Peligros que correr Pt. 6

Pt 5: http://m.poringa.net/posts/relatos/3161387/Peligros-que-correr-Pt-5.html
ANTES DE COMENZAR, QUERIA AGRADECERLES EL APOYO. ESPERO QUE LES GUSTE ESTA PARTE FINAL Y QUE TOQUEN MUY RICO. ESPERO LES GUSTE Y LO APOYEN Y COMENTEN.
-----------------------------------------------------------

Después de ese Domingo de pesadilla, Andrea y yo no pasábamos de breves saludos y contacto visual casi nulo, pensé a que alguno este deseoso de todo lo que el otro le podría ofrecer para saciar su excitación, sumado a pequeñas indirectas que se daban en los almuerzos familiares con respecto a aquel Domingo. Era un sábado por la tarde noche que llegué a casa después de estudiar, estresado por las materias, por el tráfico y claro por la poca actividad sexual que tenía sumado a las buenas pibas que te sueles encontrar en el camino con unas ropitas que no dejaban nada a la imaginación. Me dí cuenta que no había nadie en casa y aproveché para quitarme la calentura viendo porno y corriendome la paja (un poco patético lo sé), comence mi búsqueda con Amia Miley, Verónica Rodriguez (la reina de los squirts), Adriana Chechik, Piper Perri, Elsa Jean. ¿Qué tenían en común todas ellas? Simple, todas me hacian recordar, de cierta manera a Andrea.

Estaba entretenido en mi labor mientras admiraba los cuerpecitos de ensueño que tienen, mientras sentado en la silla del escritorio le daba la espalda a la puerta, cuando sentí su mano fría tomar la base de mi polla y susurrando dijo: 《Déjame ayudarte》. Solté mi pene y ella me relevó, Andrea se acomodó recostada en mi mientras movía su mano a una velocidad media, estábamos disfrutando de la espectacular Amia Miley (aún recuerdo los vídeos exactos. Si quieren me dicen en los comentarios, y los publicó). Le dije:《Ponte más cómoda nadie nos molestará 》. Con un sólo movimiento se quitó el top medio transparente que tenía junto con el sujetador luego siguió con su jean y el cachetero que traía puesto. Ahí estábamos los dos en toda la casa, completamente desnudos viendo porno mientras ella me masturbaba. Sentada en mi pierna sentía como el calor de vagina iba subiendo, tomé sus tetas con mis manos apretandolas fuertemente para luego lamer sus pezones duros y llenarlos de saliva mientras ella gemia levemente, para ese punto su vulva ya goteaba mojando mi pierna lo cual me excitaba más. La levanté y lance en la cama, besaba desenfrenadamente su vagina sus gemidos se intensificaban cada vez más, sus piernas perdían el control rodiando mi cuello y pegandome más a su entrepierna; se peñiscaba los pezones. Sus gemidos se juntaron con los del vídeo lo que la excitaba más mientras decía a viva voz: 《Soy tu putita y me he portado mal, castigame》. Escucharla bastó para descontrolarme; la levanté nuevamente pero esta vez la puse de cabeza, esa es una ventaja de que sea pequeña y delgada es más "controlable", era un 69 yo parado lamiendo su vagina y ano mientras que ella recorría todo mi pene y testículos con su boca, era sensacional como a pesar de estar de cabeza mamaba como si nada pasará; subsionaba cada vez más fuerte y se llenaba todo de saliva que le entraba en la nariz haciéndola toser pero no renuncia a su tarea, por mi parte, buscaba es clítoris que más parecía una micro pija lamiendo, besando e introduciendo mi lengua por el ajugero de su vagina. Su anito cerrado no se salvó, pase mi lengua y su culo se tensó y trate de abrirlo con mi lengua pero a pesar que parecía pasarle electricidad cada vez que lo tocaba, no se dilataba hasta que Andrea rozó sus dientes en mis testículos para meterlos en su boca juguetear con su lengua, sentía su saliva caliente escurrir.
Peligros que correr Pt. 6

