Sexualidad y familia (Parte I)

Hola! Bienvenido a este post. Les comento que todo lo que escribo es real, salvo los nombres y algunos datos específicos. Lo que les voy a contar es una larga historia, de toda mi vida, de cómo me inicié en la sexualidad a partir de experiencias con mi hermanita menor, que luego se fue complejizando hasta el día de hoy. La idea es ir contando de a poco algunas historias y experiencias que tuve, en un marco familiar muy morboso, siniestro y claramente... incestuoso. Llegando más al final de la saga, subiré algunas fotos que pude robar de su pc y de su celular. Así que paciencia, que es largo, y disfruten...! 

Primera Parte: http://www.poringa.net/posts/relatos/3166521/Sexualidad-y-familia-Parte-I.html

Segunda Parte: http://www.poringa.net/posts/relatos/3169260/Sexualidad-y-familia-Parte-II.html

Tercera Parte: http://www.poringa.net/posts/relatos/3171976/Sexualidad-y-familia-Parte-III.html

Cuarta Parte: http://www.poringa.net/posts/relatos/3177415/Sexualidad-y-Familia-Parte-IV.html

La historia con mi hermana comienza hace muchisimos años, cuando aún eramos unos niños. Mi idea de este posteo no es sólo contarles para que se diviertan un rato, quizás hasta se calienten, sino sobre todo descargarme de algo que no puedo ni nunca pude hablar con nadie, ni siquiera con ella.
En principio voy a presentar a los personajes de esta historia, empezando por mi familia nuclear. Somos seis, padre y madre, tres hermanos varones y la hermanita menor. Por ahora los únicos que importan somos ella y yo, los dos menores de la familia, el resto se irán agregando con el tiempo. Por mi parte me llamo Esteban, soy un flaco alto, blanquito, fachero, con un cuerpo tirando a normal. Nada especial. Tengo 26, y soy tres años mayor que mi hermana, Sabri. Ella es también bastante alta, de pelo largo y castaño, bien lacio. Me llega hasta la nariz mas o menos. Su piel es más tirando a trigeña, con ojos acaramelados, suaves... Una boca gordita y rosita. Sus tetas son muy lindas, normales, con pezones rosaditos clarito. Cintura bieeen pronunciada, abdomen chato y lo mas lindo y que siempre me tuvo obsesionado: un culo hermoso, que se sostiene sobre dos larguísimas piernas. No va al gimnasio ni nada por el estilo, pero es una bestia, y ella no lo sabe (suele criticarse mucho, sobre todo con su cuerpo). Quiero decir con esto, que ella no es consciente de lo sexy y sensual que es, lo fuerte que está, lo que provoca en los demás. Esto hace que a veces caliente gente a su alrededor sin darse cuenta. Por ejemplo, hoy estuvimos media hora hablando cuando llegué a casa, y ella recién salida de bañarse con la toalla puesta y nada más debajo. El morbo que corría por mis venas al estar los dos en su cuarto, sentados en su cama y ella completamente desnuda, solo con un toallón cubriendola. Peor fue el momento en que se desató el pelo, que cayó mojado y emanando un perfume riquísimo por el aire, rozando sus hombros que el toallón no llegaba a cubrir. Podía ver justo por encima de la toalla, en su pecho, la línea divisoria entre sus dos tetas que nacía tímida en su piel y se escondía luego bajo el algodón. Además mientras hablabamos ella se estaba cocinando, así que de vez en cuando se paraba para ir a la cocina y yo la seguía desde atrás, mirando bien fijo su culo, con la esperanza de que la toalla se levantara tan sólo un poquito más y poder ver algo de su piel. De todas formas sus piernas desnudas, y lo poco que podía ver de su espalda me estaban haciendo mal. Cuando se daba vuelta para hablarme yo debía disimular mi rostro y correr la mirada. De hecho fue inmediatamente luego de toda esta charla que me quedé re caliente y decidí sentarme en la pc a escribir esto. En estos momentos ella anda paseandose por la casa en un short que deja descubiertas una ínfima parte de sus nalgas que me tiene loco. Va al baño a buscar una cremita, y se sienta en la silla de su pc a pasarsela por las piernas... La estoy viendo en este preciso momento... Bueno de todas formas me estoy yendo de tema.
 
