Hola amigos de P! el día, hace algún tiempo que he venido pensando en relatar lo que pasó hace algunos meses con mi esposa y hasta ahora me entere que existía este grandioso sitio donde podemos interactuar platicar nuestras experiencias y mostrar algunas fotos.
Mi esposa y Yo tenemos ya 12 años de casados y durante todo este tiempo no hemos amado mucho y compartido nuestras fantasías, sin embargo Yo tenía la fantasía de verla con otro hombre y en octubre pasado esa fantasía se volvió realidad.

Mi esposa Tiene ojos verdes, es castaña clara, con tetas hermosas y un culo de infarto, a pesar de los años y si algo le gusta es mamar el pene. Cada viernes salimos a tomar una copa, a bailar y a terminar pasando una noche agradable en algún motel cercano a nuestro hogar. Pero ese viernes nunca lo olvidaré.
Desde la hora de arreglarse, Ivonne mi esposa se arreglo de manera muy sexy. Se puso una tanga negra que le regalé el domingo anterior y una blusa negra transparente que cubría con un pequeño saco negro también, una minifalda negra y zapatos de tacón alto.
La primera vez de mi esposa con un desconocido.

Desde que salimos de casa unos jóvenes casi estrellan su auto por verla y eso le causó una risa tímida pero que Yo alcance a detectar y solo le dije "mira lo que ocasionas hermosa" y ella respondió "y espera a ver todo lo que puedo hacer". Esa respuesta me hizo que tuviera una erección inmediata sin embargo trate de controlarme y pasarla de lo mejor.

esposa
Fuimos a un bar cercano donde acostumbramos acudir y tomamos unas cincos copas en lo que empezó a tocar el sonido.
Ella cruzaba la pierna y todo aquel que pasaba la miraba con! ojos de lujuria! y Yo pensaba en la posibilidad de verla por fin con otro hombre, pero sin embargo para mi eso era muy improbable.
En la barra estaba un joven como de unos 22 años , moreno, alto, que tenía rato mirando a mi esposa y ella solo sonreía.
Le dije "oye ya traes loco al moreno ¿eh?" "jajaja" rio ella y dijo "pues no esta nada feo, tal vez sea momento de hacer tu fantasía realidad".
La música comenzó a tocar en ese momento y nos paramos a bailar y yo despistadamente comencé a acercarme hacia la barra donde estaba el moreno para que viera de cerca a Ivonne.
Al momento de estar ya cerca Ivonne comenzó a bailar supersexy unas rolas de reggaetón y al moreno se le salían los ojos al ver ese tremendo culo moverse al ritmo de la música.
Regresamos a la mesa y le dije a Ivonne que me iría al baño que no tardaba. Más tardé en pararme de la mesa que el moreno en acercarse a ella. Yo los veía desde la puerta del baño y podía observar como ella sonreía y se sonrojaba con lo que él le platicaba.
Regresé a la mesa y el moreno se levantó y se fue a la barra. Le pregunte a Ivonne que había pasado y me dijo "se llama Juan y es muy simpático" ¿te acuerdas de tu fantasía de verme con otro hombre? pues creo que con Juanito es tu oportunidad, ¿me dejarías?". Al decirme eso casi tengo un orgasmo, sentía frio en mis manos pero a la vez me sudaban y no sabia que hacer o decir, simplemente dije "si".
Ella se levantó de la mesa y fue por él hasta la barra, me lo presentó y Juan se notaba nervioso y confundido. Le invité a sentarse y conversar con nosotros.
Entre platica y copas mi esposa se quitó el saco y dejo ver sus hermosos pezones atravez de su blusa de encaje transparente.

Culo
Juan estaba muy nervioso y le dije a mi esposa que fueran los dos a bailar, Juan me dijo “¿puedo?”, “claro” respondí.
En la pista de baile del bar ella se movía como loca, balando lo más sexy y arrimándole las tetas y el culo a Juan, logrando que el olvidara su timidez y comenzara a tocarla suavemente.
Comenzó por arrimarse sobre su espalda al ritmo de la música, acercándole su pene a las enormes nalgas de Ivonne, ella se movía sobre aquel bulto que comenzaba a notarse debajo del pantalón, después se volteo hacia el y le arrimo las tetas, y el en algunos movimientos comenzó a tocárselas. Yo estaba con una erección tremenda y mi respiración era muy excitada.
Por fin regresaron a la mesa y mi esposa estaba muy excitada, al grado de notársele sus pezones totalmente duros casi reventando la blusa.
En ese momento no aguante más y bese a mi esposa apasionadamente, mientras Juan nos observaba y mi esposa tocaba su bulto con la mano derecha. Era la lujuria total en ese momento.
Por fin Juan dijo lo que era de esperarse, “¿Cuál es el plan?, ¿de que se trata todo esto?”.
Mi esposa le contesto dándole un apasionado beso y luego volteo y me dijo “nos vamos amor”.
Le comenté a Juan que si era gustoso nos encantaría que nos acompañara a pasar la noche en un motel cercano, y que mi esposa estaba a su disposición. El sonrió y asintió con la cabeza.
Salimos del bar y fuimos al auto, Ivonne y Juan se pasaron al asiento trasero mientras yo conducía.
Mas tardamos en abordar el auto que mi esposa le sacara el pene a Juan y comenzara a mamarlo desesperadamente. Yo observaba por el espejo retrovisor y mi esposa volteaba hacia mi con su mirada fija en el retrovisor, como diciendo “¿esto es lo que querías no?”.
El camino se me hizo eterno, aunque solo tardamos 5 minutos en llegar al motel.
Pedí el cuarto y nos dirigimos hacia allá. Todo el camino fue haciéndole sexo oral a Juan! Era lo más caliente!
Al entrar al cuarto, ella nos pidió que nos sentáramos en los sillones y puso música en la TV. Nos hizo un supersexy streep tease, quitándose poco a poco toda su ropa, dándonos a desear su gran culo y esas tetas tan ricas.
Juan no aguanto más y se abalanzo sobre Ivonne, la cual se dirigió a la cama. Ella le quito la camisa y el pantalón que estaba a punto de estallar, siguió mamándole el pene mientras el tocaba sus tetas yo miraba desde el sillón y saque mi pene que ya no cabía en el pantalón.
El la recostó en la cama y comenzó a chupar su clítoris y a meter lentamente sus dedos dentro de su vagina. Ivonne solo jadeaba como loca hasta que tuvo si primer orgasmo, todo era lujuria y pasión.
Ella lo levanto lentamente lo recostó boca arriba en la cama y lo montó, entro todo el pene de una sola vez, ella puso los ojos en blanco y dijo ¡“que rica cosita”!. Comenzó a cabalgar como loca a subir y bajar por ese pene, yo no aguanté más y me acerque a ella, la incliné y le metí todo mi trozo por el culo.
Entonces comenzamos a movernos los dos metiendo y sacando nuestros penes de la humanidad de Ivonne.
Ella gritaba y jadeaba diciendo “Dios Dios si cójanme, cójanme, soy su zorra, háganme venir”
En ese momento sentí como toda mi leche le llenaba su agujero y sentí un estremecimiento como nunca había sentido.
Juan también estaba a punto de terminar, ella saco su pene y lo chupo hasta tragarse su leche.
Todo termino quedando los tres tendidos en la cama.
¡Mi fantasía se había hecho realidad!
Después de un instante Juan nos pidió que lo lleváramos de regreso al bar, pues ahí esperaría a unos amigos.
Y este es el fin de mi primer historia, después de ese día hemos tenido algunos intercambios y tríos HMH y MHM pero ya habrá tiempo de contarles amigos.