Segundo trío

Bien. Después de mi primer trio con una pareja (acá el linkhttp://www.poringa.net/posts/relatos/3060350/Mi-primer-trio.html) que conocí después de un anuncio en un sitio de clasificados, quedé con las ganas de seguir. Nunca sexo fue tan satisfactorio como no voy a querer más?Entonces dejé el anuncio, y a la vez entraba en varios sitios y respondía a los anuncios varios. No tuve mucha suerte con lo último como con mi proprio anuncio. El anuncio decía explícitamente: hombre joven busca sexo con mujeres, parejas hombre mujer y mujer mujer para cumplir la fantasía que tengan, discreto y reservado totalmente.
Creo que quizás el estilo directo pero un poco reservado sea lo que haya hecho tener mucho éxito en las consultas al menos. La mayoría de los anuncios eran todos iguales, cosas tipo: hombre con 39 cm de pija te espera para darte placer. Creo yo.

Con el pasar de las semanas las consultas y el vaivén de fotos eran muchas, de parejas que quería iniciarse en el cuckold (el esposo o novio mira y goza al mirar su mujer coger con otro hombre), que querían probar un trío o que tenían fantasías varias como tocar al hombre mientras se coge a su esposa o que le echen la lechita en su cara después de cogerse por todos los agujeros a su mujer, o también las mujeres que pedían doble penetración, a veces triple, por el cual debía invitar amigos.

Segundo trío

En el post quizás la foto de arriba no se vea del todo bien, en la miniatura se ve mucho mejor.

Una tardecita recibo un mail de una pareja del interior de Misiones (yo vivo en Posadas), muy directo y concreto, diciendo que buscaban un tercero para que le coja a su esposa mientras él mira y a veces participa. Yo sin dudar contesto que estoy disponible cuando ellos digan, despues de pasarme su celular y sucesivamente unas fotos por WhatsApp de esa tremenda yegua no hacía falta convencerme más. Así que le dije que si de una, y con una grata sorpresa mía me contestan que podrían venir ya para Posadas si yo tenía libre. Yo estaba trabajando en mi empresa (soy un joven emprendedor), así que no tenía problema de horario y podía salir cuando quisiera
Me dijeron que llegarían a eso de las 23 hs, cosa que me dio tiempo de bañarme y esperarlos cerca de la terminal de la ciudad.
Llegaron 23.05, bien con el horario, así que me bajé de mi auto y me subí a la camioneta de ellos (otra vez una camioneta), esta vez una Ford verde aceituna, modelo 2010 aproximadamente, y rápido empezamos a charlar. Él, comerciante del interior, algo gordo, pelo con rulitos castaños y a su lado ELLA. Hermosa hembra de interior, con una mini falda que mostraban sus ricas y carnosas piernas, unas tetas bien mostradas también por la remerita con largo escote. Muuuuy largo escote. Cara muy linda, 42 años, pero que ni se notaba. Quizás aparentaba unos 30-35 años, no más.
Sin desperdiciar más minutos despues de las solitas charlas de rutina (que tal el viaje, que tal la ruta, como empezaron con esto, etc) me dicen para ir directo al telo. Me encanta coger, así que eso me puso aún más al palo, dado que ya la tenia parada hace rato con solo verla a ELLA. Su nombre empezaba por P.

Llegamos al telo y él me dice que se va al baño un ratito, que mientras tanto charle con P. para entrar un poco en confianza. Ni bien se cierra la puerta del baño y yo me siento a lado de ella, recibo un mensaje en mi celular diciéndome que le coma ya la boca que a ella la pone mimosa así que seguí el consejo y le comí la boca, ella sin chistar saca la lengua y la pasa por toda mi boca, y me pega un chuponazo en el cuello, besándome suavemente, mordiendome los lobos de las orejas mientras sus manos pasaban por mi verga arriba de mi pantalón. La verdad fue riquísimo ese beso, hizo que mi pija ya empiece a mojarse y la punta tenga ya líquido preseminal en la punta.

Después de ese beso, empezamos a desnudarnos mutuamente, mientras seguíamos besándonos, y por querer sacarle el corpiño, cosa que hice con tan solo un movimiento, me encuentro detrás de ella, ambos de rodillas sobre la cama. Ella tenia un conjunto blanco, con encaje, que hacía resaltar su cola, bien alta. Yo me quito el bóxer y me pongo de nuevo detrás de ella. Le beso el cuello, le acaricio las espaldas, mientras ella agarra mi miembro y empieza a pajearme, mientras yo voy bajando mis manos primeros en sus tetas, y despues con la mano izquierda sujeto una teta y con la mano derecha le toco la vagina, ya mojada por el primer roce de cuerpos que estábamos teniendo. Siento como su vagina está totalmente depilada, y mojada a la vez, con los fluidos que empiezan a salirse y correrle por sus piernas, y mi mano, deseosa de más y más.

