En mi primera vez sin calzones...

Hola a todos, les hablo un poco de mí: soy alta, delgada, de tez blanca y pelo largo y lacio, mis ojos son cafés claros, tengo cara bonita y por eso aparento menos edad, me gusta bailar, ir al cine y hacer ejercicio. En lo referente a mi cuerpo pues no estoy nada mal ya que por herencia genética (por mi madre) tengo bonitas proporciones, mis medidas (sin animo de presumir) son: 90-69-95, tengo el busto lo suficientemente grande y paradito para atraer miradas y me los cuido, pero lo mejor que tengo son mis pompas (bien respingadas) y mis piernas (torneadas), las cuales me gusta ejercitar de diferentes maneras. Esto es un poco de mí. y a continuación les platicare lo que me paso en esta ocasión....
Desde que era muy adolescente me desarrolle muy rápido, de por sí nunca fui una niña esquelética, así que desde los 18 años ya tenia un cuerpazo. En mi casa solo vivíamos mi mama y yo, ya que mi padre nos abandono desde que yo era muy pequeña y mi mama se tuvo que poner a trabajar muy duro, sin embargo hemos salido adelante. Mi madre en esa época tenia 36 años, me tuvo joven, y estaba de muy buen ver (ya había mencionado lo de la herencia genética) así que siempre tenia muchos enamorados que iban a la casa, pero nada estable. Después de la amarga experiencia con mi padre decía que solo quería disfrutar de la vida.
Como vivíamos solas era muy normal andar con poca ropa en la casa y por el calor que hay por estas regiones, yo acostumbraba (hasta ahora) a andar en la casa solo con una blusa ligera, de esas largas que solo llegan un poquito mas abajito de las nalgas y sin nada de ropa interior, para refrescarme sin problemas. A los 18 años era muy normal para mi andar así en mi casa, me gustaba peinarme con dos colitas y después de bañarme andar así viendo tele o escuchando música.
Ese día era de mañana, en uno de esos días con mucho calor, mi madre, como siempre, estaba trabajando y yo estaba sola en casa (de la forma como describí antes y como suelo estar casi siempre); en eso tocan el timbre y atiendo creyendo que era algún conocido, pero al abrir la puerta me encuentro con alguien desconocido y le pregunto:
-si, que desea?
-disculpa, buenos días, mi nombre es Mauricio y vengo por que .....
Quedo mudo unos momentos y enrojeció. Luego continuo titubeante:
-.........es que el sábado en la disco conocí a una mujer muy hermosa y me dio esta dirección donde me dijo que podía venir a verla cuando quisiera y le traje este ramo de rosas.
Al ver el ramo me sorprendí y me di cuenta que buscaba a mi mama. Por el ramo y como se me hacia muy amable, no supe que hacer y lo invite a pasar a la sala, mientras yo le llamaba a mi madre al trabajo por teléfono.
El se sentó en el sillón grande, y yo me dirigí al teléfono para marcar, sin tomar en cuenta cual era mi condición de no traer nada de interiores, le di la espalda y me incline un poco para marcar, en ese momento supongo fue la primera vez donde él vio que no traía calzones al ver mis nalgas desnudas y la parte trasera de mi vaginita; al marcar le digo a mi mama:
-oyeme , te vino a buscar un chico muy guapo llamado Mauricio, que le digo.
-ella responde, ese bombón mmmmmmmmmmm!!! Es un cuero el hombre, pero ahora estoy ocupada, chin! y no me puedo quitar de aca..................que haremos....................ya se..........................entretenlo y yo llego como en una hora..................trátalo bien por que podría ser tu futuro padrastro.......jajajajajaja.
-hay mama eres tremenda...................pero esta bien...........todo por ti.
Termino la llamada y me inclino para colgar el teléfono, en eso volteo sintiendo una mirada encima de mi, y era el viéndome de manera maliciosa, pero al ver que lo veía sonrió mas amablemente y me pregunto:
-que te dijo tu mama?
-que si la puede esperar una hora? respondí.
el sonrió muy cómodo, y respondió:
-claro que si.
Cuando iba caminando hacia el recordé que no traía calzones, ni sujetador así que mis pezones se trasparentaban un poco, recordé que le di la espalda y me puse nerviosa al pensar hasta donde me había visto. Llegue y me senté junto a el, pero no quería parecer nerviosa para no parecer una mocosa de solo 18, así que me hice la desentendida. Además no lo podía dejar solo para cambiarme, por que si era malo nos podía robar algo y si era bueno mi mama se enojaría si no platico con el. Pero el empezó la platica:
-cómo te llamas?
-soy Erica.
-yo soy Mauricio, y cuantos años tienes?
-tengo 18 años.
-te ves mayor.............
-oyeme como eres! eh! tan vieja me veo?
-no lo que sucede, con todo respeto, pero estas muy desarrollada.
Me sonroje un poco y le conteste:
-gracias, eso me dicen algunos y pero me da un poco de pena.
-no debería darte pena, al contrario muchas mujeres quisieran tener tu cuerpo, eres como si tu mama tuviera 18 años...........
-ah gracias, ya me habían dicho.
El me dijo:
-de seguro hay una fila de novios tuyos.
Le conteste:
-no, nada que ver, nunca he tenido.........me han dicho que los pongo nerviosos......jajajaja.
Sus comentarios me hicieron sonrojar y me ponía nerviosa, pero algo dentro de mi pedía mas, tal ves eran los halagos o la curiosidad de sentir ya mi primera vez, aun no lo sé. Después le pregunte si quería algo de tomar, a lo cual respondió que si, y entonces fui a la cocina a buscar unos vasos y un refresco, me dijo:
-te acompaño a la cocina, para que me enseñes la casa.
El me acompaño a la puerta de la cocina y se recargo sobre el marco.
Fui a buscar los vasos, y estos estaban en la alacena de hasta arriba. A lo cual, arrime una sillita y me subí en ella, lógicamente la blusa se me subió y se me vio todo el culo, pero yo me hice la desentendida para no darle vuelo al asunto. La blusa al subirse sobre mi culo me quedo encima de la cintura por las proporciones de este y al bajarme de la silla me incline toda y no pude evitar que viera mi ano y mi vagina por detrás, yo no quería ni voltear, me baje la blusita muy disimuladamente, como si no pasara nada y seguí con lo mío. El refresco estaban en la alacena de abajo hasta atrás, así que me tuve que inclinar toda, dejando verme por detrás de nuevo, pero como no veía el refresco me tuve que agachar en cuatro patas, como perrito, y al momento de tomar el refresco con mi mano derecha, sentí por primera ves esa sensación.............

