Mi vida despues del divorcio

Relato XI
Con mi amigo basquetbolista, seguimos juntos por cuatroaños. Esos años los pasé bárbaro, incluso recuerdo aun cuando cumplí cincuentala fiesta que nos dimos fue fantástica. Esa la cuento otro día.
Desde que empecé a tener amantes bien jóvenes, siempre mejunté con ellos en mi casa. Con ninguno de los anteriores lo había hecho acá.
Un día hubo partido por el campeonato y fui a la cancha averlo. El partido era contra el que iba primero y era de gran motivación paralos chicos del plantel. El partido fue parejo los primeros tres cuartos, perollegó el último cuarto y el rival se puso mas fuerte y terminó ganando bien. Loschicos quedaron como medio caídos. Yo salí de la tribuna y me fui  la cafetería. Hacía como una semana que noveía a mi pollito, como lo llamaba. Cuando salió me vio y se sentó en mi mesa yse puso a conversar conmigo, estaba re bajoneado y enojado por no haber podidoganar. Yo le dije, tienes tiempo ahora? El me dijo, es tarde, pero tengo timpo,que tienes en mente, me dijo mientras sonreía, ponerte de buen humor, le dije,hacer algo que creo que te gusta. Enseguida me dijo, dale, vamos. Caminamoshasta mi casa, subimos y al traspasar la puerta nos fundimos en un abrazo, élme alzó, como hacía casi siempre y nos besamos un largo beso.
Yo fui al baño a lavarme los dientes y cuando salí me loencontré como dios lo mandó al mundo con su coso completamente duro. La verdadfue sin previa, me dijo, dale, hagamos perrito y me puse sobre la cama encuantro patas y él parado en el suelo me apuntó y, como hacía siempre, comenzóa penetrarme lentamente hasta que llegó al fondo y comenzó a bombear primero suavey luego mas fuerte. Sentía sus testículos cuando me pegaban en mis nalgas. Seempezó a pner tenso, me agarrí fuerte de la cintura y aumentó la velocidadhasta que reventó. No paraba de sacudirse y de descargar leche, y al final medijo, estaba re pasado de tiempo, se notó? Si claro le dije mientras nostiramos en la cama boca arriba los dos. Tirados así en la cama me dijo, sabes? Mispadres se van de viaje por 15 días, y pensé en invitarte a pasar conmigo elfinde en el campo, te parece? Bueno, le dije, siempre que te portes bien. A quecampo iríamos? Y me dijo, al de mis padres, te parece? Le dije. Hay gente quetrabaja ahí y quien sabe que le cuentan a tus padres.. No te preocupes por eso,yo me encargo de que no sepan nada. Tras cartón iniciamos una previa dechupadas y besos que terminó con un segundo polvo maravilloso, como todos losque compartíamos.
A esta altura ya hacía dos años que estábamos juntos y apesar del tiempo, siempre sentía su vigor y fuerza cuando estaba dentro de mi.Su gruesa verga me llenaba todos los espacios y me daba tanto placer,cualquiera fuera la forma en que lo hiciéramos que me ponía siempre en unaespecie de nube. A veces pienso que fue uno de los mejores amantes que tuve. Enrealidad, salvo mi ex suegro que duró como 8 años, este chico fue uno de losque duró mas conmigo, a pesar de que yo ya era bastante mayor que él. Y asífue, el viernes me llamó al teléfono y me dijo, a las 6 de la tarde te paso abuscar y nos vamos al campo. A las seis me había bañado, vestido y aprontado unbolsito con ropa para salir. A las 6 en punto me tocó timbre de abajo y medijo, baja que te espero acá. Bajé y estaba en una camioneta grande, salimos yme dijo, mas o menos vamos a demorar una tres horas, dos y media van a ser porruta la ultima media hora vamos por dentro de campos. De hecho fue mas o menos así,llegamos a algún lugar de Treinta y Tres. Esa media hora por dentro de campos,pasando porteras y mataburros, la hicimos de noche, lo único que se veían erael trillo por donde íbamos y las estrellas. Al final vimos una luces tenuesadelante y me dijo, llegamos. Cuando nos bajamos estaba un señor vestido comohombre de campo con sombrero y todo (era de noche, no se para que lo teníapuesto) y el e presentó, este es el capataz, Romualdo, ella es una amiga quequería conocer el campo. Luego pasamos y estaba la esposa del capataz la quenos esperaba con una cena. Estuvimos como hasta medianoche conversando y laseñora me llevó a lo que sería mi cuarto. Allí dejé mis cosas y le pregunté porel baño. Me dijo, acá, frente a su habitación está. El niño está en aquellahabitación, la señaló. Estaba dos puertas mas adelante. Muy bien, le dijegracias. Me metí en el baño, me di una ducha pues me sentía como llena detierra, y me fui al dormitorio. Pasaron diez minutos y siento que se abre lapuerta y entra mi chico en ropa interior, con su bulto casi pronto.