Tiene un novio hace unos años, un flaco copado. Tengo entendido que la atiende bien. En fín, siempre fue para mi la hermanita menor que quería cuidar y que nadie tocara, y sobre todo, que quería tocar sólo yo..




Intentaré comenzar desde el principio...

Nos criamos juntos, en una casa de familia. Eramos seis, y habia tres habitaciones así que en una dormían mis padres, en la otra mis dos hermanos, y en la última, Sabri y yo. Es decir, desde su nacimiento que hemos dormido juntos, casi todas las noches. Esto continuó así hasta que yo tenía 17 años y ella 14, que mis viejos se separaron y nos mudamos Sabri, mi madre y yo a una casa los tres solos. Esto fue para mi una liberación, por primera vez en 17 años tenía una habitación para mí mismo y dormiría por fin sólo! Pero bueno, me estoy adelantando a los hechos. La cuestión es que ya desde muy chiquitos fuimos los más unidos. Por un lado estaban los grandes que se peleaban o qué se yo, y por el otro ella y yo, en nuestros juegos de niños.


No sé realmente cuándo comenzó todo esto, pero sí sé que hubo un tiempo, cuando eramos muuuuy chicos, que teníamos un juego que consistía en dos partes y siempre lo hacíamos de la misma manera. Primero, yo era una especie de narcoléptico que se dormía y despertaba cada dos por tres en cualquier lado. Entonces estabamos en mi casa, yo asumía un papel, por ejemplo el de soldado de una guerra, y me "despertaba" y hacia de ese papel, improvisando con mi hermana, que se prendía siempre. Luego de repente me dormía, ella intentaba despertarme.. hasta que nuevamente me despertaba, y seguía lo mismo, asumía otro papel... Bueno, ese era la primera parte del juego que pronto se vio desplazada por lo que es la segunda parte, en la que nos encerrabamos en nuestra habitación, y apagabamos las luces. Los dos nos acostabamos en la cama a dormir.. Pero el juego era que ella era la mamá oso, y yo era el nene oso. Entonces cuando ibamos a dormir, yo esperaba que se "durmiera", y jugaba con ella. Qué quiero decir con esto? En un principio, y de manera muuy tímida, comenzaba por ejemplo tocandola un poco, le acariciaba digamos una pierna. Cuando comprobaba que ella seguía "durmiendo", me acercaba un poco, quizás la abrazaba, o la tocaba un poco mas fuerte, o le hablaba, le decia "mami" para ver si estaba despierta. Mamá osa, seguía dormida. De a poquito me iba animando a más, quizás le tocaba un poco el pelo, le acercaba la cara a su cara... Hay que recordar que eramos dos niños, dos hermanitos, explorando la sexualidad y el cuerpo del otro, todas sensaciones nuevas que a esa edad es difícil procesar y no hay adultos que sirvan para referencia porque sabés que si les preguntas o le contás de ese tipo de juegos te van a fletar. Siempre estuvo ese morbo también de hacer estos juegos ocultos de nuestros padres, "que nadie se entere". Traten de imaginar lo fuerte de estas situaciones, estas primeras experiencias sexuales, con mi hermanita, de tan chicos, escondiendonos de nuestros padres y hermanos. No pudiendo contarle a nadie sobre nuestros juegos. 


