Hola a todos, les voy a contar una historia de una amiga mía, ella es detective de la policía, su nombre es Susana, ella estaba trabando en un caso ya hacía varios meses sin que hubieran podido obtener algún resultado, sus jefes ya estaban desesperados y estaban a punto de cancelar la operación, habían intentado infiltran una serie de agentes pero sin ningún resultado, durante los meses de habían observado que las únicamente las prostitutas entraban fácilmente al burdel del que era de propiedad el hombre que investigaban, no los voy aburrir con los detalles del caso, buen siguiendo con el relato, los agentes encargados de la investigación decidieron infiltrar una agente haciéndola pasar por prostituta, pero el método que el hombre usaba era desconocida para ellos, pero sabían dónde las reclutaban, instalaron a la agente en el lugar y luego de un mes nada, luego del mismo lugar reclutaron a una puta, los agentes aprovecharon para interrogar a la prosti, claro que lo hicieron sin que se presentaran como policía, lo que ella les conto fue que una serie de hombres se hicieron pasar por clientes y así pudieron saber que buena era, la oficial que estaba haciéndose pasar por puta en seguida dijo que ella no iba a participar en esta operación bajo esas circunstancias, dado que ella era casada y tenía hijos. Bueno aquí comienza lo bueno, mi amiga después de pensarlo un rato y por no perder los meses de investigación se ofreció como voluntaria, ella es como decirlo, un 100, 25 años, mide de 1.68, pechos ni muy grandes ni pequeños, lindos lindos, cinturita de avispa y un culo redondo y bien firme.

Bien ella comienza la historia así.
Una vez decidido me dispuse a arreglarme para dirigirme al sitio donde empezaría a hacerme pasar por puta,tenía puesto una mini falta en cueroque teníaguardada que un novio me había dicho que parecía más un cinturón y que cuando me la ponía quedaba como una puta de la calle, una tanguita que aduras penas cubría mi sexo, una blusa semitransparente de color negro bastante escotada y sostén (que después me lo quite para atraer más clientes) ,el sitio tenía una mujer a cargo, a la que había que pasarle un porcentaje de las utilidades, como un arriendo, una vez establecimos el acuerdo me dispuse a empezar la faena, como no sabíamos quiénes eran los hombres que enviaría el criminal (lo llamaremos tato) tendría que tener sexo con todos los que me pagaran, ya sabía los precios que cobraban las chicas del lugar que como regla general era igual para todas, ósea que era a gusto de los clientes, no tarde mucho tiempo cuando apareció mi primer cliente de la noche, un hombre calvo y un poco raro, como puta no puedo escoger los clientes pero este me parecía espantoso, pero ni modo tenía que hacerlo, me acerque y me pregunto cuanto le cobraba por una mamada, le di el precio y me pido que lo acompañara, fuimos a un callejón donde le pedí que me pagara, después me arrodille, le baje la cremallera del pantalón y saque su pene que no era muy grande que digamos pero si grueso, empecé a lamérselo desde la raíz, pero el sujeto tenia afán así que tomo mi cabeza y me lo metió de un solo golpe en la boca donde solo alcance a dar un gemido, acto seguido comenzó a penetrarme los labios yo intentaba no sentirme asqueada, tardo más o menos unos 10 minutos cuando sentí que su pene se hacíamás grueso y siento que lanza toda su leche en mi garganta, la cual tuve que tragar para no ahogarme, cuando el termino me dijo que se la limpiara, yo se la lamí y chupe para sacarle la última gota, ya me había tragado su semen un poco mas no me haría daño, además no está bien visto que una puta escupa la leche de un cliente, me dije a mi misma que ya estaba echa una puta y que no había sido tan malo, eso pensé

Ese fue mi primer cliente de la noche, mi segundo cliente era más agraciado que el primero más joven y tenía mejor aspecto, me pregunto cuanto cobraba por un servicio completo, yo le di el precio, nos dirigimos hacia un motel el pago la habitación y entramos me pago y me pidió que me desnudara, el hizo lo mismo una vez desnudos me pidió que me arrodillara y le diera un buena mamada este tenía una polla más grande que la del otro cliente y más ancha me costó metérmela a la boca pero se la pude mamar, después de un rato mamándosela me pidió que me acostara, yo me acosté con la piernas abiertas dejándole mi rajita a su disposición el sin pensarlo mucho me la metió de una yo solo gemí(cabe decir que él se puso condón), el empezó a embestirme no tarde mucho en alcanzar mi primer orgasmo y pensé que esto era la mejor polla que me había comido, el sintió mi orgasmo y siguió envistiéndome hasta llegar a un segundo orgasmo, nunca en la vida había tenido más de un orgasmo, después de un rato de estar envistiéndome saco su cosa de mi vagina y termino en sima mío, tenía leche en mi abdomen, tetas y cara, yo pensé que ay había acabado todo, me fui al baño y me lave, cundo iba saliendo el saco un fajo de dinero y me pregunto cuanto cobraba por un anal, ay se me acabo el mundo, yo nunca había dejado que me la metieran por ay, en ese momento solo pude atinar a decirle el precio un poco alto para ver si se desanimaba, a lo que el respondió un poco caro pero eres una puta muy buena y saco el dinero, ay si me morí, no tenía otra más que darle la virginidad de mi culito a un desconocido, pero no había de otra, me pago y me hizo poner en cuatro, me escupió en la entrada de mi culito y yo solo pensaba que de esta no me salvaba, coloco su palote en la entrada de mi ano y empezó a metérmela yo sentía que me iba a morir esa cosa era enorme y me la estaban ensartando, ya tenía su cosa por la mitad y sin decir nada me la empujo de una, toda esa enorme verga había entrado a mi hasta ahora virginal culito, yo solo di un pequeño grito de dolor y cerré mis ojos, el comenzó con las embestidas, una lagrima salió por mis ojos, me dolía mucho pero después de un rato el dolor se convirtió en placer y alcance dos orgasmos y un tercero cuando el termino, por este si no uso condón, sentí como toda su leche me llenaba los intestinos yo solo gemía del placer, el termino saco su ya flácida verga de mi culo, se dio una ducha y se fue yo casi no puedo pararme de la cama por lo adolorido de mi culo, ay pensé que ser puta no era tan fácil, el resto de la noche fue muy parecido, mamadas, anales, creo que me hicieron como 8, ya amaneciendo pensé que era mejor irme, tome un taxi y me dirigí a mi casa, le pedí que me dejara en una casa donde hacíamos la investigación, al llegar el taxista me dijo que si no tenía dinero le podría pagar en especie, a esa hora ya estaba cansada, llegue a pensarlo por un momento, me dije que ya que estaba hecha una puta una mas no importaba, pero ya no quería sentir un pene más en mi boca o en mi vagina, así que le dije que para otra ocasión a lo cual el respondió dándome su tarjeta y me dijo si quieres llámame para que te recoja o te lleve y me pagas como quieras, yo le sonreí y me entre a la casa donde me di un baño dormí un rato, esperando mi segunda noche…


El resto de la historia se las cuento en otro momento espero que les haya gustado.


comenten, si les gusta el relato para continuarlo o si no les gusta para buscar otro mejor...