espero que les guste lo que encontre


Hola amigos es la primera vez que escribo mis historias y espero que les guste.

Bien mi nombre es Clara y lo que les voy a contar pasó hace 2 años atrás; hacía una semana que había cumplido 18 años y mi madre me había dicho que ya era una mujer y que tendría que ayudarla con las tareas de una mujer en la casa para atender a mi padre y mi hermano que en esos días estaba de viaje pero que pronto regresaría, yo no me puse muy contenta por que pensé que tendría más cosas que hacer como limpiar, cocinar o lavar aparte de mis deberes escolares aun cuando esas cosas ya las hacía, pero mi madre no se refería a esas cosas sino a otras mucho más placenteras que pronto descubriría.

Mi padre llegó del trabajo muy temprano para su costumbre eran las 3 y él siempre llega pasadas las 6 de la tarde, de inmediato lo saludé muy gustosa abrazándolo fuertemente como era mi costumbre, él también me abrazó con fuerza más de la habitual y pude sentir en mi barriga la erección que tenía bajo sus pantalones, sentí también sus manos en mis nalgas que a diferencia de otras veces no eran unas nalgadas sino unas caricias, como amasando y levantando mis nalgas, eso me sorprendió pero me sentí bien. Luego mi padre yendo hacía mamá le dio un gran beso y con una de sus manos acariciaba las grandes nalgas de mamá y con la otra estrujaba uno de sus senos que fácilmente pudo descubrir ya que mamá solo tenía puesta una bata muy ligera cosa normal en ella cuando está en casa pues usa solo la bata sin nada debajo, o anda solo con su pantaleta muy pequeña metida entre sus grandes nalgas y su corpiño que apenas cubre las aureolas de sus senos.

Luego le preguntó ¿ya hablaste con clarita?

Si ya le dije que es ya una mujer y que tiene que ayudarme en las cosas de la casa, pero creo que todavía no entiende bien a que me refiero.

Bien dijo mi papá habrá que darle su primera clase a la niña para que baya aprendiendo de que se trata sus nuevas tareas.

Yo miraba fijamente como mamá desabrochaba el cinturón del pantalón de papá mientras este seguía amasando los senos de mamá ya expuestos abiertamente y hablaba de mi primera clase

Y entonces luego de bajar el pantalón de papá y liberar su verga erecta mi mamá me miró fijamente y con cara de lujuria me dijo:

Clara, ahora vas a ver con mucha atención como le chupo la verga a tu padre y luego como él me coge y como yo lo complazco en todo lo que se le antoje por que esta noche tú nos acompañaras en la cama y tendrás que complacerlo como yo lo hago.

Yo no salía de mi asombro de ver parado a mi padre con la verga bien erecta y a mi madre chupándosela y metiéndosela hasta la garganta, solo me quedé parada mirando sin perder detalle.

Comencé a sentir cierto calor en mi concha como cuando mi hermano a escondidas me tocaba y me forzaba a tocarle su verga erecta moviéndola de arriba a bajo, primero no me gustaba pero luego veía como crecía y se ponía dura entre mis manos, mi hermano gemía y me pedía que lo hiciera más rápido hasta que me ponía de rodillas y masturbándose eyaculaba en mi cara y metía su verga en mi boca soltando sus chorros de leche en mi boca para que me los tomara, luego me mostraba mi cara en el espejo llena de leche y me decía que era una buena puta, nada de esto sabían mis padres o eso creía yo.

Mamá me llamó a su lado me puso de rodillas y me dijo, vamos pequeña, prueba la verga de tu padre…

Yo la tomé en mi mano y pasé mi lengua por su roja cabeza y luego la fui metiendo lentamente en mi boca, tuve que esforzarme pues era más grande y gruesa que la de mi hermano por lo que no pude meterla toda en mi boca pero igual logré que a papá le gustara.

Papá dijo, la niña aprende rápido, ¿verdad querida? y mamá le dijo si, que aprende, pues ya a practicado con su hermano, ¿verdad peque& tilde;a puta?

Yo me quedé sorprendida pensaba que nadie sabía lo que hacía con mi hermano.

Y mamá continuó. ¿o que crees que no te he visto como le chupas la verga a tu hermano y lo masturbas hasta que te da toda su leche en la cara y luego te miras en el espejo del baño como quedas con la cara llena de esperma?, vamos perra, chúpasela fuerte a tu padre así como se la chupas a tu hermano.

Clarita dijo mi papá, eras tan puta como tu mamá, que bueno porque nos vamos a divertir mucho contigo, tu mamá, tu hermano y yo…

Yo continuaba chupándole la verga a mi papá escuchando todo lo que me decían y cada vez que me llamaban perra o puta sentía que un fuego se encendía en mi interior y resumía por mi conchita que aun no había sido explorada más que por los dedos de mi hermano y la lengua de mi mejor amiga.

