Hola estimados lectores aprovecho el medio para contarles esta historia que sucedido hace tres años y apenas de recordarlo me excita en extremo, recuerdo los detalles de lo sucedido bastante bien, por que sabia que tarde o temprano tenía que contar esta historia y desde el día que sucedido esto, lo empece a redactar para el dia que cobrará animos y me decidiera a escribirlo y contarselos no omitiera algun detalle importante que mi meroria pudiera traicionar y olvidar.


Bueno escribo esta historia por dos motivos, el primero para saber que opinan uds. mis queridos lectores de lo que me sucedido, sus comentarios me son muy importantes y por eso he decidido compartir con uds. este relato, para recibir sus comentarios al final del mismo encontraran mi correo electronico y como respuestas que me manden a mi correo, les regalare fotos de mi cuerpo para que se adentren mejor a la historia que les voy a contar. El segundo motivo y (más importante) es que deseo que una persona muy importante (sino que la más importante) para mi lea esta historia, el es mi esposo.



Bueno querido chicos y chicas que lean esto les quiero primeramente decir, cuidado con lo que desean porque se les puede cumplir. Que es lo que paso en este relato. Porque digo esto, porque desde que me case me ha gustado cumplirle todas las fantasias sexuales a mi eposo, sin imporate que tan locas puedan ser yo se las cumplo, pero hubo un tiempo que me dijo que le encantaría verme cogiendo con otro tipo, que la idea de ser poseida por otro le exitaba al máximo, a mi de pensarlo me gustaba la idea, y lo queria complacer pero no encontraba al candidato perfecto para coger y ponerle los cuernos a mi marido. Me imaginaba cogiendo con el vecino y no me exitaba la idea, con algun compañero del trabajo y tampoco me agradaba al cien por ciento la idea. El empezo a insistir en que queria verme cogiendo con otro, pero yo le decia que me entendiera, que al me había entregado por amor y si me iba a entregar a otro tipo que no fuera el no, no iba a ser por amor sino por exitación y para uno como mujer es dificil entregarse a alguien si no hay amor o minímo pasion, para el hombre supongo es fácil coger con la primera chica que le da las nalgas, pero a una de mujer no le es fácil hacerlo, y lo primordial es que no conocia a nadie que me exitara como mi esposo lo hacia, por lo que le pedi tiempo para conocer a la persona adecuada que me exitara tanto como para cogermelo sin pensarlo dos veces.



Y como hace tres años conoci a la persona (que menos me fuera a imaginar o apostar) que me exito al grado de que me cogiera como quisiera, pues le cumpli a mi marido su fantasia y estuve con otro, pero la verdad es que nunca me anime a decirselo lo de mi infidelidad, pues sabia que si se lo contaba me iba a preguntar quien fue el afortunado que me cogio y cuando le dijera quien fue el que me cojio (mi pero enemigo) pues no sabia que reaccion tendría, si de enojo, decepción o confución; pues quien le va dar las nalgas por puro gusto a alguien que aborrese, oida y le da tanto asco.



Como les decia anteriormente, mi esposo antes de lo sucedido en este relato, me insitia en que queria que cogiera con otro (supongo que me pedía esto debido a que el de soltero fue bien cabrón y pues yo con el único hombre que intime había sido con él, y queria soposar su culpa permitiendome echarme una canita al aire como dicen por ahi); yo cogi con otro pero nunca me anime a decirselo, con el tiempo el dejo de insitir en esa fantasia. Pero antes de que dejara de insitir en su fantasia, pues me convencia que en ciertos matrimonios era normal que se dieran estos gusto, y constantemente le gustaba entrar a esta página y me ponia a leer relatos de infidelidad consentida, de hecho en varias ocasiones de leer relatos de esta página nos exitabamos tanto que terminabamos cogiendo despues de leer los relatos, pero yo aun no me animaba a cumplirle su fantasia. Con el tiempo el dejo de instistir y dejo un poco de ingresar a esta página y leer relatos de infedilidad consentida. Paso el tiempo y nuevamante (en la actualidad) se le volvio a mover el gusanito y decidio insitir con su fantasia de que queria verme congiendo con otro. Lo que no sabe es que desde hace tiempo yo ya la cumpli esto, pero sigo sin darme animos de decirselo, y como se que me va a estar insisitiendo con que le cumpla su fantasia y va a volver a ingresar a esta página de todorelatos para leer y mostrarme que es normal que esto pase, pues creí que la mejor forma de decirle que su fantasia ya fue cumplida sin verle la cara que fuera a poner si se lo dijera en persona, pues es por medio de este relato.



Por lo que les digo, tengan cuidado con lo que desean por que se les puede cumplir y pues estoy un poco temeroso y exitada (porque no decirlo) por saber cual sera su reaccion al leer esto.



Asi que tras esta introduccion comienzo el relato con describirme.



Soy una chica casada de 28 años mexicana nacida no en la cd de mexico, sino en un estado del centro del país, mi esposo y yo no tenemos hijos, nos casamos hace 4 años cuando yo tenía 24 años y de lo sucedido en este relato yo tenía 25 años. Mi nombre (no real por cuestiones de seguridad) es Imelda y el de mi esposo (de igual forma por cuestiones de seguridad no es el real) Armando. El es mayor a mi por cinco años. Soy egresada (al igual que mi marido) de la universidad Autonoma del estado donde naci y actualmente radico. Soy una chica que le encanta hacer ejercicio, por lo que cuido bastante mi cuerpo, pues me encanta lucir bien para Armando. Lo que mas me gusta de mi son mis senos, pues son bastante considerables para poder lucir, soy copa 34 b,pero lo que mas les gusta a los hombre (principalmente a mi marido) son mis nalgas, pues es bastante duro y bien paradito, de igual forma, por el ejercicio que hago tengo buenas piernas, mi piel es de color clara y tengo una preciosa cara angelical con unos ojos de color miel. Mi cabello es largo y ondulado me llega hasta los hombros. Tal vez mi principal defecto es mi tamaño pues mido un metro con 56 cm. pero con tacones alcanzo el 1.63 mts. Peso 52 kilos, para mayor referencia pongo una foto de mi cuerpo en el relato. En cuestion de mi actitud soy una chica que fue educada de forma recatada, por lo que soy un tanto seria y timida, vaya de la que no le crerias si la vieras lo que hizo en este relato. Mi forma de vestir es sensual pero sin evitar que caiga en lo vulgar, pues soy de la idea de que se puede enseñar, pero dejar algo a la imaginacion. Pues si uso minifalda o pantalon entallado para lucir mis piernas y mi nalgas, cubro mis senos con una blusa algo olgada. Pero si voy a usar un buen escote, pues me pongo un panatalon de mezclilla algo olgado. Desde luego que tambien visto como con mis pants y tenis. Pero dejo en claro que por mi creencia de no enseñar de mas, si uso minifaldas lo hago con medias para no lucir mis piernas desnudas, si la falda es algo larga, pues ahi sino uso medias; aunque algo importante a destacar son mis medias, ya que mi esposo es fan (por no decir fetichista) de esta prenda, por lo que me compra medias a media muslo, completas de red, de fantasia, de figuras estampadas, de liga con su respectivo ligero, de silicon, de las que tienen una rayita coqueta en vertical que divide la pierna en dos en la parte de en medio por la parte de atras; en fin, tengo medias de muchos estilos. Y en cuestion de mi ropa intima, pues uso de todo hilos, tangas y clazon de abuelita; y como les decia anteriormente que a los chicos les gusta mis nalgas y piernas pero a mi mis senos, pues me procuro brasieres coquetos.