Comencé a caminar en esa posición aunque era muy incómodo pero llegamos al cuarto de mi hermano, le dí vuelta y puso sus pies en la cama de mi hermano, era un momento de descanso nos miramos fijamente. Lentamente y mirandome se arrodilló dandome la espalda, se inclinó y alzó la cadera; estaba en cuatro frente a mi ofreciéndome su vagina mojada, entonces supe que era el momento. 
Puse mi pene apuntando dentro de ella y tomandola por la cadera de un movimiento lento fui introduciendo mis casi 20 cm de polla dentro de ella mientras giraba la cabeza para que viera como sufría y gemia con cada centímetro, sin condón el calor dentro de ella era infernal y estaba tan apretado que sentía que estaba haciéndole daño, cuando entro completamente ella se quedó quieta y con la voz entre cortada dijo:《No te muevas que me duele mucho》. Me quedé quieto también disfrutando de su calor, hasta que Andrea comenzó a mover muy despacio su cadera y aumento la velocidad poco a poco mientras sus gemidos eran más fuertes y su cara mostraba el dolor que sentía; volteó y me miró relamiendose y fue cuando supe que el placer ya había superado al dolor y empecé a bombear poco a poco, sacando y metiendo mi pene mientras ella seguía meniando la cadera en círculos; subí la fuerza y velocidad de golpe y ella se detuvo y sólo gritaba diciendo: 《No pares, quiero más 》..
Las embestidas eran cada vez más fuertes, el placer le quitó fuerza en los brazos y cayó rendida a la cama pero aún manteniendo su cadera bien parada para que la siga penetrando, su boca abierta soltaba gritos agudos con cada golpe. Era un espectáculo ver su vagina dilatarse cada vez más para darme más espacio, su culo era un provocación que no aguante y le pegue con la mano abierta; cada vez más seguido el sonido de la nalgada me excitaba más hasta que su culo estaba rojo y empecé con la otra nalga mientras ella cerraba los ojos y gemia desenfrenadamente. Andrea ya no soportaba y se escapó entre mis manos dejandome a media bombeada, me dijo:《Me has dejado el culo rojo cabrón》. Mientras se acercaba gateando tomo mi polla con la boca y se puso a succionar con furia, como si quisiera arrancarme el pene; lo tragaba entero hasta que no podía respirar mientras me miraba tiernamente.
hermosa

Se levantó y me llevo de la mano al cuarto de las mujeres mayores, subió a la cama dio un par de vueltas para echarse boca arriba separando las piernas mostrándome el tesoro de su vagina, era una perra en celo pidiendo a gritos que la folle y yo no me iba a negar, la tomé por el pie y arrastre hasta mi para introducir mi pene y bombear lo más fuerte que podía, mis manos peñiscaban sus pezones duros y ella tocaba su clítoris para gritar más fuerte, su cara reflejaba el placer mientras rasguñaba mis brazos con sus uñas. Llevo mi mano a si boca para chupar mis dedos mientras seguía taladrando su coño, por fin estaba cumpliendo aquello que desee desde el primer momento que la vi cruzar la puerta; estaba dentro de ella haciéndola disfrutar pero podía ser mejor, entonces acomodandola de lado tomé su pierna iba fui recorriendo con mi mano todo su perineo hasta llegar a su ano, sin dejar nunca de bombear, aún tenía restos de saliva que aproveche como lubricante para ir metiendo mi dedo lentamente en su cerrado anito mientras ella gritaba, gemia, se quejaba pero sobre todo me pedía que no me detenga.
Logré meter el dedo y sentía como su anito se iba dilatando poco a poco, Andrea apretaba sus pezones como si fueran botones y tener su pie tan cerca me recordó lo hermoso que era, no lo dude dos veces, comencé lamiendo sus dedos bajé por toda la planta hasta llegar al talón y de hay volví, ella estaba fascinada estabamos completamente ocupados, le penetraba la vagina teniendo un dedo en su ano, y lamia sus lindos pies. Gritó aún mas fuerte cuando el segundo dedo fue abriéndose paso, en ese punto sabía que posiblemente toda la calle nos estaba escuchando pero no importaba. 
tetona

Entre suspiros me pidió que me detenga, pensé que ya había acabado, pero tomó aire y tomandome por la polla me llevo al comedor, subió en la mesa y comenzó se marcó un baile tan sexual que parecía una danza de apareamiento, movía el culo como nunca había visto, se le abría y cerraba mostrando su ano dilatado y su gran par de tetas iban de un lado a otro sin perder ritmo, jalaba sus tetas hasta su boca y lamia sus pezones era único ver ese espectáculo. Yo al filo de la mesa, se acercó a mi y se trepó a mí abrazandome con sus piernas y besandonos con desenfreno me hizo retroceder hasta encontrar el sillón, caí sentado y ella sobre mi; entre besos dije:

