Las aventuras eróticas de Cammy y Chun Li continúan, ahora buscando apoyo en otro personaje que pasa a formar parte de esta excitante saga.

En un enclave al norte de Tailandia, cerca de la frontera con China.

En un caudaloso afluente del río Chao Phraya encontramos a Ryu.

Tal vez el mas poderoso de los Street Fighters. Ocupado en lo único que obsesiona su mente, el entrenamiento.

Una caída de agua de mas o menos 10 metros de altura es el escenario de la práctica de Ryu. Parado frente a la cascada, haciendo uso de su potente ki, Ryu divide la pared de agua en dos vertientes.

La intensa concentración de Ryu agudiza su percepción, realizando los movimientos para repetir el insólito ejercicio, como una flecha de luz, una presencia atraviesa la mente del guerrero. La concentración de Ryu es interrumpida al percibir una presencia algo confusa.

-¿Será un enemigo?-

-Este ki no es claro-

Fueron los únicos pensamientos que cruzaron la mente de Ryu, casi por reflejo nuestro luchador toma rumbo hacia donde su intuición lo lleve.

Con la velocidad y la ligereza del viento Ryu sigue la corriente del río esperando encontrar a la fuente de su perturbación, y no es defraudado.

En una parte correntosa del río, rodeada por espumosa agua está una gran losa de roca y en ella se haya tumbada Chun Li. Ryu se desliza por unos matorrales que lo ocultan, pero Chun Li parece estar absorta, la joven se encuentra desnuda y mojada, esto llama poderosamente la atención de Ryu.

El intenso sol de la mañana y la humedad le dan un brillo especial a la piel de Chun Li. La joven tiene sus brazos sobre su cabeza dejando ver su bello torso, sus tetas bronceadas y relucientes parecían dos cúpulas rematadas en deliciosos botones que apuntan al cielo.

Desde la posición de Ryu solo se podía apreciar el torso y parte de los bellos muslos de Chun Li.

-¿Estará dormida?-

-¿Por que alertó mi intuición?-

Se preguntaba Ryu mientras que le era muy difícil quitar los ojos de la erótica escena.

Chun Li se movió un poco, lo suficiente para revelar la oculta razón de su deleite sobre aquella roca. Hundida entre las piernas de Chun Li, con la mitad inferior de su cuerpo sumergido en las correntosas aguas se hallaba Cammy.

La escena golpeó de repente a Ryu, el realmente no se esperaba algo así, su interés en lo que veía se incrementó. El solo podía ver la espalda y parte de un costado de Cammy, pero Ryu estaba seguro que era ella. El agua le daba un raro color bronce a sus rubios cabellos, las esculturales nalgas de Cammy estaban a medio cubrir por la espuma del agua y el brillo de un seno mojado y un rojo pezón se colaba de la ahora muy dinámica escena.

Ryu veía con atención como Cammy lamía con fuerza casi salvaje el coño de Chun Li y como esta última se retorcía de placer sobre la plancha de piedra, Chun Li se veía jadear con la boca entre abierta y se sujetaba la cabeza sintiendo cada pulsazo de placer que le probocaba Cammy.

La intensidad del momento y las imágenes no tardaron en afectar a Ryu quien ya desde rato atrás sentía como su miembro se endurecía al calor de la llamarada lésbica que presenciaba.

Guille o Ken hubieran saltado inmediatamente sobre las chicas con el fin de unirse al festín, pero Ryu era diferente, Ryu se encontraba en ese fin de mundo con el fin de entrenar y mejorar sus artes, cualquier distracción lo alejaría de su objetivo real, además muy probablemente esas chicas querían intimidad y hubieran rechazado cualquier intervención del joven luchador quien al final era demasiado recatado para interrumpir ese momento.

Momentos mas tarde hayamos a nuestro amigo Ryu en un claro entre un bosque de tecas en lo que parecía el patio de una choza muy sencilla que de seguro le servía de refugio al joven luchador. Ryu estaba sentado en el suelo en posición de loto meditando o tratando de hacerlo.

La imágen de Chun Li y Cammy en el río no podía salir de su mente perturbando cualquier intento de meditación.

