Aquel dia mis padres se habían ido todo el dia a la playa.Yo soy hijo único pero aquellos dias en mi casa también se alojaba mi prima Karen que venia todos los veranos a pasar unos dias.
Karen era una chica muy extrovertida y además muy guapa. Todos mis amigos babeaban por ella a pesar de que solo tenia 16 años. Ella lo sabia y se aprovechaba de ello para conseguir pequeños favores. Coqueteaba con ellos pero siempre acababa parandoles los pies antes de que pasara nada. Era lo que se suele llamar una calientabraguetas.

Aquella tarde yo llegue antes de lo previsto a casa.Había quedado con un amigo pero este no se había presentado. Abrí la puerta de mi casa ,entre y decidí recostarme en la cama un rato. Cuando me dirijia a mi habitación por el pasillo pase por delante de la de mi prima. La puerta estaba entreabierta y yo por curiosidad me asome.

Estaba tumbada en la cama casi desnuda. Solo llevaba unas braguitas blancas. Ella no me vio y yo me quede en la puerta mirando. Pude comprobar como la niña de otros años se había convertido en toda una mujer. Tenia una cintura de avispa y unas anchas caderas. Sus pechos eran grandes y firmes como a mi me gustan. Su melena caía sobre ellos dandole un aspecto aun mas sensual. Mi polla se puso tan dura que parecía que iba a romper mis pantalones.

Ella entreabrió un poco sus piernas y empezo a acariciarse la parte interior de sus muslos para seguir después por la costura de sus braguitas. Luego metió una mano lentamente por debajo de sus bragas mientras con la otra acariciaba sus pechos. Cuando se sintió suficientemente caliente se levanto,cogió una flauta que guardaba en el cajón de su armario y se volvio a recostar sobre la cama.

Comenzo a acariciar sus pechos con ella. Primero los bordeo en círculos y luego acaricio con mimo sus pezones. Su carita reflejaba el placer que sentía. Entonces subió la flauta a su boquita,empezo a acariciar sus labios con ella y le dio pequeñas lamiditas. Finalmente metió la boquilla de la flauta en su boca y cuando se canso de chuparla con saña volvió a bajar con ella por sus pechos y empezo a tocar su sexo por encima de las braguitas. Para entonces yo ya me había bajado los pantalones y había empezado a tocarme.

Poso la flauta y bajo sus bragitas dejando a mi vista su peludo coñito.Ver su coñito húmedo y enrojecido me excito mas todavía. Entonces ella bajo su flauta y empezo a repasar los labios con la boquilla,comenzo a gemir tímidamente e introdujo un poco la flauta en su sexo. Mientras lo hacia no paraba de arquearse y gemir cada vez mas alto. Yo imaginaba que aquella flauta era en realidad mi polla. Ella siguió masturbandose con la flauta. Yo estaba tan excitado que no pude aguantar mas.

Abrí la puerta y entre. Ella nerviosa y asustada saco la flauta de su coñito y se levanto rápidamente.Subió sus bragas y quiso salir corriendo pero yo la sujete con fuerza. Ella se quedo paralizada.La arrodille ante mi y puse mi polla ante su boquita.Supe que nunca había visto una por los ojos con que la miro.

- Chupamela - le dije - Mi polla te va a gustar mucho mas que la paleta

Ella no se movió.

- ¿A que esperas? Seguro que lo estas deseando.

Me miro entre asustada y excitada y me dio una torpe lamidita.

- Así no.Como lo hacias con la paleta

Entonces ella me sonrió,cogió mi polla y empezo a lamermela como lo había hecho antes con su flauta. Recorrió toda mi polla con su lengua. Cada vez la lamia mas rápido y con mas frenesí. No se podia negar que le gustaba. La metió dentro de su boca y comenzo a mamarla provocandome un inmenso placer.

Antes de que me hiciera correrme la aparte ,la recoste sobre la cama,baje sus braguitas y recorrí su sexo con mi lengua. Estaba chorreando y ardía de calor. Vi como se derretía de gusto y cuando le había dado todo el placer posible acerque mi polla a su coñito ,juguetee un poco con su clítoris y finalmente la penetre. Lentamente. Sin prisas. El calor de su coñito me embriago. Pude notar la resistencia de su himen y cuando lo rompí vi en su cara un gesto de dolor pero eso no impidió que siguiéramos follando. Ella rodeo mis caderas con sus piernas para sentir dentro toda mi polla y finalmente los dos estallamos de placer.

Recuerdo que aquel verano casi no salimos de su habitación. Desde entonces mi prima y yo mantenemos una relación muy especial y casi siempre que viene a mi casa y estamos solos hacemos lo mismo