Mi primera orgía cibernética gracias al “cibersexosinpagar”
Amigos es para mí un enorme placer publicar mis relatos históricos sobre mis inicios de puta, estas son historias reales que cuento; me excita el saber que os daré a conocer para el placer de los distinguidos lectores de esta página.
En esta ocasión les contare mi primera orgía cibernética, con mi amigo el “cibersexosinpgar”, él es quien me ha motivado y ayuda a publicar mis memorias.

Estaba conectada en el messenger cuando de pronto se conectó un hombre desconocido, me dijo que mi correo se lo había dado una amiga mía llamada Viviana, por lo cual acepté su comunicación ya que Viviana es una de mis mejores amigas, para este relato llamaré “el pervertido”, a mi ahora nuevo amigo.
Desde el comienzo “el pervertido” fue muy morboso conmigo y me trató como si le conocía de toda la vida, con un lenguaje bastante fuerte, me decía perrita, zorra, putita y me hizo que colocara varias fotos para masturbarse mientras las miraba, a mi me agradó su trato y le pedí que me conectara con amigos suyos para que me morbosearan como él lo hacía, pero lo que él propuso fue que entráramos a las salas de un chat para adultos y morbosear un rato, en ese momento yo no tenía cuenta y él amablemente me ayudó a crearla y me enseñó a entrar a esas salas de adultos.

En cuanto entré me enseñó cómo se debería saludar a los hombres allí, por qué me advirtió que allí entraban muchísimos hombres, todos morbosos, buscando chicas que los ayudaran a masturbarse frente a sus PC. Me dijo que a muchos les gustaba sentir que al otro lado tenían a su puta personal, y que a él le gustaría que yo fuera la puta personal de varios hombres a través de Internet.
Rápidamente se conectaron en privado más de 20 hombres a saludarme y a proponerme mostrarme sus vergas con sus cámaras para que yo los ayudara a eyacular, “el pervertido” me aconsejo que pusiera mi mejor foto para tener éxito con los morbosos de la sala, haciéndole caso a mi amigo, coloque una foto donde me encuentro sentada con un lindo vestido, con las piernas cruzadas dejando ver mis piernas, a lo cual la mayoría de los que me contactaron hicieron referencia a mis lindas piernas, desde un principio “el pervertido” me instruyó para que diera indicaciones claras de lo que buscaba, “hombres maduros” y “no cam”, una de las cosas más excitantes fue cuando “el pervertido” y yo nos escribíamos dentro de la sala general y todos leían como me escribía mi amigo, me decía zorrita, putita, perra y hacia que le contara detalles de mi trabajo, (recuerden que soy puta de corazón y de profesión), eso puso a mil a todos los morbosos de la sala, que se dedicaron a mandarme privados solicitando mi atención, con tanto trabajo para mantener calientes a todos los maduros que me mandaban privados y me olvide de “el pervertido” quien me abandono dejándome sola en la sala y termine con 9 tipos calientes, escribiéndome infinidad de morbosidades.

Como fue muy difícil estar tratando con tantos calientes al mismo tiempo y con tantas ventanas abiertas por tanto privado y sobretodo dejar fuera de lo excitante a mi querido y pervertido amigo, decidimos otra estrategia, “el pervertido” entraba a las salas de adultos e invitaba a los maduros calientes que quisieran platicar con una linda putita caliente en su sesión de MSN, así trajo a unos calientes mayores de 40 años. La primera vez fue muy excitante entre “el pervertido” y dos hombres más me decían muchas cosas morbosas, sucias, me trataban como una puta mientras ellos se masturbaban y se imaginaban que me estaban follando en la realidad, a mí también me gustó mucho porque imaginaba que esos mismos hombres me tenían en algún sitio haciéndome todo eso que decían, tal fue mi excitación que me masturbé utilizando uno de mis consoladores para reemplazar esas vergas que no tenía presentes. Acordé con “el pervertido” encontrarnos la noche siguiente para repetir la experiencia tan caliente y divertida.

La noche siguiente puntualmente busque en línea a mi amigo “el pervertido” para repetir nuestra morbosa ciberexperiencia. “El pervertido” trajo a varios hombres unos salían por desconfianza otros solo quedaban poco tiempo hicimos así una especie de orgía virtual donde yo era la única mujer disponible para los maduros calientes que quisieran ciberfollarme, lo más rico fue cuando “el pervertido” se dio cuenta que una de mis putas amigas estaba en línea, mi amiga Valeria, quien llegaba de trabajar en un club nocturno en donde asiste los viernes y los sábados en la noche ofreciendo sus encantos a todos los hombres que paguen por su servicio; sin dudarlo mi amigo la invitó a participar, a ella le gustó la idea de la orgía virtual y que varios hombres nos morbosearan, imagínense como se puso eso con dos jóvenes puticas calientes entre maduros en busca de cibersexo, nos escribieron muchas guarradas, describían lo que querían hacernos mientras “el pervertido”, los motivaba a que trataran como putas y nos daba indicaciones de que cambiáramos nuestras fotos para que ellos se masturbaran y llegó el momento que estábamos calentando a tres mexicanos, “al pervertido”, a un amigo nuevo, y a otro que conocimos la noche anterior y ya se sentía en confianza, ¡tres ricas vergas mexicanas!, para un par de ricas putitas.