Mamá me separó de papá y apoyándose en la mesa y posando un pie sobre una silla dejó expuesta su la chorreante concha y le dijo a papá, vamos cariño, mostrémosle a esta perra como me coges, dame duro primero por mi concha que ya está chorreando de ganas Mi papá tomó a mamá de la cintura y empuñando con una mano su gran verga la hundió de un solo empujón en la concha de mi madre que soltó un alarido y luego una súplica…

Siiiiiiiiii asi cariño dame duro, méteme toda tu verga, sabes que me gusta sentir que partes en dos la concha, ¿ves clarita? dijo con ternura, ves lo bueno que es tu padre tiene una verga grande y dura con la que te cogerá esta noche hoy dejaras de ser virgen y te convertirás en una mujer y podrás disfrutar conmigo de la verga de tu padre y tu hermano sin que tengas que esconderte.

Así cabrón empuja fuerte tu verga en mi concha gritaba mi madre con una cara de puta que nunca antes le había visto.

Si perra te gusta que te coja como a una puta verdad muéstrale a tu hija lo puta que eres... mira clara, mira como le dejo la concha a tu madre y sacó la verga de la concha de mamá y pude ver que dejaba un enorme hueco de donde emanaba un río de líquidos, era el orgasmo de mi madre que chorreaba por sus piernas

Ahora verás como le dejo el culo… Cuando mamá escuchó eso abrió los ojos y nuevamente se le iluminó el rostro como si se tratara de algo que esperaba con ansias y separó sus nalgas con sus manos dejando ver el agujero de su culo listo y dijo, vamos cabrón, no me hagas esperar, rómpeme el culo, méteme tu verga rápido que quiero sentirla llenarme las tripas…

Papá no se hizo esperar y escupiéndole el culo empujó fuerte su verga dentro de la pequeña entrada.

Toma perra, ¿quieres verga? tómala toda en el culo que se que te gusta…

Asi asiiiiii, cabrón chuléame fuerte rómpeme el culo, ayyy, ayyyyy como me haces daño cabrón, no pares, mételo más, hazme recordar la primera ves que rompiste el culo, siiiii.

Yo miraba estupefacta como entraba y salía tremenda verga del interior del culo de mamá y tuve miedo pues sabio que pronto sería mi culo el que recibiría ese trato pero aunque asustada no podía dejar de sentirme tan excitada y tuve un orgasmo tremendo viendo como papá culeaba a mamá

Papá tomó de los cabellos a mamá y la puso de rodillas clavándole fuertemente la verga en la boca de mamá y ella no ponía resistencia, al contrario trataba de abarcar toda la verga de papá en su boca hasta que papá mirando al techo gritó y dejó ir largos chorros de esperma dentro de la boca de mamá bañándole también la cara y las tetas.

Yo sin esperar invitación me arrodillé junto a mamá comencé a lamer sus mejillas llenas de esperma luego mamá me besó y dejó en el interior de mi boca gran cantidad de esperma de mi padre el cual tomó gustosa, luego tomé la verga de papá y la chupé hasta que la dejé sin rastro de semen.

Papá me dijo espero que hayas prestado mucha atención pequeña puta, por que esta noche te cogeré como me la he cogido a tu madre… Si papá estoy lista para atenderte como mamá lo hace a ti y a mi hermano

Papá se apartaba de nosotras que estábamos aun de rodillas pero mamá le dijo con un tono muy enérgico a donde crees que vas cabron aun no has terminado con migo sabes lo que quiero dame mi refrescos

Papa volteó y le dijo, eres la puta más sucia que conozco, por eso me casé contigo, quieres tu refresco verdad perra, pues lo tendrás

Papá se acercó a nosotras, tomó su verga la apuntó hacía la cara de mamá y comenzó a soltarle un chorro continuo de orines los que mamá trataba de tomar bañándola literalmente yo estaba perpleja pero no me movía y mi padre mirándome me dijo, seguro que tú también quieres que te refresque y apuntando su verga hacía mi me llenó la cara de orines y no pude evitar tragarme unos cuantos chorros de ese néctar que pronta aprendería a apreciar.

Cuando papá terminó de refrescarnos nos pusimos de pie, mamá y yo nos abrazamos con papá y yo les dije gracias por darme esta clase me servirá mucho esta noche papá y mamá los quiero mucho, y se que de ahora en adelante podré jugar con la verga de mi hermano y la de mi padre sin remordimientos y espero que tú mamá, me sigas enseñando como hacerlos felices.

Claro que si hija, dijo mi madre, te enseñaré todo, y disfrutaré de tu cuerpo también, ya verás como nos la pasamos cuando no estén ni tu hermano ni tu papá y ahora date un baño y duerme un poco que esta será una larga noche, tu padre y yo te vamos a coger muy fuerte......