Hola amigos Poringueros.. el relato que les voy a comentar se trata de la vez que tuve sexo con una prima mayor que yo, en ese entonces tenia 21 y ella 34, fue en pleno verano donde hacia mucho calor. Una tarde en el departamento donde vivia.

La historia es asi, ella no es de mi ciudad pero vivia con mi abuela y varias veces venia a casa junto con mi abuela. Ella, en ese entonces, era de piel moreno, cabello negro, una boquita bien de petera con un lunar cerca de su mejilla. Tenia buenas tetas y un culo y piernas bien formados (hace muchos años que no la veo asi que no se como estara ahora)

Ella siempre me calentaba, desde chico cuando empeze a sentir mis primeros deseos sexuales soñaba e imaginaba teniendo sexo con ella y me masturbaba pensandolo. Cuando tomaba sol verla en bikini toda mojada me excitaba mucho.

Un dia a la mañana estaba en mi casa solo y siento el portero, veo la tele porque teniamos una camara y era ella, le atiendo y le abro para que suba. Hacia mucho calor y llega ella, le abro y entra adentro.

Estaba vestida muy sexi y me calento de una madera brutal, tenia una remera escotada tejida de lana color verde militar y unos pantalones largos marrones claros que se le notaba bien el culo. Tenia el pelo suelto y un color tostado en la piel que me calentaba aun mas. Podia ver entre el escote sus dos pares de tetas.

Empezamos a hablar, miramos la tele siempre nos llevamos bien y como que note que empezaba a insinuarse conmigo. Justo estabamos mirando un programa donde salian chicas sexis y me hacia preguntas mientras se reia.

En ese momento me mira, se me acerca y me dice textualmente - Vos ya estas bastante grandecito, y me encanta... si queres lo podemos hacer ahora pero, ni una sola palabra a nadie. Queda entre nosotros dos. Me quede mirandola y enseguida empezo a besarme sensualmente, yo me estaba excitando que podia explotar en cualquier momento.

Se saca la remera que tenia y se queda totalmente en tetas, me saca mi remera y le veo sus pezones negros y se los chupe lentamente.

Ahi nomas me saca el pantalon y me empiesa a hacer un pete que nunca me voy a olvidar, podia sentir su boca hundiendose en mi verga, su saliva humeda y calentita empesaba a chorrearse por toda mi pija y poniendola aun mas dura. Seguia chupandola que me hacia ver las estrellas, sentia su boca bien humeda tragandosela toda, pasado varios minutos nos sacamos toda la ropa y era el turno mio de chuparsela. Se acosto en el sillon, tiro las piernas hacia atras para poder ver mejor su culo y vagina. Su concha era bien marroncita con apenas unos pelitos y su culo tambien, empece a chuparselos metiendole mi lengua llenandola de saliva y ella gemia como una putita en celo.

Llego el turno de cojer, yo no tenia forros y ella tampoco porque esto no estaba en los planes pero en medio de la calentura no nos importo nada (siempre con proteccion) a la m.. las ETS
Me sente en el sillon y ella se puso arriba mio para empesar a cabalgar, estuvimos asi varios minutos, nos empesabamos a calentar mucho, era un dia de mucho calor y ella, por el continuo ejercicio, empesaba a sudar. Podia ver como su sudor corria por su cuello y eso me recontra excitaba.. ver una piel morena y transpirada es para el infarto. y aun mas si era ella.

Despues de un rato mi prima se pone en cuatro y la penetro bien hasta el fondo, meta y ponga durante varios minutos mientras que con mi dedo le tocaba el ano transpirado. Mi pene etaba por explotar de leche... ella seguia gimiendo, no hablabamos mucho. solo coger.

El tiempo nos juagaba encontra y temia de que mi abuela llegara en ese momento. En el TV tenia la camara y podia ver quienes entraban y salian del dpto asi que estaba todo controlado pero igual no nos podiamos extender mucho.

Segui metiendosela en cuatro, me concentro y listo para acabar, en ese momento le pregunto - ¿Queres que te llene de lechita? y ella me responde -dale llename toda de leche y acabe como si hubiera sido el fin del mundo, sentia como mi pija latia fuerte adentro de su conchita marroncita y liberaba todo mi semen. La deje unos segundo adentro y la saco toda llena de saliva y semen meszclados.

Me siento en el sillon cansado y ella me la chupa secandome los fluidos que habian quedado, tenia el glande muy sensible despues de acabar y ella seguia chupandomela lentamente hasta dejarla bien sequita. Podia ver su cuerpo entero transpirado.

Terminamos y como ella y yo estabamos sudados nos dimos una ducha rapida para estar bien fresquitos. Cuando termino de cambiarse me dice Me encanto, por favor ni una palabra de esto y le dije yo tambien quedate tranquila, soy una tumba. Me habia prometido que iba a tomar la pastilla del dia despues para evitar un embarazo no deseado.

Pasaron varios meses y ella volvio a su ciudad, por problemas familiares no la he visto en varios años.

Espero que les haya gustado el mejor relato de mi vida, hasta hoy sigo con la chota incendiada.