El día que hice un trio con mi novia y su madrastra

Hola a todos, hoy les voy a compartir como hice un trio con mi novia y su madrastra. Para empezar les voy a describir físicamente a mi novia y a su madrastra.

Mi novia, que se llama Sara tiene 28 años, es una mujer baja de estatura, exactamente no se cuanto mida, pero debe estar entre los 150 cm y los 160 cm, Sara lo que no tiene de estatura lo tiene en sus senos y en su cola, ya que ambas son muy pronunciadas, aparte también tiene unas piernas gruesas. Mi suegra, la madrastra de Sara, se llama Ana, no supera los 40 años, es una mujer más alta que mi novia, calculo yo que está entre los 160 cm a los 170 cm de estatura, Ana es una mujer de gran cola y de grandes piernas. Ana se caso con el papá de Sara hace ya varios años y tienen un hijo de 10 años que se llama Dario, igual que el papá de mi novia, don Dario físicamente duplica en edad a Ana, yo creó que Ana se caso con don Dario por interés, por que ella hace unos años se fue con un amante y con el ya tuvo una hija que ya tiene más de un año.

Yo siempre he tenido la fantasía de estar con dos mujeres al tiempo y siempre se lo he hecho saber a Sara, a ella no es que le guste mucho la idea, pero me ha dicho que me quiere complacer, solo nos faltaba la otra mujer con la que íbamos a estar, casi nada. La primera persona que se me cruza en mente, era una conocida de la familia de Sara que se llama Elena, que es lesbiana y ha tenido muchos deseos de estar con Sara, es más, Elena mientras duerme ha tenido sueños calientes con Sara, lo sé por que Elena se los ha dicho a Sara y ella a su vez me los ha dicho a mi. A Sara no es que le guste mucho estar con Elena, además no sabíamos como decirle a Elena, si quería estar conmigo también y que no dijera nada a la familia de Sara. Las otras dos personas que se me cruzaban en mente eran Ana, pero Sara me dio un no rotundo, y una vecina de la casa donde vive Sara con don Dario, Ana y Dario hijo. La vecina no se como se llama, pero con Sara nos referimos a ella como la Quemona, le decimos a si por que es rubia y tiene un gran cuerpo donde se destaca su gran cola y sus grandes senos, que al parecer son operados. La Quemona, Sara y yo nos conocemos gracias a Dario y a la hija de la Quemona, ya que la niña para su cumpleaños invito a Dario a una pequeña fiesta y Sara y yo fuimos a acompañarlo, la verdad desde ese día quedé fascinado de la Quemona, pero estar con la Quemona es casi imposible por que nuestra relación con ella es prácticamente nula.

Paso el tiempo y era 31 de octubre, a mi nunca me ha gustado disfrazarme, pero en cambio a Sara y a toda su familia si le gustan los disfraces. Sara trabaja con su familia, en un negocio familiar de venta de artesanías, ese día por ser especial estaban Sara, Ana, Dario hijo, Stella (la mama de Ana), Lina (hermana menor de Ana) y las dos hijas de Lina, por su parte, don Dario estaba con uno de sus otros hijos fuera de la ciudad. Cuándo yo llegue a su punto de trabajo quede anonadado con los disfraces de Sara y de Ana, Sara estaba disfrazada de caperucita roja, un disfraz que tenía un escote que dejaba ver parte de sus senos, una falda muy corta y unas medias que le llegaban más arriba de las rodillas, mientras tanto Ana estaba disfrazada de abeja, el diseño del disfraz era muy similar al de Sara. Duramos toda la tarde hablando de varias cosas y llego la noche, cuando nos disponíamos a ir a la casa de Lina a pasar la noche allá, Ana se quejo de un dolor de cabeza y dijo que no iba a ir a dónde Lina, entonces Sara y yo nos fuimos con Ana por si se llegase a presentar algo. Llegamos a la casa de Sara y de Ana y antes de entrar compramos comida y unas cervezas para pasar la noche, entramos y sacamos el colchón de la cama de Sara para acostarnos los tres en la sala y ver películas por Internet. Ana se acostó a un lado del colchón, Sara se acostó en la mitad y yo me acosté al otro lado del colchón detrás de Sara, la noche estaba fría y nos cubrimos con unas cobijas, algo que me permito tocar a Sara sin que Ana se diera cuenta, mientras tanto Ana no paraba de chatear por medio de su celular. Después de un tiempo Ana se paro del colchón y para ir al baño, para ir al baño Ana tenía que pasar por encima de Sara y por encima mío, cuando Ana paso pude ver su ropa interior gracias a la falda que tenía puesta, después de eso la intensidad en el toque con Sara aumento. Paso un tiempo y ni Sara y yo seguíamos tocando mutuamente y basándonos, lo que hizo que no nos diéramos cuenta cuando Ana salió del baño. Cuando Ana salió del baño nos reclamo por lo que estábamos haciendo, ya que la escena que vio fue a Sara con la falda levantada, la ropa interior corrida y con la mano en mi pene. La sorpresa fue para Sara y para mi por que cuando nos estamos cubriendo Ana nos dijo que no lo hiciéramos, que ella quería ver como teníamos relaciones, ya que había visto algunas fotos que Sara y yo nos habíamos enviado, Sara me empezó a hacer sexo oral, Ana se acomodada y yo la miraba a los ojos, después paso lo mejor de mi vida, Ana me empezó a hacer sexo oral mientras que Sara y yo nos besabamos, le baje el escote a Sara y pude ver sus senos, Ana paro de hacerme sexo oral y vio como Sara se sentó sobre mi pene, se lo metió dentro de su vagina y me empezó a cabalgar, yo ayudaba a Sara con los movimientos y Ana mientras tanto nos miraba y se masturbaba, Ana le pregunta a Sara que su deja que yo la penetre y Sara le responde que si, acto seguido Sara se subió sobre mi y se empezó a mover como Sara, mientras tanto, Ana, puso su vagina en mi cara y yo le hice sexo oral. Después de eso le pedía a Sara que se pusiera en cuatro, empecé a hacerle sexo anal, ya lo hemos hecho varias veces, mientras tanto Ana estaba a mi lado recostada sobre mi viendo como penetraba a Sara, en ese instante yo estaba tocando la vagina y la cola de Ana, después fue Ana la que se acomodo en cuatro y la empecé a prenetar, fue algo sublime, Sara sintió tanto mi excitacion que me empezó a tocar y a besar, yo a Sara le hacia lo mismo mientras le daba algunas nalgadas a Ana. Ana le pregunta a Sara que si el sexo anal no le dolía, Sara le responde diciéndole que al principio si le dolía un poco, yo le pregunto a Ana que si quería probar y Ana me responde si, Sara deja caer saliva en la entrada del ano de Ana y me hace sexo oral dejándome el pene húmedo, empiezo suave a meter mi pene mientras Ana hace pequeños gritos de dolor, ya después mi pene entra totalmente, empiezo con un movimiento lento y después más rápido, al final ya no aguanto más y les digo a Sara y a Ana que se arrodillen al frente de mi pene y dejo venir toda una descarga de semen que estaba aguantando desde mucho tiempo, ya después nos volvimos a acostar en el colchón y dormimos lo que quedaba de noche.

Al día siguiente, por la mañana Lina llamo a Ana para preguntar como seguida del dolor de cabeza y para que fuera por Dario, los tres fuimos por Dario, almorzamos allá y yo me fui para mi casa después de haber pasado una de las mejores noches de mi vida, y digo que las mejores por que con mi Sara hicimos trio con Lina y con una prima de Ana que se llama Diana.

0 comentarios - El día que hice un trio con mi novia y su madrastra