MI HIJA Y EL MSN


Descubro en el msn de mi hija su afición por la dominación y decido jugar con ella.


Para mí, lo más difícil a la hora de escribir un relato siempre ha sido cómo empezarlo, qué contar. En esta ocasión como en otras muchas, creo que lo mejor será presentarme. Mi nombre es Ricardo, 42 años, casado, con una hija. Contrariamente a muchos de los hombres que escriben en esta página, no soy nada sorprendente. Es cierto que mido 1’80, soy rubio y tengo ojos azules. Sin embargo también Enrique Sanfrancisco es rubio, delgado y con ojos azules y no es ningún Adonis. Tengo el cuerpo normal de un tipo de 42 años. Aun no me ha salido la famosa tripa, pero algún día saldrá. Intento hacer deporte a menudo para retrasarla lo más posible, pero de vez en cuando, sobre todo después de Navidades y verano, hace sus intentos por aparecer.


Como digo, soy un tipo muy normal. Padre de familia, abogado, serio en el día a día… Trabajo en una firma de abogados en Madrid, con bastante responsabilidad, y, por que no decirlo, con un muy buen sueldo. En realidad, nadie que me conozca podría pensar que me encanta esta página y sus relatos, sobre todos los de dominación, no consentido y filial.


Mi mujer se llama Patricia, 40 años, azafata de una importante compañía aérea. Ella si que está bien, sobre todo porque con la ayuda del quirófano ha podido retocar aquellos defectos que con la edad terminan apareciendo. Castaña, 1’69, pechos operados (talla 100) y vientre plano (también operado).


Como he dicho, ella trabaja como azafata. Desde hace años hace la ruta España-EEUU. La rutina de horarios que tiene es 15 días de vuelos, 15 días de descanso, por lo que únicamente está en casa durante medio mes. Al principio no había problemas, la relación era buena y ninguno sospechaba del otro. Pero poco a poco las cosas cambiaron. Se alquiló un piso en NY con otras azafatas (eso me dijo por lo menos), ya no llamaba tanto a casa para hablar con nosotros y pequeñas cosas similares que me hicieron sospechar. Yo por mi parte, ante las largas ausencias de mi mujer, empecé a ver que había un mundo fuera del matrimonio. Sin embargo no me decidía a dar el paso definitivo. Un sentimiento de culpabilidad me invadía. ¿Y si eran suposiciones mías? ¿Y si ella era fiel? Finalmente un día me decidí y contrate a un detective. Tras cuatro días de seguimientos, el informe que me mandó fue contundente. Mi mujer, cuando estaba en EEUU, hacía vida de soltera. No tenía una relación consolidada con ningún hombre, sino que un día estaba con uno y al siguiente con otro. El informe venía acompañado por un reportaje fotográfico muy explicito. Os dejo una muestra para que podáis comprobarlo por vosotros mismos.





Si, esa es mi mujer. Y, si, se la están follando dos tíos. Contrariamente a lo que podáis pensar, ver esas fotos fue un alivio para mí. No me enfadé. Simplemente supe lo que tenía que hacer. Mantener una ficción de matrimonio y vivir mi vida. Así empecé a conocer a otras mujeres. Unas más jóvenes, otras más mayores, unas casadas, otras solteras... En definitiva, de todo un poco. Lo que es cierto es que mi vida sexual dio un giro radical –a mejor-.


La tercera integrante de mi familia es mi hija Cristina. La relación entre nosotros dos siempre ha sido muy buena. El hecho de que mi mujer estuviera fuera de casa durante largas temporadas ayudó bastante, ya que yo era la única persona en la que ella podía apoyarse. Con 18 años acababa de empezar derecho en la universidad. Era una chica guapa aunque nunca la había mirado con ojos distintos de los de un padre. Por eso sus 1’72, sus ojos color almendra, su melena negra y su abundante pecho, nunca me llamaron la atención.


Desde siempre he intentado ser un padre comprensivo y, como ella se comportaba de forma razonable, nunca tuve problemas en permitirle determinadas cosas que otros padres no permitían a hijas de la edad de Cristina. Nunca le puse un horario para volver a casa ya que volvía a una hora prudencial y nunca me había dado un disgusto llegando borracha o cosas por el estilo. No quiero decir que no bebiera cuando salía, pero yo también he sido joven y jamás me importó que llegara a casa algo contentilla. Es lo normal en los jóvenes.


Sin embargo un día ocurrió algo que hizo que la visión que tenía de mi dulce hija cambiara totalmente.


Patricia había salido de viaje hacía dos días. Estábamos Cristina y yo solos en casa. Ella en su cuarto y yo en el mío. Llamaron por teléfono y lo cogí. Era su novio. La llamaba porque habían quedado y Cristina llegaba tarde. A ella se le había olvidado, así que con muchas prisas se metió en el baño, se pegó una ducha rápida y salió de casa.


