La amiga de mi abuela 21

Y cuando mamá cerró la puerta, me tiré en la cama, solo podía recordar, una y otra vez esa acabada copiosa en su boca, que no dejo caer una sola gota, ya se me habían ido las ganas de visitar a Tita, que había tenido al levantarme, me fuí tranquilizando de a poco, hasta que una vez ya relajado, salí de mi habitación, fuí a la cocina y allí estaba mamá como si nada hubiera pasado, ya vestida con su ropa habitual, solo me dijo ; en un rato comemos, y siguío haciendo lo suyo, sonó el teléfono, contesté y era mi abuela que avisaba que ya estaba esperando que mi hermana saliera del colegio, para ir a almorzar y después al cine, así que volverían, cerca de las seis, se lo comunique a mi madre, que solo me dijo, bueno, un largo rato después me llamó a comer, lo hicimos sin hablar, yo casi ni la miraba, terminamos y se puso a lavar los platos, recién en ese momento me animé a mirarla, por primera vez la ví como mujer, no como a mamá, la pollera que tenía puesta le marcaba la bombacha, que sostenía bien parado un culo en el que yo nunca había reparado, y que con el movimiento que hacía al fregar los platos se movía armoniosamente, terminó su trabajo, se dió vuelta para decirme algo, y vió que yo le sacaba la vista de encima rápidamente; bueno nene, ya que nadie va molestar en toda la tarde, me voy a dormir la siesta, no hagás nada raro, ¿entendiste? a lo que respondí, si, y enfatizé MAMITA, ella sonrió y salio rumbo a su habitación, yo esperé unos minutos en la cocina, mientras pensaba como encarar el próximo paso me decidí y encaré a su habitación, entré de golpe, ella estaba sentada sacandose el calzado frente al espejo de la cómoda, mirandome por ese espejo dijo ¿ que necesitas ?, cerré la puerta , avancé hacia ella y contesté, Terminar algo que empezamos a la mañana, mamita, me acerqué la abracé apoyando mi pecho en su espalda y crucé mis brazos por su cintura, y con cada una de mis manos apreté sus pechos, le besé el cuello y hablando bajito a su oido le dije, quiero cogerte, no me alcanza que hayas tomado mi leche, quiero llenarte la concha y el culo con mi semen caliente, se soltó de mi abrazo, se arrancó la ropa hasta quedar totalmente en pelotas, yo saqué la mía , tambien quede desnudo y erecto, me agarrò suavemente de la chota y me guió a la cama , ya preparada, me hizo acostar , se acostó al lado mío, me dijo soy tuya, haceme lo que quieras, me incorporé de costado y empecé a chuparle las tetas, de a una, intercalandolas en mi boca, hasta que los pezones parecían estallar, bajé besandole el abdomen hasta el ombligo, jugué con la lengua en el, seguí bajando hasta su concha, besé esos labios los llene de mi saliva, cuando esa argolla estuvo bien lubricada la penetré con mis dedos, ubiqué su clítoris y con mi lengua, mis labios me turnaba para chuparlos y apretarlos hasta que después de un largo rato de gemidos logrè que mi madre dejara todos sus flujos en mi boca, sin darle tiempo a recuperarse , salté sobre ella y metí toda mi poronga ,gruesa, dura y colorada como nunca de una sola estocada, bombie algunas veces y descargué mís líquidos, entre gritos de felicidad de mi mami, quedé dentro suyo hasta que se bajo la erección, volvi a acostarme a su lado, nos pusimos frente a frente, nos abrazamos y besamos apasionadamente, rato después ella me dijo , nene me ayudás a limpiar todo este enchastre que hicimos, claro que sì, pero más tarde, porque ahora falta que te haga bien el orto, porque me dijiste que te haga todo lo que quiera, me miró me abrazó fuerte y dijo, bueno ahora dejame descansar un rato, y vemos si te lo doy hoy u otro día, porque ahora estoy deshecha y por el culo no tengo experiencia, se acurrucó contra mi pecho, nos apretamos fuerte y descansamos un rato, lo del culo se los cuento la próxima.

6 comentarios - La amiga de mi abuela 21

Parli +1
Siga asi mi amigo. Esto cada vez se pone más bueno.
Erop1111
Y el nuevo capitulo pa cuando?