hola amigos poringueros hoy les dejo un relato exitante de una lesbiana k no lo sabia jaja disfrutenlo.....


Autor del relato : Anonimo


Fue hace dos meses, me había peleado con mi ex súper machista, y estaba furiosa, por lo que decidí invitar a mis amigos a una de las discotecas más divertidas de mi ciudad, para que se me pasará el enojo.

El ambiente en la disco estaba que reventaba, la música era increíble, la gente súper sexy, las bebidas riquísimas (aunque las haya tomado sin alcohol), mis amigos disfrutaban, aunque algunos muy pasaditos de tragos y lo único que hacían era el ridículo, pero nos divertían más.

Nuestro conductor designado, invitó a su novia y a unas amigas, que por cierto estaban re-lindas, atraían un chorro de miradas, que hacían que todas las chicas de la disco se pusieran celosas, en especial la pelirroja, de ojos color miel, cuerpo esbelto y escultural, cara bonita, como de 1.64 de estatura y de carácter agradable y muy sensual.

Estuvimos disfrutando del ambiente como a eso de las 10:30 PM, cuando nos percatamos que la novia de mi amigo lo besaba, le susurraba de manera pícara, lo tocaba, (parecía show privado) que no le quedó de otra más que instarnos a irnos, y nos fuimos a su casa en donde colocó buena música, sirvió bebidas y nos dejó la diversión a nosotros, todos estábamos re-contentos, bueno yo no tanto debido a la pelea que había tenido por la tarde, por lo que me fui a la sala y me recosté en el sofá.

No tenía ni cinco minutos de estar allí cuando sentí alguien a mi lado, para mi asombro era AA¡la pelirroja!, quien con una sonrisa me preguntó que me pasaba, así que se lo conté todo con lujo de detalles, ella no me decía nada, hasta que yo terminé de hablar y me dijo de manera divertida AA¡Por eso no me gustan los hombres!, yo la ví sin decir nada, solamente le sonreí.

Luego me percaté de que ella me miraba de pies a cabeza, de una manera que sentía que me desnudaba, lo cual hizo que me sonrojara, estaba tan apenada, no sabía que hacer, por lo que le sonreí de nuevo y ella me dijo AA¡Eres hermosa, todo un manjar para la vista!, Dios me quedé muda, nunca una mujer me había visto ni dicho algo así, por lo que mi asombro le causó risa.

Bueno no me considero fea, tengo mis atributos, soy blanquita, mido 1.58, cabello castaño, ojos grandes de color verde grisáceo, boca de labios carnosos, busto grande, cuerpo escultural (hago ejercicio), coqueta, me gusta vestirme sexy y esa noche no era la excepción.

Estabamos allí sentadas cuando entraron mis amigos besuqueándose con las chicas, parecían una molotadera de pervertidos, por lo que nos salimos y nos fuimos a la sala de arriba, la cual tiene un enorme sofá cama, nos reíamos como locas solo de escuchar las travesuras que se cometían en la parte de abajo... Ella se acercó a mi y de manera pícara me dijo "No te da envidia" y le respondí "Un poquito", a lo que sugirió AA¡Te gustaría hacerles competencia!, me quedé muda e inmóvil, no sabía que hacer, por lo que ella al ver mi reacción se paró frente a mí y me besó en los labios, para después introducir su lengua de manera sensual, lo único que hice fue responderle a sus caricias, era algo nuevo para mí el estar con una chica y la sensación era diferente a la de estar con mi novio.

Luego de comernos nuestras bocas, ella me separó, se río y empezó a recorrer con su lengua mi cuello, lo hacía con tal delicadeza, que me puso a mil, era increíble, estaba en la gloria, cuando sentí como su mano tocaba uno de mis pechos, lo apretaba y acariciaba de tal forma que me hizo gemir, al darse cuenta de eso me quitó la blusa, dejando al exterior mis pechos, firmes, erizos, duros por la excitación.

Me acariciaba con su mano y luego lo hizo con su boca, los succionaba, besaba, lamía, mordía de tal manera que me estaba volviendo loca y sentía como mis bragas se humedecían y mi respiración aumentaba, ella también lo notó, por lo que dejó mis pechos y decidió recorrer mi abdomen, deslizaba su lengua de arriba hacia abajo, produciéndome cosquillas con lo cual me reía, entonces me dijo AA¡Te gusta, espera este es sólo el comienzo! Qué el comienzo pensé y yo ya me sentía en el cielo, mis pensamientos se interrumpieron cuando ella me quitó de un tirón la falda, dejando al descubierto mis bragas de color negro...

