Esto me ocurrió el verano pasado cuando me encontraba de vacaciones en Brasil con mi familia.

Me llamo Javier, tengo 37 años y una hermosa familia.

Si bien siempre me considere 100 % heterosexual, siempre me dio muchísimo morbo las películas y relatos donde las mujeres son penetradas por hombres con penes enormes. Mis preferidos eran los interraciales donde me calentaba al máximo viendo terribles porongas color chocolate hacer la delicia de las mujeres blancas.

Cuando analizaba si tenia alguna inclinación gay, lo desechaba de plano ya que las mariconadas no me van y los besos entre los hombres me daban absolutamente asco.

En el Hotel donde nos alojamos conocimos a Fernando que era uno de los encargados de la animación. Tendría unos 28 - 29 años y si bien no era morocho, tenía una piel aceitunada que lo hacía muy atractivo. Mi esposa Lorena, decía que era muy buen mozo lo que provocaba mis celos. Sin embargo Fernando era súper simpático con todos nosotros, especialmente con nuestros chicos que disfrutaban cuando Fernando los llevaba hasta el Kid Club.

Congeniamos de inmediato y cuando nuestros tiempos lo permitían, tomábamos una cerveza y charlábamos de todo un poco. Además coincidíamos en el gimnasio del hotel todas las mañanas, donde incluso varias veces entrenamos juntos.

Fernando no solo era muy buen mozo, tenia un cuerpo trabajado; fruto de muchas horas de gimnasio, sumamente simpático y educado y para colmo, el muy turro, exhibía sin pudor un bulto digno de admiración. Siempre se lo veía caminar enfundado en pequeños slips que realzaban el falo que poseía.

Un día mientras nos encontrábamos charlando tranquilamente, pasó una veterana espectacular y le brindo a Fernando una sonrisa encantadora. Cuando se fue, le dije: que bárbaro, como te comió con la mirada esa mujer !! Y no fue lo único que comió, me dijo, con una picara mirada.

Que ?? te la cogiste, pregunte asombrado. Si, la semana pasada; contesto Fernando como si nada. Un cuerpo increíble. La pasamos genial. Un trio perfecto.

Ehh, a que te réferis con un trio perfecto ?? pregunte aun mas perplejo.

Un trio con el marido que también participo de la revolcada. Es mas, el me propuso que los visitara en su habitación. Al principio pensé que era como tantos que quería ver como se cogian a su esposa, pero luego el también quiso participar y bueno....

Que degenerado el tipo, dije yo sorprendido.

Por que degenerado, me pregunto inocentemente Fernando. Que tiene de malo un trio ?? Acaso nunca fantaseaste con la idea de tener una "fiestita" con tu esposa y otro hombre ?? No, dije. Creo que me sentiría traicionado y furioso por los celos.

Bueno, es valido. Pero a otros les gusta ver cuando su mujer es penetrada por otro hombre y alguno que otro hasta le gusta ser penetrados también.

Yo no podía dar crédito a lo que escuchaba. Me estas diciendo Fernando que también te coges tipos ?? Pero eso no es de gays ??

Mira Javier, yo se que te puede sonar raro pero las cosas no son como todos piensan. A mi me encantan las mujeres y me enamoro de mujeres; pero en cuestión de sexo, si el tipo es atractivo, no tengo ningún problema de cogermelo; eso si, nada de mariconeadas como te amo y esas cositas de mujeres. Puro sexo.

Yo estaba atónito, aunque no quería parecerlo demasiado, ya que no quería quedar como un pacato delante de Fernando.

El viendo mi turbación, me dijo: Bueno, no es para tanto...no dije que era un asesino; el problema es que me gusta el sexo demasiado.

No se por que, tal vez tratando de no quedar como un bobo enfrente de el, le comente sobre mis gustos sobre películas porno y las dudas que me había planteado si había algo gay dentro mío.

No, no seas tonto. Es natural que uno se caliente viendo tipos con vergas grandes. Es parte del morbo; las mujeres desean los tipos pijudos y los hombres envidian y al mismo tiempo admiran a los que la tienen grande.

Mira Javier, no es por fanfarronear, pero si yo cojo mucho y tengo tríos y fiestitas casi todos los dias es debido a que tengo un pene un poco grande. Y si uso estas zungas, no es precisamente porque me gusten; simplemente se que me marcan el paquete y me aseguro que todas lo sepan.

Me rei nervioso, pensando si mi mujer también le miraría el bulto a Fernando. Eso no es justo, dije medio en serio, medio en broma.

Porque no es justo, replico Fernando ?? Vos siempre estas pelando lomo en la pileta o usando musculosas; acaso no haces uso de tu excelente físico para atraer a las chicas ??

Y era verdad ! yo, sabiendo que tenia un muy buen lomo, lo usaba como carta de presentación.

Además, acoto Fernando, si tuvieras un miembro grande, también usarías slips que te lo marcaran.

Y como sabes que si tengo o no la pija grande, proteste ofendido.

