http://www.poringa.net/posts/relatos/2059515/la-dieta-guarra.html

http://www.poringa.net/posts/relatos/2067199/la-dieta-guarra-2.html

http://www.poringa.net/posts/relatos/2075449/la-dieta-guarra-3.html

http://www.poringa.net/posts/relatos/2081972/la-dieta-guarra-4.html



Estaba un poco nerviosa, y para que mentir, un poquito caliente también. Miraba el porrón de cerveza, sudando y burbujeando... Me tome un trago.
Hacia unos días había hablado con Javi, polvo de por medio, de hacer un trío, me dijo que si, sin siquiera preguntar con quien. Me confeso que soñaba y se pajeaba pensando en eso. Que deseaba verme ensartada por dos o mas pijas...
- al final, parece que todos me querían ver enfiestada...
Le dije a Hernán mientras le contaba como fue lo que le propuse a Javi.
- es la primera vez que haces esto, Carlita?
- mmm, sip, es mi primera vez... Jaja!
Le conteste tímidamente.
- va a ser una experiencia inolvidable, eso seguro.
Me dijo el pendejo, mientras tomaba cerveza a la par mía.
- a que hora dijo que venia?
Estábamos en el dpro de Hernán. Sentados en el sofá, mirando la tele y tomando cerveza para distender. Yo me había pedido el día en el laburo y mi novio seguramente llegaría a casa a las 6 mas o menos, así que iba a tener el tiempo necesario como para que den murra por un par de horas... Estaba excitada. Tome un trago mas de cerveza y le dije a Hernán:
- debe estar por llegar, pero mientras esperamos dejame chuparte la pija...
El cuerpo del pendejo es hermoso, fibroso, bien marcado y bronceado, lo mas lindo es que no tiene ni un pelo, me encanta chuparle su gigantesca verga...
Yo estaba vestida con una mini de jean, una musculocita blanca sin corpiño, y un culotte violeta... Lista para inmolarme contra las vergas de mis chongos... Me hubiera encantado que este mi chico... Pero ya con tiempo le voy a laburar la cabeza. No lo puedo dejar afuera de esto.
- te dejo que me chupes la pija, solo si me dejas que yo te chupe esa conchita hermosa...
- dale!
Rápidamente, se desvistió, y se recostó sobre el sofá, yo me saque la mini y el culotte, me quede solo con la musculosa.
- veni Carlita, dame esa conchita...
Me acomode como pude sobre el, dajando toda mi intimidad a su merced...
- adoro tu cola, es perfecta, Carlita...
- es toda tuya, pendejo.
Me tomo las nalgas con delicadeza y me las separo, su primer lengüetazo me recorrió por completo, desde mi clítoris hasta mi colita, donde se quedo un rato hurgando con su hábil lengua.
- aaahh, que placer...
Le dije suspirando y me prendí de su verga, chupandola y lamiendola lentamente.
Pasaron unos cinco minutos de placer oral y sonó el timbre...
Me volvió el nerviosismo, desarme el fantástico 69 que estábamos haciendo y me vestí lo mas rápido que pude.
- tranquila, nena.
Me dijo Hernán y me encajo un chupón.
Se puso la bermuda y salió para puerta gritando "vaaaah..."
Yo aproveche y me mande el resto de cerveza que quedaba en mi porrón.
Hernán abrió la puerta apenitas y miro quien era, se escucho un cuchicheo y después dijo:
- pasa Javi, sentite en tu casa.
- permisooo...
Dijo el veterano al entrar, venia enfundado en un traje, se ve que se había escapado de la oficina.
Yo seguía sentada en el sofá, media paralizada, sin saber que hacer.
- hola nena, como estas?
Me pare y le di un abrazo.
- bien Javi, acá, esperandote... Je.
Me elogio la ropa, me hizo dar una vueltita y nos dijo mirandonos:
- que bien que la vamos a pasar hoy.
Nos reímos todos y Javi me masajeo un toque la cola y luego pidio de ir al baño para darse una "duchita", Hernán le mostró el camino y se metió veterano mientras entraba al baño grito:
- empiecen si quieren, yo ya voy.
Hernán me miro y sonriendo se acerco a mi.
- veni, putita. Terminemos lo que empezamos.