Con las prisas había dejado todo tirado, la luz de su cuarto y del baño encendidas, el pijama en el suelo, los peines sin guardar… empecé a recogerlo todo. Primero el baño y luego su cuarto. Sin embargo cuando entré en su habitación vi que se había dejado el ordenador encendido y en la pantalla parpadeaba el Messenger.


Nunca me he considerado un padre cotilla y jamás he registrado las cosas de mi hija. Sin embargo, aquel día, algo en mi interior me empujó a fisgonear en su msn. Y lo que vi me sorprendió. Tenía más de 150 contactos. Pero lo sorprendente no era eso. Lo sorprendente eran los nombres de algunos de esos contactos. Nombres como Lord- (loquesea), Máster(cualquiercosa), adiestrador de putas… y otras muchas lindezas por el estilo. Nombres todos ellos relacionados con los juegos de dominación. Y eso implicaba que si ellos eran los amos, Cristina era su sumisa, su puta, su zorra.


Inconscientemente me la imaginé recibiendo ordenes de esos desconocidos y la vi como a una mujer, no como a mi hija. Intenté alejar esos pensamientos de mi cabeza pero era imposible. Recordaba todas esas veces que la había visto con sus minúsculos bikinis, con esas camisetas escotadas y prietas, con esas blusas con demasiados botones abiertos, con esas minifaldas que parecían un cinturón de lo cortas que eran… y me excité. Esa misma noche, sin poder evitarlo, me masturbé imaginando que me follaba a mi hija, que la sometía a todos mis deseos…


No pude dormir bien. Un montón de ideas rondaban mi cabeza, sin embargo me daba cuenta que había traspasado una barrera y que no había vuelta atrás. Deseaba participar en ese juego que había descubierto. Deseaba comprobar hasta donde estaba dispuesta a llegar mi hija. Pero, ¿Cómo conseguirlo?


En mi trabajo, todos los días tengo que conseguir que otras personas hagan lo que yo quiero. Que el Juez me dicte la Sentencia que deseo, que el cliente me haga caso y siga mis instrucciones, que el testigo declare conforme yo le he indicado. En ocasiones es una tarea sencilla pero otras muchas veces requiere de gran preparación. Así pues, si todos los días luchaba por cambiar la voluntad de desconocidos, ¿porqué no intentarlo con mi propia hija? Recordaba perfectamente su msn y ella tenía más de 150 contactos. Eso quería decir que no los filtraba. Por eso, que un nuevo contacto la agregara no sería de extrañar. Así que, sin pensármelo dos veces, abrí mi msn clandestino y la agregué. La suerte estaba echada. Sólo quedaba esperar.


Durante todo el día no pude conectarme al msn ni una sola vez. Fue uno de esos días de trabajo estresante y de continuas reuniones y llamadas. Eso me vino bien porque así conseguí desconectar y no darle más vueltas al tema. Cuando llegué a casa, Cristina ya estaba en su habitación. La saludé y le dije que me metía en mi cuarto a terminar unas cosas en el ordenador y que cuando quisiera cenar que me dijera y cenábamos juntos.


Me metí en mi cuarto, me puse el pijama, encendí el ordenador, abrí el msn y… allí estaba ella, conectada. Me puse nervioso. ¿Qué debía hacer? ¿Cómo empezar la conversación? Respire hondo y pensé… llevas años trasteando con el msn, has conocido a un montón de chicas y has disfrutado con ellas y de ellas… ¿¿Por qué va a ser distinto?? Y empecé a teclear. Os transcribo a continuación nuestra primera conversación directamente copiada del msn. Para que no se alargue con los nombres, lo que escribió Cristina lo pondré en negrita.

