Saludos, soy nuevo en el foro y también en este asunto de subir relatos eróticos.
Este es mi primer relato. Trata sobre mi cuñadita de 18 años y unas fotos que encontré en su cel.
Ella es hermana de mi esposa y desde que era mi novia y me llevó a conocer a su familia su hermanita de inmediato de despertó el libido. Mide como 1.60, es morenita y sus medidas, según calculo, son: 95-65-90.
Desde que la conocí nos llevamos muy bien y como mi esposa no es celosa, nunca se ha molestado de que yo abracé a su hermana o de que ella me abrace a mi, siempre aprovechando para rozarle sus pechos, sus nalgas e incluso he pasado mis manos y mi pene junto a su vagina.
Ella también cuando puede me roza la cara con sus senos y cuando esta sentada y yo de pie aprovecha para, que con un movimiento de su mano, rozarme el pene.
Bueno sin más rodeos comenzaré el relato.
Todo comenzó hace unos días que fui a visitar a mis suegros y mi cuñadita me recibió muy contenta, como es su costumbre. En cuanto llegué me presumió que acababa de lavar el baño y que le había quedado muy bien, me dijo que si quería podía y a checar, yo le contesté que no quería en ese momento y ella me volvió a decir que quedó muy limpio y que fuera a ver en cuanto pudiera.
Para no hacerle la grosería, fui y de inmediato ella se fue a la cocina, cuando entré me fijé que habían una tanga sobre la tina, era de ella y por el aroma se notaba que las había usado y no estaban lavadas. Regrese y me preguntó que si lo había dejado bien. Yo descarada y lujuriosamente le contesté, ya en frente de mi esposa y mis suegros, que estaba muy bonito y que el aroma me había encantado.
Más tarde ese día todos ibamos a salir a dar un paseo, pero mi cuñada me dijo que si quería me quedara por que había un partido de futbol que yo quería ver. Me sorprendió que me dijera eso porque ella siempre quiere que salgamos todos, yo pensé que tal vez lo de la tanga no había sido a propósito y que la había ofendido. Yo asustado porque me fuera a acusar si no le obedecía, decidí quedarme en la casa mientras ellos salían. Todos se fueron pero un ratito después de que salieron mi cuñada regresó y me dijo (de forma bastante seductora):
"Ahí dejo mi celular, tomé unas fotos pero no las vayas a ver, eh"
Me guiño el ojo y se fue. Como yo estaba nervioso no hice caso al principio, pero despues de unos 10 minutos decidí ir por el telefono y revisar. Cual fue mi agradable sorpresa al ver que su fotos eran eróticas y en algunas salia desnuda.
Ahora les muestro algunas de esas fotos de las que les hablo:

Las fotos son de baja calidad pero se alcanza a apreciar sus curvas.
Cuando regresaron del paseo, me preguntó sin que la escucharan los demás: "Te gustaron las fotos" yo silenciosamente le dije que si que me encantaron. Ella me dijo que fuera más seguido a verlos porque se iba a seguir tomando más para enseñarmelas.
Mi cuñadita de 18 me deja ver sus fotos eroticas (Con fotos
esposa
relato
joven
años
18
Amor
hermana
cuñada
filial