Me agarro con fuerza y empezamos a transar con lujuria, me recorría la boca con su lengua, me apretaba la cola, las tetas, no le daban las manos.
Se despojo de nuevo de las Bermudas, quedando completamente en pelotas y empalmado.
- sacate la mini y dajate la musculasa que te queda zarpada, Carlita.
Le hice caso y me quite la pollerita y la bombachita. Volvimos a besarnos y busco mi cola con ambas manos, me separa los cachetes, me dedeada. La cabeza de su pija casi me llegaba al pecho, la tenía durisima el hijo de puta.
- espera Carlita...
Me dijo y me hizo a un lado, corrió la mesa ratona y armo el sofá-cama, acomodo los almohadones y se sentó en el centro...
- ahora veni y comeme la pija, petisa hermosa.
Me abalance sobre su pija, y empece una violenta mamada, con mucha saliva y garganta profunda, cada tanto le pasaba la lengua por el culo y sentía como se arqueaba de placer... Me acariciaba la cabeza al compás de la mamada.
Me olvide de que estaba Javi... Hasta que sentí sus besos en mis nalgas, había perdido la noción del tiempo, me empezó la lamer, iba de mi conchita a la cola y de la cola a la conchita... Deje el nerviosismo de lado y empece a disfrutar.
- tenes la cola mas hermosa que comí en mucho tiempo...
Se notaba por la garra que le ponía a cada lengüetazo...
- vas a entregar la colita, bebota?
- si, papi. Mi colita es de Uds.
Me volví a meter la verga de hernán en la boca, Javi continuo su trabajo oral.
- chupale la pija a Javi, Carlita.
Dijo hernan agarrandome la cara con sus enormes manos y encajandome un morreo de campeonato.
Me di vuelta y le pajee la poronga a Javi, lo mire con picardía y me acomode en cuatro y empece a chuparle la pija al veterano, gimió de placer al sentir la humedad de mi boquita golosa...
- aaahh, Carlita, como te encanta la pija...
Sentí a Hernán acomodandose detrás mío, lo mire y le dije:
- que esperas para metermela, guacho. Dale, cogeme.
Me froto la pija por mis labios vaginales, que ya estaban por demás mojados, y la metió lentamente... No terminaba mas de entrar.
- Uy, Carlita... Como tenes la conchita...
Se aferro a mis caderas y empezó a moverse lentamente. Yo chupaba la gruesa poronga de Javi. El trio ya era una realidad, me estaban garchando dos excelentes chongos... Empese a imaginar toda la leche que me iban a dar... Mi calentura ya era notoria, me movía solita sobre la pija de Hernán, el me masajeaba el orto con su pulgar, lo escupía... El muy hijo de puta, me lo estaba laburando ya.
- dame duro que acabo, pendejo...
Hernán, empezó a moverse con velocidad, yo apoye mi cabeza en la pelvis de Javi, lo pajeaba lentamente, mis gemidos se convirtieron gritos ahogados... Y ahí se fue mi primer polvo.
- ay, que bueno chicos... Quiero mas!
Nos reímos, todo estaba saliendo bien. La estábamos pasando bárbaro... Hernán bombeo un rato mas y saco su interminable pija de mi conchita.
- ya vengo, sigan, eh.
Javi se acostó en la cama y yo continúe con la mamada.
- como la estas pasando, Carlita?
- mmm... Me encanta, Javi. Ahora te quiero sentir a vos en conchita...
- y en tu colita? La vas a entregar, no putita?
- vamos a ver como se portan... Jaja!
Le solté la verga y lo monte, empece una cabalgata lenta sobre el veterano.
- aaahh... Carlita, que bien que moves la cola...
Me dio chirlo en el cachete, me metió dos de sus gordos dedos en la boca y me hizo chuparlos como si de una pija se tratase. Yo movía mi cola en círculos lentamente... Javi, me saco los dedos de la boca bien ensalivados y empezó a sobar mi orificio anal...
- que ganas de hacerme la cola tenes, eh...
- ya sabes lo que quiero, nena...
Mientras charlabamos con el veterano, veo a Hernán mirandonos y pajeandose, con una cara de degenerado increíble.
- hace cuanto que estas ahí, pendejo? Te gusta como lo monto a Javi?
- me encanta, putita.