No te calientes hombre; no te estoy agrediendo. No estoy diciendo que la tenes chiquita; solo digo que si la tuvieras grande como...no se, yo ? también la exhibirías. Es parte de la naturaleza de la mayoría de los hombres.

Tuve que admitir que era verdad y me sentí inmediatamente abatido por alguna razón.

Bueno Javier, no te sientas así, no es para tanto.

Para tanto !! te parece que no es para tanto tener un tipo fachero como vos y encima con una verga enorme paseándote enfrente de mi mujer ? no puedo competir, proteste.

Ey, no estamos compitiendo; jamás haría nada con tu mujer a tus espaldas.

A que te réferis a mis espaldas ?? pregunte medio indignado.

Nada, me refería a que, en el hipotético caso que tuviera una chance con tu mujer, no haría nada ya que te respeto y me caes súper bien. Además, no soy de los que van intentando arruinar matrimonios.

Decís que no harías nada debido a que me conoces; pero si no me conocieras ??

Bueno, eso es otra cosa. Tu mujer es realmente atractiva y un cuerpo increíble a pesar de los chicos que tuvo. Si no te conociera seria otra la cuestión.

Me estas diciendo que mi esposa te tiro onda ??, pregunte en parte indignado y en parte excitado por el morbo.

No, no, nada que ver; bueno... lo clásico, pero tu esposa es una dama y jamás me hizo ninguna insinuación.

A que te réferis con lo clásico ??

Bueno, contesto Fernando encogiendo los hombros. Me miro, como casi todas, el bulto. Al ver mi cara de frustración, Fernando me rodeo con un brazo los hombros y me dijo: Animo hombre, no es para tanto; además como te dije casi todos, e incluyo hombres, me miran la entrepierna. Pero eso no signifique que me acueste con ellos; al menos que me lo pidan, acoto entre risas.

Dale, siguió; hasta vos me miraste el bulto varias veces. Yo ? eh. No se a que te réferis, dije balbuceando.

No te pongas así; es normal que me mires y te preguntes que es lo que tengo allí. Es curiosidad, siguió hablando Fernando.

No te parece extraño que un hombre casado y con hijos, te mire la entrepierna; dije admitiendo lo que Fernando me había dicho.

No, para nada. Además me pudiste mirar por curiosidad de saber lo que tengo aquí, por envidia, por admiración o por alguna fantasía. Solo vos lo sabes. Me han mirado tipos sin razón alguna, otros que querían que me los garchara o que deseaban verme penetrar a sus mujeres; esto último es un morbo muy común. Vos solo sabes lo que hay en tu cabeza.

Uy dije, esto es demasiado. Todo este tema me dio mareo y un fuerte dolor de cabeza. Dije intentando poner un fin a la conversación.

Bueno.....acoto Fernando; también te provoco una fuerte erección, mientras apuntaba su dedo a mi abultado short.

Me levante, tapando mi erección y me retire apresuradamente sin siquiera decir adiós.

El día siguiente evite a Fernando y las veces que lo cruce, levantaba mi mano en un debil saludo y por suerte (o no) mi mujer estaba conmigo.

Que te parece Fernando, le disparé a mi esposa, una de esas veces que lo cruzamos.

Simpático, me contesto, además hace muy bien su trabajo ya que la Sección de Entretenimientos del Hotel es muy buena. No me refiero a eso, respondí bruscamente. Te preguntaba si lo encontrabas atractivo. A donde queres llegar Javier ?? contesto mi mujer de mal humor. Nada, seguí insistiendo; es solo una pregunta. Te vi mirándolo detenidamente (mentí, ya que eso no había ocurrido nunca) y quería saber si te había gustado lo que mirabas. Sigo sin entenderte, dijo Ana, pero esta vez un poco turbada.

Mira Lorena; te vi bien como le mirabas el bulto a Fernando o me lo vas a negar ??

Lore, que de carácter tranquilo no tiene nada me espetó: Que puedo hacer ?? El tipo tiene un bulto que se ve a la distancia; todas las mujeres de la pileta hablan de lo que esconde Fernando en la zunga y cuando estas hablando con el, es como un imán que te tira la mirada hacia abajo. Acaso vos no le miras el culo y las tetas a las minas que pasan delante nuestro ?? Que tiene de distinto que nosotras las mujeres, nos sintamos atraídas visualmente ante la presencia de un miembro generoso ?? Pero eso no significa que te esté o que quiera engañarte; es solo mirar.

Pero, seguí insistiendo.....no te gustaría verlo desnudo ?? No te gustaría ver desnudas a todas las mujeres en la pileta, replico rápidamente Ana a mi pregunta. Y me desarmó.

Son fantasías mi amor. Uds. los hombres ven una mujer hermosa e inmediatamente piensan como seria en la cama. Aunque no hagan nada y solo quede en un pensamiento, una fantasía.

Nosotras la mujeres somos parecidas; un poco más de romanticismo, pero las fantasías o pensamientos son similares.

Tengo que entender que te imaginaste con Fernando en la cama.....

