La Niña Mujer Parte 1

Se conocían hace tiempo, ella de niña, admiraba a este hombre de mirada profunda, labios carnosos, piel suave pero masculina, el era amigo de la familia, pasaron 10 años aquella nena era una preciosa mujer, de curvas insinuantes, piel firme, labios exactos, pechos exuberantemente excitantes, había terminado con su novio, había sido engañada, hacía tiempo que su cuerpo grandioso de mujer no era abordado en la intimidad. Los hombres, todos, la deseaban, era una invitación a la lujuria, todos la admiraban la venían irse y venir, pero su sola presencia los intimidaba, su belleza desbordaba, pisaba la locura. Un buen día ese amigo de la familia Pablo, apareció después de vivir en Brasil, ella no podía creer q se hombre idílico de cuerpo atlético había vuelto, solo que estaba pelado y con un bronceado exquisito ella no podía creer lo que veía estaba deslumbrada, el había llegado de viaje y se fue a tomar una siesta, por la noche cenaron junto con sus padres y ella, que no podía dejar de verlo, cada movimiento, cada gesto, cada mirada, el hablaba de sus viajes de negocios, del mundo y que volvería a Argentina porque como acá no hay mujeres en el mundo, ella lo deseaba, cada segundo mas, sus labios juntadose interminablemente, su piel, entonces ella ideo un plan, a la mañana del otro día ponerse un bikini sugerente y pasearse por la pileta, tentarlo, hacerlo desear, todos la deseaban, sus padres se iban a comprar cosas para un viaje y ella deseaba que se hombre la posea... El desde temprano estaba en la pileta con su torso desnudo, impecablemente bronceado, ella desayunaba y admiraba su esbelta y mojada figura no podía dejar de mirarlo, tenia ese cuerpo de dios , una malla diminuta, y su sexualidad a flor de piel, ella lo deseaba, inmediatamente se agacharía y secuestraría su sexualidad, lo deseaba locamente como nunca deseo a ningún hombre, el estaba concentrado en nadar y posterior a eso se puso a tomar sol y ella lo admiraba, ese cuerpo tallado por Miguel Ángel, mmm le pasaría la lengua, lo acariciaría incansablemente, lo rasguñaría mmm tomaría el control haciéndole el amor como nunca, cabalgándolo incansablemente, deseando que se hombre muera de placer el acto sexual más interminable y delicioso de su vida, no pudo con su genio y se zambullo en la pileta, sus pechos redondos se amoldaban a su bikini casi como una segunda piel, sus pezones pequeños se erguían erectos en búsqueda de esa caricia interminable y eróticamente permitida, nada, se desliza en el agua cual sirena, el de reojo ve como su cuerpo golpea en el agua que hace brillar su fisonomía firme y sencillamente excitante, ella sigue con su juego de seducción, el no puede evitar excitarse con tal espectáculo, ella sabe, y me pregunta ufff que calor me tengo q sacar la bikini, y exhibe sus pechos erectos, cual diosa, y el no puede evitar admirarla...



Continuara...