe qué carajos es. Qué sería de ella si la ginecóloga desde un principio le hubiese recetado el tratamiento? aún estaría con su novio? u otro hombre? tal vez ya con un hijo?... todas esas preguntas se las hace ella.

Increíble como funciona el cuerpo... y babsi tuvo mala suerte...

Trato de comunicarme con ella seguido, para no apagar la llama, pero no hemos vuelto a garchar... sé que continuó con el tratamiento, y aún sigue con su novia... vamos a ver qué pasa en el futuro...



Gracias por llegar hasta aquí, saludos!!!!

12 comentarios - Bárbara, la mejor amiga de mi mujer 2

Su-Servidor +1
Gracias por compartir, muy bueno.
jorvac164 +1
Todas las historias no tienen por que tener un final soñado,ojalá Babsi tenga la vida que se merece.Van 10,relato lógico y real !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Omar896 +1
Excelente relato
gust7387 +1
Muy buen relato lo bueno es que la pudiste garchar despues de tanto tiempo
luismiguelito78 +1
Tremenda cogedora... excelente relato!!! nos seguís fallando con las fotitos de ella AmigoBárbara, la mejor amiga de mi mujer 2
Lest47 +1
👍van ptos
JBares +1
buena historia
eljoylamar +1
Que buen relato!!!! A la espera de fotos de babsi...
vergacorti +1
Por favor, tenés que mandar una foto de Batsi, sin su rostro, para darnos más idea. Excente relato. Abrazo