Que tontito....Fernando ya paso a ser como una broma. Se juntan las mujeres y empiezan a hablar que debe tenerla como un burro y que cuando se le para no te debe entrar en ningún orificio. No puedo negarte que he tenido uno o dos pensamientos "non santo" con el; que no pienso llevar en absoluto a la realidad.

Abrace a mi esposa y le dije: o sea que con Uds. es como nosotros ? que cuando vemos una mujer hermosa, podemos fantasear como seria chuparle las tetas o hacerle el culo ??

Exacto, respondió Lorena, abrazándome y poniéndose cariñosa. Salvo que con Fernando fantaseamos como seria chuparle terrible miembro y ponernos en cuatro delante de el. Lo del culo con el debe ser dolorosísimo, acoto riéndose y rompiendo el clima en que estábamos embarcados.

Javi, no te preocupes; te amo y te respeto y dicho esto me dio una palmada en la cola y me mando a mirarle el culo a las chicas por el Hotel. Me voy a ver que hacen los chicos; te veo mas tarde.

Lentamente me dirigí hacia el gimnasio. Pensé que a las 3 de la tarde en un día esplendido, nadie estaría allí y podría reflexionar sobre lo charlado con mi esposa. Cuando llegue, tal como lo había supuesto, solo se encontraba en una cinta, una señora entrada en años que, a ritmo lento caminaba sobre ella.

Quería estar solo y me dirigí hacia el sauna. Día de hombres y encima con ese calor, la pobre mujer no iba a molestar. Afortunadamente la temperatura estaba baja, lo necesario para transpirar un poquito sin miedo a sufrir una deshidratación. Colgué mi short en el perchero, agarre una toalla de la pila y me dispuse a relajarme en el sauna.

A los poco minutos se abre la puerta y aparece Fernando. Molesto ??....dice con su habitual sonrisa. Te vi venir para aquí y te seguí ya que quería hablar con vos. Ayer me eludiste todo el día y quisiera disculparme por si dije algo que te molesto u ofendió. No quise hacerlo, lejos de mis deseos.

No, fue nada, dije a manera de disculpas. Me sentí avergonzado, molesto y confundido.

Javier se sentó enfrente mío y desabrochando la toalla que tenia anudada a la cintura, la puso sobre la madera caliente de los asientos del sauna y tranquilamente se sentó con las piernas abiertas.

Tal como se vislumbraba bajo su slip, una verga gruesa y larga colgaba de entre sus piernas. Nuevamente no pude evitar mirarlo, aunque mi mente pugnaba por no hacerlo. No te preocupes, mírala tranquilamente así te sacas la duda, dijo Fernando entre risas. A mi no me incomoda en absoluto y además una ves que la ves deja de ser una incógnita.

Hay que admitir que es grande, dije riendo nervioso. Al lado tuyo me da vergüenza estar desnudo, dije señalando mi pija, que comparada con la de el daba risa.

Bueno, no seas tan duro con vos. La tuya no es taan chiquita. Cuanto mide parada ?? me pregunto como si nada. Ehh, hace mucho que no la mido, pero anda en los 16 cm, dije avergonzado.

16 ?? buena medida; tamaño medio. La mía solo te saca 8 cm. No es demasiado.

Hice cuentas rápidamente y le dije: Demasiado ??? tenes 24 cm !!! Tenían razón: sos un burro !!

Rápido ante mi desliz, me preguntó: Quien dice que soy un burro ??.

Y le conté lo que mi esposa me había dicho de los rumores entre las mujeres de la pileta.

Rumores ??? y pensar que a un par de esas mujeres me las cogi alguna vez. Al ver mi cara, rápidamente me aclaró: No, no estoy hablando de tu mujer; una dama.

Una dama ?? replique sin pensar: de mentira a verdad le saque que con vos, ella también tiene algún que otro pensamiento sexual. Como a varias le encantaría verte al palo, chupartela y ponerse en cuatro delante tuyo. Cuando cerré la boca, ya era muy tarde.

Bueno, dijo Fernando recorriendo su pija de arriba a abajo con su pulgar. Quien no tiene una fantasía ?? Humm, debe ser divino que una mujer con la carita hermosa de tu esposa le chupe a uno la pija. Y las nalgas que tiene !! Te comentó si en ponerse en cuatro delante mío, imaginaba que la penetraba por la concha o el culo ??

La poronga de Fernando estaba tomando formas monstruosas y había reemplazado el pulgar por su mano y se estaba haciendo un delicado y suave manoseo.

No podía creer, pero le conteste que Ana pensaba que por el culo debía ser dolorosísimo.

Sin duda al principio le va a doler, dijo Fernando cerrando los ojos e imaginando la situación; pero después le va a encantar; a todos les gusta mi pija en sus culos. Espero que cuando estuvieras hablando con ella no te hayas puesto como lo estas ahora.

Mi verga estaba completamente empalada y de mi conducto seminal brotaba abundante líquido seminal.

Fernando también mostraba una terrible erección. Su falo lucia increíble. Largo, grueso y rodeado de fuertes venas. La transpiración, producto del calor del sauna, la hacía lucir brillante y tersa.