- y me esta preparando la colita, vas a entrar, nene?
Se me acerco y me puso la verga a centímetros de mi cara, me gire un toque y me la metí en la boca...
- alto pedazo tiene el pibe...
Dijo Javi, y le tres estallamos en carcajada.
El viejo, me agarro los cachetes de la cola con fuerza y empezó a bombear con violencia, cortando la danza que le estaba haciendo con mi cola.
Hernán me agarro la cabeza e hizo lo propio con mi boca.
Estuvimos unos cuantos minutos así, y bajaron la velocidad de garche.
- estas lista bebota?
Me dijo Hernán. Yo lo mire y le pregunte:
- lista para que?
- para tu primer doble penetración, putita...
Me dijo Javi, desde abajo.
- jaja! Que lo tenían todo preparado?
Los mire a ambos riendome. Pero sabia que era algo inevitable que me quieran desarmar a pijazos, me mentalice en el disfrute puro y duro y asentí con la cabeza, me lleve dos dedos a la boca y los bañe en saliva y me los metí de una en la cola, me incline sobre el pecho del viejo y le dije a Hernán con voz enérgica:
- destrozame la colita, pendejo.
Los preparativos de mi primer doble penetración, fueron muy pero muy excitantes, el viejo me acomodo mejor sobre su pecho, mi cola quedo mas abierta y parada, el ayudo con sus manos, Hernán se mojaba la pija con saliva y se pajeaba mientras se posicionaba detrás mío.
- ahí va Carlita...
Sentí la cabeza de su pija apoyarse en la entrada de cola... El veterano me besaba el cuello y las orejas, cada tanto me alentaba como para no me asustara.
Empece a sentir la presión de su verga tratando de abrirse paso por mi colita.
- aaah, siiii. Dale pendejo, seguí entrando, dale.
Hernán seguía penetrando con paciencia zen mi culito. Javi empezó a moverse lentamente en mi conchita. Yo no daba mas de la calentura. Ya tenía media pija adentro y me la estaba bancando como una reina.
- cojanme de una vez!
Se miraron entre ellos y Javi le pregunto a Hernán:
- Entro yo y salís vos o entramos y salimos a la vez?
- entremos al mismo tiempo...
- dale.
El dialogo que se armo entre ellos estando yo en el medio, ensartadisima como estaba, me calentó hasta limites que no conocía...
Se empezaron a mover, tratando de sincronizar sus embestidas, los primeros bombeos fueron lentos y pausados, yo estaba disfrutando como loca, cada pijazo que me daban...
Perfeccionaron la penetración y después de unos minutos ya me estaba garchando en perfecta sincronía.
- te gusta puta, como te estamos cogiendo?
- si, si, sigan, no paren... Ah, si, si...
No podía articular palabra, estábamos transpirando, sudando, los gemidos eran cada vez mas fuertes...
- aaahh, Javi, tenes que probar esta cola... No sabes lo que es... Veni.
Hernán se salió de mi ojete, se acostó al lado mío y me agarro como su fuera una muñeca de trapo y me giro quedando sobre su pecho, me acomode y me metí su monstruosa verga en mi conchita.
- dale, veni y cogeme la colita...
El veterano sin mucho esfuerzo entro en mi cola como si nada, no hizo falta los preparativos del principio, ya a los pocos segundos me estaban pegando un garche zarpado
- denme duro, denme duro... Acabo, acabo, aaaahhh!!!
En mi vida acabe así, sentía que caía liquido de conchita y de mi culo. Mis gritos se deben haber escuchado en todo el edificio...
- no paren, sigan. Sigan... Aaahhh...
No podía para de gritar, estaba extasiada. Cuando termine mi polvo, caí sobre el pecho de hernan. Nos quedamos quietitos un rato y ellos aprovecharon para festejar lo putita que era, recibí caricias, besos y elogios por doquier. Pero todavía seguían empalmados...
- yo quiero probar algo...
Dijo el pendejo. Desarmamos el sanguchito, despacio, yo esta algo dolorida... pero sarna con gusto no pica, no? Hernan se paro y me hizo señas para que me acerque a el.
- que me van a hacer, degeneraditos...
Los mire espectantes. Llegue al lado del pendejo y era increíble la diferencia de estatura que teníamos, yo le llegaba al pecho...