La brillosa y húmeda piel de las dos amazonas, las convulsiones placenteras que Chun Li daba y el deleite evidente de Cammy mientras le comía el coño a su amante, todo eso daba vueltas en la mente de Ryu, su excitación no le había bajado desde que regresó del río, nuestro amigo se convencía de que la única manera de recobrar su calma era hacerse una paja, o dos y seguir en lo suyo.

Allí mismo sentado Ryu se sacó su miembro para proceder cuando casi de la nada las figuras de dos caminantes aparecieron entre las tecas.

-El deseo me tiene con alucinaciones, ver a esas dos putas follándose me hace verlas en todas partes.-

Pero eso no era un truco de la mente del luchador, en efecto, eran Cammy y Chun Li quienes salían del bosque aún desnudas y charlando entre ellas.

-Vez Cammy, te dije que el estaría por aquí.-

-Este es su campamento de entrenamiento favorito.-

Le comenta Chun Li a Cammy quien sonríe con complacencia.

Ryu está estático como un tonto y con su pene en la mano, lo único que alcanza a decir es.

-¿Que hacen aquí?-

-¿Las puedo ayudar en algo?-

Las chicas se ríen, Chun Li se acomoda el cabello y le responde.

-Querido Ryu, yo le había comentado a mi amiga Cammy lo grande que es tu verga y lo bien que la usas y ella quería probar, además nos falta uno mas para formar un trío que desde hace rato tengo ganas de hacer.-

-Mira que yo se que tu eres un chico recatado, pero ¿te gustaría hacernos compañía a Cammy y a mi?-

-Veo que estabas por empezar algo, ¿no quieres que te ayudemos con eso?-

Los ojos de Ryu parecieron desorbitarse por un momento, pero luego se calmó y recordó lo cachonda que era su amiga Chun Li y que en mas de una ocasión se la había follado de mil maneras por petición de ella misma. Así en un tono mas calmado Ryu le responde a sus interlocutoras.

-Bueno, si ustedes creen que las puedo ayudar con eso, vengan pues.-

A lo que ambas chicas se abalanzaron sobre Ryu, Cammy habla por primera vez.

-Tenías razón Chun Li, la polla de Ryu es bien grande.-

-Felicidades Ryu, gran y bello instrumento.-

Comentario al que Ryu solo respondió con una picara sonrisa y una mirada lasciva.

Rápidamente Ryu se deshizo de su kimono de entrenamiento quedando en pelotas como sus acompañantes. Chun Li le indicó que se recostara sobre el suelo y Ryu lo hizo a lo que Cammy procedió a chupar su polla como si estuviera esperando ese momento.

Chun Li le dice.

-Hey, déjame participar a mi también.-

La mujer mas poderosa del mundo se inclina y toma la parte de la polla de Ryu que no está en la boca de Cammy y comienza a lamerla y besarla. Cammy paseaba su lengua y labios por el glande de Ryu y Chun Li hacía lo propio con el tallo de la ahora mas grande espada del joven luchador.

Esa era la mas extraordinaria comida de verga que Ryu había experimentado jamás, dos chicas se deleitaban saboreando su polla. Ryu veía y sentía con complacencia como las bocas y lenguas de sus cachondas acompañantes se disputaban su falo ahora al tope de su erección.

-¡Ahh! vaya que las dos son buenas chupando, sigan, sigan así. ¡Ohh!-

Decía Ryu a lo que Cammy y Chun Li solo respondían con deliciosas miradas y medias sonrisas, para no retirar sus bocas de su importante labor.

Mientras las chicas lamían y chupaban la polla de Ryu se daban singulares besos rozando sus labios y lenguas, siempre con la verga en medio.

Cammy recorría la longitud del sable de Ryu con su lengua de arriba hacia abajo hasta llegar a sus huevos en donde daba besos, pícaros lengüetazos y chupadas a cada testículo en lo que Chun Li parecía querer absorber la esencia de Ryu através de su glande. Ryu se estremecía y casi enterraba los dedos en la tierra con cada regalo de placer que las street fighters le daban con sus bocas y lenguas.

Ambas mujeres subían y bajaban por la verga del joven luchador. El doble felacio llegó a su lógico resultado; con un grito ahogado Ryu declaró que no aguantaba mas y que estaba por correrse. Al oír esto las chicas casi unieron sus bocas sobre el glande y dieron suaves caricias con las puntas de sus lenguas lo que desató mas rápido la eyaculación de Ryu.