Hola
Hola, ¿Quién eres?
Eso te iba a preguntar yo. Has sido tu la que me ha agregado.
¿Yo?
Si. Me imagino que me habrás agregado por alguno de mis relatos, ¿no?
Mmm, relatos? Que escribes?? Cosas románticas?? Jajaja
Jajaja, no especialmente. Relatos eróticos. Pero creo que ya lo sabes, porque si me tienes agregado con este msn es porque leíste algo mío o porque hemos hablado en algún chat. No?
Mmm, puede ser, jejeje. Sobre que temas escribes?
Dominación, no consentido, filial... Todos los que tienen algo de prohibido. El morbo de hacer algo que no está bien visto me puede.
Mmmm, dominación? Jejeje
Te gusta?
No se, quizá…
Jajaja, seguro que si, es una de las fantasías más comunes con las de la violación y el sexo entre familiares.
Uff, creo que esas dos no.
No? Eso es porque no lo has pensado bien. Por cierto, te llamas Cristina, no?
Evidente con este msn, jajaja. Y tú?
Iñigo. Edad?
18 y tú?
Mmm 18, qué joven, qué morbo, jajaja. Yo 35. Y de dónde eres?
De Madrid
Parece que te estoy haciendo un cuestionario de la Superpop, jajaja
Jajaja, puedes preguntar
Lo que quiera?
Mmm que quieres preguntar?
Uff si te contara… por ejemplo… ¿tienes novio?
Si
Su edad?
20
Entonces ya no te pregunto si eres virgen.
Por?
Porque si tienes 18 y tu novio 20, seguro que ya te ha follado. O me equivoco?
Jajaja que cabrón, no, no te equivocas.
Mmm, tienes foto?
Si, no la ves?
Si, la veo, pero prefiero que me la mandes y estoy seguro que eres una chica muy complaciente que le gusta portarse bien y hacer caso cuando le piden algo. A que si?
Mmm si, a veces
Mándame la foto y te mando un relato que te gustara.
Toma, acéptala



Mmmm, estás bien buena.
Jajaja gracias.
Eres fiel?
Menudas preguntas, no?
Responde.
A veces, jajaja
Mmmm te masturbas?
Si
Bastante?
Si, mmmm
Te excita la sumisión?
Si
Tu novio no lo sabe, a que no?
No, no lo sabe.
Te excita sentirte usada, humillada… que te obliguen a llegar a tus límites y a sobrepasarlos?
Mucho
Es sólo una fantasía o lo has practicado en realidad?
Sólo una fantasía, jejeje. Pero si he tenido contactos por msn que me han dicho que haga cosas.
Y las has hecho?
Si
Cosas como cuáles?
No se… como que me masturbe, que vaya sin ropa interior a la uni…
Sólo eso??
Si, cosas así.
Debes estar muy bien sin tanga ni suje, pero se me ocurren otras muchas cosas más excitantes.
Mmmm, como cuáles??
Ya te iré diciendo si te portas bien, jejeje
Mmm que malo
No lo sabes tú bien… vamos a seguir con tu interrogatorio, que me parece que te gusta contestar… cuando te follaron por primera vez?
A los 16
Mmm una zorra precoz, jejeje con quien fue?
Con un chico 2 años mayor, después de una fiesta. Yo había bebido un poco y terminamos juntos.
Te gustó?
Uff, no mucho, jajaja, he tenido otros mucho mejores
Y cuando fue la última vez que le pusiste los cuernos a tu novio?
Hace dos semanas.
Con quien?
Un tío que no conocía de nada. Empezamos a hablar, me gustó como era y terminamos en su coche.
Que edad tenia?
25
Mmmm. Te folló bien?
Siii, jejeje, me dejó muy bien follada.
Se la chupaste?
Mmm si.
Has vuelto a quedar con él?
No, no recuerdo ni su nombre así que imagínate, jejeje
Mmm menuda zorra… Te excita tener novio y ponerle los cuernos? El morbo del peligro a ser descubierta?
Muchísimo
Cual es tu postura favorita?
Depende. Con mi novio yo encima, pero con otros tíos me encanta a cuatro patas.


En este punto de la conversación me estaba poniendo enfermo. Imaginarme a mi hija en un coche, con un desconocido, comiéndole la polla y luego siendo follada a cuatro patas me ponía a mil. Pero cómo podía ser mi hija tan inconsciente. Me estaba contando todo sin presionarle siquiera. Se notaba que se estaba excitando con la conversación y a medida que hablaba, tenía más ganas de contarme más cosas. Así que aproveche la situación y continúe con mi juego.

Mi postura favorita… Sabes? Te imagino a cuatro patas y se me pone dura. De rodillas, como una perra, las piernas ligeramente abiertas, tu coñito expuesto, yo detrás, mi dedo índice rozándote el coño… suavemente. Recorriéndolo entre tus labios, desde tu clítoris hasta tu culo… notando como poco a poco te vas mojando y comienzas a gemir… preparando el terreno para follarte como a una zorra… agarrando con la yema de mis dedos tus labios y estirando suavemente mientras otro de mis dedos se empieza a meter en tu coño…
Uffff, xdd me estas poniendo a mil…
Mmmm… pero eso sólo sería el principio. Lo que me gustaría es excitarte tanto que al final suplicaras por tu orgasmo… y esta noche pienso conseguirlo, jejeje. Cómo estás vestida?
Pijama
Eso es mucha ropa… seguro que tienes un blusón grande
Si, claro
Ok, quítate el pijama y déjalo tirado en el suelo. Coge el blusón y póntelo, sin ropa interior.
Pero mi padre esta en casa…
Y? más morbo… obedece. Tienes un minuto.
Mmm ok ya voy.


