mi mujer y un viejo amante

Mi mujer y su viejo amante
Me llamo Carlos y patricia es mi esposa hace 12 años somosuna pareja estable sin hijos con el único compromiso para estar juntos quenuestro amor
Tenemos 45 y 40 años respectivamente o sea que nos conocimosmedianamente maduros,
Eso siempre nos dio la seguridad de habernos elegido despuésde tener muchas vivencias anteriores.
Siempre fue un plus que creemos tener como pareja
Además de tener un buen sexo no tanto de cantidad, pero side calidad.
Patricia es una mujer voluptuosa y muy sensual, es casi tanalta como yo, y la verdad que tiene una figura envidiable, yo solo acompaño.
Después de tantos años juntos, la rutina sexual te pasafactura, nosotros hemos sabido darnos nuestras libertades sexuales, invitandoparejas o terceros a nuestra cama.
Eso además de reforzar nuestro vínculo de confianza, nos llevóa mejorar nuestro sexo y sobrellevar esa rutina de la que les hablaba.
Han pasado por nuestro lecho hombres y mujeres de todo tipo,a patricia le gustan los hombres más jóvenes, y así tratamos de que sean losque invitamos.
Tenemos algunos hombres fijos que nos dan seguridad y laverdad que a pesar de ser jóvenes y de verdad muy atractivos,elijen a patriciacomo su hembra preferida.
Lamentablemente en los últimos tiempos patricia no está conmuchas ganas de sexo con terceros así que hace meses que nuestro sexo se limitaa nosotros dos.
Lo disfrutamos sin duda alguna, pero cada vez tenemos sexo másespaciado en el tiempo
Patricia aduce cansancio trabajo y edad, me cuestione más deuna vez si sería yo el que no le gusto, pero no quiere ni siquiera con jóvenesterceros de muy buen aspecto que se proponen tener sexo con nosotros.
La verdad que yo preciso de ese morbo de verla coger conotro, me gusta verla acabar aunque a veces sé que les está fingiendo paramantener la llama con el tercero.
Me encanta saber que los hombres más jóvenes no puedenresistirse a ella y además no se pueden controlar, ella maneja los tiempos loshace eyacular cuando ella lo desea, por supuesto que conmigo hace lo mismocuando ella quiere que me acabe lo logra sin más.
Tiene un total control sobre ella y sobre los demás
-vamos a bailar hoy patricia-
-dale vamos al cine y después a bailar te parece- contesto
-bueno pero llévate ropa para ir a bailar sabes que me éxitacuando vas de puta-
-ah y buenos tacos-agregue
-sabes que no me gusta Quedas chiquito alado mío-
A mí no me molesta para nada pero realmente quedo chicocuando se  pone tacos,
Además si se pone alguno vestido escotado, entre la altura ylas tetas grandes y hermosas que tiene quedo realmente perdido entre tantalujuria,
No la dejan de mirar sin prestar atención que allí estoy yo,a mí me encanta ese morbo pero a ella no le atrae tanto sobresalir sobremanera.
Así que por esta razón rara vez sale muy provocativa.
Fuimos al cine con ropa de calle y luego para el baile secambiaba dentro del auto.
Obviamente que después de tantos años conoce y conozco todassus historias amorosas.
Camino al cine se acerca un hombre grandote, gordo ybastante desprolijo.
-como andas patricia?
 
Lo tuvo que mirar más de una vezpara reconocerlo       
-Sergio como estas tanto tiempo-
-recuperándome- la verdad queestaba bastante venido a menos ese hombre
-que te paso?
-falleció mi esposa hace un mesdespués de una larga enfermedad-
-perdón cuanto lo siento, buenoespero lo superes pronto-
Saludamos y nos fuimos
-Este Sergio es el que vos salíasy el tipo era casado?
-si esta hecho mierda pobre –
-era un loco de buen físico esta regordo y además demacrado- agrego
Me había comentado en su momentoque Sergio era un tipo brillante muy reconocido en la empresa donde trabajabanjuntos por su capacidad de liderazgo.
Patricia tenía cierta admiraciónpor este tipo.