Bueno ahora comienzo describiendo al otro protagonista de mi historia Mi pero enemigo.



El se llama (si es su nombre real no me importa quemarlo, al contrario) es Ivan. A el tuve el infortunio de conocerlo desde chica, en la secundaria cuando yo tenia 15 años. En ese entonces que eramos unos infantes pubertos, él era flaco sin ningun chiste, moreno por no decir que prieto, feo hasta mas no poder, tenía los dos dientes frontales bastante grandes y separados, pero lo peor es que para ser moreno tenía pecas negras en las mejillas. En verdad no tienia nada de atractivo y lo peor del asunto, es que su defecto mas grande no era su apariencia física, sino su forma de ser, pues desde que ingrese al colegio con él, me hizo la vida imposible. Yo le gustaba y tenía actitud de un escuincle para llamar mi atencion. Me jalaba del pelo, me levantaba la falda o esperaba que subiera las escalras del colegio y se quedaba atras de mi para mirarme los calzones y después a todo mundo le empezaba a decir de que color eran, por lo que tuve que usar por su maldita culpa las odiosas lycras. En fin que no me lo podia quitar de encima, sin embargo, para mi suerte, mi carita angelical, empezo a llamar la atención de los chicos guapos y fornidos y pues ellos se empezaron hacer cargo de alejarmelo. Pero por desgracias siempre volvia este infeliz al ataque y empezaba a fastidiarme, en varias ocasiones me escondio la mochila y la encontraba en los botes de basura. Y si bien es cierto que tambien acosaba a otras chicas nunca lo hacia con tanto esmero como lo hacia conmigo, pues a ellas las fastidaba un rato y luego lo rechazaban y se alejaba, pero conmigo no cesaba, lo aleje con insulto, reportandolo con los profesor, con mis pretendientes y nada, solo se alejaba por temporadas. En fin, que me hizo imposible la vida durante dos años en la secundaria. Pero lo que tambien caracterizaba a este tipo, es que tenía todas las noches los llamados sueños humedos, supongo que en las mañanas no se bañaba y todos los dias llegaba con su maldito y desagradable olor a semen a la escuela, y a medio dia se ponia el asunto feo, pues cuando hacia calor su sudor hacia que el olor a semen se propagara con mayor fuerza y era insoportable estar cerca de él. Y ya hasta sabia cuando se acercaba a mi, pues su maldito olor a semen lo delataba, y si bien es cierto que derepente otro de los chicos llegaban oliendo igual, el lo hacia todos los dias, por lo que los otros chicos que llegaban de repente oliendo a semen decian que era Ivan el del olor, y pues esto le gano el apodo del "apestoso" o el "señor pescado" (me ubiera encantado ser yo quien le pusiera ese apodo) pero sabia utilizar ese apodo a mi favor, pues cuando me tenia hasta la madre, solo faltaba gritarle maldito apestoso y se elajaba como perro humillado, en verdad era divertido verlo alejarse despues de humillarlo con ese mote que siempre odio el infeliz, pero que se lo merecia.



En fin, pase el tiempo en la secundaria junto con mi acosador, pero en el tercer y ultimo año de colegio corri con la suerte de perderlo de vista. Pues Ivan "el apostoso", nunca tuvo un amigo estable por su forma de ser, terminaba cansando a la gente. Pero si no tuvo amigo, novia nunca se le conocio, pues que chica seria capaza de soportar tanta fealdad, tanta hostilidad y tan desagradable olor en uno solo chico. El caso es que en inicio de curso del tercer año nos sorperendio la noticia de que Claudia (nombre real) la chica mas timida del colegio habia quedado embarazada, en mi tiempo eso era lago muy atros para una chica (creo que por desgracia en la actualidad es algo ya comun), pero la duda es quien era el papá, pues ella no era muy atractiva, ya que era la chava mas gordita del salón, morena y pues apesar de que yo soy de la idea de que las chavas gorditas son muy bonitas, por su cara tan redondita y por el brillo de su cara; la verdad es que ella era fea. En fin que dejo de asistir a clases para atender su embarazo, pero al poco tiempo de que dejo las clases supomios que el caliente que se avento con ella era Ivan "el apestoso". Por lo que para mi suerte el tuvo que dejar la escuela para ponerse a trabajar de albañil y poder mantener a su nueva familia. Y no es que sea mala vibra, pero la verdad es que hacian una pareja perfecta, pero aún así no podia dejar de compadecer a Clauida, pues tener que soportar "al apestoso" toda la vida es algo de mucho valor.



En fin que paso el tiempo y entre a la preparatoria y luego al auniverisdad, y pues tuve muchos novios (ya después de que se fue el "apestoso" de la secundaria, pues tanto eran sus acosos que los chicos no se animaban o no duraba con ellos) tanto al final de la secundaria como en la preparatoria, pero eran novios de manita sudada, pues no pasaba de una buena salida y un buen beso, pero de eso a algo más, pues no. En fin que mi cuerpo empezo a tomar su forma de mujer y ya no solo era mi carita angelical lo que les llamaba la atencion a ellos, sino tambien mi cuerpo, por lo que me hice bastante popular en la prepa. Y luego ingrese a la universidad, donde conoci a mi futuro marido. Desde el primer dia nos hicimos novios y duramos hasta el final de la universidad, para que una vez concluida la univerisdad nos casaramos. El era mas grande que yo y con mayor experencia, por lo que desde novios decidi entregarle mi virginidad, asi que el fue mi primer y único hombre, y él que ya era bien canijo, me enseño todo lo relacionado con la cama.