Estaba completamente depilado y una también enorme bolsa de escroto completaba mi visión.

Mientras se masturbaba me decia: asi que parece que te excita pensar en tu esposa cogiendo conmigo. Te parece que le va a gustar ?? dijo tirando su prepucio para atrás y mostrándome un fascinante glande rosado.

Y a quien no le puede gustar la pija que tenes ?? Supongo que Lorena se volvería loca teniendo la oportunidad de cumplir sus fantasías con vos.

Y cuales son las tuyas Javier ?? Como te imaginas ese momento ?? Te gustaría que me la coja y luego te cuente, te gustaría mirar sin ser visto, te gustaría estar allí y masturbarte mientras hago gozar a tu putita o.....te gustaría estar justo allí, enredados con nosotros dos ???

No podía creer que Fernando me estuviera diciendo esas cosas y la calentura que eso me provocaba.

Me levante, abrí la puerta del sauna y espiando que no hubiera nadie en las duchas me dirigí allí, para refrescarme un poco.

Cual es tu miedo Javier ?? dijo Fernando a mis espaldas. Cuando gire estaba parado a escasos centímetros míos. Su herramienta desafiando la ley de la gravedad y su propio peso, se mantenía apuntando ligeramente hacia arriba.

Tenes miedo que tu mujer disfrute muchísimo o tenes miedo que vos disfrutes muchísimo viéndome coger a tu mujer en todas las posiciones....o tal vez....

Se que mi mujer disfrutaría si tuviera la oportunidad de estar con un caballo como vos; pero....

Pero... que ? dijo Fernando apoyando una mano en mi hombro. Este movimiento hizo que su grueso y pesado instrumento se apoyara ligeramente sobre mi vientre. Inmediatamente mi pija salto hacia arriba y esta reacción hizo que Fernando me dedicara una amplia sonrisa.

Vos que la conoces a tu mujer...pensas que le voy a gustar si me viera desnudo y erectado ?? dijo Fernando con falsa inocencia mientras con un candente movimiento de caderas hacia que su falo golpeara el mío como un inocente duelo de espadas.

Y, si le gusto yo, o al menos eso dice, como no vas a gustarle con tu increíble anaconda. Ella siempre me dice que algo que le atrae de mi es que compartimos el gusto en muchísimas cosas.

Humm interesante Javier; tal vez, entonces, puedas contestarme esto: mirando tu pija y comparandola con la mia; no le daria rechazo tocarmela ?? y dicho esto tomo mi mano y lentamente la acerco hasta apoyarla en su miembro caliente.

Supongo, dije entre susuros, que al principio le va a dar miedo o va a pensar si esta bien o mal lo que hace, pero a medida que te la recorra va a estar absolutamente perdida.

Seguramente, continué, primero va a sopesartela asi va a notar lo dura y poderosa que se te pone. Luego se va a aventurar un poco mas y te empezara a pajear lentamente.

Mientras entendía lo increíble que se sentía tener una pija de esas dimensiones en mis manos, empecé a disfrutar de la situación; no solo por lo que estaba haciendo sino a mismo tiempo imaginando a mi esposa haciendo lo mismo.

Me puse a su lado de costado y abrazándolo por la cintura con la mano izquierda, empecé a masturbarlo rítmicamente. Su mano derecha bajó hasta mis nalgas y empezó a acariciarlas. Que bueno, dijo el; vos y tu esposa tienen un hermoso culo redondo. Y era verdad; el mío era respingón y completamente liso como el culo de un bebe.

Acelere el ritmo de mi paja, sintiendo y recorriendo esa larga y gruesa maravilla.

En la posición en que me encontraba, tenia mi cabeza muy cerca de sus pectorales. Fernando viendo esto me dijo: decile a Ana que me calienta que me chupen las tetillas. Asi ?? le pregunte y con mi lengua empecé a hacerle circulitos en su lampiño y marcado pectoral. Cuando llegue a su tetilla, con un suspiro apretó mis nalgas y con su dedo mayor empezó a circundar mi sudoroso ano. Se llevo ese dedo a la boca y así lubricado empezó a meterlo sutilmente en mi culo. Me tensé y le apreté la pija con absoluto placer. Espero que a tu esposa le guste que le toquen su hermoso culo.

Le encanta que le toquen el culo y vos debes hacer maravillosamente bien, no ??

Fernando me agarro de la nuca y me dijo: si tu esposa me llegara a hacer una paja tan buena como la tuya, me vería obligado a pedirle que me chupe la pija ya que me tendría a punto caramelo.

Si la conozco bien, y realmente lo hago, va a estar agradecida que se lo pidas, ya que me parece hace rato tendría ganas de haberlo hecho.

Veni, salgamos de aqui que alguien puede venir. Y dicho esto me tomo de un brazo y mirando a todas partes primero nos cubrimos con los toallones, tomamos nuestros shorts y nos dirigimos a la oficina que utilizaba como Coordinador de Actividades y entretenimientos, que se encontraba en el área del gimnasio.