De lo que conté hasta ahora, prácticamente no hay nada sexual. Pero porque eso se fue desarrollando de a poquito. Al principio los juegos eran mas inocentes pero no porque yo no quisiera avanzar más, recuerdo la curiosidad por su cuerpo y las ganas de tocar morder chupar, lo que sea. Pero no sabía haasta cuándo estaba bien, hasta cuándo estaba jugando ella, cuándo se iba a levantar e ir a acusarme con mis padres... Además del morbo por la sexualidad y el acercamiento a otro cuerpo, estaba toda la cuestión de lo prohibido, lo que no se puede hacer y hacemos a escondidas y si alguien se enterar, nos castigaría. Esa culpa y miedo al castigo, eran también motores para lo que hacíamos. Una de las veces que haciamos estos juegos, no muy lejos de la primera, me animé por primera vez a levantarle un poco la remera a mamá oso. Esta vez ella estaba boca abajo, así que al levantar la remera pude ver, sentir, oler y tocar bien de cerca la piel de su espalda. Que ya habia visto numerosas veces, pero no bajo este manto de intimidad y sexualidad. Y no sólo su espalda, sino el comienzo de su cintura, que desaparecía bajo la tela de su pantalón. Imaginen lo caliente, lo duro y excitado que estaba yo. El calor infernal que hacía en esa habitación... Porque ella también, siempre emanaba muchísimo calor. Claro que muchas cosas que ahora puedo pensar sobre esas epocas, en esos momentos las sentía distinto.. Quiero decir, no sabía bien lo que era el cuerpo de una mujer, los olores de una mujer... Pero bueno, intuía yo que a ella le gustaba lo que hacíamos, porque siempre volvíamos a repetirlo. 


Entonces.. le levanto la remera, la miro bien, y acerco mi boca para darle un beso en la baja espalda. Mamá oso se levanta entonces rápidamente el nene oso se hace el dormido... Ella mira un poco, pregunta si estoy despierto, me acaricia la cara, y se vuelve a "dormir". Nene oso, al ver que la madre se durmió, de a poquito se vuelve a despertar... Al abrir los ojos veo que Sabri no había bajádose la remera, sino que seguía su espalda descubierta, lo que me incitó a dar un paso más. Esta vez, acerqué mi cara a sus nalgas, y apoyé una mejilla en su culo. Con la mano derecha, acariciaba sus piernas, de a poquito. Empezando por la rodilla, subiendo un poco por el muslo, todo sobre su pantalón. Ella se movía despacito, y yo con una delicadeza y lentitud tremenda, iba recorriendo de a poquito las piernas de aquella niña. Nuevamente mamá oso se despierta, y yo me hago el dormido... Se mueve un poco, se acomoda, se pregunta qué habrá pasado, me acaricia un poco la cara, y se vuelve a dormir. Ahi rápidamente, y esta sensación no me la olvido nunca más, cuando ella está dormida, acerco mis labios a su cuerpo y apoyo el labio de arriba en su baja espalda, y el labio de abaja sobre el borde de su pantalón. Doy unos besos así, y pronto ayudado con una mano, bajo bien lentamente su pantalón y la bombacha que tenía abajo. Por primera vez en mi vida, tenía el culo de mi hermana en mi cara, a dos centrimetros de mis ojos, mi nariz y mi boca. Sentía un olor dulce, casi perfumado. Recuerdo pensar que quizás ella se había perfumado ahí antes de empezar con este juego. Eso me dio la pauta de que ella también lo disfrutaba y deseaba. Incluso recuerdo que al bajarle el paltaón, ella arqueó un poco su espalda para que pueda deslizarse mas rapidamente la tela. 


Entonces, ahí estaba. Un niño con su hermanita, los dos re contra excitados, la habitación estaba prendida fuego del calor y ambos emanabamos olores sexuales muy fuertes. Y deliciosos. Yo tenía el pene híper duro y me lo masajeaba un poco por sobre el pantalón, mientras con la otra mano tocaba, acariciaba y apretaba el culo de mi hermana, la nalga derecha específicamente, porque su nalga izquierda estaba ocupada por mi mejilla (estaba apoyado, y de vez en cuando también, le daba algún que otro beso en la nalga o la mordía, pero eso a ella no le gustaba y siempre hacía que se despertase mamá oso). Entonces los besos y mordidas fueron pocos, aunque muy ricos, no me olvido más... El sabor, la textura de la cola de mi hermanita. Y de las primeras nalgas que toqué, mordí, besé, chupé y olí en mi vida. Para mí era el paraíso. Tantas sensaciones nuevas.



Como dije antes a mi me obesionaba su culo, y lo remarco porque recuerdo que a veces ella se ponía boca arriba en vez de boca abajo, "ofreciendome" su conchita y sus tetas. Pero a esa edad no estaba tan interesado en ello, más que en su culo. Las tetas no las toqué ni ví por esa época, y la conchita qué decir... Blanquita, sin un pelito, mojada, y calurosa.. Mi acercamiento fue efímero, recuerdo una vez sóla darle un beso que lo sentí medio raro y nunca más. El resto de veces que se ponía boca arriba yo lograba eventualmente que terminara boca abajo y volver a mirar y besar ese culo hermoso. 


