Bueno poringueros, este mi primer post comencé por algo leve ya que todavía no me animo a postear fotos, las cuales tengo y muchas
Pero bueno mientras me decido, les comparto mis primeras experiencias sexuales, espero que les guste y que comenten lindo, denme animo así me animo a postear fotitos calentitas como las que me gusta sacar...
Besos y que lo disfruten... Cecil!


La primera vez que me chuparon las tetas!

En ese entonces hacia poco mas de un mes que habíamos empezado a salir, era mi primer novio y mi primer acercamiento a lo q después se convertiría en una obsesión, si, si exactamente en lo que están pensando el SEXO…
Como había dicho, nunca antes había tenido novio y por ese motivo tampoco había experimentado el dulce placer del sexo, yo por mi parte era virgen y quería llegar a tener mi primer relación sexual con alguien del cual estuviera enamorada, si bien la relación iba bien, no estaba totalmente segura de que era así, es mas creía que el solo iba a sacarse las ganas de garcharme y después dejarme, ya que el sabia de mi situación, y por lo general las vírgenes calientan mas, ambos teníamos 18 años, estábamos en la edad de la calentura al extremo y la abstinencia que venia desde hacia mucho, en ambos ya que después de un tiempo me confeso que el también era virgen eso me convenció un poco mas, pero si no hubiese sido así, a decir verdad también hubiera accedido por que la calentura que teníamos era inexplicable, sumado a que la relación era buena nos llevábamos bien, nos divertíamos juntos y pasábamos momentos agradables, además de calentarnos mal.
Hasta ese momento solo expresábamos nuestra calentura con besos de lengua sumamente excitantes, apasionados y que nos dejaban aun mas caliente de lo que ya estábamos, esto se debía un poco por mi inseguridad y temor a si lo haría bien debido a mi inexperiencia y otro poco por el temor al dolor y la desaparición de él, luego de consumado el acto, si bien no estaba enamorada por completo lo quería y ya empezaba a sentir que el era la persona indicada para tener mi primera vez, sensación que se termino de confirmar cuando me confeso que el también estaba en mi misma situación, luego de a poco, día a día avanzábamos un poco mas, seguimos con manoseos, hasta que una mañana, después de salir de un boliche en el cual ya habíamos hecho el precalentamiento con chupones y manosea por doquier, llegamos a la estación de tren donde teníamos que bajar, no estábamos solos, unos amigos de el y una amiga mía nos habían acompañado, al salir de la estación nos dirigimos a la parada del colectivo que debíamos tomar mi amiga y yo, mientras esperábamos nos alejamos un poco y seguimos con nuestra calentura en un momento él me dice que lo acompañe, me tomo de la mano y les dijimos a nuestros amigos que enseguida volvíamos, caminamos hacia la vereda de enfrente e hicimos una cuadra, en un hueco que encontramos entre un local y otro nos dispusimos a seguir con el manoseo, hasta ese momento siempre fue con la ropa puesta, luego de tanta calentura producida por los fogosos besos y el franeleo previo, él se dispuso a deslizar su manos por debajo de mi musculosa era una mañana de verano, hacia bastante calor, él estaba de espaldas a la calle y tapaba medianamente de manera que nadie pudiera ver mis partes intimas, luego de manosearme intensamente las tetas que por primera vez podía sentirlas, él en sus manos y yo el enorme placer de que te acaricien delicada y suavemente las tetas para que después de un rato comience a hacerlo mas fervientemente, en ese mismo momento yo comencé a deslizar mi mano por debajo de su remera para comenzar a bajar lentamente hasta su pene el cual comencé a frotar por sobre su pantalón, es inexplicable la calentura que teníamos, es entonces en ese momento, cuando se dispone a subirme la musculosa para tratar de chuparme las tetas, es ahí cuando saliendo por un segundo de la calentura, que me di cuenta del lugar en donde estábamos, en medio de la vía publica, pero ese no era el mayor inconveniente, si no que nuestros amigos estaban a una cuadra de distancia por la misma calle, entonces le dije:
–No… espera van a venir a buscarnos y nos van a agarrar en lo mejor.