Entramos, cerro la puerta tras el y sentándose en un sillón de oficina, me pregunto: en que estábamos ??

No se que me paso Fernando....me deje llevar; perdóname, todo esto es una locura.

Fernando me sonrió y abriendo la toalla que tenia anudada en su cintura, me exhibió nuevamente su enorme herramienta. Que pasa Javier ?? Ya no te gusta ?? Hace minutos me estabas haciendo una paja maravillosa y disfrutando del morbo que me la cogiera a tu esposa también y ahora me decís que es una locura ?? Empezó a manosearse la verga y en pocos segundos la tenia totalmente erecta, dura y venosa. Todavía sentado en su silla con rueditas, se empujo con sus pies hasta mi y abriendo mi toallon, vio como mi pija se estaba poniendo dura de nuevo. Ah ! Javier; ponete de acuerdo con tu pija. Vos decís una cosa pero ella dice otra y agarrándomela empezó a pajearme suavemente. Uy !! que durita la tenes !! Y nuevamente perdí el control. Me deje pajear por ese hombre y cuando mire hacia abajo y lo vi despatarrado en la silla y con aquel falo apuntando hacia arriba, se la agarre por el medio y le suplique que me la dejara chupar.

Me arrodille entre sus piernas y mirando con fascinación aquella hermosura, me abalance sobre ella y me metí, lo que pude, en mi boca. Me encanto desde el primer momento. Tenia un levísimo sabor salado que la hacia riquísima. Me encanto sentir lo suave de su enorme glande en comparación con lo rugoso y venoso del cuerpo de la poronga. Le pasaba la lengua de arriba a abajo y me fascino tocarle y lamerle esos huevos enorme que colgaban de su chota.

Fernando entre suspiros me dijo: Yo sabia que tenias ganas de esto Javier, lo supe por la manera que me mirabas desde que nos conocimos. Pero no te sientas mal; no sos puto (o no mucho, aclaro), solo querías saber lo que es chupar una buena verga. Te prometo que te va a gustar lo que haremos hoy y una vez que me haya sacado las ganas a vos......espero que me dejes cogerme a tu esposa sin culpas.

No quería sacarme su pija de la boca. Era endemoniadamente atractiva y nunca imagine que chupar una verga fuera algo tan fuerte y excitante. Hace lo que quieras, le conteste; si ella te lo permite, no tengo ningún problema.

Oh si, me lo va a permitir. Tu esposa esta a punto de caer. Esta, como vos caliente, con mi pija. Solo necesito tener la oportunidad.....pero hablemos de esto después......ahora no quiero que te pongas celoso....Que buena mamada me estas dando; estas seguro que es tu primera pija ??

Absolutamente, le conteste. Lo que sucede es que estoy tan caliente y me gusta tanto, que no puedo dejar de chupartela.

Me agarro de un brazo y me sentó sobre el, de manera tal que ambas pijas quedaron juntas. Las agarro con una mano (lo que pudo) y empezó a pajearnos al unísono. Me tenia en el cielo cuando me pregunto: queres que te coja Javier ?? Millones de pensamientos vinieron a mi cabeza: mi esposa, mis hijos, mi supuesta heterosexualidad, mi moral; pero todos estos pensamientos se veían obnubilados por la fuerte pasión que había descubierto en mi. Mi silencio le otorgo la posibilidad de ponerme de pie, darme vuelta y hacerme apoyar mis manos sobre el escritorio. Ahora el se agacho y abriendo mis nalgas empezó a chuparme el culo. Mientras que con una mano comenzaba una paja en mi pija, con la otra me abría las nalgas y mientras me pasaba la lengua en mi ano, con su dedo empezaba a dilatármelo. Una vez superado el temor y el ardor inicial, empecé a gozar a ese dedo que metía y sacaba con maestría del culo. Ahora era yo el que me pajeaba con dureza y deje que Fernando se dedicara por completo a mi entregada cola.

Se puso de pie y me dijo: Dame un segundo y dirigiéndose hacia uno de los cajones del escritorio saco un pomo de gel que unto sobre sus dedos y volvió a la carga nuevamente. Esto nos va a ayudar; no solo va a lubricar tu ojete; también lo va a adormecer un poquito para que no sea tan doloroso. Dicho esto se paro y luego de untarse la verga con el gel, se acerco a mi y apoyo su glande en mi medianamente dilatado esfínter. La puntita es lo que duele y maniobrando con destreza, metió lentamente el glande en mi orto. Me dio una sensación que me iba a cagar y un quejido salió de mi boca. Bueno, me dijo: en mi caso no es una puntita; pero ya esta adentro. La dejo quieta por un rato mientras mi culo se adaptaba a lo que estaba siendo expuesto. Si bien dejo su verga quieta, sus manos empezaron a recorrerme; acaricio mis nalgas, mi cintura, mi espalda y luego metiendo sus brazos por debajo de los mío, empezó a tocarme los pezones.