Pero lo que adoro del sexo con el, es que siempre, pero siempre procura que los dos tengamos el orgasmo, pues siempre hacemos posiciones son posiciones donde los dos encontramos el orgasmo, por lo que la posicion de perrito no me gusta mucho y no la hacemos y si la llegamos hacer solo es un ratito, ya que en esa posicion el dice que el que alcanza el climax es el hombre y la verdad es que para uno de mujer es una posicion donde no hay satisfacion a menos de que una se este estimalundo el clitoris. Pero lo peor de esa posicion es el cansancio que implica, pues los brazos empiezan a agotarse y una tiembla todo, en fin que no lo practicamos, y el sexo oral a mi mardio le encata, pero hacermelo, que yo se lo haga no es muy partidiario, ya que en su juventud tuvo una mala experiencia donde una chica con un colmillo lo golpeo y me dice que el dolor le duro dias, por lo que cuando siente una boca cerca de su miebro tiembla y rie de nervios, en fin que le agradezco a la chica ese infortunio, debido a que no me llama la atención practicar sexo oral, disculpen chicos, pero principalmente por el olor.



En fin, que tuve la suerte de conseguirme un marido bastante bueno, y muy trabajador. Por cierto en esos tiempos de lo sucedido en mi relato, teniamos un año de casados, el apenas acababa de ingresar en su actual trabajo, el cual lo ocupa mas de 8 horas sale desde temprano y regresa ya noche. Pero el dinero no era tan bueno como lo es hoy, por lo que tuve que ayudar en el gasto de la casa e ingrese a trabajar. Un amigo de mi papá se iba a lanzar para la presidencia municipal del muncipio donde yo actualmente radico. Asi que le ayudamos en su campaña y en traer gente que pudieran votar por el, el chiste es que gano las elecciones y me llamo como su secretaria, y pues la decision de tenerme como su secretaria principal fue muy dudosa por su parte, pues apesar de que visualmente cumplia con el requisito de presentación, le parecia que para su gusto me faltaba un poco mas de altura, pues como les dije mido 1.56cm. Pero tras la eficiencia con el tiempo de mi trabajo se convencio y me dejo como su secretaria principal. En total eramos 6 chicas las que fungiamos como sus secretarias; me hice amiga de una la cual tambien esta en la presidencia como secretaria su nombre Judith; la cual era una chica bastante alocada, madre soltera de dos hijos (de padres diferentes) una chica bastante alocada que se revolcaba con cuanto licenciado con mucho dinero que pudiera mantener sus caprichos o sacarla de un apuro. Para lo cual constantemente me contaba de sus noches de pasion con los tipos que desfilaba, vaya era una golfa de lo mas divertida. Pero admito que sus historias luego me prendian y se las platicaba a mi marido y teniamos sexo con las historias perversas de lo que hacia Judith con sus amantes.



En el trabajo teniamos que ir unifomadas de lunes a jueves, los viernes eran de ir de civil y como quisieramos, por lo que nuestros uniformes eran los siguientes: Un pantalon tipo entallado de lycra, negro con rayas verticales delgadas en color blanco, saco del mismo tono y una blusa blanca. Una falda blanca larga, un poquito arriba de la rodillas en color blanca con rayas verticales en negro, saco del mismo tono y blusa blanca. Un pantalon cremita con rayas verticales delgadas en color cafe, saco del mismo tono y blusa blanca. Y por último el preferido de mi marido una minifalda que me llegaba a medio muslo en colo cremita con rayas verticales en color cafe, saco del mismo tono. Este uniforme me gustaba ponermelo con medias, en ocasiones me lo ponia con medias completas, en otras tantas con medias a medio muslo con silicon, y otras tantas con medias de liga y mi liguero para evitar que la media se fuera a caer y fuera algo bochornoso; pero la falda era tan pequeña que cuando la usaba con medias a medio muslo ya sea con liguero o medias de silicon, me veia en la necesidad de llegar al trabajo en taxi y no en el camion, pues la falda ya sentada se evantaba y dejaba mostrar el encaje de las medias y desde luego que los morbosos no faltaban, asi que en el taxi me sentaba y luego luego ponia mi bolsa de mano en mis piernas donde la falda termina y las medias llegaban el encaje para evitar que el taxista se diera el lujo de verme. Ya estando en la oficina, pues me daba vuelo con esta faldita, pues como mi escritorio era completo en cuestion de que estaba todo cubiero pues no se via nada y podia andar con las piernas abiertas sin ningun problema de que alguna de las personas que entrara a la oficina me pudiera ver.



Bueno disculpen que me haya extendido un poco de mas con los detalles pero considero pertinenetes que uds. los conozcan para que el relato pueda ser degustado de mejor forma.



El caso es que el tiempo transcurrio ya trabajando el la presidencia y pues mucho sexo con mi marido. Pero en cierta ocasion una amiga de la secundaria Margarita, se iba a casar por lo que el y su futuro marido decidieron hacer su despedida de solteros de forma junta, por lo que rentaron una discoteca para poder hacer ahi el evento de despedida de soltero, el lugar yo ya lo conocia, era astante bueno, lo malo es que tantos los baños de mujeres como el de los hombres estaban en la planta alta junto a una terraza donde se podia fumar, por lo que para acceder al baño tenia que subir, lo que no me agradaba al 100% debido a que si me ponia borracha me podia meter un buen golpe si resbalaba.



Pero dias antes del la fiesta de despedida de solteros el equipo de futbol (al que mi esposo apoya) iba a jugar un partido de suma importancia y yo para molestarlo le dije que iba a perder, por lo que decidio hacerme una apuesta a que no perdia, yo le pregunte que estaba dispuesto a apostar y me dijo que me cumplia sin importar lo que fuera una fantasia sexual y si su equipo ganaba yo le cumplia una fantasia sexual; lo cual lo pense en aceptar la apuesta pues en esos entonces fastidiaba con que yo me acostara con otro y pues sabia que esa iba a ser la fantasia que queria que le cumpliera. Lo pense dos veces y decidi acceder porque el partido era muy complicado que su equipo ganara, pero para mi desgracia gano su equipo y le pregunte ya resignada que queria que le cumpliera. Por lo que me sorprendio y me dio mucha gracia la fantasia que quiera que le cumpliera.



