Encuentro en la playa

Había esperado este momento durante meses el día que por fin conocería en persona a una chica con la que empecé hablar hace un par de años por medio de las redes sociales y con la que llevaba hablando desde entonces, cuando conocí a Sofía tenia cerca de 16 años y yo 18, la química entre ambos fue instantánea ella era una chica de tez blanca, ojos acaramelados, cabello liso castaño, tenía unos labios carnosos con un tono color cereza, su estatura era cercana a 1.63.

La cuestión es que durante las conversaciones por redes el deseo por el otro fue creciendo hasta el punto de acordáramos en conocernos y esperar a ver que podría suceder. el encuentro se dio unas semanas antes que ella cumpliera la mayoría de edad, su familia viajo hasta mi ciudad con fines de pasar las vacaciones en la playa fue ahí donde decidimos jugárnosla, ella me comento en que hotel se hospedaron y a que playa irían. esa mañana salí temprano puesto que aun viviendo en la ciudad tomaba 1 hora llegar a la playa.

Fui a un sitio de venta de comidas a comer y esperarla, como a los 30 minutos la vi bajarse del taxi ese rostro angelical podría reconocerlo a la distancia sin problemas, alce la mano para saludarla me vio, sonrió, ver su sonrisa me hizo estremecer de la emoción de lo que me esperaba este día tras pasar un rato ella se destapo y enseño su hermosa figura tapada con un vestido de baño muy lindo muy ajustado y bastante atrevido de color negro el cual me fascino.

Se metió al mar me hizo señas para que me acercara a lo que antes de terminar de hacer las señas ya estaba rumbo a ella al acercarme lo primero que hice fue tomarla de la mano, la gire de tal forma que sus familiares no la vieran, la tome de los cachetes, incline su rostro hacia mí y la bese, inevitablemente tuve una pequeña erección la cual ella noto y se pego mas a mí, agarro mi verga con disimulo y la metió entre sus piernas, sentir mi verga en sus muslos fue una sensación maravillosa nos alejamos más de la orilla y nos colocamos cerca de unas rocas, allá continuamos con nuestras caricias, el deseo que nos teníamos de hace tiempo estaba saliendo a flote, por lo que sin decirle nada, me bajo la pantaloneta y saco mi verga por encima del bóxer, empezó a masturbarme de tal forma que las pocas personas no sospecharan, siguió así por unos minutos, pero ya se notaba cierta humedad en su traje de baño y esta no provenía del mar.

De la forma en que me miraba podía deducir que estaba muy excitada con la situación actual y he de decir que no la culpo yo andaba a mil la tomé desprevenida y aplicando un poco de fuerza la hice comerme la verga, se la trago entera y comenzó a jugar torpemente con su lengua en mi glande empezó a sacar y meterla de su boca y chupándola por ratos, decidí que era momento de devolverle el favor así que nos volvimos al mar.

La subí a mis hombros como haría cualquiera en la playa, con la diferencia que la voltee y quedo su vagina al frente de mi cara, a parte hacia un lado la parte posterior del traje de baño para empezar a comerle la vagina, estaba depilada y muy húmeda, el sabor agridulce de su humedad me excito aún mas metía mi lengua hasta donde pudiera y estando ahí empezaba a moverla en círculos, luego que la sacaba le daba besos y mordiscos con una mano le estiraba los labios vaginales por lo que agilizaba y le satisfacía aún más la comida de coño que le estaba haciendo, bajo su cabeza y me susurro que no aguantaba más y que quería ser penetrada en ese preciso momento.

Escucharla decir eso entre gemidos me hizo perder la razón nos fuimos cerca de las rocas
se bajó se puso frente a mí, levanto la cola y yo acomode mi verga para empezar a penetrarla, la tome de la cintura y me pegue aún más a ella mientras empujaba mi verga de forma disimulada para no levantar sospechas, aunque estuviéramos alejados podría notarse, se sentía muy bien estar dentro de este coño tan húmedo, nos movimos un poco mas y de esta forma estábamos totalmente "ocultos" de las personas que habían, una vez comprobado empecé a bombardearla de una forma bestial.

El chisporroteo del agua era para sospechar que algo estaba pasando por suerte nadie se percató y continua con mis arremetidas, ella giro su cabeza hacia atrás en busca de un beso el cual le concedí para poder ahogar sus gemidos con tanta excitación acumulada no tarde mucho en correrme, tenía planeado sacarla y correrme en las rocas, pero eso no era lo que ella tenía en mente, cuando noto que me corría y sacaba mi verga de su coño,se puso de rodillas y se tragó mi verga recibiendo 1, 2, 3 y hasta 4 chorros de semen en su garganta, me mostro que la había acumulado y luego de tragarla volvió a enseñarme que efectivamente se la había tragado la bese de la excitación.

Nos arreglamos como pudimos y salimos hacia donde estaban los demás, luego de nadar un poco nos fuimos a la orilla a seguir charlando. la cosa no acabaría aquí solo era el primer día de vacaciones e incluso ese mismo día continuamos la faena en otro sitio, pero eso es otra historia.

0 comentarios - Encuentro en la playa