Me tenía completamente caliente y lo noto cuando a pesar del dolor tire mi culo hacia atrás, haciendo que su verga avanzara otros centímetros dentro de mi ano. Con absoluta destreza la metió otro par de centímetros para luego retroceder y colocar mas gel alrededor de mi esfínter y en el resto de su grueso instrumento.

Poco a poco fue internándose en mi interior hasta que solté un gemido de sorpresa y le dije: me cago !! No, no te preocupes. Es solo una sensación; además con lo que tenes metido en el culo, veo difícil que puedas cagar. Empezó a moverse rítmicamente; a medida que pasaba el tiempo mas placer sentía y mas fácil entraba y salía. Al poco tiempo estaba cogiéndome con fuerza y yo completamente entregado a esa maravillosa nueva sensación.

Estaba completamente emputecido; gire mi cabeza y le pregunte si le gustaba. Gustarme ?? me caga de gusto cogerme tipos como vos. Musculosos, varoniles, pero sedientos de pija. Y con vos mejor; no solo me estas entregando el culo, también me vas a entregar a tu esposa, no ??

Que podía decir. Me estaba dando lo que fantasee durante años y encima pensar en que aquella bestia se iba a coger a mi esposa me llenaba de morbo. Hace lo que quieras Fernando; vos ordenas, yo obedezco. Cuando termine de decir esto, abrí un poco mi boca, ante lo cual Fernando me dijo: que puto resultaste !! y entrelazo su lengua en la mía.

Veni, me dijo y se sentó en su silla. Ponente a horcajadas mío, pero mirándome. Me sente y enterré su poronga en mi culo con cierta dificultad. Con mis brazos rodee su cuello y nos fundimos en un ardiente beso. Su boca sabia a menta y su lengua dura recorría la mía. Sus manos agarraban mis nalgas con firmeza y sentí que nada podía darme mas placer en este mundo.

Fernando al verme tan caliente, tan entregado, tan....puto, se puso como loco y mientras me decía infinidades de obscenidades, me agarro de la cintura y tirando hacia abajo con fuerza, enterró hasta lo imposible ese falo en mis entrañas. Acabe de inmediato. Sin tocarme, mi pija empezó a bombear chorritos de leche que bañaron su estomago. Esto fue el preludio de su venida. Me levanto apresuradamente y luego de ponerme de rodillas, empezó a pajearse enfrente de mi cara.

No resistí la tentación y me la metí en la boca, mientras con mi mano lo masturbaba

- ¡Dios, que delicia por favor! ¡Me la estas chupando nuevamente! -exclamó Fernando entre suspiros -

Tu pija es como un imán, conteste luego de darle dos profundos lengüetazos que cubrieron todo el glande. Me encanta sentir la dureza de tu verga en mi paladar; era hora que sintiera la consistencia de una buena verga entre mis labios.

- Me estoy excitando de nuevo dije mientras me llevaba una mano a mi pija y otra a mi increíblemente abierto ojete. Era sorprendente como me había quedado el ano luego de que me sodomizara ese hijo de puta.

Durante cinco largos minutos, Fernando me cogio por la boca, entre constantes exclamaciones de gusto por parte de ambos, consiguiendo para mi sorpresa que, sin aparente esfuerzo, una gran parte de su herramienta se enterrara una y otra vez en mi boca.

Era sorprendente su aguante, pero llegó un momento en el que él ya deseaba acabar y sacando su polla de mi dolorida boca me pregunto donde quería su leche, si en la cara, en la boca o en el orto.

Mientras Fernando me decía estas palabras, yo me masturbaba a gran velocidad; con lo cual me costó concentrarse en contestar:

- Acaba donde quieras, en la cara, en la boca, me da igual. Quiero saber por una vez por todas que se siente con un hombre eyaculando sobre mí. ¡Ahhhh! grite con desesperación, mientras acababa por segunda vez.

Fernando arrimó la punta de su mástil en mi cara y la restregó unos instantes por ella, antes de volver a meterla entre mis labios y reiniciar una rápida y potente cogida que en menos de un minuto le llevó al borde del orgasmo. Finalmente Fernando dio un prolongado quejido que anunciaba el inicio de su acabada. Con un enorme gruñido, lanzo su primer y potente disparo de esperma en mi frente, que rápidamente se deslizo hacia abajo, mojando mi labio superior y entrando algo en mi boca abierta por la sorpresa. Abriendo aun mas mi boca con sus dedos, descargo los siguientes dos chorros, tan abundantes como el primero, que entraron directamente y se estrellaron en mi garganta.

El único semen que había probado en mi vida era el mío, el cual había saboreado después de alguna paja; sin embargo esto era completamente diferente. Si bien escupí gran parte de lo que coloco en mi boca, trague lo suficiente como para entender lo magnifico que se sentía.

Durante unos minutos mas, ambos nos dedicamos a disfrutar de un silencioso post coito. Mientras Fernando seguía moviendo suavemente su morcillona verga en mi boca y en mi cara, yo me acariciaba mi dolorido culo y pensaba en lo que acababa de hacer.