Me pidio que para la fiesta de despedida de Margarita me llevara una minifalda de mezclilla que tengo la cual por mis nalgas redondas me queda apenas dos centimetros por debajo de mis nalgas, por lo que tengo que ser muy cuidadosa cuando me la pongo, pero me pido que me las llevara con zapatillas y una medias completas, pero sin calzones, que queria que las medias guardaran mi olor que expedieran en la fiesta para llegar a lamerme llegando a casa mi cosita. Por lo que accedi, esa fantasia era mejor a la que yo pensaba que me iba a pedir. Era finales de Enero de 2009, y pues el frio aqui era fuerte por lo que me lleve mi faldita de mezclilla mis medias negras con zapatillas negras, blusa negra y una chamarra de mezclilla que me llegaba a mi cadera, por lo que mis nalgas podrían ser vistas apenas cubiertas por la minifalda, sabía que ese dia tendria mucho frio en las piernas, pero ni modo habia perdido la apuesta y tenia que cumplir.



Ese dia por arreglarnos y echarnos un fage de lo más rápido, pues mi marido iba muy prendido por mi vestimenta llegamos un poco tarde a la fiesta, cuando llegamos ya el lugar estaba lleno, Margarita muy apenas nos vio y nos recibio, busco una mesa donde sentarnos (la mesas eran circuales con asientos de piel de forma semi circular) y encotramos una donde mesa estaba una chica morena goridita con pelo largo negro en cuanto me vio esta cica regordeta me saludo muy sonriente y nos indico que nos sentaramos con ella, yo no la reconoci pero era un asiento bastante bueno donde podriamos caber mi marido y yo con mucha comodidad pues el espacio era grande dentro del sillon. Mi mardio me pidio que me sentara al lado de la chica para que pudiera platicar con ella y el se sentaria en la esquina del sillo, le dije que no reconocia a la chica gordita, pero me dijo bueno con mayor motivo sientate a su lado asi platicando sabras quien es; por lo que accedi, en cuanto me sente a lado de esta chica (al lado izquierdo) mi mardio se sento a mi lado derecho; pero una vez sentados esta chica nos dijo: Que pena pero mi esposo fue al baño y ahorita viene, pero si cabemos todos solo hay que hacerse flaquitos un poco, ha miren ahi viene. Y cuando voltee a ver al mentado esposo, vi caminar hacia nostros a Ivan"el apestoso", ¡no podia ser!, ella era Clauida, la gorda esposa de Ivan, me quise morir cuando lo vi venir a nosotros. Pues para mi maldita desgracia Ivan habia vuelto a mi vida en cuatro ocasiones en los primeros meses de casada con Armando y no de forma muy grata este infeliz habia vuelto a reencontrarse conmigo.



Aqui hago un paréntesis para contarles las cuatro ocasiones donde Ivan "El Apestoso" habia vuelto a mi vida.



Primera Ocasion. Yo iba a comprar un poco de pan para comer, iba vestida con un pantalos de mezclilla (bastante olgados), una cachuca y mis tenis. En fin que iba caminando muy agusta, cuando escuche por destras de mi: ¡Mamacita esas nalgas yo si me las como! voltee muy molesta para ver quien me habia faltado al respeto y era el imbecil de Ivan "el apestoso", pero del Ivan que yo habia visto por última vez en la secundaria ya no quedaba nada, este era un tipo con una gran barriga, más moreno (quemado por el sol) de lo que ya podia estar, con sus malditas pecas en la cara, sus dientes frontales separados y saliendo de su boca (de hecho eso fue lo que me hizo reconocerlo) y un abundante bigote en el labio, pero lo peor es que si ya estaba feo de chico ahora de grande estaba peor, pues ahora estaba casi calvo, tenia una entradas enormes en la frente. Al verlo no pude aguantar la risa y me ataque de la risa muy fuerte mientras reanudaba mi camino, creo que esa risa sincera y burlona le contesto su groceria proliferada hace unos segundos. Di un par de pasos al frente aun riendo cuando en eso senti un gran pellizco en mi nalga, el pellizco fue tan fuerte que me causo un moreton enorme, voltee vi la cara del imbecil de "el apestoso" con una sonrisota y se alejo corriendo, el pellizco me agarro de sorpresa y me quede ahi para como mensa sin que de mi boca proliferara ni un grito, apesar de que la calle estaba sola senti que todo mundo me vio. Momentos despúes me recupere y segui caminando, pero con un coraje enorme, regrese a casa y le platique a mi marido lo sucedido, como nunca le habia contado del imbecil de Ivan, pues ya lo creia fuera de mi vida, pues le conte todas las idioteces que de chicos me hizo. Mi esposo se puso furico y me indico que iba a buscar a aquel cabrón , pero lo controle, pues si bien es cierto que podia darle una paliza a Ivan, lo mas seguro es que este no estuviera solo y no queria esponer a algo más grave a mi mardio. A la larga pense que eso tarde o temprano nos tendria que pasar a cualquier chica.