Antes de que pasara un minuto ya estaba de nuevo escribiendo.

Ya está.
Muy bien… el pijama está en el suelo y tú estás sin ropa interior?
Si
Súbete el blusón por encima de la cintura de manera que tu culo se siente directamente sobre la silla.
Mmmm
Crees que la mojarás?
Creo que si, jejeje… creo que ya la estoy mojando, mmmm
Mejor… cuantos botones tiene el blusón?
Siete
Si te desabrocharas 3 que se vería?
Desde arriba? Pues el comienzo de mis tetas.
Entonces desabróchate cuatro.
Mmm que cabrón… ya te he dicho que no estoy sola en casa, no?
Si, claro, por eso lo hago, jajaja. El blusón es amplio?
Si, muy amplio.
Mmm entonces no tienes problemas para poder tocarte las tetas a gusto, no?
Mmm no, ningún problema, quieres que me las toque?
Si, acarícialas y pellizca suave tus pezones.
Mmm joder estoy a mil.
Acabamos de empezar… Vamos a jugar a un juego. Tienes prohibido correrte hasta que yo te lo permita… entendido?
Mmmm me quieres hacer sufrir?
Un poco, pero disfrutarás. Pasa un dedo entre los labios de tu coño… como está?
Empapado, ya lo sabes.
Ok, te voy a mandar un relato y lo vas a leer ahora. Se que te gustará. Después de leerlo me dirás si sigue sin gustarte el no consentido y el filial... Mientras lo lees estarás acariciándote y masturbándote todo el tiempo… pero prohibido correrte. Eso lo dejo para el final… y te gustará.
Mmm que malo, te gusta hacerme sufrir.
Verte sufrir me excita. Ahora mismo estoy con la polla en la mano, meneándomela imaginándote. Manda otra foto para que mientras lees me pueda entretener.
Ok, jejeje, te mando dos, acéptalas.











Joder, menudo escote… andas provocando así por casa?
Si, jejeje.
Ufff pues tu hermano debe andar loco por las esquinas.
Jajaja, no tengo hermanos, soy hija única.
Pues entonces tu padre… con una hija así ya se la habrá pelado más de una vez imaginado que te folla…
Que va!!! El es demasiado serio para eso.
Eso te crees tu… todos los tíos somos iguales y con ese par de tetas andando por casa ya te digo yo las veces que se la meneará pensado en ti… Seguro que cuando se folla a tu madre más de una vez se la habrá metido por el culo pensando que te viola. Si yo tuviera una hija como tu ya la habría drogado para follármela.
Pero mira que eres bestia…
Y tu mira que eres falsa… con lo cachonda que estas ahora, podría entrar cualquiera, violarte y encima le darías las gracias.
Mmm seguramente.
Te gustaría, a que si? Que alguien entrara en tu cuarto y te encontrara como estás ahora, con el coño encharcado y dos dedos dentro… Que se diera cuenta de lo zorra que eres y te violara… que te usara sólo para su placer sin que pudieras resistirte… dejarte hacer sin ninguna responsabilidad, disfrutar de la polla de un extraño, tener libertad para ser la puta que eres, tragarte su polla y pedirle que se corra en tu boca…
AGGGGG, mucho.
Entonces no quiero hacerte sufrir más. Acepta el relato que te envío y léelo. Condiciones: sácate las dos tetas del blusón para poder acariciarlas mejor y mastúrbate mientras lees. Antes de terminar de leerlo quiero que te hayas metido tres dedos… pero tienes prohibido correrte.
Ufff si me meto tres dedos creo que me correré.
No, no te correrás. Serás obediente como una buena zorra y te correrás cuando yo te lo permita.
Antes de empezar cuéntame de que va el relato, porfi.
Mmm ya veo… quieres tocarte mientras te lo resumo? Jajaja que zorra.
Mmm siii.
Léelo y lo sabrás. Cuando termines dame un toque.


El relato que le envié era uno de mis favoritos de todorelatos. Resumido a grandes rasgos trata de una familia compuesta por padre, madre, hijo e hija, que tienen un problema con el coche en mitad de una tormenta. Para resguardarse entran en una casa aparentemente abandonada, sin embargo tres hombres les esperan dentro y deciden violar a la madre y a la hija. La madre se tiene que humillar y comportarse como una vulgar puta para evitar que violen a su hija. Deja que los tres tipos se la follen pero con lo que no cuenta es que con su actitud de zorra está excitando a su propio hijo que, finalmente, es obligado a follarla. La madre disfruta con su hijo y ya no le importa lo que le suceda a su pequeña. Los tres violadores fuerzan a la hija pero deciden dar un paso mas… que el padre también participe. Finalmente es el padre el encargado de romperle el culo a su hijita. Como digo es un relato muy excitante que además está muy bien escrito… estaba seguro de que cuando Cristina acabara de leerlo estaría aun más excitada que antes y sería más fácil continuar con mi plan. Por experiencia se que en situaciones de máxima excitación, cuando lo único que deseas es llegar al orgasmo, eres capaz de acceder a peticiones que en cualquier otro momento te parecerían aberrantes. Pero cuando sólo piensas en correrte, te olvidas de tu moralidad y solo piensas en disfrutar. Esa era mi baza con Cristina y la iba a jugar.


