Hola Poringuer@s



Bienvenidos a otro de mis post amantes de la lectura…

En esta ocasión les vuelvo a traer otro relato de Incesto Lésbico, ojala les guste


Felices Pajas, sobos, masturbaciones, metidas de dedo, etc.



Hola mi nombre es Sandra tengo XX años (Ja ja ja ja!) soy tica (de Costa Rica) soy Administradora estoy casada y tengo una hermosa hija de 29 años ella se llama Daniela está casada no tiene hijos, es Topógrafa y muy linda además… Y paso a contarles mi historia…
Siempre he sido una mujer sexualmente activa y muy abierta, me gusta la pornografía, me gusta exhibirme (no en público) pero me gusta rondar semi-desnuda o totalmente desnuda mi casa, hago el amor en cualquier parte me fotografío mis partes, me masturbo, etc.
Siempre me bañe con mi hija desde que era una bebe hasta la actualidad, al comienzo era un poco cohibida ya que entraba al baño con mi calzón, tanga o bikini puesto para ocultarle mis vergüenzas a mi hija, pero la verdad al mojárseme la ropa me deja ver todo, además a la hora de asearme la vagina era algo incomodo, por lo que me empecé a bañar con mi hija completamente desnuda y ella también. Cuando entro a la pubertad y comenzó hacerme preguntas, fue más fácil le enseñe a limpiarse, yo me limpiaba mi vagina y mi ano le decía a ella que mirara para que aprendiera, al principio yo le hacía la limpieza, pero mejor que ella aprendiera sola. La pasábamos muy bien en el baño ella me enjabonaba y viceversa nos pasábamos las manos jabonosas por todo el cuerpo, nos abrasábamos para que nos callera el agua a las 2, es realmente hermoso.
Hubo un tiempo en que mi esposo y yo tuvimos, nuestras diferencias, por lo que el se fue de la casa un tiempo, yo estaba triste y mi hija dormía conmigo y me hacia compañía, una noche salí con unas amigas a bailar y llegue tarde a mi casa, cuando entre no hice mucho ruido no quería despertar a Daniela al acercarme al cuarto vi la puerta entre abierta y un resplandor como si estuviese mirando la TV. Al llegar a la puerta la abrí y dije –“Dani” (Así le digo de cariño a mi hija) ¿estás levantada?. De repente el televisor se apago y ella se tapo y se volvió rápido, me extrañe y me acerque a ella le toque el hombro y le dije -¿Qué pasa?; ella no me dijo nada al momento me acorde que antes de irme deje en el reproductor de mi cuarto una película porno, que le iba a prestar a una de mis amigas y olvide llevarla, me levante de la cama y prendí la TV y evidentemente la película estaba puesta; entré tan de repente que solo tiempo le dio de apagar el televisor a la pobre Daniela. Prendí la luz y me acerque a ella y le dije que se levantara, la pobre se sentó en la cama y se tapaba con la cobija, porque estaba desnuda, muy probablemente estaba masturbándose y sintió pena. La mire a los ojos y le dije –Esta buena la película? Mientras le sonreía para que entrara en confianza y no sintiera presión, ni pensara que lo que había hecho era malo, y se cohibiera; sonrió bajando la mirada, así que le dije mientras acariciaba su cabello –Dani no te preocupes yo miro esas películas todo el tiempo, no son malas, el problema está en que lo hagas a escondidas o que prefieras ver pornografía antes que ir al colegio o tener amigos, o en mi caso que prefiera masturbarme viendo pornografía que tener sexo con tu papa.
Ella no me decía nada –Mi vida cuantas veces nos hemos bañado juntas, nos hemos tocado, nos hemos mirado desnudas y porque te tapas, quítate esa cobija, podemos ver la película juntas ¿quieres?.- Le dije. Ella se quito la cobija y dejo ver sus bien formados pechos y sus pezones color miel y me dijo –Perdón mami-, -Nada de perdón tu tranquila córrete hazme campo y súbele un poquito el volumen al tele- le respondí mientras sonreía. Me desnude y me senté junto a Dani y la abrase y comenzamos a ver la película, justo en una escena lésbica, ella me dijo acostada en mi hombro – que extraño verdad mami que ver a un par de hombres besarse es desagradable, pero si una mira a un par de chicas besarse no lo ve feo es mas se ven lindas.