Segunda Ocasion. Iba para la oficina, ese dia me toco vestir mi minifalda de vestir colo cafe, me la puse con una medias de silicon color negras, pero ya iba tarde, asi que fui a la esquina de mi casa para esperar el taxi; pero tuve la mala fortuna que ningun taxi pasaba y ya faltaban cinco minutos para mi hora de entrada. De repente vi una camioneta azul toda destartalada y ya despintada que se detuvo, era el Imbecil de Ivan, quien me dijo ¿te llevo? le dije que no, entonces me dijo bueno me voy, pero vi la hora y no vi cerca ningún taxi por lo que le grite ok vamonos, se detuvo y me subi, pero cuando me subi a su camioneta, pues le di la mejor vista de su vida, pues al dar el paso grande para subirme a la camioneta la falda se me subio, por el tamaño tan pequeño de la falda y pudo verme las piernas que iban enfundadas con una media negra a medio muslo sujetadas por el silicon, por mi suerte no vio mi calzon, me sente rápido, pero mientras le di la mejor vista de su vida no dejo de gritar wuaw. Me sente y de inmediato puse mi bolsa de mano en mis piernas, encuanto tuvo oportunidad me sujeto de la rodila y empezamos a forzejear mientras el no dejaba de conducir, el queriendo subir su mano a mi mulso y yo con la bolsa evitando que lo hiciera, asi estuvimos un buen rato, cuando llegamos a mi trabajo, justo al bajarme aprovecho que yo agarre la manija de la puerta y poder abrir la puerta y bajarme de ese infierno cuando me metio la mano hasta mis mulsos llegando hasta la parte del encaje de la media, por lo que su mano estaba por debajo de mi falda, rapido salte de la camioneta y me pude bajar, en eso me grito ¡Adios mamacita gracias por el viaje! El hecho de que dos o tres personas escucharan eso me dio una rabieta enorme, pero lo peor es que senti mi tanga humederce, no entendi, estaba exitada por el forcejeo, por su mano en mi muslo al final del viaje y por lo que me habia gritado adenlante de algunas personas, pero al mismo tiempo estaba enojada, no se si el enojo me llevo a la exitación, pero el cabron debo de reconocer que me prendio, para mi suerte me duro poco la exitacion pues el exceso de chamba hizo que me olvidara del asunto (este encuentro no se lo conte a mi mardio porque sabria que me regañaria por subirme a la camioneta)



Tercera Ocasion. Armando, mi marido me habia invitado a salir, me dijo que saliendo de su oficina nos ibamos a ir a una disco que yo llegara y el me alcanzaba ahi en la disco, por lo que me fui vestida con una falda azul turquesa pegadisima a mi nalgas y un poquito abajo de las rodillas, con una botas de piel negras que me llegaban hasta la mitad de mis chamorros. El chiste es que no me quise formar en la fila de entrada hasta que llegar Armando por lo que lo estuve esperando en la esquina de la disco. Pero en eso llego un fulano que me empezo a decir de cosas y pues mejor me fui a la fila de la disco pues ahi habia más gente, pero este señor me siguio hasta la fila de la disco, cuando en eso vi a Ivan, por primera vez en mi vida me dio alegria verlo, me acerque y lo salude, pues de que me acosara un viejo acosador a uno nuevo, pues el viejo; el estaba con tres amigos y me los presento, acto seguido el imbecil de Ivan se me pego muy cerca de mi hombro y en eso ¡zas!, me agarro una nalga de lo mas rico debo de confesar, me la estaba masajeando, mientras les decia muy sonriente a sus amigotes como si nada pasara como nos conocimos y no se que mas tonteria les decia pues yo no le ponia atencion, yo solo sonreia y asentia, mientras mi cabeza estaba pensando en la mano de Ivan subiendo y bajando sobre mi nalga y mi calzon empezando a mojarse, cuando en eso vi el carro de Armando y le dije a Ivan bueno me retiro ya llego mi esposo. Me fui corriendo al carro y le dije a mi marido no quiero ir a la disco vamos a la casa y pues me desahoge la calentura que "el apestoso"me habia puesto.



Cuarta Ocasion. Y la mas humillante de mi vida, esta cuarta ocasion me hizo jurar que me vengaria de este hijo de la chingada, pues nunca me habian humillado tanto. Ese dia toco vestir el uniforme, el patalon negro con el saco negro, en ese entonces no use medias, y de ropa interior me puse una tanga de color blanco porque como ya lo habia dicho ese pantalon me quedaba muy apretado. Por cuestiones de que se me junto mucho trabajo tuve que regresar a trabajar después de comer. Sali como a las nueve de la noche y le marque a Armando mi marido para que pasara por mi, pues él ya estaba en la casa. Pero me dijo que estaba muy cansado que mejor tomara un taxi, me moleste porque no quiso pasar por mi y de coraje no me fui en taxi sino en el transporte colectivo. Ma baje en la esquina y para llegar a m casa tengo que caminar una cuantas casa. Iba caminando cuando en eso escuche una bicicleta, ya era muy oscuro pues solo hay un farol que alumbra la calle de mi casa. Después de que escuche la bicilieta escuche que me dijeron: ¡Que paso mamacita cuando me vuelves a dejar que te agarre el culo, o mejor aun que me lo coma! volte y efectivamente era el "apestoso" en su bicileta; no le hice caso y segui caminando, el iva a atras de mi, en eso me acerque al farol, me detuve, me baje unos cuantos centimetros el pantalon y meti mis dedos en busca del resorte de mi tanga, la saque un poco por un costado de mi cadera y le dije: ¡quisieras tener esto pero sabes cuando lo vas a tener nunca! y segui caminado (de nuevo cometi el error de darle la espalada) pero apenas llevaba un par de pasos cuando escuche su bicicleta caer, la calle estaba sola. De repente senti un gran empujon que me llevo hasta la pared, mi cara y mi dorso estaba recargada en la pared, el "apestoso" me tenia sujeta y apretada a la pared de la fachada de algun vecino, con una mano me apresionaba a la pared empujandome por la espalda y con la otra mano me empezo a acaricar las nalgas, primero una y luego paso a la otra de arriba a abajo, me las masajeaba, mis manos estaban pegadas junto con mi cuerpo en la pared por lo que me era imposible defenderme, mientras me acariciaba las nalas me decia, ¡Mira te las toco cuando quiero, estas tarde o temprano van a ser mias! Me empece a mojar y exitar, mietras me susorraba al oido. De repente puso su dedo sobre la raya de mis nalgas empezadno desde abajo de mis nalgas a subir su dedo hasta llegar a mi espalada baja, luego susurro a mi oido, si mas a ensañer tus calzones hazlo bien y seguido a esto metio un par de dedos por debajo de mi pantalon agarro mi tanga, por donde la telas se junta y forman la t de la tanga y la jalo para arriba, el hijo de la chingada me estaba haciendo el famoso "calzon chino", me jalo con tanta fuerza que hasta apesar de que llevaba tacones, me levanto del suelo, mis pies quedaron flotando unos cuantos centimetros, solte un pequeño grito y me solto se subio a su bicileta y se marcho. Mi tanga quedo echa un desorden dentro de mi, pues donde esta el resorte en la parte de al frente el resorte que va en la cadera, estaba en mi clitoris, la parte que va en mi vagina, estaba en mi ano y donde deberia ir mi ano estaba en mi espalda por afuera del pantalon, como pude meti un poco de mi tanga que estaba por afuera del pantalon y camine de lo mas incomada hasta llegar a mi casa, me meti luego luego al baño y me puse a llorar, mi tanga estaba casi rota solo una pequeña costura fue lo que se salvo y el hijo de la chingada no me la rompio tras el calzon chino por esa pequeña costura que sobrevio al ataque. Mi ano y mi vagina sangraban un poco, Armando se acarco al baño y me pregunto si estaba bien, le dije que si, no lo quise contar nada de lo sucedido, pero jure vengarme de ese hijo de la chingada.