Al primer quejido de Ryu Chun Li y Cammy se colocaron ambas sobre su verga y la tomaron como dos beisbolistas disputándose un bate.

En realidad es difícil determinar cual de las chicas se llevó el primer disparo de esperma o si ambas recibieron su parte, pero el resto de las abundantes chorreadas de Ryu fueron banquete para Cammy y Chun Li. El semen embarraba las caras de las muchachas y con gran ansia se fueron a recoger o relamer la leche que se hallaba sobre la aún parada polla y empozada sobre los huevos.

El orgasmo de Ryu lo dejó algo atontado, cuando reaccionó solo vio a las chicas lamiendo los restos de su semen en sus respectivas caras.

-¡WAO! Eso si fue una chupada.-

-Chun Li, tus mamadas son siempre de lujo.-

-Cammy, lengua traviesa, gran chupada, vaya que si.-

Decía Ryu con cara de tonto, pero las chicas estaban absortas explorando sus gargantas con sus respectivas lenguas y se manoseaban, de hecho Ryu pudo ver como Cammy le metió toda la mano en el coño a Chun Li y esta le clavó un dedo en el culo a su amiga.

Cammy se arrojó sobre Chun Li, ambas mujeres parecían quererse devorar una a la otra. Con gran cuidado la rubia comenzó a frotar sus senos y pezones contra los de Chun Li quien se complacía en la cachondés de su compañera; Cammy le pidió a Chun Li que se incorporase un poco, ella lo hizo y la inglesa le separó ligeramente las nalgas y le metió el dedo pulgar en el culo sin mayor reparo y con los otros 4 dedos de esa mano le comenzó a rozar y urgar el sexo.

Las dos luchadoras estaban algo absortas con sus jugueteos que no se habían percatado de que Ryu seguía allí sentado cerca y que la verga que instantes antes les había propinado una mascarilla facial de semen y la que abandonaron menos dura y mas flácida, ahora gracias a semejante expectáculo se encontraba nuevamente imponente, parada y lista para mas acción.

Chun Li se dió cuenta de aquello a pesar de que seguía disfrutando de los dedos de Cammy en su culo y coño.

-Cammy, mira, Ryu ya está parado de nuevo, te dije que el se repone rápido.-

-Vamos, ven, es hora de que pruebes su polla.-

Dijo Chun Li dando jadeos entre cortados mirando a Ryu y su espada en posición de guardia.

-OK, Chun Li, es hora de follar.-

-Vamos contigo Ryu, no te desesperes.-

Dijo Cammy mirando fijamente a Ryu y a su pene.

-Vengan amigos, prepárense, Ryu, quédate en el suelo, Cammy, tu ven, me dijiste que querías que Ryu te metiera toda la verga.-

-Bueno, ven y cabalga a mi querido amigo.-

Decía Chun Li con tono imperativo, a lo que Cammy y Ryu asintieron y procedieron.

Ryu ya estaba recostado sobre el suelo y Cammy se le iba colocando en sima de forma muy delicada y sensual.

-Quiero sentir tu verga hasta el fondo Ryu.-

-Sabes, cuando tengo orgasmos muy fuertes suelto mucho flujo, ¿no te importa que te empape las bolas?-

Preguntaba Cammy mientras se iba inclinando sobre las caderas de Ryu.

-Claro que no, si me es posible me gustaría hacer que eyaculases varias veces para devolverte el favor.-

-Sentir tus líquidos sobre mi será un verdadero placer.-

Respondió Ryu con tono de casi solemnidad.

La polla de Ryu estaba ya bien parada y Cammy rozaba su vulva contra la cabeza del imponente garrote, luego de ese juego Cammy se decidió y comenzó a bajar su pelvis con lo que la verga de Ryu empezó a penetrar sus entrañas.

A Cammy le fascinaba alargar ese momento en el que una polla entraba en ella. Así la rubia inglesa deslizaba lentamente su vagina, gozando de cada centímetro de polla que le iba entrando, en ese momento Cammy deseó que la verga de Ryu midiese varios metros para disfrutar mucho mas tiempo.