La verdad nunca había pensado en eso y tenía razón a pesar de que me considero abierta sexualmente sí creo que 2 hombres en la cama es asqueroso, pero 2 mujeres no; es lindo, ya que por naturaleza la mujer es bella, con mucho mas razón 2 son más bellas. Le respondí –Pues si tienes razón. -¿Te has besado con otra mujer? Me dijo Dani… Me erice un poco, pero fui sincera y le dije –Si, no soy lesbiana y fue antes de conocer a tu papa, la verdad fue una experiencia linda éramos casi novias, pero nunca tuvimos sexo, de hecho no he tenido sexo con ninguna mujer-; mmm- me dijo entre quejidos y gemidos de la película a la que ya le estaba perdiendo el interés por la conversación que tenia con Daniela. Yo he besado pocos chicos por lo que creo que no voy a besar una mujer nunca- me dijo Daniela, y ¿por qué querías besar a una chica?- le dije, -no se será que el ver esa película me tiene un poco excitada y se me vienen ese tipo de pensamientos a la mente- me dijo mientras suspiraba. Desde ese momento, ya no volví a ver a Daniela con los ojos con los que siempre la mire, mire sus pechos y vi sus pezones excitados y duros, sin pensarlo le estaba acariciando suavemente la espalda, ¿te excitan dos chicas haciendo el amor?- le dije con un tono de voz suave –no se- dijo mientras se acariciaba los muslos bajo la cobija.
Me entro un morbo como nunca había sentido, ¿te gustan mis pechos?- le dije ¿te gusta mi culo? ¿Por qué no me los tocas? Y me dices que sientes- le decía; tome su mano y la puse en mi pecho derecho –¡tócalo! Así mira- mientras me acariciaba mi otra teta, estaba yo muy excitada, ella me comenzó a acariciar el pecho de arriba abajo y me tocaba el pezón con la punta de los dedos; -¿Qué sientes?- le dije ¿te gusta?-; ella me dijo -si mami- que suaves y que ricas- me dijo, ¿quieres chuparme las tetas?- le dije, mientras se las ponía prácticamente en la cara, ya estaba entrando en éxtasis ya quería hablar sucio como cuando estaba con mi marido. Dani me tomo las tetas con ambas manos (aunque no soy de busto grande como ella) y su lengüita rosada la pasaba desesperadamente por mis tetas, sentía su saliva por mis pezones yo le decía -succióname el pezón duro hasta que me duela- y -ah! Si como me gusta eso- le dije.
No sé cuanto tenia de chuparme las tetas y le dije –Dani besa a tu madre- se acerco a mí y juntamos nuestros labios, yo como la más amazonas entre por su boca abriéndome campo con mi lengua, el sentir la lengua de mi hija me hiso sentir tan viva que mi mano ya estaba entre mis piernas, mientras nos besábamos toque el cuerpo bien formado de mi hija, le tocaba la cara, el cuello sus dos tetas, le tocaba sus pezones le acariciaba sus nalgas y cuando estaba por tocar su vagina algo me dijo que me detuviera. Estaba yo tan excitada que olvide la ternura con la que debía tratar a mi hija, ella virgen y yo una loba cazadora. Trate de calmarme por un momento, pero mi hija me tocaba las tetas tan rico que solo me acosté y le dije –mi amor voy a acostarme y te voy a decir que quiero y que me gusta- -si mami, si mami- me decía con un tono de voz inexplicable lleno de amor, pación, morbo y excitación.
Así que le dije -siéntate sobre mi- abrió sus piernas dejándome ver la vagina que heredo de mi se puso sobre mi sentía sus labios vaginales en mi abdomen, -acaríciate las tetas y dime que me amas- le pedí; obediente se comenzó a tocar los pechos y me decía –te amo, te amo, te amo mucho mami te amoooo!!!- ¿Te masturbabas viendo la película Dani dime si te gusto verla?- le dije –Si mami me estaba masturbando me toque las tetas las nalgas me puse saliva en los pezones me encanta la película. Me dijo -¿quieres chuparme las tetas y succionar mi pezón?- le dije –¿escupirme las tetas y morderme?- le decía mientras me agarraba los pechos y comenzaba yo a sudar y gemir de lo excitada que estaba. Dani me escupió en medio de las tetas se puso sobre mi y comenzó a lamerme las tetas y morderme los pezones, me los succionaba y succionaba –ummm! Si! Si! Así! mi amor así! Mas! Mas! quiero más!!!- le decía a mi hija, tócame la vagina- le dije; ella puso su manita entre mis piernas y comenzó a acariciarme los labios sentía su dedo jugando con mi clítoris y otros dedos traviesos tratando de entrar a mi vagina, -trátateme como una golfa méteme los dedos soy tu puta- le dije a Daniela, yo estaba ya en mi mundo sexual no media lo que decía ni me importaba y al parecer a Daniela tampoco –¿eres mi puta mami? me pregunto –si, si, si!-, le dije, me comenzó a masturbar y meterme los dedos, cuando me metía los dedos le decía que los sacara y me los metiera en la boca –me gusta mi sabor- le dije –quiero chuparla mami- me dijo Daniela, me abrí de piernas y le dije –tómame- ella se acerco a mí y comenzó a chuparme de arriba abajo me metía su lengua en mi cavidad vaginal, yo le decía con voz muy excitada –soy una perra soy una perra y me estoy cogiendo a mi hija, mmm si Dani mas mi amor maaaaaass, soy una puta malnacida que solo quiere que la chupes Dani chúpame mas mas!- yo le agarraba la cabeza no quería que Daniela dejara de chuparme. Mientras ella me chupaba yo me acariciaba las tetas y me metía los dedos en la vagina y aprovechaba y se los metía a Dani en la boca me succionaba muy bien los dedos por lo que pensé que iba a ser muy buena para mamar penes.
