Bueno amigos no se pierdan este relato espero les guste
.



La Suegra calentona

Todo comenzo hace tres años, les dire que tengo 33 años y la
señora tiene 47 años, ella es una mujer que esta buenisima, es bajita y blanca,
tiene unas tetas grandes y un culo enorme, ademas de que su cintura en estrecha,
en fin la señora tiene lo suyo, creo que si la vieran por lo menos se
imaginarian muchas cosas con ella, pues es muy sensual.
Ella estuvo viviendo un buen tiempo en mi casa ya que se
separo de su esposo por problemas que no me interesan, que señor tan tonto, como
fue a dejar un manjar tan delicioso.
La atracción se dio desde hace más años ya que de repente
notaba que me miraba muy distinto a los demás, varias veces la descubri mirando
mi entrepierna, pero lo bueno se dio hace tres años.
Ella regreso de trabajar por la tarde, yó había llegado
minutos antes, les dire que esa tarde no había nadie en casa, se había ido toda
la familia a una fiesta un poco lejos de mi colonia y tardarian por lo menos en
regresar cuatro horas más.
Al entra ella a casa nos cruzamos y nos saludamos
cordialmente, me gusta ser galante y le dije un piropo, les confieso que no me
imaginaba lo que pasaría más tarde. Salí a la tienda y me tarde unos minutos. Al
regresar a casa la encontre con una blusa muy delgada y note que no llevaba
sostén, no se si me provocaba,pero se veia riquisima.
Me meti a bañar, mas tarde me confesaría que me espio por una
rendija de la puerta del baño, no me di cuenta, al salir me pidio que le ayudara
a cambiar un foco, ya que ella no alcanzaba, le dije que si me permitia un
momento ya que tengo la costumbre de salir del baño únicamente con la toalla, no
me pongo nada, así que se imaginarán como estaba de incomodo por la situación.
Me dijo que no me quitaría mucho tiempo, que no me diera mi
importancia, le explique que me tenía que poner los zapatos y me dijo que no me
preocupara, que ella se subiria a la silla y pondría el foco, que yó le
detuviera la silla por si llegara a resbalar.
Se me habia pasado decirles que tambien llevaba puesta una
falda corta y al subirse a la silla, si poder evitarlo vi que no llevaba puesto
nada, pero lo mejor de todo fue ver que tenia perfectamente rasurado su coñito,
se veia hermoso, limpiecito y rosadito, creo que lo hubieran visto se les
hubiera parado hasta el corazón, que espectáculo.
Termino de poner el foco y al bajar me miro hacia mi
entrepierna, mi toalla no escondia nada de mi erección, mis 17 cm se notaban en
su totalidad, nos miramos, les confieso que no sabia que hacer y creo que ella
tambien pues esperabamos ambos lo mismo, pero no nos atreviamos a tomar la
iniciativa.
Ella se animo y me dijo que si me podia ayudar en algo pues
me notaba algo extraño, no conteste pues ella me tomo mi herramienta y la empezo
a masajear, les dire que nunca me lo habian hecho con tanta delicadeza, creo que
es la experiencia, en seguida me quito la toalla por completo y se inclino a
derme la mejor mamada de mi vida, era divino sentir el entra y saca de su boca
en mi pene.
No me dejo hacer nada, pues ella tomo toda la iniciativa,
cuando ya estaba en mi punto, se quita la falda y me enseña su coñito lindo, se
metio los dedos y con la otra mano me masajeaba mi pene, nunca habia sentido
algo así.
Me sente en el sillón y ella se monto en mí y cabalgaba como
una amazona, experta como ella sola, se vino primero que yó, ella seguía montada
hasta que me derrame dentro de ella, les confieso que estaba muy necesitada pues
lo hicimos durante una hora, pues terminabamos un round y en seguida me daba
unas mamadas que mi pene volvia a crecer.
Al terminar me volvi a bañar y prometimos hacerlo tan seguido
como se diera la oportunidad. Les contare como lo hicimos muchas veces, pero esa
es otra história


Espero q les guste