El me dijo:
-Bueno, busquemos otro lugar.
En ese momento nos arreglamos como pudimos, me tomo de la mano y emprendimos la búsqueda de un lugar donde poder sacarnos la calentura mas tranquilos, comenzamos a meternos cuadras adentro de la avenida principal donde estábamos, hasta que encontramos una calle al parecer no muy transitada y para mejor, cerca de la esquina una casa abandonada, nos miramos y sin decir nada nos dirigimos hasta allí, entramos por un costado y nos quedamos apoyados en una de las paredes que no daba para la calle, ya mas tranquilos empezamos nuevamente con el calentamiento, besos de lengua, intercambio de saliva y manos por todos lados, en ese momento, se dispuso a subirme completamente la musculosa mientras me besaba el cuello(cosa q me vuelve loca), comenzó besando y luego deslizando su lengua por todo mi cuello, mientras con una mano me masajeaba el culo y con la otra me sacaba una teta fuera del Soutine para comenzar a masajearla lentamente, deslizando sus dedos por mis pezones que para ese entonces ya estaban muy duros y deseosos de su lengua, tal placer me provocaba que yo trataba de devolver deslizado mi mano por su jugoso pene, primero por sobre el pantalón el cual desprendí lentamente y comencé a hacerlo por sobre el boxer, mientras, él prosiguió el camino con su lengua deslizándola desde mi cuello hacia mis pechos, se hacia eterno nunca llegaba al centro del pacer, los pezones, si no que jugaba conmigo y me hacia desear que su lengua llegara al fin a chuparlos y morderlos completamente, el se daba cuanta de mi ganas y calentura por lo que mas tardaba en llegar, subía lentamente por el cuello para volver a besarme fervientemente así prosiguió por unas minutos, hasta que lentamente comenzó a chupame y succionarme la lengua, luego siguió por mi boca, mordiendo mis labios, siguiendo por mi cuello deslizando lentamente su ardiente lengua por mi piel, prosiguió así hasta llegar a mis pechos mientras los manoseaba ardientemente me lamia todo menos el centro, luego de unos instantes no aguanto mas la calentura y comenzó a succionarme velozmente los pezones, yo para ese momento ya estaba toda mojada y él también, ya que podía sentir en mis manos las cuales ya habían quitado su boxer y estaban frotando ardientemente su miembro del cual caía un calido y pegajoso liquido trasparente, era la primera vez q veía y sentía tal sensación de placer, todo su jugo derramado en mis manos era extremadamente excitante, aunque no llegamos a acabar estábamos en el edén; luego de un rato de succión y manoseo a mis pechos, se detuvo y quiso bajarme los pantalones, yo que había esperado ese momento tan especia de hacer el amor, no quería que fuera así en medio de la calle y de parados. Asíque me negué, allí fue cuando me di cuenta de la hora, habían pasado 2 horas desde que le habíamos dicho a nuestros amigos que ya volvíamos, en ese momento nos vestimos, nos arreglamos y con la tremenda calentura que teníamos encima tuvimos que volver, en el camino tratábamos de disimularlo aunque era mas que evidente, nuestras caras lo decían todo, nos mirábamos y sonreíamos, sin saber bien de que, la mía era una sensación de vergüenza mezclada con excitación y incertidumbre por no saber que decir a nuestros amigos cuando lleguemos a donde nos estaban esperando; lo mas gracioso fue que cuando llegamos no había rastros de ellos, por suerte, me parece que se habían cansado de esperar, entonces él espero que llegue el colectivo que me dejaba en casa y a los pocos minutos, cuando llego nos despedimos con un ardiente beso, asíque nuestra calentura seguía aun mas al extremo, después de tremenda experiencia, la cual para ambos era la primera pero no la ultima, así iniciamos nuestros juegos sexuales.
Para la próxima, les prometo mi primer orgasmo con lujo de detalles…
Besos y espero que les haya gustado…