Después de un rato le dije –Dani preciosa mírame aquí- puse mi dedo en mi clítoris húmedo por la saliva de mi hija y le dije –chupa aquí y no pares mi amor no pares- Dani comenzó a chuparme el clítoris, mi intención era tener un orgasmo yo me retorcía del placer hasta que pasados unos minutos –Dani, Dani, Dani, si, si, siiiii,! Ah, ah, ah, ah, ah!!, ummm! Si, si, más, más, méteme los dedos, rápido duro, duro, soy una putaaaaaa!!!- dije y si me regué (así le decimos acá a tener un orgasmo) tuve un orgasmo largo y especial. Dani se acerco a mi y me dijo –¿que fue eso?- yo la bese y sentí en sus labios y su lengua mi propio sabor vaginal –mi vida eso fue que tuve un orgasmo gracias a ti-, le dije –en verdad- me dijo con ojos brillantes y felices.
Ahora es el turno de que Dani se riegue también- le dije, ella se acostó y dijo –yo nunca he tenido un orgasmo mami- Hoy será el primer día- le dije, me acerque y comencé a besarle el cuello suavemente y pasar mis manos por su boca, ella sacaba la lengüita y me humedecía mis dedos, metí mis dedos en su boca como si fuera un pene adentro y afuera cuando los mojaba bien los sacaba y los metía en mi boca, le mire a los ojos y comencé a tocarle sus grandes senos y le dije –Que ricas tetas Dani a quien sacaste esas tetas tan grandes yo no soy así!, ella se rio y sonrojo, le empecé a chupar los pezones la mire nuevamente mientras se los jalaba con los dedos y le dije –dime cosas mientras te chupo las tetas bebe, lo que sea hazme sentir sucia- -bueno- me dijo, me tomo el cabello y comenzó a respirar profundamente y me decía –Puta, eres la mama mas puta del mundo, que rico me chupas las tetas, le gusta eso verdad mami, que le diga puta asquerosa y chupa culos, chúpame más- esas palabras me calentaban mas así que me comencé a masturbar mientras le lamia las tetas, en un momento de profunda excitación me levante un poco tome la mano de mi Dani y me abofetie sola, Dani se rio y me gusto su sonrisa –deme otra- le dije me cacheteo suave –más duro- le dije –no mami me da cosa- me dijo; como una fiera le dije –Mas duro perra!!!- ella se me quedo viendo asustada, no supe que hacer y ella me abofeteo más duro y me senté enzima de ella agarrándole las tetas y le dije –si mamita así-, ella me volvió a cachetear más duro –mmm si- dije, no sé porque pero la cachetee yo también, no lo hice mas pero ella a mi si y me gustaba. Ya tenía las mejillas rojas cuando decidí bajar a mamarle la vagina, le toque suavecito la vagina, trate de meterle un dedo pero estaba algo serrada ella solo decía –ay! Ay! Mmm!- yo lo hacía tiernamente le toque el clítoris con mis dedos ensalivados para humedecer bien su vagina, no quería desvirgarla, pero si quería penetrarla, -dime zorra- le dije a Dani –Zorra no me vas a chupar mas perra sin nombre mujer vulgar y sucia- me decía mi hija, ya decidí tocar su vagina con mi lengua y definitivamente era mi hija, era el mismo sabor a mi vagina, el sentirle la vagina, su sabor su aroma era como lamerme yo misma la vagina, fue en ese momento cuando Dani gimió como nunca en esa noche –ah, ah, ah, ah, mamiii, mamiii, ah, ah, ah, perra, perra, ah, ah, ah, mmm!- gemía, no podía decirme nada de lo rico que le chupaba y lo placentero que sentía, poco a poco le fui metiendo un dedo, se lo metía, lo sacaba me lo chupaba y se lo volvía a meter así un buen rato, cuando le pasaba la lengua a Dani por el clítoris me agarraba el cabello con fuerza, fue cuando decidí hacerla tener un gran orgasmo, comencé a lamerle con violencia el clítoris y tocarle las tetas –Te gusta mi amor te gusta- le dije –si mas, mas, mas, mami mas- me decía con fuerte voz, fue cuando entonces oí un –umm umm umm uuuuuummmmm!!!! Ay ah ah ah!!!! Putaaaaaaaaa!!!!