Por fin mi hija terminó.

Ufff, ya.
Te ha gustado?
Joder, estoy empapada… porfi, déjame correrme!!!
Mmm, aun no, aun quiero jugar un poco contigo, jejeje. Además, porqué me pides que deje que te corras si en el fondo deseas que siga tratándote como una zorra?
Malo.
Sabes? En ese relato están mis tres fantasías… no consentido, dominación y filial… y por lo que veo debemos tener los mismos gustos porque estás sentada en tu silla, con el coño al aire, masturbándote como una zorra y suplicando por tu orgasmo… Que es lo que te ha excitado de verdad? Que tres tipos violen a una mujer delante de su marido y sus hijos? Que esa mujer se tenga que humillar y dejar someter por tres desconocidos, comportarse como una puta profesional y sobre todo, disfrutar? Que el propio hijo disfrute viendo como follan a su madre y participe en la violación? O que la dulce niña le pida a su padre que le deje chuparle la polla y le ofrezca el culo para que se lo rompa?
Ufff, todo, todo eso… lo recuerdo y no puedo dejar de tocarme… te estoy escribiendo con una mano, tengo dos dedos entrando y saliendo de mi coño y con el pulgar me acaricio el clítoris.
Muy bien perra, tienes algún rotulador gordo?
Si
Ok, cógelo, chúpalo, mójalo bien y métetelo en el coño… despacito.
Uffffff, que cabrón, me encanta.
Déjalo metido, notando esa cosa dura dentro de tu coño…pero aun no puedes correrte, quiero que hagas algo más. Tienes condones?
Si, tengo un par por si acaso.
Jajaja, mira que eres zorra… por si acaso te quieres follar a uno que no tiene, no? No pasa nada… vas a ir a la cocina y de la nevera vas a coger un pepino.
Como?
Es fácil de entender, no? Te levantas, sigues con el rotulador en tu coño, vas a la cocina y coges un pepino.
Pero…
HAZLO
Mmmm, ok


Oí como se abría la habitación de mi hija y como ella se dirigía a la cocina. Puse toda mi atención en escuchar y noté como se abría la nevera. Era demasiado. Mi hija estaba obedeciendo en todo… la estaba poniendo a prueba pero ella no vacilaba. ¿De verdad mi hija era tan zorra que se iba a masturbar con un pepino? Un momento de lucidez pasó por mi mente y pensé en la locura que estaba haciendo. Era mi hija. Desde pequeña había cuidado de su educación, la había llevado a un colegio de monjas, ahora le pagaba una universidad privada, sus amigas parecías chicas decentes… y ahí estaba yo, pervirtiéndola haciéndome pasar por un desconocido y tratándola como a una vulgar puta. Sin embargo, enseguida me di cuenta de que mientras pensaba esas cosas mi mano estaba acariciando mi polla y que lo único en que podía pensar en realidad era en las ganas que tenía de follármela.

Ya está.
A ver si adivino? El pepino que has elegido tiene el tamaño de una polla y era el más duro de la nevera… a que si?
Mmm, si.
XDD cómo puedes ser tan zorra si tu padre está en casa? O es que te da morbo? Es eso, no? Te da morbo saber que tu padre está en casa. Que él crea que eres su princesita mientras tú, en la habitación de al lado, estás siendo usada por un completo desconocido, masturbándote como una loca, con el coño lleno por un rotulador y deseando correrte…
Si de verdad me diera morbo eso que dices, querría decir que soy muy zorra, no?
Si, demasiado.
Ohhh, pues creo que si que debo ser muy zorra porque saber que mi padre está a 10 metros mientras yo me masturbo y me acaricio las tetas me pone a mil.
Mmmm, que mala hija… Sigues con cuatro botones desabrochados del blusón?
Si.
Que se ve?
Pues casi las tetas enteras.
Muy bien, vamos a dar un paso más… a ver si te atreves pero creo que no lo harás, jejeje.
El que?
Vas a ir a donde esté tu padre ahora y vas a estar durante tres minutos hablando con él.
Que?????
Pssssssss, calla y escucha que aun no he terminado. Vas a preguntarle cualquier cosa, cualquier gilipollez y te vas a poner en cuclillas mientras te lo explica, de manera que te vea bien las tetas… quiero que mientras habláis, te inclines lo suficiente para que él no tenga problemas en verlas, entendido?
Pero, estás loco?
Miedo?
No, miedo no, pero es que…
Mmmm, Cristina, hazme un favor, demuéstrame lo zorra que puedes llegar a ser… olvídate de los juegos de niños que has hecho hasta ahora y da un paso más… Arriésgate y disfruta… Ya te he dicho que tu padre es un tío, como yo, y estoy seguro de que no te va a decir nada… es más, me juego lo que quieras a que intenta alargar la conversación todo lo posible para verte más tiempo esas preciosas tetas de puta.
Ufff pero como voy a hacer eso?
Porque en el fondo te excita… Te excitan las situaciones que se pueden descontrolar en cualquier momento, te excitan los juegos en lugares prohibidos, con gente prohibida… y qué hay más prohibido que un padre en su propia casa… Cristina, eres una zorra y lo sabes y ahora estás empapada de pensar cuál puede ser la reacción de tu padre y sobre todo deseas exhibirte para él… que por fin comprenda que tiene una puta en casa.
Joder tío, eres un cabrón pero es verdad, estoy a mil.
Entonces hazlo… pero no te quites el rotulador… en unos minutos te espero.
Cabrón… malo… voy.


