Me gusta que me cojan como una puta

Hola, mi nombre es Alicia, soy de Buenos Aires, tengo 25 años, y quiero compartir con ustedes mi historia, ya que no la puedo compartir con ninguna de mis amigas, porque me considerarían una puta (y lo soy).
En realidad con la única persona que lo puedo compartir es con Patricia, una íntima amiga que se radicó en Córdoba, y que es tan puta como yo.
Antes que nada quiero decirles que soy alta, y bastante normal, nada del otro mundo, pero soy muy sexy, y cuando quiero tengo esa pinta de traga pijas que a todos los hombres le gusta.
Debuté muy jovencita, con mi novio de ese momento, la pasé muy bien, y desde ahí empecé a tener sexo con frecuencia, pero siempre en forma convencional y con mis novios del momento. El primer cambio lo tuve cuando hace dos años, me puse de novia con Leo.
Él me hizo conocer el sexo de verdad, fue el primer hombre al que le chupé la pija, a lo que hoy soy adicta, el primer hombre que me hizo tener varios orgasmos seguidos, el primer hombre que me hizo el culo, y el primero por el que de sólo pensar en su pija me hace mojar. Como verán, no había motivo alguno para ser infiel, ni para dejar de ser la puta de mi novio, para pasar a ser la puta del que se me cruzara.

Todo empezó en enero, nos fuimos de vacaciones con Leo y una pareja amiga. Los hombres empezaron a hinchar con ir al casino, cosa que ni yo ni mi amiga queríamos. La cuestión que discutimos con Leo y le dije que quería ir a tomar algo o bailar, pero que al casino no iba.
En síntesis, se terminaron yendo ellos al casino, y quedamos en que nos pasaban a buscar a las cinco por un bar céntrico. No sé si por bronca o qué, me empecé a cambiar y elegí la ropa más provocativa que tenía, y partimos con mi amiga a un bar a tomar algo.
Copa va, copa viene, nos pusimos bastante alegres, y entre risotadas, nos fuimos a una disco. Ahí la cosa no cambió mucho, ya estábamos bastante alegres, salvo que nos encontramos con otras tres amigas. A la media hora estaba que me hacía pis de todo lo que había tomado.
Me fui al baño, mientras ellas se quedaban bailando. Llegando a la puerta, me encara un flaco, me dice dos palabras, y de una me sacude un tremendo chupón en la boca. Fue el mejor beso que me dieron en mi vida, pero como pensé que correspondía a una novia, lo empujé y me metí al baño. Cuando salí lo vi de nuevo enfrente. Era grandote, tenía una pinta de macho bárbara. Entre esto y el recuerdo del beso que me había dado antes me mojé en un segundo.
No les miento, ¡todo esto fue en un segundo! Tuve un impulso, una reacción hasta ese momento incomprensible, y me le tiré encima. Estuvimos franeleando alocadamente, no más de cinco minutos, cuando me tomó de la mano y me dijo que lo acompañara. Caminamos unos metros y llegamos a un arco. Entramos y eran los reservados, como un trencito con asientos para dos personas y todo oscuro, no se veía nada.
Nos sentamos en uno de los pocos asientos que estaban desocupados, yo ya estaba descontrolada, ni bien nos sentamos le abrí la bragueta, le saqué la pija, lo empecé a pajear y a chupársela. Él no entendía nada, en un momento me pidió que parara, que me quería coger, pero no le hice caso, seguí mamándosela hasta que me llenó la boca de leche. Fue impresionante la cantidad de leche que tenía este hombre.
La cuestión, que de la calentura que teníamos, le seguí chupando la pija hasta que se endureció otra vez, me di vuelta y le dije ¿me querés coger? Acto seguido me levanté un poco la mini, me corrí la tanga, y me senté sobre esa pija que quemaba. En no más de diez minutos exploté en un orgasmo increíble, al momento que él me llenaba la concha de leche.
Me desplomé sobre mi macho, que también estaba exhausto, y ahí me acordé que mi amiga me estaba esperando, que en un rato tenía que encontrarme con Leo y que tenía clavada la pija de un auténtico desconocido. Le dije que me tenía que encontrar con mi novio, que me iba. El flaco, que nunca supe como se llamaba, estaba como loco, me dijo que era la puta que más lo había hecho gozar, que me quedase, pero me acomodé la tanga y me fui directamente a buscar a las chicas. Por suerte, del pedo que tenían, ni se dieron cuenta de que hacía más de media hora que me había ido.
Cerca de las cinco nos fuimos al bar a encontrarnos con nuestros novios. Cuando llegaron estaban también medio tomados, igualmente la más borracha era mi amiga. Yo estaba tan bien que me olvidé de la discusión con Leo, y estábamos ya los dos como tortolitos. Yo seguía con una calentura bárbara, y él parece que también, empezó a susurrarme al oído que parecía una puta (lo cual era cierto), que si no nos íbamos me cogía ahí mismo. Nos fuimos al departamento, ni bien llegamos me arrodillé y le agarré la pija, y ya descontrolada empecé a provocarlo: -¿querés que tu puta te chupe la pija, así que me ibas a violar en el bar? Le lengüeteaba la verga y seguía: -te gusta como te chupa la pija tu putita, te morís por cogerme, ¿no? Leo que estaba tan descontrolado como yo me decía: -¡si!, ¡te voy a coger como una puta! ¡Vas a ver!
Me dio vuelta, me levantó las piernas, me corrió la tanga, y me empezó a chupar la concha como un poseído (ahí reaccioné que tenía la concha enlechada por el del boliche, pero no podía hacer nada, sólo esperar que no se diese cuenta), diciéndome: ¡que puta que sos! ¡Que conchuda, que mojada que estás! Entre la experta lengua de Leo, las cosas que me decía y la morbosidad de pensar que estaba chupando la leche del flaco del boliche, en un par de minutos exploté en el orgasmo más intenso de mi vida, esto enloqueció a Leo que me cogió durante más de una hora, de todas las formas que se puedan imaginar, llenándome la concha de más leche. Así rendidos, nos dormimos placenteramente.
Al otro día regresamos los cuatro a Buenos Aires., y seguimos normalmente de novios, pero algo en mí ya había cambiado, esto fue sólo el principio. No sé lo que pensarán de mí, ya que ni yo pensé que se podía ser tan puta, pero debe ser algo que todas las mujeres llevamos latente.