Vuelvo entonces a la fiesta de despedida de mi amiga Margarita. El "apestoso" se sento en su lugar, aun lado de su esposa Claudia. Pero para que se pudiera sentar, mi esposo y yo nos paramos del sillon y lo dejamos que entrara, cuando el apestoso me vio me sonrio de forma burlona. Mi esposo me indico sentarme a un lado del apestoso, yo le dije que no que queria sentarme ahí que el se sentara ahí, me pregunto el porque y bueno mi mardio, sin conocer al apestoso le tenia mucho coraje por lo que le conte del pellizcon que me dio (las otras tres ocasiones que me lo entontre no se lo conte) y por lo que me hizo de chica. Como no le quise arruniar la fiesta a mi amiga Margarita, preferia no decir nada y sentarme a al lado del apestoso, que podia hacer si estaba ahi su esposa. El chiste es que nos sentamos y nos pusimos a platicar, aparte de Claudia, el apestoso, mi marido y yo habia tres parejas mas en la mesa. Estabamos en la platica cuando de repente el apestoso, se recargo en el respaldo del sillon puso sus dos manos por debajo de la mesa y después puso su mano izquierda en mi rodilla, hijo de la chingada, lo estaba haciendo y enfrente de mi mardio y de su esposa, le estaba valiendo, no dije nada para no arruinar la fiesta, después puso la mano que le queda libre en la mesa y con esa tomaba su cerveza, mientras con la otra me acariciaba la rodilla, la verdad es que el hecho de su osadia me estaba exitando y mojando mis medias. Empezo a subir su mano a mi muslo y me lo abrio para acariciar la parte interna de mi muslo, y yo sin poder decir nada, de repente aprovechaba que Claudia me decia algo y el giraba su cuerpo para segun el escuchar mi respuesta ante la preguntas que me hacia Clauida y ya con su cuerpo girado el cabron aprovechaba para meter su mano por debajo de mi minifalda, pero sin llegar a mi vagina, la verdad es que me estaba calentando demasiado la escena que queria abrir mis piernes y dejar que acariciara mi clitoris, pero me contuve y mientras el metia mas su mano por debajo de mi mini, mas apretabaa las piernas para evitar que llegara a esa zona, aparte que se iba a dar cuenta que no traia calzones.


Decidi decirle a mi mardio que fueramos a balilar, pues así me quitaraia de encima la mano del "apestoso". En pleno baile, mi marido se acerco a la barra por otra cerveza, pues yo no queria irme a la mesa nunca mas, le dije que me pidera una a mi y fui al baño, estaba subiendo las escalaeras para subir al baño, cuando de repente en el segundo o tercer escalon de haber subido senti una mano entrar a mi nalga por debajo de mi minifalda, volte y era "El apestoso" el dueño de esa mano, el cabron me estaba agarrando la nalga por debabjo de mi falda, el estaba un escalon por de bajo de lo que yo ya habia subido y por eso pudo meter su mano con facilidad, pudo sentir mi nalga solo cubierta por mi media, me gire y aprete su mano y mi nalga contra la pared, tras el apreton no le quedo remedio que sacar su mano, pero tal atrebimiento me habia calentado, el echo de sentir su mano me hizo sentir una chispa en mi ser que no puedo explicar, pero nunca habia sentido tanta exitacion, me subi corriendo lo que me quedaba por subir de la escalera y me fui al baño, me tranquilice e intente que se me bajara la exitación pero no lo consegui, sali del baño y me reincorpore con mi mardio el cual estaba en la barra platicando con un sujeto. Me acerque y nos pusimos de nueva cuenta a bailar, pero no dejaba de pensar en "el apestoso", por lo que cada que podia volteaba a verlo y ahi estaba sentado en la mesa mirandome bailar. De nueva cuanta mi marido fue a la barra y le dije que iba al baño, busque la mirada del apestos y una vez que la encontre lo mire, el estaba sentado en la mesa, le señale mientras iba caminado que iba para arriba, rapidamente se paro y me alcanzo, me percate que no hubiera nadie y me fui al balcon que esta cerca de los baños, encuanto escuche que subia me empine apoyando me dorso en el exterior de balcon y en cuanto escuche que termino de subir las escaleras me subi la falda po la arte de atras, si yo estaba muy exitada o mejor dicho si aquel cabron me habia puesto a mil, yo tambien queria ponerlo a mil y enseñarle que no traia calzones, le estaba enseñando mis nagitas unicamente cubiertas por mis medias, senti sus manos agarrarme la cintura, me extraño que no agarrara mis nalgas y me giro en direccion a la puerta de los baños de los hombre, un tipo estaba en la salida del baño y el "apestoso" con sus manos en mi cintura bajo sus manos hasta llegar a donde empezaba mi falda en la parte de alfrente aun puesta en su lugar pues solo me la subi por la parte adeatras, y en ese momento subio mi minifalda y le dijo al tipo que estaba saliendo del baño, te gusta el conejito de mi señora, y ahi estaba yo recargada en el bulto del apestoso, el cual tenia una ereccion descomunal, y enseñanadole mi parte rasurada a un desconocido, me tape mi parte con mis manos y el apestoso las aparto, no queria que me agarrara las manos, lo que queria era que me masajeara mi clitorix, pero en lugar de eso el imbecil le estaba presumiendo lo que el se podia comer a otro. Como pude me lo quite de encima y sali corriendo busque a mi marido, la idea de enseñarle a un desconocido mi parte me habia exitado al extremo, le dije a mi marido que me queria ir y nos fuimos, llegamos a casa y me lo coji como nunca lo habia hecho, lo cual el quedo muy complacido, pues mis medias estaban mas mojadas que nunca como el las queria.

