Hace ya 10 años, un amigo de esos circunstanciales, nos eligio a mi esposa y a mi como padrinos de su hija, Analia. Una bebota preciosa, gordita, sonriente y con unos ojos azules que mataban. La vida nos separo y dejamos de verlos.

Los otros dias tocan timbre en casa y cuando voy a atender, me encuentro con un tremendo hembron, de como mínimo 1,75, rubia, hermosa, unos ojazos azules que ¡madre mia! Y lo que eran las tetas, ¡ni les cuento!. Enfundada en unos vaqueros negros que se le iban a reventar las costuras en cualquier momento y una remera verde fluo que le marcaba los pezones como si no tuviera nada debajo.

Pregunta ¿La familia tal?
Si –le contesto- ¿Que desea?
Mire, estoy buscando a fulano. -y menciona mi nombre-
Soy yo….
Ah!!! ¡que suerte! ¡Hola padrino!
Me quede duro…
¿Padrino? ¿Quién?¿Yooo?
A mi se me habia borrado totalmente el padrinazgo de Analia, si hacia mas de 10 años que no la veia.
Si. –me dice la bestia esa- ¿No te acordas de Analia? ¿La hija de Horacio?
¿Analia? –digo poniendo la mano, plana, a la altura de la cintura, como dando a entender una altura.
Si, -me dice- esa Analia
Pasa, pasa, -le digo y llamo a mi esposa- Adri, mira quien vino.

Cuando Adriana entra, me mira con cara de “Y esa yegua quien es”. Cuando le digo de quien se trata, besos, abrazos, que como estas y todas esas formalidades que se dicen cuando te encontras con alguien después de mucho tiempo.

¿Y a que se debe tu visita? –pregunta Adriana
Es que me caso y quisiera que ustedes vengan a la boda…
¿Y como nos encontraste?
Me costo un peru, sobre todo arrancar, porque la fabrica donde trabajaron juntos el viejo y vos, cerro.

Adriana me miraba de reojo, porque yo la miraba con una cara de “te volteo aca mismo”, y andaba con una ereccion que se notaba.

Nos entrega la invitacion y cuando la acompaño a la puerta, me da un besito y me dice con un tonito jocoso:

Interesante lo que se vislumbra…
Te salvas porque esta Adri en casa – le digo- que si no…
Padrino, no estaras pensando en tu ahijada como compañera de cama ¿No?
No seria mala idea
¿Tan mal te atienden?
Entra de nuevo y preguntale.
No me hace falta –dice- Por la cara de la madrina se ve que le dan tupido.
Que sabras vos de darle tupido…-y le doy una palmada en el culo, como despedida.

Cuando entro, Adriana me mira y me dice:

Tiene 20 años y si te agarra, te hace de goma...
Tenes razon, pero…¡que lomo que tiene! (aca me como bife dije jajaja)
Si, es realmente bonita me dice

Dos dias después, me llaman a la oficina y cuando atiendo escucho:

Padrino, hoy a la tarde ¿tendras dos horitas de tiempo?
¡Analia! Como andas…
En serio, padrino, ¿tendras dos horitas?
¿Qué necesitas, Analia?
Necesito charlar un rato con vos.

Nos pusimos de acuerdo y nos encontramos al rato en un café. Si la primera vez que vino a casa, estaba infartante, esta vez mataba. Minifalda blanca, pero mini, calsita negra, una remerita ajustada que mostraba mas de lo que escondia, sandalias de taco que le marcaban las piernas de una manera fenomenal y una minicartera colgada del hombro. Pedimos un café y le pregunto de que queria hablar.

Lo que vislumbre el otro dia ¿Sigue igual? –me pregunta
Para un poco, que soy tu padrino desaparecido y a gatas te conozco…
Yo diria que para eso no hay que conocerse mucho…
¿Ah, no? ¿Y que hay que hacer?
Hay que tener ganas…y yo tengo…

Si cuando la vi,me puse al palo, cuando me dijo esto me quede de una pieza. Llamo al mozo y salimos sin decirnos nada. La subi al auto y en 5 minutos estabamos en un telo

Asi como entre a la habitación, la abrace suave y le saque la mini y la remerita ¡Con esas tetas y no llevaba corpiño! Me perdi entre las tetas y empece lamerselas y chuparselas mientras ella me sacaba la remera, el pantalón y el boxer.

Cuando me dejo en bolas y agarro la poronga dijo.

¡A la mierda! ¡Que pedazo! -y se agacho metiendo la cabecita en la boca y pasandole la lengua alrededor.

Yo estaba por las nubes y agrandado como la puta madre. La agarro de los hombros y la guio hacia la cama y nos enfrascamos en un 69 barbaro. El aroma que salia de esa argolla era espectacular. Fuerte y denso, y el flujo era espeso, clarito y salado. Y muy abundante. Me aprieta la cabeza con los muslos y siento que pone tenso el vientre y le comienzan los espasmos de un orgasmo. Me tira una cantidad de flujo en la cara impresionante y empieza a gemir y a suspirar y a morderme la poronga, cosa que hizo que le acabara en la boca ¡y se trago toda la leche! Yo todavía la seguia teniendo dura y ella parecia que no hubiera acabado, porque me agarraba la cabeza con las manos y me la empujaba entre las piernas.

