Primero a la Madre

Buenas, hace mucho quería volver a relatar otras de mis suertudas situaciones, pero por un tema de tiempo no pude. Acá les traigo algo que me viene pasando desde diciembre hasta esta semana, lo cual hizo que tenga que contarle a alguien y que mejor medio y lugar que acá!.


Como les había contado en mi primer post, tengo mucha suerte en cuanto a las situaciones que me llevan a tener sexo con mujeres que ni se me cruza por la cabeza que puedan llegar a darme bola a la primera.
Dejo link del primer post por si acaso xD

http://www.poringa.net/posts/relatos/3077963/Con-dos-hermanitas.html


El tema es que toda mi vida me pasó ,pero este último año no se si es la edad o que ya tengo mucha confianza en mi, que se me está dando mejor.
Si bien mi matrimonio también esta mejor en cuanto al sexo, es verdad que tiene algo de rutinario, lo cual hace que este tipo de aventuras sean más propensas a pasar ,ya que uno si busca la posibilidad de salir un poco del embole lo hace con gusto. 

La cosa viene más o menos así, acá en el barrio donde vivo, hace ya varios años que me hice la fama de ser buen profesor de inglés particular para chicos/adolescentes que quieran salvar el año ,tanto en diciembre como en febrero. Por lo que en esta época y suelen venir a pedir ayuda principalmente las madres de mis alumnos, pero este año fue distinto, ya que como estoy remodelando el garage, lugar que usaba para dictar las clases no podía recibirlos. Esto llevó a que rechace a varios chicos, pero algunos otros , como la familia me conocía aceptaron que les de clases en sus domicilios. 
Todo iba normal, hasta que un día me toco timbre la madre de una compañerita de mi hijo, una mujer de unos 38 años pero con un cuerpo de una mina de 20, 1,60m, figura y piel perfecta, pechos normales, pero con una cintura,piernas y colas que parecían que se las tallaron a mano, cara de gato, pero delicado, de pelo lacio largo castaño oscuro, una hermosura. Desde hace años que cuando me toca llevar a mi hijo al colegio y la cruzo me quedo tratando de sacarle alguna charla y y mirarla de arriba a bajo con poco disimulo, a pesar de que vivimos a 100m no se la ve por la calle casi nunca y trataba de aprovechar la situación, siempre pensando que no iba a dar bola ni en pedo.

Ese día,en Diciembre del año pasado, vino a mi casa pidiendo si por favor podía salvar a la hija mayor, la cual hasta el momento no sabía que existía, quién tenia que dar si o si inglés antes de Marzo porque sino no podía empezar la facultad. Entre charla va y viene, arreglamos que iba a ir a su casa la semana previa Navidad para empezar de a poco a prepararla para que rinda ahora a fin Febrero. Como no sabia en que estado estaba, le dije que teníamos que tener varias clases para ver el nivel y cuanto iba a costar o no.  Quedó ahí, llegó el día, agarro mis cosas y voy a su casa vestido normal, mostrando mis 30 años de forma jovial jaja. 

Llegué puntual, toque timbre y al abrirme la puerta sale una pendeja que rajaba la tierra , trate de disimular mi cara de pajero lo más que pude ya que supuse que era ella quien sería mi alumna y no quería dar una mala impresión. Creo que igualmente no me salió o por lo menos pensaba. Cuando me hizo pasar , vino la madre a saludar muy cordialmente, a quién esta vez si la salude sin el menor gesto de baboso que pude, cosa que me costó mucho porque estaba con un short de verano muy suelto que dejaba poco a la imaginación y una remera que le entallaba esa cintura perfecta. 
Tuvimos una charla muy a meno de como iba la hija, que solo le había ido mal en esta materia y esas cosas de padres, a lo que yo le dije que me había quedado sorprendido que tuviera una hija tan adulta siendo tan joven. Frase por la cual me terminó revelando su edad y que la había tenido de joven. Todo esto fue algo rápido de no más de 5 minutos. Apurando la situación le dije que por favor trate de no interrumpirnos por más que estemos en la misma sala de forma agradable a lo que respondió muy risueña
-"cuanta seriedad, debe ser cierto que sos el mejor profe del barrio". Y quedé regulando mal. 

La clase fue lo más normal, poniéndonos al tanto de la situación en la que estaba en el colegio, a donde iba a estudiar, que carrera pensaba seguir y obviamente los temas que no entendía y necesitaba reforzar. Esto último por desgracia para ella era bastante, por lo que al finalizar, hablé con la madre y le propuse que para que ella pueda rendir y obtener un buen resultado debía tener al menos 2 clases de una hora por semana hasta la fecha de examen. Si bien no le resulto extraño, no le agradó mucho la idea de no poder planificar nada durante el mes de Enero por esto, motivo por el cual presencie un típico reproche madre/hija sobre los estudios.
 