Esto sucedido a finales de Enero. Para finales de febrero del 2009, estaba durmiendo cuando mi celular sono era Judith, mi cachonda compañera de trabajo, me hablo para contarme que en la noche habia tenido sexo con el Lic. X, me conto los detalles de como toda lo noche el la tuvo gritando hasta quedar afonica, pero que la posición que mas la hizo gritar fue la de perrito que se la metio toda sin perdon, la historia de Judith me habia encendido, pero mi mardio ya no estaba en la cama se paro temprano para ir a la oficina. Me levante, para alistarme e irme al trabajo, la llamada de Judith me habia puesto mal, me puso muy cachonda imganandomela de perrito, pero lo peor es que yo queria estar de perrito penetrada por mi mardio y me hiciera gritar, por lo que me decidi tener una noche de sexo ese dia con mi marido. Me bañe y me masturbe para quitarme la calentura que sentia, pero no funciono la masturbada aun me senti caliente, me puse mi braisera de encaje blanco mi blusa blanca abotonada, una medias en color natural que me llegaba el encaje un poco mas arriba del muslo, casi a la altura de donde esta la costura del calzon, no eran medias completas eran de silicon, con una franja vertical de color cafe en medio de la pierna y que empezaba desde la planta del pie. Mi falda blanca que me llega poquito arriba de la rodilla y estaba un poco abierta por el muslo, y como mi calentura era grande me puse un calzon blanco de abuelita con la finalidad de que el calzon calmara la comezon que tenia entre las piernas. Sali de la casa y me fui a la esquina de mi calle para tomar el camión, apesar de que la mañana era fria, yo sentia un calor por dentro de mis piernas que me consumia, llegue a la esquina y en eso se paro la camioneta azul y destartalada del "apestoso" perfecto pense, a pesar de que era temprano e iba con buen tiempo era momento de mi venganza por el calzon chino, lo queria poner tan caliente como Judith me puso, era momento de echarme un faje y dejarlo prendido.

No insisto mucho para que me subiera al carro, me sente y en cuanto me sente le dije que me llevará a la oficina, arranco y en cuanto arranco me subi la falda con ayuda de las aberturas ue tenia mi falda por los costados, le estaba enseñando mis piernas, pero sin enseñarle mi calzon no queria que viera cuales traia. Me desabotene tres botones de mi blusa hasta donde se viera mi braiser y mis suculentas tetas. y en seguida me empezo a manosear las piernas. ¡Hasta que te encontre he paso aqui todos los dias desde la disco para ver si te encuentro te quiero invitar a pasaer y nadamas no te dejas ver!. Pero ya se te hizo fue mi respuetas a su comentario. En el unico semaforo que nos toco en rojo se me avento en cima y me quiso bersara en la boca, le dije que nada de besos que mi boca era dueño de mi marido, que podia tocar, pero no besar, por lo que con una mano toco mis senos y con la otra mi pierna, para su desgracia habiamos llegado a mi trabajo y traia una ereccion que se le notaba por el pantalon. Me dijo que si nos podiamos ver y le dije que me llevara a un lugar intimo y bonito, pero que era hoy o era nunca.

Quedamos que iba apasar saliendo del trabajo y que el se iba a escapar un rato de la obra donde estaba trabajando. El resto del dia estaba muy sacada de onda, por un lado muy caliente por el faje de la mañana, por otro lado confundida y decidida a rajarme, salir unos minutos antes para dejarlo plantado, podría ser buena paga a mi venganza del calzon chino. Pensaba en mi marido y en que le habia prometido darme un acoston con aquel fulano que me supiera exitar y debo de reconocer que el "apestoso" me habia exitado en ocasiones de forma mas fuerte de lo que lo habia hecho mi esposo. Pero senti que le estaba siendo infiel a mi marido, por no decirle de esto nada, por lo que pense en hablarle a su oficina y pedirle permiso para dejarme corjer por el tipo que mas aborrezco y mas sucio ue he visto en la vida, pero que me provocaba algo en mi que nunca habia sentido. Y mientras tanto Judith detallando (lo que no pudo hacer por telefono) el como se la habian cogido, lo que me ponia a un mas de nervios. Sin darme cuenta pasaron las hora y era momneto de salir, respire profundo y que el destino terminara con su funcion.

Sali y ahi estaba la camioneta azul, me subi rapidismo evitando que me vieran subir y le dije pisale, ya estando lejos de mi trabajo, me desabotene la blusa ahora hasta el ombigo, solo un boton sepraba mi blusa de la desnudez. Me subi la falda y nuevamente buscabamos mas altos para fajarnos. Cuando un carro pasaba por nuestro lado me taba el dorso cerrandome el saco. Le pregunte y bien a donde me vas a invitar. ¿A donde quieres que te lleve? -a donde tu quieras hoy no te voy a poner ningun alto-. No estacionamos fuera de un motel y me dijo es que solo traigo esto y me mostro unos cuantos billetes, le faltaba dindero para el motel, le reclame que si ya sabia que me iba a llevar ahi por que no trajo mas dinero, por lo que me comento que su esposa lo tenia limitado en gastos, que el cobraba el dinero y ella se lo quitaba para el gasto de la casa y lo dejaba solo para sus camiones, me quise burlar, pero no era el momento, por lo que le dije que yo pagaba el resto.

En cuanto entramos al cuarto se fue al baño, me acorde que traia los calzones de abuelita por lo que rapidamente me los quite mientras el estaba en el baño y cuando salio me alcanzo para aventarlos con mi tacon por debajo de la cama. Salio como una bestia en celo del baño y se me avento en cima, me empezo a besar las tetas y nuevamente me quiso besar la boca, le dije que no y entonces siguio besando la entrada de mis senos, mientras me agarraba de las nalgas. con mi manos libres me desabotene lo que me faltaba de desabotonar de mi blusa, me volte de espaldas a el y me quito el saco y la blusa mientras yo restregaba mis nalgas sobr eel bulto que traia en su pantalon, me volvio a girar y volvio a besar la entrada de mis tetas ya con el puro brasier y falda puesta. Me volvi a girar y me quito el brasier, ya estaba yo sola con el y con solamente mis tacones y falda puesta, con el dorso desnudo, camine hacia un costado del cuarto para que viera bien el cuerpecito que se iba a comer se volvio aventar sobre de mi y puso su bocota sobre mi teta, toda mi teta la tenia en su enorme bocota, los dientes grandes que tanto me habian servido para burlame de él ahora eran ocupados para rosar mis pezones y apesar de que su bigote me picaba en la teta no me importo y lo deje que me la lamiera hasta que mis tetas se vieron brillosas por su saliva. No aguante mas y me puse de perrito arriba de la cama; ahi estaba yo ante su peor enemigo de perrito con el torso desnudo y solamente vestido con la falda medias y tacones.