Dios, estaba tan excitada y mojada, en especial cuando ella deslizó su lengua por mis piernas, eso me puso aún peor, ella se reía de verme las caras que hacía, por lo que se sentó y me besó de manera agresiva y sensual, AA¡qué rico!, me recostó en el sillón abriéndome las piernas y colocando su mano sobre mis bragas, empezó a masturbarme, me tocaba la vagina de tal manera que sentía como mis líquidos se deslizaban rápidamente, quitó su mano y con su boca me deslizó las bragas hasta arrancármelas; se sentó frente a mí y empezó a observar cada parte de mi cuerpo de manera minuciosa y pícara, se detuvo cuando llegó a mi vagina, la observo un rato y luego me dijo AA ¡Qué linda!...

Llevó su mano a mi clítoris y me empezó a masturbar, me hizo gemir como loca, luego sentí como uno de sus dedos entraba en mí, lo movía y lo movía haciendo que mis caderas bailaran a su ritmo, sentía como todo mis líquidos salían y cómo el orgasmo se aproximaba, gemía aún más fuerte, casi gritaba, sus movimientos eran más rápidos por lo que...Ai¿ Tuve mi primer orgasmo provocado por una mujer que no fuera yo. AA¡Qué sensación!...

Ella me miraba con picardía y lujuria, y supe que apenas había empezado, en especial cuando puso su cara frente a mi vagina, sacó su lengua y empezó a lamer toda mi área, Dios... lamía, chupaba, succionaba, el mejor sexo oral que me habían practicado en mi vida, yo sólo gemía y gemía, me movía al baibén de su lengua, era su presa, sentía cada contracción que me producía, los líquidos me salían a chorros y ella los recibía en su boca, los degustaba, se los tragaba y me decía de manera sensual AA¡Qué rico tu sabor mami!... Yo no respondía nada estaba en la gloria, el placer era increíble, luego sentí como mi cuerpo subió la temperatura, mi respiración aumentó, estaba llegando un nuevo orgasmo, a lo que dí un grito. Este fue mucho mejor que el anteriror y ella lo había notado, por lo que me sonrío.

Se sentó de nuevo y me besó, entonces la empecé a tocar y me dijo, AA¡No, esta noche es para ti, más bien esta noche eres mía! sólo la observé y me reí, a lo que ella se me tiró encima y me empezó a besar de manera lujuriosa y agresiva, mientras me decía cosas lujuriosas acerca de mi cuerpo... eso me encendía aún más como sino estuviera satisfecha, nunca me había pasado eso, por lo que sólo me deje llevar de nuevo... Introdujo sus dedos otra vez en mi vagina, mojándome por completo, está vez los movía con más intensidad, por lo que el orgasmo llegó rápido, sacó sus dedos de mi cavidad y me metió uno en la boca y me susurró AA¡Para que prubes lo rica que eres! se lo chupé todo y luego ella se chupó el otro, nos reímos y nos besamos de nuevo.

Se recostó a mi lado y me dijo, "eres la chica más traviesa con la que he estado, recuerda que falto yo". Me le quedé viendo y me besó, se paró frente a mí y me dió un tirón para que también me levantara, me ayudó a cambiarme mientras nuestras bocas se comían de nuevo, la separé de mí y le pregunté "No faltas tú?", me sonrió y me besó, luego agarró su bolso y sacó un crayón de labios, bajó a mis piernas y me escribió su número en la pierna derecha. Me observó fijamente y me dijo "Mejor si es martes, ya que ese, es mi día libre", sólo le sonreí y asenté con la cabeza, bajamos e hicimos como que no pasó nada.

Bueno... como buena estudiante la llamé y nos reunimos el martes, está vez fue mucho, mucho mejor, por lo que ahora, ya no sólo nos vemos el martes, sino toda la semana...

Espero les haya gustado mi relato, así fue como me sucedió, es la primera vez que escribo, por lo que perdonen la redacción.





Lo que me gusta de los relatos es que puedes hechar a volar tu imaginacion mientras lees estos exitantes relatos espero y les haya gustado cuidense y comenten