Una historia bien P! El encuentro de “El Altivo y la del 8

Hola Gente Linda de P!


A continuación les ofrecemos el primer capítulo de esta coproducción internacional con capitales intelectuales rosarinos y del gran buenos aires, que hemos construido entre morochoaltivo19 y morochadel84.

Llevó mucho tiempo construir el relato, pero la verdad que lo pasamos muy bien!!

Esperamos que les guste y los caliente mucho!


Un abrazo, morochoaltivo19 y morochadel84




Una historia bien P!


"El encuentro entre El Altivo y La del 84"




Capítulo I



Él: -El viernes voy a andar por Capital, tengo que viajar por laburo. ¿te parece si nos vemos y tomamos algo?

Ella: -Dale! Y de paso pensamos algo para la historia que querés escribir con alguna chica de Poringa… Nos vamos a un ciber y capaz la mandamos desde ahí, ¿Te imaginás?


Él: -Yo voy con la compu, así que la podemos ir escribiendo mientras tomamos algo. ¿Café o cerveza?

Ella: -Hummm. Si es después de las 5 de la tarde, cerveza!


Él: -Pasame tu número así te llamo cuando llego.



Ella: El morocho me mandó un mensaje en cuanto se bajó del micro y arreglamos para vernos al otro día, sábado a la tarde, en un café del centro.

Él: ¿La idea era tomar algo y charlar un buen rato? Mil cosas me daban vueltas por la cabeza, volví a sentir ese vértigo en la boca del estómago tan familiar que me asaltaba en situaciones como ésta. ‘Tranquilo’, me dije a mí mismo, ella piensa que sólo vamos a tomar algo, ya que nunca puso reparos para encontrarnos. ¿O pensará distinto?

Ella: Cuando iba en el colectivo rumbo a su encuentro me puse a pensar qué estábamos haciendo. Él era un completo desconocido, de quién había leído todas sus aventuras… Y él había leído mis relatos, sabía todo lo que me gustaba y lo que fantaseaba… ¿De verdad sólo íbamos a tomar algo?

Él: En Buenos Aires me sentí un poco incómodo, como si me hubiesen agrandado de golpe la cancha, no era frecuente en mí el jugar de visitante, no obstante sabía como me tenía que comportar, y gracias a P! tenía una idea bastante clara de qué me podía llegar a encontrar, la sensación de adrenalina me volvió otra vez. Ese día di vueltas hasta elegir qué ponerme, habíamos quedado en un bar que me habían recomendado, quería causar buena impresión, me estaba poniendo nervioso y eso no me gustaba. Terminé haciendo lo de siempre, ACDC hasta borrar cualquier pensamiento de mi cabeza, la hora se acercaba y no quería tener nada en la cabeza que me condicionara. Llegué al lugar con 5 minutos de anticipación. Despaché al mozo con el clásico gesto de ‘espera un poquito’ cuando se acercó a tomar el pedido.

Ella: Él me esperaba en una mesa de un lindo bar… Con una sonrisa simpática, casi seductora… Bien vestido, con un suave perfume que me enloqueció al saludarlo… Nos dimos un abrazo bastante fuerte, con buena onda, sin otra intención… Pero sin embargo mi sexo no fue indiferente a esos segundos en que mis tetas se aprisionaron contra su pecho mientras nos saludábamos. Una cosquilla electrizante me recorrió todo el cuerpo. E intenté sentarme a conversar como si nada. Aunque ya no podía dejar de pensar en lo sexy que me resultaba aquel hombre que tenía frente a mí…

Él: No pude evitar quedar impresionado por lo que veía, esta vez la previa de internet se había quedado corta, la morocha estaba para partirla. Desde el saludo nomás pude sentir esa reacción cuasi química que activaba mi lenguaje corporal más primitivo. Sabía por experiencia que ésta podía ser una tarde/noche de esas memorables, solo restaba dejar que la cosa fluya y en el momento adecuado no dejarla escapar (¿querría ella escapar?) Su cuerpo daba señales de sentirse a gusto, casi se podía adivinar la lucha interna entre lo que dictaba su cabeza, aún fría y lo que deseaba su cuerpo. Una mirada fugaz, un leve gesto, esa mano sobre la mesa como a mitad de camino, como esperando que yo tomara la iniciativa.