Mira el regalito que te tengo fue mi comentario a lo que el respondio levantandome mi falda y mirando mi vagina jugoso y lista para ser penetrada. Escuche que rompio el empaque del condon a lo que agradeci en silencio pues no queria exponerme a lo que este imbecil me pudiera contagiar. Y me dijo: ¡que tu marido no tiene para cmprarte clazones! y me dio una nalgada, fuertisima. Yo tenia mi cabeza agachada pues aun no crei lo que iba hacer. Me la metio de un jalon, hasta suspire, gracias al lubricante del condon y a mi pucha mojada entro con facilidad, asi me tuvo entre nalgadas y envestida que me daba, yo nadamas estaba gozando de placer, su verga era la segunda que me metian en mi vida, y bueno tengo que decir que dios no lo abra hecho guapo, ni con buenos modales, ni inteligente. Pero le habia dado una verga que era enorme, pero eso no era lo mas maravillosos de su verga, si no que era muy gruesa y apesar de que era grande y francamente gruesa (lo suficientemente gruesa y grande para satisfacer a una gorda como su esposa) lo mejor era que se tardaba en venirse. La estaba gozando como nunca y apesar de que mi marido y a mi no nos gustaba hacerlo de perrito porque solo el hombre gozaba, la verdad es que me estaba haciendo gozar como loca me viene dos veces en su verga. Me estaba cansando en esa posicion de perrito,los brazos me temblaban porque ya teniamos mas de media hora asi, pero no me importaba con tal de no dejar de recibir la satisfaccion que desde la mañana ya exigia no me importaba si los brazos se me despedazaban del cansancio.

Pero se dio cuenta que mi cabeza aun senti el remodimiento de lo que estabamos haciendo y me dio la orden gritando:

- Lavanta la cabeza. Seguida de una naglada
- No quiero
- Que la levantes perra quiero que veas como te cojo.

Y la levante y me mire en el espejo siendo cojida por otro.

En eso saco su verga de mi vagina, sentia mis nalgas ardiendo de tantas nalgadas que me habia dado. Quise descansar un poco de mis brazos y acostarme pero me volvio agarrar de la cintura y apunto un poco mas arriba de mi vagina, su verga estaba a la entrada de mi ano.

-Por ahi no
-¿Porque no?
- Nunca lo hecho por ahi y me da miedo de que me lastimes
- Como con tan suculento trasero nunca tu esposo te lo ha metido por ahi.
- No, no me digas que tu se lo metes a tu esposa por ahi.
- No me deja
- Y que te hace pensar que yo te voy a dejar.
- No puedo creer que sea virgen por ahi con tan suculento trasero.
- apoco tu ya se lo has metido a alguien por ahi
- Nunca por eso quiero que nos estrenemos.

Bueno el primer hombre con el que estuve me estreno, y ahora el era el segundo hombre de mi vida y si alguien aparte de mi esposo habia tocada tanto mi trasero y de forma descarada y si alguien merecia que le diera mi virginidad anal creo que era el. Por lo que le dije que lo metiera con cuidado y poco a poco que solo metiera hasta donde yo le indicara.

Por lo que ahi estaba con un pedazo de carne dentro de mi, con mi falda remargada hasta mi cintura, mis medias puestas junto con mis tacones y mirandome por un espejo como perdia la viriginidad anal en manos de mi peor enemigo.

Metio un pedazo lo dejo quieto y yo le indicaba cuando metiera mas, asi estuvimos de poco a poco hasta que llego a la mitad. Ahi mis brazo sucumbieron el cansancio y me recoste en la cama con mis nalgas paradas y penetradas, me puse una mano en la nalga y la otra mano en la otra nalga y las separa los mas que pude tenia todo mi culo abierto con ayuda de mis manos y le grite metelo todo. Lo metio sinrencor y lo sacaba y lo volvia a meter. Me incorpore de perrito y me recarge en su dorso, en su barriga gorda dura y peluda, su sudor mojaba mi espalda. Mientras estabarecargada en su dorso, me lamia las orejas y me agarraba las tetas con sus manotas. yo miraba el espejo y me exitaba lo que veia.

- De quien este culo
- De mie esposo
- Tu esposo te quito la viriginidad de tu culo
- Noooo
(me dio una nalgada muy fuerte que me hizo gritar, pero mis gritos se mezlcabana de dolor y de satisfaccion)
- Entonces de quienes este culo
- Tuyo papito solo tuyo te lo puedes cojer cuando quieras y como quieras.

Senti un chorrito de sangre correr de mi ano a mis mulso y detenerse en mis medias.

En eso lanzo un grito mientras me dijo, te dije que este culo seria mio.

Y se vino dentro de mi culo con su condon puesto, senti el condon inflarse dentro de mis intestinos y yo tuve mi tercer orgasmo. dos en mi vagina y otro penetrada en mi culo.

No dejo que me bañara. Tiro el condon en el retrete mientras yo me vestia, senti mi culo titilear del dolor, me dejo en la esquina de mi casa donde en la mañana me habia recogido.

Lllegue a casa y dormi mucho de depresion por lo que habia hecho, me sentia como borrocha contenta en el momento, pero con la cruda moral ya despues de que paso la alegria. Como le iba a explicar a mi marido todo lo que me paso y ahora como me iva a quitar al apestoso de encima. Queria vengarme de el y lo que habia conseguido era tener el culo roto.

Bueno les ofrezco una disculpa por este relato tan largo, espero les haya sido de gusto . Pero si creen que fue la unica ocasion queme acoste con el "apestoso" se equivocaban obtuve mi venganza y todavia cogimos tres veces más, si quieren descubirir lo bajo que fui cayendo de la mano (o de la verga) del apestos, motivenme a que les escriba la conclusion de mis historias, prometo que las otras no seran tan largas. y si no les gusto acepto su sugerencias. El chiste es que mi esposo lea esto y uds. me motiven a que yo saque todo la sopa como dicen por aqui.