Adair:《Sabes que en cualquier momento van a llegar y todo se va a ir a la mierda》
Andrea:《No importa, ya sentí tu pija bien adentro》.
Aldair:《Quiero que te acuerdes bien de cada centímetro》
Andrea:《Me has hecho gritar como nadie》
Aldair:《Si, pero nunca olvidarás la gran polla que te hizo por primera vez el culo》
Andrea:《Me vas a partir en dos》
Aldair:《Que mejor recuerdo》

Se levantó y se giró, ya sabía lo que venía; subió encima mío dandome la espalda planto sus pies sobre mis muslos mientras yo acomodaba mi pija en la entrada (o salida según como se miré) de su ano, estaba notoriamente nerviosa pero comenzó a abrir su culo tratando de dar mas espacio y comenzó la penetración, el dolor que sentía era evidente pero igual seguía adelante, hacíamos fuerza pero sólo entro unos 2 cm de polla y pidió parar, su cara reflejaba el dolor así que pensando en que necesitaba más lubricación fue por un lubricante que tenía en su cuarto regreso untandoselo en el culo, volvió a la posición y lo volvió a intentar ejerciamos presión hasta que el lubricante ayudo a resbalar un poco más dentro, tenía unos 7 cm dentro, las lágrimas se le escapaban así que nos detuvimos, nos quedamos en esa posición sin movernos mientras su ano apresionaba y asfixiaba mi pija; tomó una bocanada de aire y comenzó a subir y antes que se le escape volvía a bajar. Ella sentía mucho dolor pero yo estaba en el paraíso, estaba tan apretado que con cada movimiento sientia el roce de las paredes de su ano; 《Tocame la concha》dijo llevando mi mano hasta ese hermoso lugar, y juntos comenzamos a frotar y buscar su clítoris. La idea era clara, tratar de bajar el dolor con placer y vaya que fue funcionando, luego de 7 o 10 minutos ya se movía con más ganas y hasta gemia tímidamente, tocaba intentarlo de nuevo; bajo de su posición y trago mi polla de un bocado hasta frotar su nariz con la base de mi pene, soportó las arcadas y se lo saco dejándolo perfectamente bañado en saliva hecho un poco de lubricante y lo combinó todo con el movimiento furioso de si mano, acto seguido hecho una gran cantidad en mi mano y me dijo:《Lubricame》dándose la vuelta y separando las nalgas, recorrí el contorno de su ano, y fui entrando poco a poco con dos dedos moviéndolos lo más que podía para dilatar cada vez más.
anal

Poco a poco fui viendo más grande el agujero así que de inmediato colé un dedo más, ¡Ya eran tres en su primer anal! Estaba fascinado hasta que ella dijo:《Es la hora, ahora te mostraré cual es mi especialidad 》. Subió nuevamente sobre mis muslos, coloque mi polla en su ano y de un sólo movimiento entro hasta poco más de la mitad, Andrea lanzó un grito desgarrador pero me di cuenta que lo disfrutaba cuando sentí el líquido vaginal escurrir hasta el coito anal; su vagina estaba tan inundada que llegaba hasta su culo. Hicimos más presión y fue deslizando poco a poco hasta que ya no quedaba más pija que meter mientras gritaba gimiendo con cada centímetro, cuando sentí su culo sobre mi tenía ganar de acabar, pero tenía que aguantar; esperamos unos segundos o tal vez unos minutos para que su ano de acostumbrará. Yo le pregunté: 《¿Estas bien?》a lo que respondió: 《Es lo más rico que he hecho en mi vida... y te voy a cabalgar hasta que me llenes el culo de leche 》《Supongo que es lo mismo que cabalgar con la polla en la concha》agregó tímidamente para luego reír un poco.
Era el momento de empezar, su cadera se levantó casi hasta la mitad y luego bajo completamente dibujo unos cuantos círculos con su culo y subió pero esta vez casi hasta que se le escape mi pija y pego un "senton" tan fuerte que me hizo doler pero al mismo tiempo gemir, se movía hacia adelante y atrás balansiandosé y subiendo y bajando como si fuese a ganar un concurso de mover el culo. Estaba en el paraíso, era la sensación más extraordinaria de mi vida, sentir como su ano con cada movimiento quería regresar a su tamaño normal pero a la vez dilatandose y creciendo. Rozaba sus pezones como pequeño botones de piedra y jugaba con ellos mientras una de sus manos hurgaba en su vagina toda llena de flujos, fascinante su movimiento de cadera digno de una pornostar que tiene años destrozando su ano, los gritos de placer de Andrea eran fuertes y cada vez más agudos; arriba y abajo, adelante y atrás, giros con toda la polla enterrada, sentones cada vez más fuerte y sonaban como un gran aplauso sólo opacado por nuestros gemidos.
culona