- venia de Daniela acababa de regarse casi me bota de la cama donde se volvió con violencia de la excitación; cuando se volvió me dejo su culo en mi cara por lo que aproveche, me le acomode en las nalgas y le comencé a chuparle el culito, -huy mami que bien se siente eso- me dijo mientras se retorcía y yo le aruñaba la espalda, le pedí se pusiera de cuatro patas levantando el culo y le dije –¿quién es la zorra mal portada que está viendo pornografía a escondidas?- mientras la nalgueaba –yo perra ¿y qué?- me dijo –Perra soy yo- le dije y la volvía a nalguear durísimo –ay mami me duele- me dijo –cállese- le respondí y la volví a nalguear – habrá más las piernas- le dije mientras otra nalgada le deje ir, -ay! Chúpame las nalgas zorra- me dijo y seguí lamiéndole el culo, ella decía –ah, ah, ah, ah, ah, ah- yo le seguía tocando la vagina de manera circular y constante, hasta que ella cayo de lado en la cama poniendo las manos entre sus piernas suspirando –mami… mami- me dijo -¿Qué paso amor?- le dije; -como te amo, me has hecho tan feliz y todo lo sentí tan rico- y de repente se puso a llorar; preocupada me acerque y la abrase y le pregunte –¿Mi amor que pasa?, te ofendió algo, no querías hacer esto? Pero que fue dime?-, -No mami no fue eso, lloro porque estoy feliz nada mas… La abrase fuertemente y la bese en la boca un largo rato.
Cuando nuestro beso termino hablamos sobre lo que paso y que sentimos, a ella le gusto decirme cosas sucias, le gusto que le pegara nalgadas y le gusto cuando me abofeteo, yo le dije que me gusto como me hablaba, como gimió, como me chupo y me toco; ella me pregunto que si yo era así en la cama con su papa y le dije que si –yo me entrego al amor y la pación, lo que hice lo hice porque me gusta, Dani tu me gustas eres una linda mujer y cualquier madre le gustaría tener una hija abierta sexualmente sin que se cohíba al amor solo porque somos madre e hija, nuestro amor es puro y sano las dos nos amamos y nos entregamos a nuestros impulsos. Ella me abraso y me dijo –¿Soy virgen todavía?- yo la mire y le dije –No si de tener relaciones sexuales se trata porque ya hicimos el amor, pero hablando de himen si porque no quise romperlo, se que no eres lesbiana y que un día te casaras y tendrás hijos, y voy a dejarle a un hombre el honor de romper tu himen y espero que sea en tu noche de bodas amor. –¿Pero si yo quiero entregarte mi virginidad mami?- me dijo –no tomes decisiones a la ligera Dani, mejor dejemos que el tiempo lo diga- le respondí –¿cuando va volver papi? Cuando el vuelva no vamos a volver a estar juntas?, me dijo Daniela, -no se aun no arreglamos nuestros problemas, pero por otro lado por supuesto que vamos a volver a estar juntas siempre y cuando tú quieras, pero esto que paso no se creo que sería mejor que se lo contáramos a tu papa ¿no crees?- le respondí –no mami no!- me dijo –yo no quiero, luego el va a querer tener sexo conmigo o que hagamos un trió y yo no quiero yo solo quiero contigo por favor mami-, Esta bien- le dije y cerré my promesa besándola en los labios.
Desde entonces mi hija Daniela y yo tenemos relaciones, ella perdió la virginidad conmigo, pero eso será otro relato, se caso con un buen muchacho y a veces he querido ofrecerle un trió porque su marido según me cuenta ella es un chico bien dotado, además de guapo, pero yo respeto y no me quiero meter en su vida sexual aunque me muera de la tentación, yo volví con el papa de Daniela 3 meses después de que yo y ella tuvimos nuestra primera relación, nunca ha sabido nada al respecto, lo único que el me dice es –¿qué raro porque Daniela nunca quiere irse a la casa con el marido y cada que viene quiere está contigo en su cuarto?-
Ja, ja, ja, ja, si supiera el pobre!


Ojala y les hay gustado espero sus comentarios familia Poringuera.