Ella: Las sensaciones de cada parte de mi cuerpo me indicaban ‘¡a él!’… La boca se me abría, la lengua relamía los labios mojándolos con falsa inocencia, los pezones se endurecían al ver cada mohín de su boca, lo imaginaba chupándomelos… Él me hablaba y movía sus manos, sus dedos gruesos robaban mi atención y mi conchita se estaba inundando. Sentía que me estaba ruborizando, respirando diferente… Temía que él lo notara. Y a la vez quería que él lo notara e hiciera algo al respecto…

El: Ya con el vaso en la mano, la conversación fluye, vamos entrando en confianza, ella me da pie y se ríe de mis chistes o acotaciones, ese juego del gato y el ratón una vez más en escena, de a poco y ya en confianza voy probando sus límites, la iniciativa la tengo yo pero la decisión es de ella, no debo apurarme ni tampoco colgarme, o todo quedará en una charla de "amigos". Con la excusa de trabajar en la notebook nos sentamos juntos casi pegados.

Ella: Luego de uno de esos silencios incómodos, él salió con la idea del relato… Es genial cuando un tipo resuelve rápidamente esos silencios proponiendo algo… lo que sea… La cuestión es que este flaco me estaba proponiendo que empezáramos a escribir una historia de sexo… Lo cual iba a ser más incómodo aún que aquel silencio… pero parecía que él solo encendió la notebook para hacer que nos sentáramos casi pegados... porque de ponernos a escribir no volvió a decir nada... seguimos hablando de la vida, de cómo es Rosario, de las calles de Buenos Aires….

El: La situación era por demás de común, lo que escapaba de lo convencional eran los gestos, las miradas, no perdía detalle de cada inflexión de su cuerpo, había como una electricidad en el ambiente, los roces casuales, mínimos, se fueron multiplicando, veía sus labios carnosos, húmedos, la deseaba, todo mi cuerpo reaccionaba a sus encantos, solo la cabeza seguía fría como disociada del resto del cuerpo dictando el curso de los acontecimientos. Todos mis mecanismos de seducción estaban activados, ahora habría que ver si surtían efecto.

Ella: Él me desafió: “¿Y? ¿Te animás a empezar a escribir el relato?” Antes de que abra el Word le dije (mitad verdad, mitad haciéndome la nena vergonzosa) “Hummm todavía no…” Y enseguida le pregunté si leyó el último post de Bebe, que era un cago de la risa… Nos reímos… Seguimos webeando en Poringa, miramos las últimas fotos de Angie y Rubén, ya que estábamos en un rincón del bar y nadie podía ver la pantalla. Sí, estábamos en un rincón del bar... Él me había estado esperando en una mesa del rincón… Hummmm… Cuando me di cuenta de eso empecé a pensar que tal vez él tenía tantas ganas de cogerme a mí como yo a él… Me sonreí. Me preguntó porqué me sonreía. Ya no soportaba el roce de su piel, su perfume, y tanto sexo en la pc y nosotros dos ahí, hablando de la guía filcar… Así que me animé a decirle: “Me río de que recién me doy cuenta de que estamos en un rincón… ¿elegiste la mesa a propósito?” ¿Cómo explicar su sonrisa? Esa cara a mitad de camino entre ‘te diste cuenta nena, seguro que te gusta’ y ‘por fin dijiste algo provocador, porque yo no estaba seguro si había onda’…

El: Ya el roce había devenido en contacto, su piel era suave, sus labios carnosos me tenían completamente hipnotizado. A la primera excusa que encuentro mi mano roza su mejilla, nuestras caras están a centímetros y el beso es la forma inevitable de romper la tensión. Mis labios presionan apenas sobre los suyos, son suaves, deliciosos sus labios, por un instante puedo sentir su humedad, su textura. Separo mi cara de la de ella, su boca está entreabierta como pidiéndome más. Le sonrío, ya ninguno de los dos puede negar la calentura.