Me subo y le doy un chupon que casi le arranco la lengua, y empiezo a franelearla y a meter mano acariciandole con la palma el clítoris. Cuando quiero meter un dedo, se resiste por lo que la pongo abajo, me subo y le acomodo la poronga en la entrada de la concha. Se abre bien de piernas y me abraza la cintura con ellas. Se la empiezo a meter de a poco, entra la cabeza y un poquito mas cuando siento una resistencia, como si algo impidiera la entrada. Hago un poco mas de presion y pega un gritito de ¡Ay, duele!, me retiro un poco y otra vez un empujoncito y lo mismo. ¡ Era virgen la perra !!!!!

Cuando repeti el movimiento de empujar, como me tenia abrazado con las piernas, ella me empujo para adentro con fuerza. Senti como se desgarraba el himen, mientra ella hacia un ¡Agghh! ¡AAAyyyy! (CONFIESO Q LO ESTOY ESCRIBIENDO Y TENGO LA CHOTA PARADA) Y se pegaba unos suspiros profundos quedandose quieta con toda la poronga metida. Poco a poco, solita, se empezo a mover y yo a acompañar el movimiento hasta que empezo a tener un las contracciones de un orgasmo, que esta vez fue algo espectacular. Se retorcia, gemia, gritaba, se la sacaba toda y se la metia de golpe, me lo apretaba con las paredes de la vagina hasta que le acabe adentro una cantidad de leche impresionante. Ahí se empezo a quejar de que le ardia y se salio y dandose vuelta, asi como estaba con toda la sangre, el flujo y la leche, se metio la poronga en la boca y me hizo el pete mas sensacional de que tengo memoria.

Despues de dos polvos sensacionales, yo no queria mas guerra, pero ella seguia pidiendo.
Me refregaba las tetas por todo el cuerpo, me ponia la concha en la cara mientras me chupaba la pija, me lamia la raya del orto, hasta que poco a poco el amigo resucito y ella se lo metio despacio, despacio hasta que llego a fondo y ahí se empezo a mover suavecito, adentro y afuera sacandolo casi todo, dejando solo la cabecita y otra vez adentro. Mientras hacia esto, yo me ensalive los dedos y me le fui a acariciarle el culito.
Como yo estaba abajo, no era difícil y le meti la puntita de un dedo y empece a revolver.
Se quedo quieta, como disfrutando de esas caricias, hasta que se salio y se puso la almohada doblada bajo la panza y apoyo la cabeza en la cama. ¡Me dejo toda la zona libre! Y yo le empece a lamer la concha y el culo, ensalivandolo bien y metiendole ya dos dedos adentro. Veo que sube el culo como par que entren mejor, entonces me acomodo y le acerco la cabeza.

¡no,no! ¡Con la pija no que me va a doler!

Ahí le puse un tercer dedo y los empece a abrir despacio. Al principio se quejo un poco, pero le segui tirando saliva hasta que entraron los tres comodos. Le vuelvo a arrimar la cabeza, solo que esta vez no espere y le di un empujoncito hasta que entro la cabeza. Me quedo quieto un momento y luego la voy empujando de a poco hasta que me dice ¡Basta por favor, que me hago encima! ¡Ahí se la mande con todo hasta el fondo y que sea lo que dios quiera!!!!

¡No saben como suspiro! Se quedo quieta un momento como para que se le acomode, mientras yo se la movia poquito. De golpe, se movio para adelante hasta casi sacarla y le la volvio a ensartar a fondo. Se nota que le gusto, porque se movia arriba y abajo bastante rapido, hasta que en un momento, yo me muevo un poco y se la saco metiendosela, asi como venia, en la concha. Empezamos un culo-concha espectacular. Con las dos manos se abria las nalgas y estaba tan mojada, dilatada y excitada, que le entraba en cualquiera de los agujeros, con una facilidad pasmosa. Yo note que ya estaba por acabar, cuando me grita ¡Dejala en el culo! cosa que hago y ella tiene su tercer orgasmo, bastante mas intenso que los anteriores, con una poronga en el culo y yo llenandoselo de leche.

Cuando terminamos con los espasmos, me mira y me dice:

¿Vos siempre le das asi?
Aja –le contesto- y a veces mas (agrandado el pija jajajaja)
Con razon la madrina tiene la cara y el lomo que tiene…

Al ratito, como quien piensa en voz alta:

Mi novio es un pelotudo…
¿Y porque?
Lo unico que sabe hacer es la cola… y mal
Asi que le vas a tener que enseñar

Si, pero antes voy a tener que tomar algunas clases mas…
Para la proxima clase, convencela a tu madrina y vas a saber lo que es bueno…

Nos bañamos y nos fuimos.

Cuando se de la proxima, les cuento. ojala q sea pronto

saludos gente poringera !!!