Todo empezó cuando tenia solo 13 años, hasta esa edad nunca pense en coger a mi vieja, no la deseaba, pero un día fui a buscarla para pedirle algo a su pieza en la cual tiene un baño propio la cual estaba entre abierta.
A esa edad como todo joven, vivía masturbándome cada vez que la leche me recargaba, y al ver a mi madre así me excito de tal manera verla pasandose el jabon por las tetas la cola la vagina, que mi instinto fue de masturbarme , mientras la miraba, ahí empezo mi deseo por mi madre.
Ella se llama Silvia ahora es una mujer de 46 años, se mantiene bastante bien castaña, alrededor de 1.65, unos lindos pechos, y lo mejor de todo una cola de novela que cualquier hombre desearia poseer. Ella estaba generalmente soltera, fueron pasando los años y solamente quedo lo mio en pajearme pensando en ella y todo lo que podria hacerle. Fueron los años pasando y a mis 18 años, yo ya con novia, desisti un poco de querer coger a mi mamá. Ya que mi pareja cumplia mis deseos, aunque ella nunca podia sacar de mi mente el morbo de querer coger con mi mamá.
Era un verano como todos, y mi madre solia andar por la casa con un conjunto rosa arriba los pechos lo normal como toda mujer, pero la cola... Esa cola me volvia loco la tanga amarilla se le metia entre la cola, era una cometrapos espectacular. Mi mamá solia andar con ropa bastante apretada como calzas, shorts cortos, que marcaban tu concha, se le marcaban los labios.
Como viviamos solos y veia a mi mama andar por la casa asi, empecé por mirar su cola. Sin parar parecia un desfile privado solo para mi su hijo. Mi mama estaba soltera, se habia peleado con su pareja hacia unos meses. Asique podia estar tranquilo en mi casa mirandola ya que viviamos tan solo ella y yo. Cuando ella se metia a la pileta yo veia su culo y desde la ventana me pajeaba mirandola, asi pasaron los dias, y yo empece a ser menos disimulado cuando estaba cerca mio y pasaba desfilando la miraba sin freno alguno. Ella se agachaba a tomar algo de la heladera y yo veia todo su culo en frente mio asi pasaron los dias, y luego mi pija fue parandose en frente de ella sin ningun disimulo. Eso me re calentaba mi vieja parecia ver mi pija parada exitandome con ella.. y ella seguia paseandose por la casa sin ningun problema.
Un dia estaba solo en la casa, pajeandome con una tanga suya, acababa sobre ella. Me exitaba de sobremanera… hasta que un dia de todos los que me pajeaba ella llego y me vio con la chota en la mano en pleno sillon pasandome su tanga por toda la chota.
Ella me miro perpleja y tan solo pudo decirme.
- Asique vos tenias mi tanga. Estuve buscandola varias semanas.
Yo estupefacto no podia creer que mi mama me enganchara pajeandome y encima con su tanga…
Yo no pude hablar no sabia que hacer me moria de vergüenza. Ella solo vino hacia mi tomo su tanga y se fue a su cuarto diciendome que cuando quiera pajearme lo haga en mi cuarto o en el baño.
Asi pasaron los dias. Y siguió todo como si nada hubiera pasado, y todo empezo otra vez ella paseando en toda la casa, y yo mirando sin disimulo con la chota parada a punto de explotar. Ella ahora miraba mi chota parada… mi bulto crecia cada vez que ella pasaba y se ponia de espalda como si quisiera que yo la mirara, yo ya estaba re sacado, no podia creer que ella lo hiciera a proposito asique me dije a mi mismo que si ella se quedaba ahí no le molestaba asique atine a pajearme en plena cocina viendo su culo ella me miro y siguió haciendo sus cosas… acabe mas rapido de lo normal esa escena me exitaba de sobremanera.
Un dia tomamos el micro juntos, el micro estaba muy lleno, ella llevaba puesta una calza que le marcaba todo su culo y se le notaban sus labios de la concha, los hombres no paraban de mirarla lo cual me ponia loco, y para que no pudieran ver su culo me puse detrás de ella, en un movimiento tipico del micro, apoye a mi vieja y ella ni siquiera pestaño, asique segui apoyandola algunos hombres me miraban y no podian creer como la apoyaba. Mi pito se empezo a parar y la apoyaba sin ningun problema ella me dejaba. Bajamos del micro juntos yo baje con la chota re parada, llegamos a casa, todo el camino fue de silencio , las 2 cuadras desde la parada hasta mi casa.
cuando llegamos ella se desvistio como de costumbre y se dejo en tanga yo seguia con la chota parada. Ella tomo agua de la canilla yo hice lo mismo y la apoye nuevamente pero esta vez en casa ella se quedo quieta vi como se agarraba de la mesada y levantaba la cola para que yo la apoyara, me baje los pantalones y el calzon, empece a pasarle toda la chota por la cola estaba re caliente, escuchaba su respiración fuerte, y no pare baje con mi mano hacia su concha, la empece a tocar ella siempre seguia dandome la espalda quieta. Y yo atine a bajarle su tanga y bajar a tocarle su culo y concha, tenia lo que siempre quise su culo ante mi empece a chuparlo, desesperadamente, me encantaba, lo unico que dijo mi mama ahí fue mas despacio, asique le abri las nalgas y empece a chuparlo lentamente. Ella sacaba su cola afuera como una perra en celo, después de un rato de lamerle toda la cola me pare con la pija re parada, no queria que me chupe la pija ni nada, solamente queria cojerle esa cola, la que habia deseado desde los 13 años. Levante mi pija la pase por su concha, franele unos segundos y la subi hasta su cola se la empece a mandar despacio, ella agarro su mano la lleno de saliva y lubrico mi chota y un poco de su culo y ahí se la meti, como tengo una chota de 14 cm tampoco fue tan difícil meterla, creo que adentro de su culo habre durado como mucho aproximadamente unos 10 minutos. Fue el mejor polvo de mi vida. Una vez que acabe mi vieja me dijo que fue la unica vez que paso , y a unica que iba a pasar, y asi quedo, yo después me calme solamente queria cogerle la cola y lo hice, asique termine feliz. Y mi vieja me cumplio el deseo …


Espero que les haya gustado, esto es una historia fictisia...