Así fueron las siguientes 5 o 6 clases, nada raro, yo tratando de mantener la seriedad y cordura cuando estaba allí, cosa que se me hacia más y más difícil, ya que las notaba cada día más lindas. La hija es muy parecida de cuerpo a la madre, pero con más pechos y linda de cara (una nena) pero no llega a tener la cintura perfecta que esta tiene.  Si bien en la calle uno podría pensar que son hermanas, al verlas cerca se notaban las diferencias pero era imposible elegir a alguna para fantasear. Como estamos en verano, siempre estaban de ropas ligeras y se podría decir hasta provocativas sabiendo que iba a darle clases de inglés alguien ajeno.

Sin embargo, hace dos semanas, estábamos terminando la clase y la madre para mi sorpresa me invitó a quedarme un rato más para tomar unos mates ya que quería preguntarme algunas cosas de como veía el avance de su hija en esas semanas. Me pareció algo llamativo y desconcertador, pero también tentador, si bien sabia mis límites, no tenia ningún drama en tirar palos para ver que pasaba. 
Una vez terminada la clase, la hija se va a su cuarto a hacer sus cosas de adolecente (? , y nosotros nos quedamos hablando, al principio era todo normal, que como la veía , si la notaba que se concentraba y eso, hasta que de pronto las preguntas se convirtieron en una charla "catarsis" de la madre, sobre que ella era buena alumna, pero que últimamente salia mucho, y veía que tenia muchos amigos y típicas preocupaciones de una madre soltera con una hija de esas edad. Lo cual me llevo a preguntar por la ausencia del padre o porque estaba sola. A lo que la respuesta fue algo que me esperaba, me dijo

-"porque prefiero estar sola y cogerme al que quiera que a ese pelotudo".
Al decir esto, se notó que pensó en voz alta la verdad de la milanga pero que no debía habérmelo dicho así. Se generó un momento de silencio incómodo por ambas partes , motivo por el cual yo amagué a levantarme para irme, pero ella muy apenadamente me agarró de la mano como haciendo gesto de que me quede un rato más pidiéndome disculpas por el exabrupto. Ahí la charla se volvió más rara ya que comenzó a preguntarme por mi esposa, si tenia problemas que salga a casas a dar clases y esas preguntas que parecían no llevar a ningún lado, hasta que me dice,
-" si tuviera un marido como voz, no te dejaría salir a ningún lado".
Mi sentido arácnido salto de la silla en forma pija engomada. Por lo que le contesté,
-"lo que pasa es no que sabe que me toco dar clase en la casa de una mujer tan linda como vos", devolviéndome una sonrisa muy picara y una mirada que me comía. Ya cuando me estaba por abalanzar como un león, escuchamos que salió la hija de la habitación y nos volvió a la realidad. Tratando de acomodarme un poco la verga que se me estaba amorcillando toda me levante, haciendo notar esto de forma adrede y las salude a ambas y me fui. 
Al salir ya sabía cual era mi objetivo, de pronto de dar clases a esa pendeja hermosa, paso a ser lugar para todas fantasías de la semana. Me cogía a mi mujer con fuerza pensando en esta mina que me había volado los sesos con solo una puta sonrisa y una mirada. 