Pasamos una noche de aquellas, estuvo brillante, viestrellas, cometas, de todo. Con el entrenamiento que tenía había ganado envigor y energía, la cual descargó en mi esa noche. Nos quedamos dormidos,abrazados y desnudos. Al despuntar el día él ya no estaba en la cama. Melevanté, fui al baño, me bañé de nuevo, me puse algo de ropa mas adecuada allugar donde estábamos y salí. Cuando llegué al salorn que funcionaba de cocina,comedor y estar con una enorme estufa a leña, estaba prontoi el desayuno queera pan con manteca y leche, muy de hoten no era, jaja. Allí estaba la señora yhabía un desayuno ya terminado, que supuse era el de mi pollito. Al rato deconversar yo con la señora, llegaron y me dijo, sabes, ellos tienen que ir aTreinta y Tres para ver a unos familiares y vuelven el domingo de tarde. Asíque nos quedamos solos, te importa? A lo que le dije, no, no pasa nada, me vasa mostrar los alrededores? Si, como no, vamos a salir a andar a caballo y vamoshasta la laguna y verás todo lo que quieras. La señora había dejado comida parasábado y domingo, así que no íbamos a pasar hambre. Se fueron en la camionetaen que habíamos venido nosotros y me dijo, dale, vamos a dar una vuelta ydespués nos dormimos una siesta. Salimos a caminar por un montecito que habíacerca y al salir del monte vimos la extensión de pradera verde divina, llena devacas y ovejas. Volvimos,,el trajo dos caballos, les puso la montura y salimos.Estuvimos unas dos horas cabalgando y volvimos. Yo estaba medio demolida por lacabalgata, pero bueno, ya no era la misma que cuando era chica, además cuandoera chica salía a caballo con mas frecuendia. Bueno, almorzamos algo frugar ynos fiomos a la habitación de él. Yo caí en la cama y quedé dormida. Como a lascinco de la tarde me despierto y él estaba abrazandome por detrás, los dospegaditos. Me solte suavemente, fui al baño, volví desnuda y me acomodé como estábamos.El estaba despertando y me comenzó a acariciar mis senos y a besarme la nuca.Se acomodó de modo que se preciosa verga quedara entra mis piernas. Yo se laacariciaba y veía que estaba bien dura. La acomodé en la puerta y comenzó aentrar como siempre, la piel se iba corriendo hacia atrás y empezaba a entrar sucabezota divina. Estuvimos cogiendo como una hora, casi sin parar. Entre lacabalgata y eso y ya estaba molida totalmente. Pera aquello era tan placenteroque no quería que terminara nunca.
Salimos afuera y preparamos un mate y tomamos un ratoconversando de muchas cosas, de la vida, de sus padres, de sus proyectos, enfin, de muchas cosas.
Luego nos fuimos a dormir. Al otro día él se levantótemprano y yo seguí un rato mas en la cama. Me levanté, me puse medio sexi y Salidel cuarto. Cuando iba llegando él me sintió llegar y me dijo, sin mirarme,quieres salir a cabalgar? Y le dije, quiero cabalgarte a ti, mi amorcito, ya esdomingo y en un rato nos vamos. Se dio vuelta y me vio y casi se desmaya. Medijo, párate acá cerca de la puerta y te saco una foto para guardármela.Salimos como estampida para el dormitorio y cogimos toda la mañana. Muy fuerteel chico. El ultimo polvo fue muy bueno, el encima de mí, me llevó las piernashacia atrás y se las pasó sobre los hombros. Cada bombazo sentís sus testículospegar en el ano. Espectacular. Acabó y quedó dentro un ratito como parafecundar bien. Luego se salió y nos fuimos a bañar, nos bañamos juntos y yo lolavé muy bien. Luego nos fuimos a almorzar y nos sentamos afuera a la sombra aesperar al capataz. A la tardecita me dejó en casa y me preguntó, La pasastebien? Divinamente y tu, me dice, fue totalmente inolvidable. Seguro que si tellevo una semana nos morimos, y se fue riendo.
Esta fue la foto que me sacóMi vida despues del divorciobasquetbolista

7 comentarios - Mi vida despues del divorcio

pantera2393
Estas bermosa m dejas la verga bn parada ge gustaria verla?
mdqpablo
exelente relato .sos preciosa y tenes un .uy buen lomazo .van pts
kramalo
muy bueno...!! qué buena que estás..!! Quien no sería feliz con una hembra como vos en la camita....? besos..
Coctel24
Guapisima mujer hermosa de pies a cabeza 😍😍😍😍
Alanmee
Muy buenos tus relatos me calientan mucho, saliste hermosa en la foto
JBares
yorugua sos un bombon! muy buenos tus relatos