Espero q les guste y dejen una puntuacion adecuada si les gusta, mas el padre de ella nunca se va a enterar d esta historia:


Sucedió un domingo al llegar de una reunión, mi esposa y yo estábamos cansados y decidimos echarnos en el piso frente a la tele.

Mientras mi hija Mariel de 18 años, una joven bien formada: caderas anchas, senos duritos y un hermoso y redondo trasero, estaba sentada en el piso detrás de nosotros con su novio.

Ella tenia puesto un calzoncillo algo ancho y una franelilla azul algo ajustada. Lo cierto es que pasados unos minutos mire a mi esposa y se había dormido. Yo como buen padre me quede vigilando a los muchachos (de vez en cuando volteaba la cabeza y veía que hacían), todo iba normal.

De repente oí algo como un pequeño gemido. Me quede paralizado... volteo la cara poco a poco y veo al joven acostado el piso y mi niña sentada frente a él con las piernas cruzadas (posición de yoga).

El joven estaba con la mano alargada debajo de sus muslos acariciándole su pequeño capullo sobre la ropa.

No sabia si molestarme o dejarlos... los cierto es que aquello era muy excitante.


Historia de un padre mirando coger a su hija....


Me levente y disimuladamente fui a buscar una pequeña cámara digital de la familia, ellos disimularon muy bien y siguieron hablando. Volví a mi sitio... cuidadosamente prepare la cámara y espere... Al momento que sentí movimientos y accione la cámara poniendo todo el zoom... Aquello fue de película...

El joven volvía a acariciarle sobre la ropa, mi hija tenia los ojitos cerrados de placer, su boca estaba entre abierta y levemente se veía su lengua deslizándose por sus labios... Eso no es todo... con mis ojos vi como este joven metió sus manos dentro del calzoncillo y pude enfocar con el zoom como ahora su dedo entraba poco a poco dentro de la vagina de mi niña.

Ella se estremeció fuertemente, abrió grande sus ojos, hecho su cabeza hacia atrás y lanzo un gemido que no se como no se despertó mi esposa. Aun así el joven no se detuvo, una y otra vez metía su dedo, ya no era uno sino dos: el dedo índice y el medio, yo veía como los introducía dentro de ella cada vez mas rápido.

También pude ver que estaban muy mojados y algo goteaba de su mano ya empapada.

Mi hija se acomodo mejor frente a él, apoyo su manos en el piso y lo acompaño con movimiento de sube y baja (Ella se había vuelto loca
de placer), y él pudo acelerar el ritmo de su mano.

No creía lo que estaba pasando. A causa del placer estos jóvenes habían perdido la vergüenza...

Ahora mi niña estaba extasiada permitiendo que esta joven introdujera con mas fuerza su mano dentro de ella, ella lo único que hacia era subir y bajar mas y mas rápido, vi su cara: tenia los ojos cerrados, estaba sudorosa y sus mejillas enrojecidas... como lo disfrutaba.

Luego el joven con la otra mano le agarraba fuertemente sus senos, los apretaba con fuerza, primero uno, luego el otro.

Pude ver como presionaba sus pezones que estaba erectos...

Aquello era espectacular...

Luego vi el final...

En medio del vaivén de las manos del joven, Mariel acelero sus movimientos bruscamente, en los brazos de este se veía líneas de
liquido que llegaban ya a sus codos y goteaban en el piso.

De repente Mariel se paralizo... sus piernas comenzaron a vibrar enloquecidamente, tomo con fuerza la mano de su novio y sin poder hablar, haciendo señas con su cabecita le pidió que se detuviera...mientras ella se corría...una y otra vez.

Yo no podía levantarme... estaba petrificado viendo aquello...



No espero q me crean si les digo que Mariel es mi novia, y q en verdad soy yo el novio, q cuando se la metia, joder q el puto padre de ella ns mmiraba... que me exita contar mi historia asi...
... y ayudenme que no me gusta ser novato, es feo, y mucho, luego seguire contando mas historias, si es q esta resulta de su agrado...