Ella: A la sonrisa le siguió la provocación: “¿te gusta estar arrinconada?”, me preguntó. A lo que respondí: “sí, me gusta, pero no en lugares públicos”. (O sea: lleváme a un telo ya!) Me sonrió de nuevo y me comió la boca… En cuanto sus labios tocaron los míos su lengua se metió a recorrer mi boca, con furia, con ardor… Mi mano en su nuca lo apretaba contra mí, mi otra mano recorría su espalda tibia. Él me sostenía por el cuello, como sirviéndose mi boca a su antojo… Lamía mi lengua, movía los labios masajeando y mojando los míos… Yo luchaba por saborearlo, agitaba mi lengua recorriendo la suya, presionaba mis labios contra los suyos y jugaba con mis dientes a retener su lengua en mi boca…

El: Ya el primer beso es una muestra de nuestra excitación. ‘No mintió ella en sus relatos’, pensé, lo cual me calentaba aún más, tenía la sensación de que si insistía acabaríamos haciendo un espectáculo público, mi pija celebraba eso queriendo perforar la tela del boxer y el pantalón. Podía sentir su respiración agitada, la urgencia por tenerla desnuda delante de mí me estaba quemando la cabeza. ¿Dónde mierda estaría el mozo? Nos levantamos casi a trompicones, acomodándonos la ropa que ya nos estorbaba.

Ella: El mozo no venía y nuestras manos estaban poseídas… Querían sentir la textura del sexo del otro… Pagamos la cuenta en el mostrador, nos urgía irnos. En la siguiente vereda me empujó contra la pared para volver a besarme, y apoyar su bulto duro y caliente en mi pelvis. Acaricié su espalda por debajo de la camisa, pudiendo sentir su piel, intentando que nunca se despegue de mí… Completamente excitada ladeaba mi cabeza para que sus besos recorran mi cuello y ya no pude contener los primeros gemidos de la tarde… Él se percató y se alejó de mí diciendo “¿A dónde me estabas llevando?”

El: La chica menotista estaba en acción, esos gemidos respondiendo a mis caricias, las yemas de mis dedos buscan su piel, rozando su abdomen, puedo sentir la dureza de sus pezones y le hago sentir toda mi verga que está durísima. La gente pasa a nuestro alrededor pero por lo menos a mí no me importa. Mis últimos vestigios de razón se van, vuelan, mi animal interno sale a la superficie, sé que no hay vuelta atrás, ‘¿lo sabrá ella?’ pienso. Ella lo sabe muy bien, su cuerpo no la deja mentir, mis manos acarician sus tetas, podría quedarme ahí y cogerla ya como si fuéramos dos perros callejeros. Apenas si escucho el “vamos”, muy tenue como si ella estuviese a kilómetros.

Ella: “Vení, por acá” le dije. Y sintiendo mi entrepierna resbalosa empecé a caminar hacia el telo más cercano… Necesitaba sentir su lengua pronto en cada lugar de mi ser… Mi boca se moría por probar esa verga dura que me había apoyado descaradamente mientras los besos anticipaban el sexo en la vereda de aquel bar.

El: Siento que me agarra de la mano, mis piernas responden como hechizadas, no tengo idea donde me lleva, supongo que lo sé pero como no conozco la ciudad es ella la que tiene la iniciativa. Finalmente llegamos a un telo, ¿el flaco del mostrador habla incoherencias o me parece a mí? Es uno de esos momentos en donde lo que te digan no te entra, así me hubiese dicho que en la habitación estaba alojado Moyano con la barra del rojo me metía igual y los sacaba a patadas en el orto. Teníaa que saciar mis ganas de sexo, no podía ya razonar, ella presionaba su cuerpo contra el mío, sentir su tibieza tan cerca me estaba enloqueciendo.

Ella: Ya no había vuelta atrás. El morocho y yo íbamos a garchar. Cerró la puerta del ascensor, me mordí los labios, lo miré, y me fui a comerle la boca... haciéndole sentir mis tetas ardientes en su pecho, buscando la presión de su bulto contra mí… él responde empujando su cadera hacia mí, y moviéndose hacia los lados, como si quisiera acomodar la protuberancia de su sexo en el hueco entre mis piernas y mi pubis… la perra en mí ya estaba empezando a gemir, cuando el golpecito del ascensor llegando a destino nos separó, y él rápidamente se despegó de mí para abrir la puerta y llevarme casi al trote a la habitación.

El: Por fin abro la puerta casi a las patadas. La apoyo otra vez contra la pared, mis manos por fin pueden acariciarla como merece, sus pezones están duros, puedo sentirlos a través de la tela, sus manos juegan con mi pelo mientras la beso, su respiración se hace agitada , cuando beso su cuello y luego enloquece cuando bajo hasta su clavícula, mis caricias buscan su sexo, dos dedos me bastan para desprender el botón de su jean, despacio, como tímidamente, mis dedos rozan apenas su pubis, quiero hacerla desear, jugar con ella, disfrutar cada segundo de ese juego previo.