A las pocas semanas hablaba conmi jefe me contaba lo cansado que estaba de trabajar
Que precisaba tomar a alguienpara liderar la empresa, yo sabía que no era por mí porque realmente no estoycapacitado para hacerlo así que jamás me hice la más mínima ilusión.
Tenía muy buena relación con mijefe que era el dueño de la empresa el recocina mi trabajo pero también mislimitaciones.
Hoy viene un viejo amigo que va ahacer mi trabajo vos sos de mi total confianza Carlos dale una mano para queconozca el personal puede ser?-
Por supuesto- conteste
No bien terminamos de hablar yllega el nuevo jefe, un hombre grande que de solo verlo imponía respeto. Nossaluda y cuando lo hace, a mí me saluda por mi nombre lo que  me llamo la atención – disculpa nosconocemos?-
-         Si Carlos quizás no me recuerdes yo trabaje contu esposa y hace unos meses los encontré yendo al cine-
-         Ha si tienes razón Sergio verdad?- el tipo eraotro tenía otra cara y sobre todo otro físico se lo veía muy bien.
-         Mandale saludos a patricia-
La verdad que enese instante me puse a la defensiva era un tipo mayor que nosotros pero estabaimpecable y además se convertía en mi jefe.
No le comentenada a patricia
El tiporealmente era bueno en lo que hacía, era un líder por naturaleza, todos losempleados estaban conformes con su desempeño y las mujeres estaban alborotadas,con Sergio.
Yo que siempreme sentí seguro no fui capaz de comentarle a patricia de que Sergio trabajabacon nosotros, sabiendo que patricia venia algunas veces a la oficina a saludara una amiga que trabajaba allí
 
Así fue que pasolo inevitable, patricia fue al trabajo paso por la oficina que ahora era deSergio y sin siquiera mirar para ella fue directamente a donde estábamos todosen nuestros pequeños escritorios.
-como estasamor- me dio un beso y pregunto?
-Shirley?-Shirley era la amiga una buena mina que en algún momento tuvo una mini historiaconmigo que no llego a nada porque ambos queremos mucho a patricia
No sé dónde anda– sabía perfectamente donde andaba, estaba en la oficina con Sergio
Cuando volvió sesaludaron
-que hacías solaen la oficina del jefe- pregunto en tono de broma mi señora
-la verdad queharía lo que el jefe quiera, es nuevo está buenísimo y además tiene un don demando al cual no te podes resistir-
No bien terminode decir esas palabras aparece Sergio
-hola¡¡¡ comoestas patricia-
-Sergio¡¡¡¡ quéhaces por acá-  pregunto patriciamirándolo sorprendida por el cambio que había tenido
Estoy acá en laempresa Carlos no te comento nada?
Nos cruzamosmiradas entre los tres y allí en ese momento empecé a perder a patricia.
Intente unadisculpa-no te comente? Patricia perdóname Sergio creí que le había comentado-
-entonces missaludos nunca te llegaron?
-nunca – dijopatricia-
-bueno mejor telos doy a hora personalmente- dijo acercándose a patricia
Patricia se paroen puntas de pie para llegar hasta la mejilla de Sergio.
Me quede metidodentro de mi silla mirando para abajo como si eso impidiera algo,
Shirley se percatóde mi frustración y como buena gente que es agarro del brazo a patricia y se lallevo –permiso jefe me la llevo unos minutos –
Sergio me miro sonrióy se fue a su oficina
Volví más tardeal trabajo esa noche me había ido caminando no sabía cómo iba a enfrentar lavergüenza de no haberle dicho por celos nada a patricia, pero la verdad que mesentía disminuido ante la presencia de Sergio.
Patricia nuncame había comentado nada de como fue el sexo con el pero si me había dicho que sufriómucho en esa época ella lo amaba y estaba deslumbrada por él, pero Sergio  nunca quiso dejar  a su mujer.