A los pocos segundos oí como se abría de nuevo la puerta del cuarto de mi hija. Inmediatamente minimice el msn y abrí un par de documentos de Word y una hoja de Excel para aparentar que estaba trabajando. Mi conciencia me decía que lo que estaba haciendo era una locura, pero estaba tan excitado, me daba tanto morbo la situación, que no podía dar marcha atrás.


Se abrió la puerta de mi habitación y entró Cristina, con su blusón blanco abierto casi en su totalidad y ofreciendo una perfecta visión de su magnífico escote. Aunque, en verdad, se le veía mucho más que el escote ya que los cuatro botones abiertos servían únicamente para tapar sus pezones. Parecía una puta. Tan joven, tan expuesta… su cara reflejaba la excitación por la que estaba pasando también ella y cuando andaba se notaba el trabajo que el grueso rotulador estaba haciendo en su coño. Verla de esa manera, con el blusón apenas tapando sus tetas, con una largura mínima que mostraba sus perfectas piernas, caminado con pasos cortos en un intento por retener el rotulador entre las paredes de su coño, hizo que mi polla diera un nuevo bote dentro del pantalón del pijama. Ella se acercó a mi mesa.

Hola papi, tienes un minuto.
Si claro cariño... dime, que quieres?
Mira, es una chorrada… pero es que tengo estos dos anillos y no se cual ponerme mañana para ir a clase.


Diciéndome esto se inclinó sobre mi mesa, dejando su culo en pompa, con sus piernas totalmente rectas y ligeramente abiertas, ofreciéndome una doble y magnífica visión. Por una parte, justo delante de mis ojos, sus maravillosas y redondas tetas, que al haber inclinado el cuerpo sobre la mesa y con la holgura y abertura del blusón, se exhibían perfectas a treinta centímetros de mi cara. Y por otra, si me echaba un poco atrás en el respaldo de mi silla, su precioso y respingón culo apenas tapado por el corto blusón.


Mi hija se comportaba con total naturalidad y yo, siguiendo con el juego, actúe de la forma más normal posible, sin dar ninguna importancia al hecho de que mi hija se me estuviese exhibiendo como una vulgar puta.

A ver cariño, que anillos son?
Estos, papi – me dijo enseñándole un gran anillo fucsia y otro ancho de plata.


Continuamos hablando sobre sus anillos, ella en la misma posición, inclinada sobre mi mesa pero balanceándose suavemente de modo que la desnudez de sus tetas fuera más evidente. Y yo, siguiendo con el juego, no dejaba de mirarlas, al principio tímidamente, como un buen padre al que se le escapa una mirada furtiva, para, poco a poco envalentonarme y mirarlas de una forma más evidente que, desde luego, no pasó desapercibida para mi hija.


A los dos minutos, Cristina, como si lo tuviera todo planeado de antemano, cambió su posición, poniéndose en cuclillas junto a mí y apoyando su brazo en mi pierna. En esta nueva postura, estando ella agachada, podía ver aun más claramente sus tetas sin necesidad de disimular tanto. Mi hija, excitada por la falta de control que su propio padre demostraba ante sus encantos, se colocó de modo que quedara totalmente expuesta ante cualquiera de mis miradas, ahuecando aun más si cabe su blusón.