Ella: Esa pija parecía cogerme a través de la ropa! Me aprisionaba contra la pared y me refregaba su bulto… Besaba mi cuello y yo ahí, totalmente entregada, acariciando su espalda, su cola… Sintiendo cómo mi vagina se estremecía con cada presión de su verga contra mi pubis… No podía dejar de gemir y en su cara se veía que le encantaba verme así, descontrolada… ¿Desde cuándo él tenía ganas de tenerme así? ¿Desde que nos vimos en el café? ¿Desde que supo que vendría a Buenos Aires? A lo lejos lo pensaba, pero la prioridad era disfrutar de él, desvestirlo, lamerlo entero… Sentirlo en mí… Desabroche su camisa y besé su pecho… Con besos muy húmedos, trazando surcos en su piel con mi saliva… Jugando con mis dientes en su tetillas…

El: Ella desprende el botón de mi pantalón, un gemido escapa de su boca cuando pone sus manos sobre mi pene, la atraigo hacia mí tomándola del culo y susurro a su oído 4 palabras: TE VOY A COGER. Eso parece terminar de desatarla, suelta una risita como si hubiera estado esperando eso, mi camisa vuela en un parpadeo, sin dejar de tocarnos me lleva hasta el borde de la cama casi a los empujones, su mirada tiene algo de diabólica, toda su lujuria se suelta como si fuera un volcán en erupción.

31 comentarios - Una historia bien P! El encuentro de “El Altivo y la del 8

KaluraCD
Muy caliente el relato !!! Ya quiero la continuación !!!! ❤️ Recomendado !!!
Una historia bien P! El encuentro de “El Altivo y la del 8
DDVERNY
Poringuera
UUUUUUUUUHHHHHH
HAY UNA BUENA HISTORIA AHI!!!
ESPERO LO QUE SIGUE!!!
george2004
me gusta.. esta bueno como esta contado.
Bebe23
gracias por el arte +10
monica_lov
sexo
no puedo creer que recién hoy me encuentre con esta aventurilla entre los morochos 🤤 🤤 🤤 🤤 🤤
como describirles mi sorpresa al leer que era algo echo por los dos 🙎‍♂️ 🙎‍♂️
es genial desde principio a fin me enganche y lo leí de un tirón,contenta como quien se sienta a ver una peli,feliz porque la narran muy bien y finalice mas caliente que pava silbando...no viendo la hora de leer la cogida del siglo que se van a dar..
me dejaron mal chicos...estoy re caliente mañana vuelvo con puntos 😀
ahora que pendejos...buenisima la idea,seria mucho pedir fotos???me pase de pervertida ajajaja
besos chicos son lo mas 😉 🤤 🤤 🤤 🤤
pcloroformo
Si vieras cómo nos gusta ver a una mujer retorcerse del placer, ver como sus ojos, fijamente, nos pide más y de repente cómo respuesta a nuestra acción recíproca, aquellos labios de su boca que eran presa de sus propios dientes, son liberados por la orden del placer acompañado del cálido gemido que invaden nuestros oídos incrementando la presión en la zona sensible del tacto acompañado de la fricción y la lubricación...

2 historias que forman una

Éste post es arte sexual en arte escrito.

telo
Comentar es vivir P!
angieyruben
Bravo, bravísimo, bravo !!!
Tremendo relato !!!
Excelente la combinación de cada uno de los protagonistas !!!
Se nota la visión, el ojo, el sentir, del macho y la hembra en el relato !!!
El resultado es exquisito !!!
Super caliente, bien llevado, bien narrado y coordinado a pesar de tener dos plumas diferentes !!!
Felicitaciones, a favoritos, recomendado y volveremos !!!
PS: Muchísimas gracias por la mención durante el relato !!!!

Gracias por compartir.
Besos y Lamiditas !!!

coger
Compartamos, comentemos, apoyemos, hagamos cada vez mejor esta maravillosa Comunidad !!!
ladykary
mmm Morochitooo gracias por hacerme llegar la invitación para venir a leerlos (iba a venir igual, me gusta mucho como escriben).
este relato me produce muchas cosas, muchísimas... me gusta la sensualidad y la excitación que tiene. pero lo que me provoca va mas halla de la historia misma me hace sentir algo que tal vez parezca una tontería... (o cosa de bruja que soy nomas) ustedes dos parecen una misma persona dividida en 2 el morocho y la morocha de 1984. ya los sentía similares en su manera de escribir en los otros relatos y ahora leyendo esto tan bien editado, tan bien acoplado, con la misma cadencia y lenguaje tanto en los párrafos de él como los de ella, parece escrito por una sola persona.
De modo que no puedo menos que felicitarlos.
La idea es genial y está muy bien lograda. espero ansiosa la continuación.
volveré con puntos.
por ahora recomiendo.

