Habia conseguido laburo en una consultora como administrativo. En la oficina donde trabajaba eramos unos treinta entre mujeres y hombres, la empresa ocupaba varios pisos del edificio. Era un trabajo bastante aburrido y mal pago que para lo unico que servia era para sumar curriculum. La verdad es que soy bastante parco en los vinculos con mis compañeros, me relaciono con el entorno pero sin demasiado compromiso y en general soy muy distante. La empresa tenía el servicio de limpieza tercerizado, por lo que habia varios empleados que durante el día vaciaban mis cestos de papeles, ahi trabaja Andrea. Morocha bajita, veinteañera linda de cara que andaba siempre con un uniforme horrible, nunca le preste atención porque nos cruzabamos muy poco. Con el tiempo note que engordó después se hizo obvio que estaba embarazada, las pocas veces que hablamos le pregunte por la panza si no era conveniente hacer otro tipo de tareas para evitar riesgos, fue una preocupacion genuina, me dijo que si pero por ahora no tenian lugar en otro lado. Llego la fiesta de fin de año en el trabajo, era en un boliche de Puerto Madero, asisto siempre por compromiso estoy un rato haciendo presencia y chau, un poco de alcohol hace que se den todos con todos pero a mi siempre me resulto dificil, por mas que me encarara a la mas trola de las trolas de la oficina rebotaba, eso con los años me generó distancia con este tipo de eventos. La sorpresa fue encontrar a Andrea entre el montón, me saludo simpatica mientras estaba tomando una cerveza a un costado de toda la fiesta, me agarro las manos y me dijo vení. Sonaba una cumbia y hasta los mas chetos empezaron a mover el culo. Lo entendí como un gesto cariñoso para que no me quedara afuera y acepte con toda la torpeza de mi cuerpo. Era Andrea la panza y yo, estaba como de seis meses, tenia un vestido suelto pero escotado arriba que le marcaba las tetas. Nunca la había visto como algo sexual, empezo a bailar y era ella la que llevaba el movimiento primero con la panza de frente entre los dos, despues con la media vuelta me apoyo el orto disimuladamente al toque se me paro la pija. Se dio cuenta y los roces empezaron a ser mas frecuentes le sentia todo el orto con ese vestido, me apretaba las manos que me transpiraban por la cerveza y la calentura, ella sonreia y yo no sabia que hacer. A mitad de la noche la fiesta se fue desconcentrando, mis compañeros se iban a garchar a otros lugares. Andrea me dijo que iba a pedir un remis para irse pero me ofreci a llevarla a la casa todavia no habia pasado nada pero me habia re calentado la situacion. En seguida salimos y subimos a mi auto. En ese momento nos relajamos y hablamos como si nada ahi me enteré que iba a ser madre soltera, vivia en San Miguel (en ese momento me quise matar) asi que autopista y despues segui sus indicaciones. LLegamos a una casa de barrio, entramos por un pasillo donde al final del patio habia una habitacion. Me dijo pasá sin miedo, habia una cama y ropa tirada le faltaba revoque a las paredes pero se notaba comodo. Andrea se saco los zapados y de una me beso, me comio la boca desesperada mientras sentia la panza entre los dos, sentia que me explotaba la pija mientra ella la acariciaba por arriba del pantalón, yo le apretaba los cachetes del orto con una ganas terribles de subirmela arriba de una. Me acoste al borde de la cama, saco la pija y me la empezo a chupar con todas la fuerza, me hacia la paja y se la volvia a meter en la boca. Paro de repende, sin sacarse el vestido se saco la tanga y se me subio encima hasta que la concha quedo a la altura de mi cara, se la recontra chupe hasta casi axfisiarme abajo de esos labios. Ponia una cara de puta que no le conocia. Se acosto para que la coja, abrio las piernas y podia ver una hermosa concha depilada con una enorme panza arriba, se la enterre despacio estaba toda mojada y ella se masturbaba asi que sentia la humedad hasta las huevos. Me dio vuelta y me pidio quedarme quieto, acomodo la pija en entrada de la concha y empezo a cabalgar despacio mientras le tocaba las tetas llenas de leche y veia la panza que subia y bajaba, Andrea explotaba era tremenda cogiendo. Acabo y me pidio la leche en las tetas, ya no aguantaba mas se arrodillo y me pajeo un par de veces, me fui con todo, se paso todo el semen como si fuera una crema por la panza y por las tetas es una imagen que todavia no me olvido. Despues de un rato me fui, estuvimos un par de veces mas juntos hasta que la cambiaron a otra tareas.

PD: gente estoy queriendo armar un grupo de relatos eroticos , fotos videos y demas , parejas , mujeres y hombres interesados avisar por mp nos vemos