Recuerdo una vez en particular que me animé a abrirle las nalgas y ver su ano. Fue glorioso. A ella no le gustaba mucho pero insistía un poco y se dejaba al final. Desde que descubrí su ano, cada vez que jugabamos a eso iba con ese objetivo, encontrar su ano. Ya no era sólo sentir su piel, su calor, chupar y morder sus nalgas divinas, sino ahora también había algo nuevo, un agujero. Siempre quería acercarme un poco más, besarlo, pasarle la lengua. Pero siempre me interrumpía. Apenas besaba un poco su ano, mamá oso se despertaba. 


El juego casi siempre terminaba a raíz de que teníamos que hacer, otra cosa, alguna cosita de niños. Y yo claro antes que cualquier otra cosa, iba al baño y me masturbaba. Es a partir de estos primeros juegos que empecé a desarrollar por un lado mi sexualidad, y por el otro mi obsesión con mi hermanita y específicamente con su culo. 


Es mucho material, son muchas las historias y son muchos los años que pasaron, así que voy a dividir este post en varias partes. Si recibo lindos comentarios y veo ganas de leer más, les posteo las siguientes partes. Por ahora, dejo un saludo, gracias por leerme! Compartan!

17 comentarios - Sexualidad y familia (Parte I)

Cart2020 +1
Juegos... siempre empieza por juegos... y eso de ir de menos a mas... de sentir el calor contenido... de saber que es el fruto prohibido...

Aun sino lo dijeras, se nota la diferencia entre incesto de fantasia e incesto real, y este valla que lo es.
elsimono
gracias por el comentario !!! pronto vendrán nuevos aportes !! 😃 Atento
Cart2020
Deja te doy un impulso para difundir mas esto.
mrblow +1
WOW,TREMENDA HISTORIA,SIGUE BRO CON LAS DEMAS,SI QUE TE MORBEAN Y EXCITAN
+10
Jonathan_malbec
Muy extenso y calienta menos que un político en campaña.
elsimono
quizas es un tipo de narrativa que no te gusta, sé que es lento y un poco disperso, pero tiene que ver con que es una realidad que me sucede, que me perturba a veces, y me encanta otras veces. esto es tambien un medio de expresion, no busco aca armarles una fantasia para que se calienten tanto como intento resolver las cosas que me pasan y expresarlas. relatos fantasiosos hay por todos lados, yo vengo a ofrecer otra cosa. quizás desde esa lectura puedas disfrutarlo un poco más. saludos!!
cutealmostgirl +1
muy bueno!! muchas ganas de mas! te acompaño en el sentimiento de todas esas sensaciones por primera vez. Tambien tuve mis experiencias
elsimono
espero que armes tus propios relatos entonces tambien, para leerte!
tizka_17
Por dios que caliente me dejas! Sigue así hermano y por favor alguna fotito, no dejo de imaginarme a tu hermanita! Saludos.
elsimono +1
de a poquito amigo, ya van a llegar, cuando sea el momento
PerroDesakatado
Esa hermanita debe de ser una locura!!!
El culo hermoso que tendra...
El pueblo quiere mas...
😵
elsimono +1
ira llegando de a poquito! en unos dias publico la segunda parte ! 😃
PAJAESVIDA +1
senti que contabas mi historia! van 10! si pudiera te daria 100!
elsimono
gracias brother. cuando lo sientas, contanos tu historia!
ferchus2008 +1
como nos calento con mi mujer para chuparle la conchita,te felicito
elsimono +1
uff me volviste loco... una pareja cogiendose a mi hermanita.. una locura.
ferchus2008
@elsimono hola avisame y le damos a full
ferchus2008
@elsimono hola avisame y le damos a full
DAIDAN57 +1
Oye si, heroe, quisiera haber sido tu

Sexualidad y familia (Parte I)
aushwitz12
Woooow estoy impresionada porque yo empecé casi de la misma manera!! sigue así!!
elsimono
uff conta por fa!!