Cuando Cammy tuvo toda la verga de Ryu dentro no podía creer lo larga y gruesa que esta era, pero sin dejarse absorber por el momento, Cammy comenzó a subir y bajar lentamente, al principio, con cada movimiento ella podía sentir como la dura espada de Ryu se friccionaba en todo el interior de su vagina y el rozamiento alcanzaba su clítoris., dándole una sensación de placer pleno en todo su coño.

Mientras esto se daba Chun Li era muda testigo de la escena, fascinada con la expresión de Cammy que denotaba el mas brutal y arrasador placer que la consumía. Chun Li caminaba alrededor de Cammy y Ryu mirando con gran avidez, Ryu podía notar la gran excitación de su amiga, Chun Li se pasaba la mano sobre su claramente húmedo coño, pero no quería interrumpir a sus amigos en su faena.

-Chun li, ¿te gustaría unírtenos?-

-Si quieres te puedes acomodar y yo podría darte una de esas comidas de coño que tanto te gustan.-

Entre largas respiraciones Ryu le dijo esto a Chun Li, con su característico tono amable y lleno de paz budista, a lo que Chun Li le responde.

-¡Vaya! creí que jamás me lo pedirías Ryu.-

-Claro que quiero, voy pues para que te devores mi coñito.-

-Por eso es que me encanta follar contigo.-

Chun Li se acuclilla sobre la cara de Ryu, en una exótica posición, mirando a Cammy, apoyando las manos sobre el duro abdomen del joven y dejando su coño y culo a merced de su lengua.

Cammy estaba con los ojos volteados hacia arriba y tan absorta que casi no se percata de que ahora se encontraba frente a frente con su compañera de entrenamientos y que ambas disfrutaban salvajemente del complacido Ryu.

Hasta ese momento las manos de Ryu se deleitaban con los muslos y las nalgas de Cammy, con Chun Li sobre su cara Ryu debe usar una de sus manos para facilitar la labor del cunilingus que le hacía a su amiga.

El coño de Chun Li era desde hace rato el gran deleite de Ryu, su piel marrón, la carnosa y profunda raja y la sensación de la alfombrilla de pelos oscuros le encantaban a Ryu, para nuestro amigo el comerse el coño de Chun Li era un gran placer y hacerlo mientras una hembrota como Cammy White le montaba la verga, eso si que era sensacional.

Cammy y Chun Li se cruzan miradas en medio de su placer, la lengua de Ryu ya había empezado su trabajo en el sexo de Chun Li, ambas chicas eran presa del mas crudo goce genital. Casi por reflejo ambas luchadoras se acercaron la una a la otra y unieron sus bocas en el mas erótico beso lésbico, las lenguas de cada mujer eran como extensiones del pene y la lengua de Ryu que cada una tenía clavada en sus respectivos coños, paresía que estas chicas querían lamerse las almas.

Cammy, quien apoyaba sus manos sobre el abdomen de Ryu se abrazó a Chun Li para poder compensar el sube y baja que tenía sobre el pene del joven peleador, Chun Li le corresponde el abrazo y ambas mujeres se hacen como una sobre Ryu quien se deleitaba al límite con la sensación de dos coños, uno devorado por su boca y el otro ensartado por su erecta verga.

Chun Li deseaba darle a su rubia amiga un gran momento, como pudo se encogió y se dispuso a chupetear los pezones de Cammy, la inglesa ya se sentía estallar de la sensación de la enorme polla de Ryu ocupando su coño hasta lo mas profundo, las manos de Chun Li sobre su piel y su lengua primero en su boca, pero ahora Cammy tenía esa lengua en sus sensibles pezones, Chun Li sabía el placer que le daba a Cammy el que le chuparan las tetas y por eso lo hacía con gran habilidad y deleite.

Ryu podía sentir el incremento en el ritmo del sube y baja de Cammy sobre su miembro, esto, a su vez, incrementó su excitación y lo reflejó con su lengua en el coño de Chun Li, el joven se aferró con ambos brazos a los muslos de Chun Li, con una mano se dió a la tarea de masajear su culo a la vez que sus lengüetazos, chupadas y besuqueos sobre el sexo de ella tenían mas fuerza y rapidez. Chun Li se sentía a punto de caramelo en cualquier momento y las tetas de Cammy recibían el impulso de placer brutal, era como un circuito sexual en el que no se sabía donde comenzaba o terminaba la cachondez y el goce.