........................una sensación de suavidad y dureza untándose en mi ano y en la parte de atrás de mi vagina, voltee y vi a Mauricio ya sin pantalones untándome la cabeza del pene por detrás, la sensación me encanto y él se sorprendió y me dijo:
-estas buenísima, no me puedo aguantar te quiero hacer mia......
Yo le dije:
-pero es que nunca lo he hecho........
-eres virgen? no importa yo te daré la mejor primera vez que nadie jamás te podrá dar. Me respondió.
La excitación de la situación me invadió y en esa posición yo voltee mi cara al frente y alce en culo, el entendió y empezó a untar su pene en toda mi vagina (sin ningún pelito por cierto). La sensación era deliciosa, pero yo quería algo mas. En eso el me empezó a penetrar ligeramente, yo gemía un poco por que jamás algo había entrado ahí. El sacaba su pene y lo metía lento de nuevo y solo la punta, me hacia gemir como una loca, después de un rato con ese vaivén, el tomo mis caderas y me empujo hacia el, sentí que me penetro toda y grite con una mezcla de dolor y placer:
-aaaaaaaagggghhhhhhh!!!
En ese momento una línea de sangre salía de mi vagina, y el me dijo que no me asustara era el himen que se había roto. Estaba excitadísima el seguía penetrándome duro y desde atrás jugaba con mis tetas. Yo tenia los ojos en blanco y la cabeza hacia arriba, dándole y dándome placer gracias a un perfecto desconocido.
Después de un rato el saco su pene, y empezó a besarme y a lamerme el culo, el me volteo y me acostó boca arriba sobre el piso, me saco la blusa y me empezó a besar todo el cuerpo.
Me beso en la parte interna de mis muslos, empezó a lamer mi vagina, era algo único en mi primera vez, después con la punta de la lengua toco mi clítoris, un escalofrió recorrió mi cuerpo y toda mi columna vertebral, gemí de nuevo, y entre palabras le dije como pude:
-bésame ahí.
El empezó a chuparme el clítoris y creo que tuve un orgasmo después de un rato, estaba disfrutando de verdad, me sentía toda una mujer.
El se subió frente a mi y me abrió las piernas, vi su pene, era grande, mas o menos de unos 22 cms, y me lo metió de nuevo en la vagina que ya estaba húmeda a morir. El me la metía y me la sacaba mientras me besaba en la boca muy apasionadamente como nadie me había besado jamás. sentía su lengua recorrer mis lugares mas íntimos de un modo audaz. Lo sentía adentro y lo apretaba con ambas piernas, no quería que esa sensación terminara nunca. Luego el me dijo:
-si esto te gusto, falta un pequeño espacio por llenar amor.
El me paro y me puso de espaldas a el, tumbo mi torso sobre el borde de la mesita café de la cocina en posición de 90 grados y me abrió las piernas en forma de A. sentí como postraba su húmeda lengua sobre mi ano, era una delicia, la movía con maestría, igual sentí que introducía sus dedos uno a la vez y después de un rato de lamerme fueron dos dedos al mismo tiempo. Deje de sentir su cara y su aliento caliente ahí, para pasar a sentir su pene, sentía como me lo recorría por las nalgas y por toda mi raya, luego lo puso en la entrada de mi ano, y empezó a empujar en el, yo le dije:
-aaayyyyyyy........pero me duele un poco.
-al principio es un poquito de dolor pero lo mejor es después, así que relájate por favor.
Yo le hice caso como una autómata, el siguió empujando hasta que sentí como poco a poco su pene se abría camino y entro en mi ano, yo sentía dolor al principio; siguió empujando con la fuerza de un hombre que quiere hacer gozar a una dulce niña, después me toco algo que me hizo sentir un placer exquisito. Pare mas el culo, para que me la metiera mas y gritaba como loca y lo gozaba todo. El igual gemía por que se la estaba pasando de maravilla con esta mujer. acostó su torso sobre mi espalda, era algo único.
Después de un rato sentí como se corrió dentro mi. el saco su pene ya disminuido de tamaño y suspiramos juntos.
El me abrazo y me beso dulcemente, nos vestimos rápido por que oímos que venia mi madre, ella entro y nos encontró platicando en la sala. Mi mas grande sorpresa fue que al hablar Mauricio con ella fue para pedirle permiso para ser mi novio. Mi madre se sorprendió pero considero que ya tenia edad para tener novio y que era mejor si ella lo sabia y no a escondidas, así que lo permitió. Ella se mostró sorprendida pero me dijo sonriendo:
-hija de tigre pintita........jejejejejejeje.
Mauricio fue mi primera ves y mi primer novio, pero por la diferencia de edades (el tenia 30) no congeniamos y la relación duro menos de lo que creí, pero me enseño todo lo que puede provocar mi cuerpo...........y mi sensualidad.

The End.