besos a ambos.


poringuero
pabloalmagro
La unica critica, hablando por lo que a mi me gusta leer, es que falto la descripcion del acto en si, la posibilidad de espiar dentro de esa habitacion. Porque, a la larga, todos tenemos adentro un enorme vouyeur esperando estallar, o no? 😉
De todas formas, me gusto, esta bien escrito, no es un copy & paste de alguna pagina, tiene coherencia y un monton de laburo; pero bueno me caracterizo por decir lo que siento, siempre que puedo! 🤷



Una historia bien P! El encuentro de “El Altivo y la del 8
pipa64
Muy buena historia, bien relatada y muy bueno lo de AcDc( no es un detalle menor) jajajajajja Buen Post 🙂 🙂
emi0001
muy bueno excelente sin palabras , eh aqui mis +10

Poringuera
sexo
telo
loncha31
tremendo buenisimo un relato exquisito todo muy bien relatado con detalles bien cuidados los felicito sigan asi gracias por compartir
cloverhet
Esta excelente el post, el relato es super excitante y detallado (como debe ser) la chica parece ser bien putita y es asi como realmente nos encantan (educaditas y recataditas pero bien putas por dentro) 😉

El chico: me dio mucha risa la parte de: "Desde el saludo nomás pude sentir esa reacción cuasi química que activaba mi lenguaje corporal más primitivo."

Estuvo buenisima esa eh!! Bueno, les dejo muchos saludos y les agradezco por compartir su historia con nosotros. Quedamos a la espera de la parte 2
locoexpress
🤤 🤤 🤤 🤤 🤤 Muy excitante 🤤 🤤 🤤 🤤 🤤 🤤 Muy buen relato 😃
Gracias 😃

Una historia bien P! El encuentro de “El Altivo y la del 8
yuuliuuss
y que pasooooooooooooooo???????????
contame el final bebeeeeeeeeeeee 🤤 🤤 🤤 🤤 🤤
exelente!!!!!!!!!!!!!!!!
pende84
muy bueno el relato si te agarro yo vas a escrivir un biblia entera morocha 🙎‍♂️ 🙎‍♂️ 🙎‍♂️

Poringuerasexotelocoger
ladykary
ok niños he vuelto con sus puntos!!! besos a ambos!!
skazi987
skazi987 dijo:Exelente historia mi amigo esperamos el siguiente capitulo con ansia
:headbang::headbang::headbang::headbang::headbang:

poringuero
Compartamos, comentemos, apoyemos, hagamos cada vez mejor esta maravillosa Comunidad !!!
monica_lov
Una historia bien P! El encuentro de “El Altivo y la del 8
eh vuelto con mis 10 de hoy
che saben que ya quiero que llegue el martes no? 🙎‍♂️ 🙎‍♂️ 🤤 🤤 🤤
so excelentes los dos 😉
angieyruben
angieyruben dijo: Bravo, bravísimo, bravo !!!
Tremendo relato !!!
Excelente la combinación de cada uno de los protagonistas !!!
Se nota la visión, el ojo, el sentir, del macho y la hembra en el relato !!!
El resultado es exquisito !!!
Super caliente, bien llevado, bien narrado y coordinado a pesar de tener dos plumas diferentes !!!
Felicitaciones, a favoritos, recomendado y volveremos !!!
PS: Muchísimas gracias por la mención durante el relato !!!!

Gracias por compartir.
Besos y Lamiditas !!!

Poringuera
Compartamos, comentemos, apoyemos, hagamos cada vez mejor esta maravillosa Comunidad !!!


Volvimos con simbólicos puntos de reconocimiento !!!
garroteduro
me encanto .... muy bonito .... y caliente !!!! vuelvo a mis manualidades ... ja ja.... es dificil evitarlo con un relato asi .... ja
laos77
este tipo de relatos si que nos calientan xDDD
un delicioso y divino relato
para ratonearse 😉 😉 😉
te seguimos para no perdernos nada....
sexo
mu_a2
TREMENDO EL RELATO GRACIAS 😉 😉 😉 😉