autor: alicia

26 comentarios - Me gusta que me cojan como una puta

Core-26 +1
Buen relato!!! muy caliente, espero mas de sus experiencias!!! Dejo punties, Beso sadicos para donde mas te gusten
Elpndjomacho +1
sos putisima alicia, pero hermosa...y adicta a la pija!!! buen relato!!! @julietanay dejo +2
josemanuel602003 +1
Te gusta garchar.....y que hay de malo????lo unico malo que veo es que no me garches a mi!
sebarname +1
hermosa putita que sos!!!!
que lindo que es garchar en el boliche!!!!
uffffff
👋 👋 👋
barrionorte1991 +3
si, sos puta, y eso esta bueno!!!!!, jaja yo tb me comi mas de dos pijitas en una noche jeje
elchatarrero_com
diosa divina... sos mi sueño
elnegro5220 +1
excelente me encantan qe sean asi de putas
EL_PROFE25 +1
Uuuuuf excelente!!
Muuy caliente!
Gracias por compartir
josedegugli +1
Gracias idola. Que hermoso todavia tengo la berga dira leyendo eso. Como me gustan cuando son asi.-
elchatarrero_com +1
muy buen relato.. me calento nena... q lindo es tener una puta asi de novia.. besos nena..
JuanDese +1
Muy buen relato!!! Quiero cruzarte en algún boliche!!! Besos hermosa
nosoyyo23 +1
Muy buen relato...me hiciste calentar en segundos...no me quiero imaginar lo que serias en persona porque exploto de leche!!!...y @barrionorte1991...que linda sos!
Gaporin +1
Excelente relato. Me dejaste loco!!! Ojala te cruce alguna vez asi cogemos a lo loco.
tu_potro_sex +1
Muy bueno, excelente relato Juli 👍
XcornudoX
como me gustaria que mi novia sea como vos!
mecojoencima
divino, muy bien planteado! ya me gasté los puntos en pajereadas, volveré
oxygene35 +1
Tus relatos son lo mas juliera te dejo ountos como siempre
julietanay
muchas gracias. julieta
alvarod76
me diste ganas de comerte la conchita a besos
LuuchiiV
!!!! lindo relato, muy lindo relato.. y bien escrito por cierto
gengis77
Cuando quieras te trato como putita rica