Y ?? me pregunto Fernando, despatarrado en su silla; te gusto ?? No supe que decirle. Obviamente había sido increíble, pero la vergüenza y la culpa cayo sobre mi. Le vas a contar a alguien, pregunte con un hilo de voz.

Que pregunta estúpida; obviamente no. A quien le voy a contar que tuve terrible cogida con un tipo casado ?!?!

Esto queda entre nosotros, al menos que.....te eches atrás con el trato que teníamos.

Te referis cogerte a Lorena ?? No voy a meterme, pero como puedo ayudarte ?? No puedo ir con ella y decirle que tiene que coger con vos.

Boludo !! vos solamente desaparece por una tarde y dejale el camino despejado a ella y yo me encargo del resto.

Tan seguro y confiado te sentis ?? pregunte con sentimientos encontrados.

Ay Javier, que inocente sos. Sos un tipo fachero y con muy buen lomo, pero lamentablemente con mecha corta, dijo señalando mi fruncido y empequeñecido miembro. Tu esposa tiene la fantasía, que tienen todas, de encamarse con alguien como yo. Solo necesito dar con el momento adecuado.

Pasado mañana tus hijos van a pasar parte del día en el Parque Acuático con otros chicos del Hotel y cuidados por varios padres y personal de animacion del Hotel. Vos decile que vas con ellos o búscate una excusa para desaparecer de aquí por varias horas, que yo me encargo del resto.

Quiero ver, dije con determinación.

-Ahhh, no solo putito, también degenerado. Se puede arreglar.....pero....queres estar alli ??

- No, quiero ver pero sin que se entere; no creo que le guste saber que me gusta espiar......

Perfecto ! dijo Fernando; además no quiero que te la cojas en los próximos días; la quiero bien caliente para hacer con ella lo que quiera.

Cuando me di vuelta para dirigirme al pequeño bañito de la oficina a limpiarme la leche que me cubría, me agarro por detrás y acariciando mi pija y hablándome suavemente al oído, volvió a preguntarme: No me contestaste: te gusto que te haya cogido ??

La reacción de mi verga le dio la contestación que el deseaba; la reacción de su verga me anuncio el inicio de otra espectacular garchada.......

Parte II

Dos días después y tras una meticulosa preparación, el escenario estaba listo. Mis hijos se iban al Parque Acuático por varias horas y yo me iba a saludar a un conocido que vivía en la ciudad. Mi esposa contenta y aliviada de no tener que lidiar con chicos y con su esposo se iba a dedicar a descansar y leer a sus anchas. Yo mientras tanto tendría que estar en el Hotel sin dejarme ver y esperar a que Fernando tuviera suerte con su plan. Según el, su idea era llevarla a la misma oficina en la cual estuvimos juntos. Yo tendría que adelantarme y meterme en el cuartito donde guardaban las colchonetas y otros elementos y mantenerme oculto y silencioso. El único inconveniente era que, si el se metía en la oficina antes que yo intuyera lo que iba a suceder ya seria demasiado tarde. La otra solución era quedarse todas la horas allí, esperando a que Fernando tuviera éxito.

Me despedí de mi esposa luego del desayuno y mientras ella se dirigía a la piscina, yo amague a irme del Hotel, pero antes de salir me dirigí hacia el gimnasio del Hotel donde se hallaba la oficina. Si Lorena se le ocurría ir para el gimnasio, podía ocultarme en la oficina o en el vestuario de hombres. Lleno de excitación y morbo me dedique a mirar a mi esposa desde lejos.

Fernando no perdió el tiempo y a poco de acostarse Lorena en una reposera, apareció el, saludando a todo el mundo. Se acercó a mi esposa y si bien no escuchaba nada, dada la distancia, pude seguir los acontecimientos. Fernando se paró al lado de ella y se lo veía gesticulando y riéndose. Mi esposa amago a levantarse, pero el la freno y Lorena quedo sentada en su reposera, justo con su cabeza a la altura del bulto de Fernando. Que hijo de puta !! hablaron animosamente durante unos minutos, los cuales el aprovecho para acercarse un poco mas. No cabía dudas que mi esposa tenia una gloriosa vista de su verga. Un par de veces el se agacho levemente y toco el hombro de mi esposa con absoluta confianza. No se que le decía pero Lorena parecía pasarlo estupendamente.

En eso el se agacha, le da un beso en la mejilla y se despide con la mano. Mi esposa lo siguió con la mirada hasta que el se perdió de vista y luego se dispuso a seguir leyendo.

Pensé que el plan no le había funcionado, pero a los 15 minutos Fernando regreso y paso a buscar a mi esposa. Ambos tomaron el caminito que se dirigía a la playa. Cuando pasaron unos minutos salí del gimnasio y sigilosamente me dirige hacia la playa. Cuando llegue a ella y en línea recta, Fernando y Lorena disfrutaban de las olas y el cálido mar. No estuvieron en el agua mas de 30 minutos cuando los vi salir y dirigirse de nuevo hacia el casco del hotel. Salí corriendo con el corazón a mil y me aventure y entre en la oficina, que Fernando habia dejado previamente abierta y me metí en el cuartito deposito.