P. empieza a gemir, se da vuelta y me pide que me acueste boca arriba. Lo hago, de manera que ella me pueda dar uno de los mejores sexo orales que pueda haber recibido en ese período (tengo la suerte de que varias veces me han hecho tan buen sexo oral que es difícil establecer el mejor), chupando de arriba a abajo, pasando la lengua hasta por el siempre sucio, haciéndome gozar como puerco en calor, poniéndose los huevos en la cara y lamiéndolos.

En eso sale el marido, que al ver la acción ya se pone caliente, se quita el jean y se sienta en una silla, listo para ver el show de su esposa puta, complaciendo sus mas pervertidos morbos.

La acción con P. se da vuelta y me encuentra a mi lamiendo esa preciosa conchita, mojada de sus líquidos más íntimos, y sabrosos. Lo hago bien, esa noche estaba con muchas ganas de chupar concha, como todos los días en fin. Hasta que, después de hacerla acabar, subo y le chupo las tetas, mientras despacio le voy metiendo la puntita. Ella la siente, y me pide que lo haga más, así que le voy metiendo toda mi pija adentro, despacio pero toda.

El ritmo es cada vez más rápido, hasta que la siento acabar por segunda vez, así qué decido parar un segundito para cambiar de posición y la pongo en 4, mirando hacía el marido, deseoso de acabar mirando lo que hace su esposa trola mientras él se hace la paja.

Tenía una cola tan buena y rica, que siento que acabaría rápido, así que le pido cambiar otra vez, tan solo 5 minutos después de empezar a perrito, y que ella suba. De esa manera, mientras me cojo la esposa de otro mientras él mira, puedo descansar y tocar esas maravillosas tetas y de vez en cuando con un poco de esfuerzo abdominal, levantarme y chupárselas, sintiendo esos pezones ponerse duros al pasar mi lengua. Eran riquísimas.

Despues de unos 10 minutos así, ella se cansa las piernas, y me pide cambiar de vuelta, yo arriba y ella abajo para que ella acabara por 3ª vez, y yo también.

Así que me subo arriba de esa tremenda yegua y le doy con toda la fuerza esta vez, que sienta mi pija venosa y deseosa de su concha dentro de ella, con ganas de dejar todo mi semen ahí.
Ella siente tanto mi pija que pasa de fuerte gemidos a gritar, de placer y de incredulidad por semejante cogida que le estaban dando, y empieza a gritarme "dale perro cogeme así perro dame más".
Eso que me grita y goza como puerca me pone durísimo, y en menos de 10 minutos (ya iban en total mas o menos unos 35 minutos de cogida como perros deshinibidos entre previa y cogida) siento no aguantar más y termino, echando toda mi leche dentro de ella, que al sentirla como se derrama me aprieta con sus piernas mi cadera, haciéndome entender que terminó por 3ª vez, pero esta vez fue un verdadero orgasmo con todas las letras. Quedamos yo dentro de ella un minuto más, mientras nos recomponemos, y de paso escuchamos como su marido, cornudo, acaba en su mano.

Cuando salgo, sin preocuparme mucho de estar transpirado ni nada, le pregunto cuando va a volver, para que se repita semejante cogida. Me dice que no sabe, ella tiene que trabajar y no es fácil hacerse un tiempo para viajar. Así que quedamos en eso, luego de una ducha rápida me visto, la miro deseoso de más, pero vista la hora tengo que dejarla ir, así que le digo que ella se vaya ya si quiere, yo todavía tenia que vestirme, así que pediré un taxi para ir a buscar mi auto, y me despido con ella con un beso en la boca con pasada de lengua, justo frente a su marido.

Ella se va, y en las semanas siguientes, habrán novedades, que contaré en otro post. Mientras tanto, mientras escribía este relato, al acordarme de P. y de su cuerpo, se me paró la pija, tuve que parar para hacerme la paja dado que era impelente la necesidad y no tenia tiempo de buscar alguna mujer en el WhatsApp. Asi que me saque unas fotos para postear ahora:


mujer

sexo

1 comentario - Segundo trío