- veni perrita, upah!
Me alzo como si nada, pegue un gritito como de sorpresa, me abrace a el con mis piernas, y el me hizo descender sobre su poronga, el roce que me producía la posición me encantada, podía hercharme un polvito mas así...
- veni, Javi. Trata de entrar por atrás.
Entendí lo que quería el borrego... Era un pajero entrenado, quien sabe de donde había sacado esa pose. Lo mire y me reí, nos besamos hasta que sentí al viejo tratando de llegar a mi taladrado ojete.
- dale Javi, metemela, papi.
Trate de pararle la colita como para llegue y después de un pequeño esfuerzo, ya me estaban masacrando mis orificios nuevamente, nuestros cuerpos se movian naturalmente, solo se escuchaban gemidos y el roce, el sudor de nuestros cuerpos ensamblados me estaban llevando a un nuevo orgasmo... Era inevitable la llegada de mi tercer polvito...
- Aaahh, hijos de puta... Voy a acabar de nuevo, sigan, no paren... Denle pija a su putita, vamos...
Sus vergas invadían mis orificios a la vez, parecían una maquina y yo alguna especie de engranaje.
Aceleraron sus embestidas y entre puteadas y gemidos llegue a mi ultimo orgasmo... En mi vida acabe tanto y tan largo... Quede destruida.
Nos desacoplamos, les di un chupón a cada uno a modo de agradecimiento y reclame mi premio por mi desempeño:
- ahora, mis machitos, quiero mi postre... Quien me lo va a dar primero?
Se miraron con complicidad y el pendejo me dijo:
- te desafiamos a que te tragues los dos lechazos a la vez, aceptas?
- acepto! Jaja!
Me arrodille entre medio de los dos y empece a chuparles las bolas mientras ellos se pajeaban. Era morbosisima la escena, no podía esperar mas, quería ya sentir la leche de los dos en mi boca... Note que los muy hijos de puta, cuando estaban por acabar, paraban de pajearse y me hacían chuparles la chota. Parecía un competencia a ver quien tardaba mas en acabar...
- queres ir vos Javi?
- vayamos los dos a la vez... Que te parece?
- dale!
- dejen de charlar y denme mi leche, putos...
Se empezaron a pajear frenéticamente, los gemidos se hicieron presentes, yo estaba ansiosa.
- voy!
Dijo el viejo.
- vamos...
ambos apoyaron su glande en mi boquita, y en cuestión de segundos empece a notar como los guascazos caían en mi boca, la caliente mezcla empezó a llenarme, no distinguía cual era de cual, ni el sabor, solo sentía la calidez y la cantidad, era mucha! Tuve que inclinar un poco la cabeza para que no se cayera, juntaba con mis dedos lo que caía fuera, la quería toda en mi boca.
Cuando terminaron su trabajo, se quedaron mirando fascinados. Javi saco su celular y y me dijo:
- deci whisky Carlita, que te saco una foto para el recuerdo.
Yo Levante mis pulgares y trate de sonreirle a la cámara.
- listo, a la cuenta de tres tragate todo.
Entre los dos contaron, y al llegar a tres cerré mi boquita y los ojos y con un leve esfuerzo hice bajar el semen de mis machitos por mi golosa garganta...
- A ver... Te tomaste todo, nena?
- aham, miren: Aaaaahhh...
Les abrí grande la boca y les moví la lengua demostrando que no había quedado nada.
- hasta la ultima gota, que putita divina.
- que delicia de mezcla... Me tomaría otra mas.
Nos reímos y nos quedamos en el sofá-cama un rato. Después de un tiempo empezamos a levantar campamento. Nos duchamos, charlamos un rato y el primero en irse fue Javi. Con promesa de volver a juntarnos y esas cosas. Yo me quede un rato con Hernán y a las 6 y media me fui para casa, mi novio todavía no había llegado. Me fui a la pieza y me acosté, estaba fusilada...
Me desperté a la madrugada y vi al santo de mi chico dormido al lado mío... Sentí apenitas un poco de culpa.
Al otro día le invente un chamuyo y le dije que sentía mal, por eso había salido antes del laburo...
Mientras desayunábamos, me colgué pensando en "como hago para que se prenda en la partuza

fuente:neias

autor:swallowitall