Follandome a mi suegra vieja

En una comida familiar, mi suegra cogió una turca que no veas. Borracha perdida se fue al baño, la seguí y allí le di de lo suyo, y me comió la polla con más experiencia que nadie del mundo. Menuda vieja puta, está gordita y mayor pero tiene una marcha que no veas. Aunque me costó convencerle, ¿eh?

Pincha en la foto para ver el vídeo


Follandome a mi suegra vieja