En medio de la jungla tropical un ruido totalmente ajeno causó gran alboroto entre las aves y los zorros voladores, los

mezclados y desgarradores gemidos y gritos de placer propinados por los tres amigos, nada realmente entendible, -¡ME CORRO!-, -¡OH, SI!, ASÍ! -, cosas como esas, se podían escuchar desde mucha distancia.

De vuelta en el claro, la escena con Chun Li y Cammy gimiendo, manoseándose temblorosas sobre Ryu; entre cada grito y jadeo se rosaban las caras con sus lenguas y arañaban sus espaldas de forma casi salvaje. Ryu hacía guturales quejidos mientras se corría dentro de Cammy y se comía el coño de Chun Li como si su vida dependiese de ello.

Cammy creyó que las convulsiones y las eléctricas olas de placer jamás dejarían su cuerpo, pero, la paz luego de semejante orgasmo, que en realidad no pudo definir si fue una serie de múltiples orgasmos o el mas colosal ye intenso orgasmo de su vida, fue llenando su ser y ella vio como Chun Li también se derrumbaba en el suelo luego de haberse corrido.

Cammy, Chun Li y la verga de Ryu se hallaban tumbados, las chicas sobre la fresca hierba del claro, Cammy ligeramente sobre Chun Li lamiendo su cuello y paseando sus manos sobre la sudorosa anatomía de su asiática amiga, Chun Li tenía a Ryu tomado de la mano y este solo se limitaba a observar a sus ahora buenas amigas, Ryu podía ver el enrojecido coño de Cammy aún chorreando semen de la descarga recién soltada.

-Cabalgando a Ryu y con tus manos y lengua he tenido la corrida mas salvaje de mi vida, eso fue inolvidable, hay que repetirlo, si nos mudásemos a Inglaterra nos podríamos casar los tres, con razón este tío es invencible en las peleas, pero ahora mejor luchamos así, es mas divertido y todos ganamos.-

Le decía Cammy a Chun Li al oído mientras miraba a Ryu absorto mirando al cielo.

-Chun Li ¿que tanto ve Ryu al cielo? va a llover ¿o algo?-

Preguntó a Chun Li Cammy.

-Aprecia la naturaleza o algo así, quien lo sabe, yo solo se que Ryu folla increíblemente, todo lo demás es asunto de el.-

Ryu reacciona y se voltea ligeramente y les dice a sus amigas.

-¿Les ha gustado estar conmigo?-

-Me alegra mucho haber sido de utilidad para Uds.-

Cammy suelta una carcajada ante la extraña declaración de Ryu, pero Chun Li lo mira fijamente y le inquiere.

-¡Ah no! mi querido Ryu, espero que las fuerzas no te hayan abandonado, yo me he quedado con las ganas de sentir tu verga dentro mío, así que aún hay trabajo que hacer mi querido semental.-

Ryu se sorprende y se sonríe mientras le hecha un vistazo a su rendida polla placidamente dormida sobre sus huevos.

Cammy se da cuenta y mientras se mueve hacia Ryu va diciendo.

-Creo que Ryu necesita algo de ayuda esta vez.-

-Ven Ryu, voy a levantarte el asta a punta de chupadas y besitos.-

-No te preocupes Chun Li, la polla de Ryu estará parada y dura para ti.-

Cammy toma el flácido pene de Ryu y se lo mete en la boca y comienza a chuparlo y a lamerlo como si fuera una golosina, Ryu hace pequeñas muecas de placer y siente como su espada va recobrando su firmeza gracias a la hábil boca de Cammy White.

-Esa es una lengua muy rica ¿verdad Ryu?-

-Hace maravillas con mi clítoris.-

-Solo relájate y goza el paseo.-

Decía Chun Li sonriendo recostada de lado junto a Ryu y Cammy contemplando a sus amigos.

Ryu y Chun Li sostenían una charla trivial mientras Cammy seguía devorando la cada vez mas grande verga del joven.