Sabíamos que esta era la follada definitiva, en cualquier momento alguien o todos cruzarian esa puerta y me verían destrozandole el ano a mi querida prima, pero no importaba en lo absoluto.
 Estaba haciendo un esfuerzo increíble para durar todo lo posible pero con cada movimiento era mas difícil, perdían fuerzas y relaje el cuerpo; Andrea cruzo su brazo por mi cuello y me ofreció sus deliciosas tetas que lamia, chupada y mordia mientras miraba fijamente como le como a las tetas, seguía con sus trabajo; sacandome su pezón de la boca dije:《Ya veo porque tienes el culito respingón y tan buenas piernas》. 《Me encanta montar y sentir una gran pija dentro mío 》respondió. Yo no me movía, ella hacia todo el trabajo y vaya que lo hacía a la perfección; 《Taladrame el culo y llenarlo de leche 》dijo, al escuchar eso me volvió las fuerzas y deslizando la cadera hasta el filo del sillón mientras ella hacia equilibro sobre mi, comencé a bombiar dentro de ella lo más fuerte que podía mientras ella no cesaba su moviento de cadera, mi pene se salía pero volvía a entrar con una facilidad grandiosa.
prima

No aguante más y le dí una gran descarga de leche directa en el ano, ella grito y al sacar mi polla el semen comenzo a escurrir fuera, pasaba su mano y se metía los dedos sacando leche y llevándosela a la boca mientras descansabamos tirados en el sofá, no podiamos más.

 Estábamos en silencio acurrucados juntos, relajados y casi dormidos cuando sonó la llave en la puerta; recordamos que estábamos en la sala, le acababa de destrozar el culo y llenarselo de leche, y nos levantamos y tratamos de correr pero ella no pudo por el anal que habíamos hecho trate de llevarla pero fue tarde, entraron los 5 (mi hermano, hermana menor y las tres mujeres mayores) y nos vieron, su grito fue desgarrador y cerrando la puerta para que nadie mas vea la escena y llevándose a mi hermana lo mas rápido posible comenzaron los gritos que se agravaron cuando se dieron cuenta que no había rastro de condón y que Andrea tenía semen aún saliéndose del culo. La habíamos cagado pero nos daba igual hasta que mi hermano, como sospechando algo, corrió hasta mi portátil y la trajo, confiaba que no iba a encontrar todo el material de Andrea pero si lo hizo, se desató la tempestad no solo por parte de mi familia si no también de Andrea que indignada me gritaba; ahora si, todo estaba en la mierda...
El día siguiente corrieron a Andrea, tuvieron que esperar que se pueda mover mejor, ¿y yo? Pues a mi me mandaron una temporada a vivir en el extranjero. Así pues fue como no volvía a ver ni saber de Andrea, enfadada al tope conmigo por las fotos y vídeos que le hice, ¿pero quieren saber algo queridos lectores? Pude rescatar el primer vídeo de ella en la ducha que lo guarde en una página porno con la que la recuerdo casi todos los días. Y si se lo preguntan, de verdad existe.

----------------------------------------------------------
ESTE ES EL FINAL PERO SI ESTE CAPÍTULO ES APOYADO HABRÁ UN CAPÍTULO BONUS.
TODAS LAS FOTOS SON REFERENCIALES PARA AYUDAR A SUMERGIRSE EN LA HISTORIA. ESPERO QUE LES GUSTE, LO COMPARTAN Y ME DEJEN SUGERENCIAS. ESTA SERIE A TENIDO TANTO DE FANTASIA COMO DE REALIDAD (Y EL VIDEO ES PARTE DE LA ÚLTIMA). HASTA VOLVER A VERNOS AMIGOS.

1 comentario - Peligros que correr Pt. 6