Continuamos hablando sobre los anillos, intentando cada uno alargar la conversación lo más posible. Ella con la intención de cumplir las órdenes que le había dado por msn y yo con el deseo de continuar viendo sus tetas desde un primer plano. Mientras hablábamos, mi hija me miraba a los ojos poniendo esa típica cara de niña buena que tanto nos excita a los hombres. Ella sabía perfectamente el efecto que causaban esas miradas. Era plenamente consciente del impacto que su expresión inocente y dulce, unida a su actitud de zorra exhibicionista provocaba en mí. Y lo explotaba. Intentaba ponerme cachondo y para conseguirlo no dudaba en usar todas sus armas.


Mientras me hablaba mirándome, se pegó más a mí y con su pecho rozó mi pierna. En lugar de apartarlo comenzó un excitante juego en el que, muy suavemente y aparentemente de forma casual, acariciaba mi pierna con su pecho… un leve roce, una mínima presión… sin embargo suficiente para causar el efecto deseado… volverme loco de excitación y que mi polla empezara a reaccionar a pesar de mis intentos por controlarla. En unos segundos mi erección era más que evidente, sin embargo mi hija hacía como que no se enteraba. Seguía hablando mientras se rozaba sutilmente, cumpliendo a la perfección las órdenes que había recibido, comportándose como una vulgar puta a la que han hecho un encargo y no duda en cumplirlo por perverso que sea. Y era eso lo que más me calentaba… ver a mi hija, mi dulce hija, como a una zorra, como un objeto sexual del que iba a poder disfrutar si todo salía como deseaba. Tuve que realizar un esfuerzo sobrehumano para contenerme y no alargar mi mano hasta sus tetas. No quería que mi plan se echase a perder nada más comenzar. Mi objetivo estaba claro… me la iba a follar, pero iba a ser ella quien me lo pidiese.


Transcurridos unos cinco minutos, Cristina me agradeció mi ayuda, se incorporó y me dio un abrazo y un casto beso. Con su abrazo volvió a presionar sus tetas contra mi cuerpo, haciendo el movimiento de un modo tan casual que nadie hubiera interpretado malicia alguna.


A los pocos segundos de que abandonara mi habitación, la ventana de mi msn volvió a parpadear con un mensaje de ella.

Hecho, jejeje.
Mmmm, cuenta, cuenta… con detalles.


Y mi hija comenzó a contarme, con todo lujo de detalles, todo lo que había pasado en mi habitación apenas unos minutos antes. Me contó con sus propias palabras de qué habíamos hablado, como se había inclinado para provocarme, como había notado que le miraba las tetas y como se había excitado esa situación. Continuó diciéndome como había rozado sus tetas contra mis piernas y como había notado que me empalmaba al sentirla. Sin embargo me contó una cosa que no sabía. Verse obligada a comportarse así delante de su padre, tener que exhibirse delante de él y, sobre todo, notar un grueso rotulador en su coño, la habían excitado tanto que mientras hablábamos, ella se había estado acariciando el coño durante varios minutos sin que yo me enterara.

Muy bien zorra, lo has hecho muy bien. Ya te puedes imaginar que esta noche se follará a tu madre pensando en ti, no?
No creo.
No? Por?
Mi madre está de viaje.
Mmm, si? Y cuando vuelve? –le pregunté conociendo la respuesta.
Estará fuera unos quince días más o menos.
Quince días a solas con tu padre?, mmmm, eso me da unas cuantas ideas?
Ufff, cuales?
Ya te iré contando. Por cierto, que tal tu rotulador?
Pues empapado, entrando y saliendo de mi coñito… no te das cuenta que tardo un poco en contestarte? Es porque sólo te escribo con una mano… estoy tan mala que no puedo dejar de acariciarme y de masturbarme con el rotu.
Sabes? Creo que eso ya se te ha quedado pequeño. Coge el pepino y ponle un condón, vamos a experimentar un poco.
Malo.
Estás deseándolo zorra. Lo tienes preparado ya?
Si.
Ok, sácate el rotulador y pasa el pepino entre los labios de tu coño… sin metértelo. Solo pásalo, imaginando que es una polla que te roza… desde el agujero de tu coño hasta tu clítoris… y cuando llegues al clítoris presiona suavemente en él con lo que sería la punta del capullo.
Mmmm, ufff, me mata.
Mételo lentamente en tu coño… sintiendo como te lo abre.
UFFF DIOSSSSSS
Sigue, mastúrbate lentamente, muy suave, imaginando que una polla dura y venosa te está follando como a una puta.
XDD, Deja que me corra, te lo suplico…
No, aun no, vamos a jugar un poco más… sorry, un seg. Me llaman por teléfono, sigue masturbándote que ahora vuelvo contigo… recuerda, prohibido correrse.