Ryu detuvo su conversación para decirle a Cammy que parase el felacio que ya se sentía listo para mas acción, Cammy se volvió a reír cuando Ryu le agradeció profusamente el haber revivido su pene.

-Muy bien Ryu, ahora me toca a mi, tu sabes, así como me gusta, duro y hasta el fondo.-

Mientras decía esto Chun Li se ponía a 4 patas sobre la hierba ofreciéndole su culo y su coño a Ryu, Cammy se sentó sobre la hierba a poca distancia, ella quería ver la acción antes de decidir de que manera intervendría. Ryu se colocó detrás de Chun Li y con la mano izquierda comenzó a estimular el coño de la chica asiática, Cammy miraba muy deleitada y ella misma pasaba sus dedos sobre su coño.

Luego de unos momentos Cammy tomó la iniciativa y se acostó poniendo su cara a la altura de las tetas de Chun Li, y con gran delicadeza empezó a chupetear y a lamer los duros pezones de su amiga íntima, esto dió buen resultado puesto que el coño de Chun Li se mojó mas rápido y mas abundantemente, Ryu aprovechó esto, el humedeció los dedos de su mano derecha y comenzó a estimular el ano de Chun Li. Cammy no perdía detalle de la acción y redobló sus esfuerzos en las tetas de una cada vez mas excitada Chun Li quien al final con casi un gemido dijo que ya estaba lista que se la metieran por favor.

Ryu no se hizo esperar y con gran lentitud y suavidad le fue entrando su verga en el coño de su querida compañera de peleas, Cammy seguía deleitándose con las tetas de Chun Li y esta se limitaba a gozar del momento.

Cuando Ryu tuvo toda su verga dentro de Chun Li comenzó unos lentos vaivenes que hicieron la delicia de ella, pero el ritmo fue aumentando y Chun Li gemía como una posesa, Ryu no había terminado su trabajo, con la misma humedad del coño de Chun Li lubricó la entrada del ano de ella y de un tirón le clavó dos dedos de su mano derecha, el sabía que el culo de Chun Li daba de si así que segundos después le añadió un tercer dedo a los que tenía dentro de la poderosa luchadora.

Ahora Chun Li si se sentía a reventar, los dedos de Ryu eran gruesos y nudosos y ella tenía 3 dentro de su recto, y su polla, que ya era decir bastante, le taladraba el sexo.

La intensidad del momento dominaron a Chun Li quien se comenzó a menear, en un principio, de forma descoordinada con el ritmo que llevaba Ryu, pero, en segundos ella se acompasó a la cadencia de la penetración del luchador, adelante, atrás, adelante otra vez, y lijeros meneos a los lados, hicieron la delicia de Ryu quien en un momento redujo la intensidad de sus envestidas para sentir el delisioso ir y venir de las caderas de Chun Li.

Cammy por su parte se había excitado mucho ya al estarse masturbando mientras le comía ambas tetas a Chun Li y ya quería sentir algo de acción.

-OK darling, mi coño es tuyo, cómetelo que está jugoso.-

Decía Cammy mientras que ágilmente se giraba para poner su vulva al alcance de la entre-abierta boca de Chun Li.

Chun Li bajó su torso para llegar al coño de Cammy, quien no bromeaba al decir que estaba muy jugoso, Chun Li pudo sentir el olor y el sabor del semen de Ryu, la sensación la incitaron mas aún para devorarse el sexo de Cammy.

Sin mayores reparos Chun Li lamía el coño de la rubia siguiendo el ritmo que ahora ella controlaba, Ryu casi ya no se movía, la misma Chun Li era quien se ensartaba en la verga de el, y el solo jugueteaba con sus dedos dentro del ano de ella, Cammy ya podía sentir el poder de los lengüetazos y chupetones de Chun Li sobre su coño, en un momento de ardor extremo Chun Li muerde uno de los labios de Cammy, la hace sangrar de hecho.

Cammy estaba tan excitada que el dolor se mezcló con el placer y la hicieron dar una especie de grito revuelto con un excitante jadeo del mas puro placer, la sal de su sudor y la acidez de sus jugos le hacían arder la pequeña herida, pero, Chun Li la llenaba de salvaje placer y ambos, dolor y placer transportaban a Cammy hacia el peligroso límite del goce masoquístico.