Por desgracia para mi, esa semana no pude ir a la segunda clase por motivos ajenos y quedamos que a la siguiente semana iba a ir tres veces.
Llegó el Lunes este que pasó y fui, al entrar noté que la madre estaba muy sutilmente más sexy que de lo normal y que el saludo fue un poco más táctil. Toda la clase no pude sacarme la idea de la cabeza de como hacer para comermela. Sabiendo que estaba a metros, en otra habitación de la casa me ponía los pelos de punta. Para mi suerte, ese día la hija me pidió cortar 10 minutos antes porque se tenia que ir rajando a ver a una amiga. Ahí se me prendieron todos los focos, antes que me vaya, la madre me hizo señas para que me quede un cachito más a hablar como la semana previa. 
La nena no había terminado de cruzar el portón que con mi mirada lasciva y lujuriosa había puesto a la madre contra una puerta diciéndole:
-"ahora no te va a salvar tu hija",
y envolví fuerte de la cintura y le comi la boca haciéndole sentir todo el peso de mi hombría . Fue un beso largo, baboso y con gusto calentura atrasada. Ella tenia puesto un short muy liviano que me permitía sentir que tenia puesta una tanguita muy chiquita mientras le iba acariciando desde la cintura hasta las nalgas, se sentían una delicia. Las empece a apretar con fuerza mientras le apoyaba la verga bien dura contra la cintura, cuando le estaba por sacar la remera que tenia puesta me detuvo y me llevo con mirada de trola a su habitación. Sin mediar palabra alguna me miró, se agacho y comenzó a frotarme el miembro por encima de la bermuda, a pasarle la cara como olfateando la comida, la agarré de los pelos, la miré a los ojos y le pele la pija de modo tal que al sacarla le reboto de lleno en un cachete. Se quedo unos segundos admirando el grosor y tamaño
-" que linda pijota que tenes profe" me dice. Me puse como loco y se la meti hasta la garganta mientras le decía con vos de pervertido,
- "ahora tenes que pasar el examen del pete"- sin más, me dio la mejor chupada de pija de mi vida solo usando la lengua y labios, sin manos era, tiene una boca perfecta para chuparla. No dejaba de estar en contacto ni un segundo con el glande. En un momento sentí que estaba por acabar así que le agarré la cabeza y le cogi la boca un par de veces hasta que acabe en el fonde la garganta, seguía tragando la pija mientras acababa, me hizo temblar todas las piernas mientras me la limpiaba y me preguntaba con voz de putita si había pasado el examen del "pete". Creo que con mi cara de dado vuelta le contesté todo. Una vez que recupere el conocimiento la levanté con un brazo, la acosté en la cama, le baje muy suavemente la tanguita y short y le chupe la concha primero muy suavemente, oliendo y disfrutando todos los jugos que habia dejado segundos antes, luego comencé a colarle dos dedos mientras lamia únicamente su clítoris hinchado, contorneando su forma y presionando por dentro con los dedos hasta sentir que tuvo un fuerte orgasmo en mi boca y me apretaba con las piernas mientras se retorcía. Me dijo que se cuidaba, así que agarré ahí y se la metí de una hasta al fondo, haciendo que se arquee toda para atrás , primero le di suave y duro hasta al fondo mientras estaba abajo mio.
Podía sentir como la llenaba toda, estuvimos así unos 5 minutos hasta que tuvo otro fuerte orgasmo. Quiso parar un cachito, pero no llegue a dejarla decir algo que la puse en cuatro y le empecé a lamer bien el orto y la concha que estaba que chorreaba jugos hasta las piernas. Tenia el ano que me guiñaba como pidiendo más lengua y dedo. Al cabo de uno o dos minutos empecé a apoyar la punta del glande contra su agujerito que ya estaba calentito. Tuve que presionar varias veces hasta que pude meter toda la cabeza, ella mordiendo la almohada, pero sin decir que no a nada se la empecé a meter cada vez más al fondo, hasta que en un momento se escuchaba el golpeteo fuerte de mis huevos contra su concha y sus gritos pidiendo por favor que la llene de leche. Como ya había acabado una vez este me costó un rato más, la senté encima y la hacia bajar y subir de espaldas a mi, saltaba como loca con el orto bien dilatado, así un ratito hasta que acabó otra vez. Esta vez si no se podia levantar, por lo que termino acostada conmigo cogiéndole la boca hasta que acabe otra vez, esta vez se la tire en la cara mientras me miraba con los ojos desorbitados y yo temblando de lo vacío que me dejó. Nos quedamos un ratito acostados ahí mientras me preguntaba si todas las clases pueden terminar así. Yo estaba que no lo creía, con semejante hembra todo enlechada al lado mio, que le podía decir ? 
Cuando nos levantamos y estaba por irme cuando nos dimos cuenta, que la hija, osea mi alumna, estaba en el comedor, con cara de asombro y sin entender lo que pasaba, la salude y me fui. 
Las siguientes 2 clases, contando la de ayer, terminaron igual, solo que con un agregado.
Ayer mientras cogíamos, note que la hija nos estaba espiando , así que creo , que tendré que poner énfasis en enseñarle cosas nuevas a la nena, todavía me quedan 5 clases, veré que puedo hacer.

Si les gustó, seguiré relatando sobre esta madre ,o si tengo suerte, sobre su hija.

9 comentarios - Primero a la Madre

Erop1111 +1
Mega bueno
Continua. Avisa cuando postees
PUPPYBRC +1
Excelente me dejó la pija al palo, cuando do puedas sácale una foto a ese ojete por favor !!
charly78963 +1
De diez profe espero más historias de enseñanzas...
JavJohns +1
Tremendo relato del profe .... +10