Dejé de escribir en el msn y espere medio minuto. Sin hacer ruido, salí de mi habitación y fui hacia el cuarto de mi hija. A los pocos metros de su puerta tosí para tenerla sobre aviso… y abrí su puerta. Si todo había salido como yo pensaba, desde que me había oído sólo había tenido tiempo de cerrar el msn por lo que el pepino-consolador aun estaría en su coño. En cuanto entré ella se giró sobresaltada. Tenía la cara ruborizada de la excitación y en la habitación el olor a sexo era evidente. Sin embargo, no le di ninguna importancia.

Cariño, perdona que te moleste- le dije mientras me acercaba a donde estaba ella sentada.
No pasa nada papi.
Estaba en mi cuarto pensando en lo de los anillos de antes… y creo que es más bonito el fucsia.
Tú crees papi?


Mi hija continuaba con su blusón casi abierto, por lo que ver sus preciosas tetas no suponía ningún problema para mí al estar de pie. Además, ella no hacía ningún intento por taparse.


Seguimos hablando de los anillos un par de minutos más y luego volví a mi cuarto. A los pocos segundos Cristina se volvió a conectar al msn.

Que te ha pasado? Creía que te habías ido?
Joder, no sabes lo que me ha pasado?
El que?
Estaba masturbándome y mi padre ha entrado en mi cuarto.
Mmmm, si? Que le pasaba? Quería verte las tetas de nuevo?
Creo que si, jajaja… pero lo peor es que no me ha dado tiempo a quitarme el pepino del coñito. Todo el rato él hablando y mirándome las tetas y yo con el coño lleno con ese pepino. Joder, estaba tan cachonda y me ha excitado tanto que venga a verme las tetas que casi me lanzo a comerle la polla, jajajaja.
Mmmm cómo me gusta que seas tan zorra. Hoy te has portado muy bien para ser el primer día y acabas de darme una idea. Voy a permitirte que te corras… te vas a masturbar, pero sólo con una mano, moviendo el pepino dentro de tu coño… con la otra mano me vas a escribir como te follarías a tu padre ahora.
Que malo eres… te pondría que me lo follara, no? Quieres comprobar lo cachonda que estoy? Eres un cabrón… me tienes tan cachonda que sabes que haría lo que fuera por mi orgasmo… pues si, ahora mismo me lo follaría… me encantaría ponerme de rodillas delante de él, que me cogiera de la cabeza y me obligara a chuparle la polla, que me la metiera hasta el fondo… follándome la boca, violándomela, usándome como a una zorra… y luego ponerme a 4 patas y que me montara… estirándome los pezones… ufff estoy malísima.
Vas muy bien zorra… ahora deja de escribir y solo mastúrbate mientras lees lo que te escribo… quiero que te imagines que estás con tu padre y que te acaricies como yo te digo… Saca el pepino de tu coño y chúpalo… como si fuera su polla, primero el tronco y luego el capullo, con la punta de la lengua, jugando con él, haciendo que te desee… mételo en tu boca, completamente, hasta el fondo… acaricia tus tetas mientras lo chupas… siéntete como una puta. Abre tus piernas y coloca los pies en la mesa… ahora estás expuesta, abierta para él, preparada para que te lo coma… pasa su polla entre los labios de tu coño y con el pulgar presiona en tu clítoris, muy suave… estira de tus labios y acarícialos mientras su polla sigue recorriendo su interior… cada vez estás más mojada, necesitas que te folle, se lo pides, por favor papi métemela… pone la punta de su polla en la entrada de tu coño y presiona, sólo un poco… te mete un par de centímetros pero la vuelve a sacar, te tortura, lo deseas… mueves las caderas intentándote acercar a él, te comportas como una vulgar puta buscando placer y él… sin avisar, te la mete hasta el fondo, de un solo golpe de caderas… rápido, violento… se queda dentro de ti un segundo y vuelve a salir, lentamente… una vez fuera te la clava de nuevo y vuelve a salir lentamente… estás a punto de correrte, te dice que te acaricies el clítoris mientras te folla y te empieza a clavar su polla hasta el fondo una y otra vez haciéndote gemir de placer…
XDD ME HE CORRIDO!!!!!
Mmmm
Pensando en la polla de mi padre, me he corrido pensando en la polla de mi padre, mmmm, me tiemblan las piernas.
Muy bien zorra, ese ha sido tu premio por ser tan obediente.
Joder, ha sido genial
Para mi también zorra, y ahora tus deberes… en casa iras siempre sin ropa interior y dejarás que tu padre se de cuanta de que no llevas ni tanga ni suje. Aprovéchate de que tu madre está de viaje.
Mmm, ok, seré buena y te obedeceré. Ahora me tengo que ir a cenar. Entraras mañana?
Si, mañana nos vemos.
Ok, te mando otra foto de regalo por ser bueno, acéptala.

Joder, mira que estás buena zorra, mañana nos vemos, ciao.
Ciao un besito.