Semen, jugos vaginales y ahora sangre se mezclaban en la boca de Chun Li quien estaba fuera de sí, sus meneos eran mas intensos, en sus juegos Ryu ya había metido sus 4 dedos en el culo de ella, el temía lastimarla, pero, Chun Li se movía mas rápido y mas intensamente.

Como una perra, fue lo que pensó Ryu al ver la fuerza y la casi desesperación con la que Chun Li se comía el enrojecido coño de Cammy, Chun Li, haciendo uso de su portentosa fuerza, apoyándose en el suelo con una mano, usó la otra para levantar ligeramente las caderas de Cammy y poder lamer mejor su sexo babeante y a punto de explotar otra vez.

Los salvajes jadeos de Cammy y sus ojos casi en blanco le avisaron a Ryu que la rubia se corría, como si su vida dependiese de ello Cammy tomó la cabeza de Chun Li con ambas manos y con sorpresa Ryu vio que le encajaba las uñas en la nuca a la asiática, seguidamente Chun Li dejaba caer su rostro sobre el coño de su amiga, solo se limitaba a respirar fuertemente y a jadear sobre el rubio coño de Cammy, Chun Li estaba teniendo un orgasmo, se estremecía y trepidaba de la cabeza a los pies, Ryu quiso incrementar la sensación de Chun Li, así que retomó las envestidas y casi con violencia le sacó los 4 dedos que le tenía metidos en el culo a ella, Chun Li dió un gran jadeo y se desplomó presa del brutal placer que la dejó rendida con la nariz en la rica raja de Cammy.

Ryu, aún de pie, no quiso pedirle mas al coño de su amiga así que con su verga en las manos se acercó hacia ambas mujeres y se masturbó usando la aún fresca humedad del sexo de Chun Li.

-Ryu, danosla toda, suéltala sobre las dos, ven.-

Decía Cammy que veía las intenciones del guerrero con su espada en la mano. Ryu no dudó y aflojó su autocontrol y se derramó sobre ambas chicas, Chun Li a penas pudo darse la vuelta para recibir parte del baño sobre su cara, buena parte le cayó en la nuca y sobre los rasguños que le propinó Cammy, y ella por su parte resivió 2 o 3 chorros en su cara, los cuales Ryu los apuntó con toda la intención.

Chun Li se arrastró sobre el cuerpo de Cammy sobre la hierba para besarla y frotarse contra ella, Cammy la recibió complacida y ambas mujeres se fusionaron una vez mas en su pasión mujer / mujer y estuvieron un rato así, gozando la una de la otra sin reparo ni pudor como animales de la selva que las rodeaba.

-Que se hizo Ryu?-

Preguntó Cammy al recobrar algo de energía y ponerse en pie.

-Ay! No lo se, probablemente se fue a asear, cosa que no nos vendría mal a nosotras.-

-Si lo conozco estoy casi segura que se va a regresar a entrenar.-

Responde Chun Li aún en el suelo y advirtiendo que ella y Cammy estaban llenas de tierra, hojas secas, sudor, semen, y otras muestras del momento que acabaron de compartir.

-Vámonos al río, nos bañamos juntas?-

-Tu recuerdas donde pusimos nuestra ropa?-

-Fue cerca a la saliente del río? Verdad?-

Habla Cammy a lo que Chun Li responde con una risa en la boca mientras se incorpora y se limpia el culo y las piernas.

-No te preocupes por eso Cammy, Ryu ha de tener algún uniforme de repuesto que nos podrá prestar, esta selva es calurosa así que nos podemos quedar desnudas si lo prefieres o compartimos la ropa que Ryu nos prestará, tu usas la parte de arriba y yo la de abajo, al fin que no vamos a necesitar mas nada.-

-El es algo obsesivo con lo del entrenamiento, pero, es excelente en el sexo, si quieres nos quedamos unos días por acá y le hacemos compañía, valdrá la pena.-

Y Cammy dice.

-Uf! luego de esto? Claro que nos vamos a quedar unos días, desnudas, en topless o como quieras, pero, yo quiero revolcarme mucho mas con Ryu y contigo mi amor.-





Street Fighter XXX (2)