Al llegar acasa  patricia estaba cocinando uno demis platos preferidos, no me comento palabra de lo vivido en la tarde, solo medijo- te prepare tu carne preferida, puede ser que antes te comas a tu mujerpreferida?-
Nos reímos nosbesamos y tuvimos sexo como hacía tiempo no teníamos, pati estaba desinhibida,eufórica casi no pasamos por los juegos previos estaba muy lubricada yenseguida me pidió que se la pusiera, se acabo 4 o 5 veces, hasta que yo noaguante más y también eyacule, solo una vez como siempre. Creo que pati hubieraseguido cogiendo.
Comimos y nosacostamos juntos como siempre dormí sin siquiera acordarme de lo que habíapasado en el trabajo.
Mi relaciónlaboral con Sergio era muy buena a medida que Javier el dueño de la empresa lepasaba más responsabilidad a Sergio, este me daba más trabajo a mí y se nutríade mis conocimientos sobre la empresa que yo había adquirido en años de trabajoen la misma. Esta sinergia hizo que la empresa levantara las ventas y que mes ames los cobros tuvieran siempre algún bono de incentivo para todos lostrabajadores.
Esto fue asugerencia de Sergio, Javier reticente a esto le dio igual la derecha y resultoser muy productivo. A esas alturas Sergio ya dominaba todos los pormenores dela empresa, los empleados lo idolatraban, y lo seguían en cada una de suspropuestas, y a mí me había alivianado mucho el trabajo, incluso me consiguióuna oficina pequeña pero donde estaba solo trabajando.
Patricia empezóa venir más seguido y se hizo muy compinche con Shirley, y si bien siempre teníaalgunos minutos de charla con Sergio siempre mantuvo el perfil bajo que lacaracterizaba. Eso y que teníamos sexo más seguido y que además había empezadoa reclamar sexo con terceros me tenía tranquilo y contento.
Este fin desemana la empresa realizaba una jornada de integración en las termas, nosotrosíbamos a ir y por supuesto Sergio también.
Lo que no nosimaginábamos era que llevaría a su nueva pareja, una linda mujer muy llamativa quele gustaba mostrarse.
Cuando entro lanovia todos quedaron boca abierta, igual que cuando Sergio se quitó la remerapara tirarse en la pileta, no podía creer el cambio físico que había tenidodesde aquellas ves que lo vi hasta ahora.
Obviamente lascharlas que tenían con patricia quedaron relegadas por su nueva pareja lo queme tranquilizo más todavía.
Nunca espere loque se venía.
Patricia estuvocomo enojada todo el fin de semana y se mantuvo lejos de Sergio y no tuvimossexo.
Así fue que nola pasamos muy bien, el lunes me fui temprano al trabajo y a media mañanaapareció patricia a saludar a Shirley y paso como siempre a darle un beso aSergio, pero no fue como siempre, vino de tacos altos y un pantalón nuevo súperajustado que le marcaba tanto la cola como la concha, como siempre se tomaronunos minutos para charlar.
Cuando salió dela oficina de Sergio pude ver como este la seguía mirando el culo que porsupuesto patricia se encargaba de moverlo como nunca.
Al otro díapatricia volvió a venir esta vez con un vestido corto que tenía un escote quedejaban ver la mitad de sus tetas, como siempre paso primero a saludar a Sergioque quedo tan sorprendido como yo de ver a patricia así vestida, no le podíasacar los ojos de las tetas que patricia se encargaba de mostrar y acomodar consus manos, además ese día no fueron unos poco minutos Sergio la hizo tomarasiento y estuvieron charlando un largo rato.
En casa lafrecuencia y la intensidad de nuestro sexo había decrecido ella me decía queestaba con la libido baja.
Cosa que no eracierta pues la sentía masturbarse más de una vez en la noche.
Estuvo variosdías visitando la oficina de Sergio siempre con ropa provocativa cuando intenteparar eso – déjate de estupideces no me fastidies- no pude reaccionar nunca mehabía esperado una respuesta así quede mudo y acate. La oficina de Sergio siempreestaba con las cortinas abiertas, pero ese lunes cuando llegue, Sergio yaestaba y las cortinas estaban cerradas. Su novia salió de allí llorando, penséque ese era el motivo de las cortinas. A media mañana vino patricia con unacamisa y un bléiser, identifique de lejos esa camisa la conocía eratransparente me acerque a ella antes de que entrara a hablar con Sergio y le visus hermosas tetas con sus pezones erguidos, no llevaba sutien la muy perra seiba a mostrar así con Sergio, la quise detener – ándate para tu oficina ydedícate a trabajar yo soy grandecita para hacer lo que se me cante-sin másentro en la oficina y sentí cuando tranco la puerta las cortinas no se corrióen la larga hora y media que patricia estuvo allí.