Nuestros maduros calientes se desconectaron, imagino que después de masturbarse con nuestras fotos y la plática, solo quedamos Valeria, “el pervertido” y yo, pero tal era nuestra excitación y el deseo de vergas reales que le propuse a mi amiga Valeria el conseguirnos unas vergas reales, a ella se le ocurrió llamar al dueño de un club donde trabaja algunas noches después de las 3 de la mañana y que atiende a puerta cerrada a sus clientes los cuales muchas veces llegan de otros bares que cierran puntualmente, a seguir su borrachera y a tener sexo con las putas que prestan servicio en el club, Valeria había hecho varios turnos en ese bar por lo cual el dueño la conocía.

Valeria y yo empezamos a organizarnos y a planear por el chat nuestra salida a cazar vergas en la madrugada, todo seguido atentamente por “el pervertido”, que leía y seguía atentamente nuestra plática, detectando nuestra excitación y urgencia por probar vergas reales.
Muy pronto el dueño del bar le comento a Valeria que esa noche habían llegado muchos clientes y no se daban abasto las chicas de turno para atender a los clientes, así que si nos interesaba enviaría un automóvil especial para recogernos y llevarnos rápidamente a ese sitio prometiéndonos como mínimo de dos a tres citas, para que nosotras nos animáramos a aceptar ir a su negocio, lo cual no era necesario ya que nuestras panochitas escurrían de excitación y pedían ser penetradas con urgencia.

Cortamos la comunicación en el Messenger, no sin antes despedirnos de mi querido “pervertido” y enviarle unas fotos nuestras para que se bajara la calentura con una rica masturbada a nuestra salud.
Nos preparamos para salir, vistiéndonos lo más putas posibles para garantizar éxito en nuestra cacería, y a los pocos minutos recogieron en su casa a Valeria y después a mí. Llegando al bar después de las 4:30 a.m, el dueño ya nos tenía los primeros hombres para sexo, los cuales deberíamos atender cada una en 30 minutos porque había otros en turno, nos llevó directamente a las habitaciones.
Mi primer cliente era de unos 35 años y bastante ebrio, se bajó el pantalón y se sentó en el borde de la cama para que le pusiera el condón y se lo mamé hasta que se le endureció mucho, lo hice acostar sobre la cama y me senté encima de él para follar, de frente a él y mientras me manoseaba las tetas, yo me movía lujuriosamente sobre él y no fue difícil que eyaculara.

En cuanto terminé el dueño del bar ya me tenía el segundo cliente de unos 40 años y también ebrio pero que antes de que yo se lo la mamara me manoseó toda diciéndome morbosidades, después de que se lo mamé se acostó sobre mí a follar, yo gemía y me movía mucho y pronto eyaculó. Al salir de la habitación fui a buscar al dueño del bar que me dijo que fuera a la mesa 18 a atender a esos dos hombres. Llegué y los hombres me invitaron a beber un trago y negocié con los dos tener sexo. Fuimos a la habitación que el dueño nos asignó y ese par de hombres ebrios de unos 30 años tal vez, me follaron oral y vaginalmente también en 30 minutos. A Valeria también le tocó atender cuatro hombres.

A las 7:30 de la mañana el dueño del bar nos dio nuestro dinero a Valeria y a mí, tomamos un taxi para regresar a nuestras casas satisfechas de la morbosa experiencia sexual que tuvimos primero en un Chat en una orgía virtual con nuestro amigo “el pervertido” y luego calmando nuestras ansias de verga y ganando algún dinero en un bar de putas.

Internet nos calentó y nos dejo con ganas de una verga a cada una pero en ese bar cada una de nosotras consiguió cuatro y dinero!!!, ¡somos unas putas muy felices porque nos gusta el sexo!.
Desde esa noche cada vez que podemos organizamos tríos y orgías virtuales a través de mi MSN y con la coordinación de “el pervertido”, disfrutamos de lo lindo y salimos al bar a llenarnos de verga.

Le he pedido a un gran amigo que me ayude a publicar mis relatos, él será como mi editor erótico.