Cuando llegue acasa le pedí una explicación-que queres saber cornudo queres que te cuente comome cojo a tu jefe infeliz, lo cojo como se debe coger a un buen macho, lo cojotodas las veces que me lo pida porque es el mejor macho que he tenido queres sabermás infeliz? Quede mudo ella me agarro la verga que la tenía con una ereccióntremenda- ahh te calienta que me coja a un buen macho verdad – mientras tantopatricia me pajeaba no dure ni un minuto explote manchando todo el pantalón.
Esa tarde a últimahora patricia visito a Sergio como siempre y ahora con las cortinas siemprecorridas, después de 15 minutos  cuandoya se habían ido todos los empleados– Carlos podes venir un minuto- dijo Sergio
Me prepare paralo peor, cuando entre la tenia de rodillas con un collar de perro al cuello yla hacía gatear por toda la oficina, quise atacar a Sergio pero este era mucho másfuerte que yo me pego una cachetada-tranquilo estúpido no te das cuenta que elmacho acá soy yo-
Mi mujer se reía– infeliz queres pegarle a Sergio con es físico – quédate quietito y mira como cogeun buen macho- me quise ir pero patricia le dijo-que no se valla quiero que mevea gozar con una buena verga quiero que sepa en la hembra que me converticontigo sergio- inmediatamente Sergio saco su verga y quede azorado era gigantey chorreaba leche, la trajo a mi mujer arrastrándola con el collar y le hizolimpiar el piso con la lengua que estaba lleno de leche de su nuevo dueño,patricia se arrastraba tratando de comerse la verga de Sergio y este la manteníafirme con el collar, hasta que patricia le suplicaba que quería esa verga en laconcha.
No puta si queresmi verga va a ser en el culo- si hijo de puta cógeme el culo –
Nunca lohabíamos hecho pues le dolía horrores, - vamos a dilatarlo bien primero,- le fueponiendo los dedos de a uno hasta que termino poniéndole la mano entera adentrodel culo, era tan grande la calentura que tenía patricia que en ningún momentopidió que Sergio parara, cuando saco la mano le puso la verga que era tangrande como el brazo, patricia se estremeció y se echaba un polvo atrás deotro,
Sergio entraba ysalía del culo de mi mujer como si nada y bufaba como un animal
Te ponía lospelos de punta ver como la cogía era una bestia desenfrenada, le saco la pijadel culo la dio vuelta y la alzo en brazos para cogerla de parado por laconcha, la leche de Sergio caía a borbotones del culo de mi mujer ella tambiéngritaba como una bestia y le pedía que la cogiera mas fuerte mientras Sergio laseguía penetrando sin piedad- esto es un macho infeliz no te atrevas a tocarmenunca más-.
 La quise dejar pero nunca más pude manteneruna erección con otra mujer, y ella no me dejo por que le encanta humillarmedelante de Sergio hacerme sentir lo que realmente soy –sos un pedazo de mierda Carlos– veni entra al cuarto que vamos a coger de nuevo Sergio está muy caliente hoy.Continuara
 

4 comentarios - mi mujer y un viejo amante

sebiluis
Flaco si es real el relato vos estas enfermo macho , sabes el voleo en el ojete que le pego a esa puta y retrola de tu mujer...
sebiluis
No disculpa flaco, lo que pasa que me asuste un poco digo no puede ser así el flaco, pero es sólo una fantasía tuya en tu cabeza nomas jajajajaja
kramalo
jaja..!! muy bueno..!! no es real...ya lo sé... decile a carlos, que la ate a la cama..y se vaya a laburar...ja!!