Entraron riéndose y Lorena preguntando si no era molestia. Por favor mujer !! va a ser un placer comunicarme con los chicos en el Parque acuático. Donde deje el celular ??? Aquí. Fernando llamo a alguien y luego de un intercambio de preguntas dijo: bueno, esperamos.

-Lore, tus hijos están excelentemente y disfrutando del Parque; apenas salgan del juego donde están, los ponen en contacto y hablan con vos.

-Discúlpame Fernando, no quería molestarte y tampoco a la gente de allá.

No es molestia; yo me ofrecí a que hablaras con los chicos y te quedaras tranquila.

Ahora lo estoy, dijo Lorena, sabiendo que se están divirtiendo.

La que no se esta divirtiendo sos vos Lorena, todo un dia para vos sola y yo te interrumpo la lectura y luego te invito a mar....que pesado que soy !! Debe ser que no puedo ver a nadie tranquilo, que ya quiero inventarle actividades y recreación.

Que tonto que sos Fer, dijo mi esposa con cierta afectación. Gracias por invitarme al mar, sinceramente me encanta la playa y las olas.

Pero que descortés que soy; toma, aquí tenes un toallon. Ya me quejé varias veces con Mantenimiento ya que el aire acondicionado esta muy fuerte en esta oficina; pero nunca se hacen tiempo para arreglarlo. Queres cambiarte la bikini mojada ?? Las chicas de animación siempre guardan varias aquí que te pueden quedar bien; no quisiera que te enfermes.

No quisiera molestarte Fernando....

-Ningún problema dijo el. También hay algunas remeras si queres utilizar alguna. Todo lo que necesites esta en el baño; cámbiate que después lo hago yo.

Lorena se metió en el toilette y Fernando aprovecho para abrir la puerta del deposito. Me miro con una amplia sonrisa dibujada en su rostro y me hizo el gesto que estuviera callado. No cerro la puerta, dejándola levemente entreabierta.

A cabo de unos minutos salió Lorena de baño. Vestía una minúscula tanga, que desde mi posición podía ver como la parte de atrás se le metía por completo en la raya y una remera blanca cortita que le marcaban sus generosos pechos. Todas las chicas aquí deben ser delgadas ya que apenas encontré una tanga que ponerme, ya que la parte de arriba no me cerraba ninguna.

Si, demasiado flacas mis compañeras; ninguna con curvas y cuerpo de mujer.

No seas malo; soy yo demasiado grande para tan chiquitas bikinis.

Disiento con vos Lorena; creo que esa tanga te queda espectacular; no te pido una vueltita ya que tengo miedo de un ataque cardiaco...... además estoy haciendo trampa ya que te puedo ver por el espejo que tenes a tu espalda. Lorena giro la cabeza y vio reflejado en el espejo la imagen de sus hermosas piernas y su redondo y duro trasero. Que malo que sos Fernando !!! te estas burlando de mi.

Burlando ?? No por algo pensamos que sos el numero uno de la lista y dicho esto se metió en el baño del cual salió a los pocos minutos.

Fernando salió con el toallon anudado a la cintura y le dijo a mi esposa: parece que yo tampoco tuve suerte con el tamaño de los short y lo único que encontré disponible no es apto para la ocasión.

Ah claro ! el señor me ofrece bikinis de adolescentes, se burla de mi cuerpo y luego no quiere pasar vergüenza conmigo. No es justo !!!

-Lo que sucede es que es una zunga especial para tomar sol y que no te queden marcas. Son un poco gay y me dan pudor.

Si; pudor, justo vos. Dale o yo también me cubro....amenazaba Lorena juguetonamente.

Y tapar esas curvas ?!?!? ni loco; prefiero pasar vergüenza y lentamente retiro el toallon de su cintura. Tanto mi esposa como yo quedamos con la boca abierta. Fernando lucia una minúscula zunga amarilla que consistía en dos hilos en la cintura que sostenían una especie de bolsa, donde se alojaba el miembro de Fernando. Dado el tamaño de la "bolsa" y el terrible tamaño de su falo, el conjunto lucia grosero.

Mi esposa hacia grandes esfuerzos por sacar la vista de aquel imponente bultazo, pero era difícil.

Fernando le dijo; te dije que iba a pasar vergüenza y eso que no viste como es por detrás; y dicho esto, se dio vuelta y mostro un musculoso trasero, que hacían juego con el par de poderosas piernas que nacían de alli. La zunga atrás era un minúsculo hilo que se perdió entre las redondas nalgas.

Bueno, bueno dijo Lore: parece que ambos tenemos las nalgas al aire; esperemos no resfriarnos. Bueno, al menos tus nalgas lucen fabulosas, acoto Fernando; en cambio las mías son pateticas.

Yo no lo daría por sentado Fernando.....a mas de una le gustaría pegarles un mordiscón. Fernando iba a contestar cuando sonó su celular. Hola si...Lore..tus hijos. Mi esposa agarro el celular y empezó a hablar con mis hijos mientras caminaba por la habitación. Evidentemente posaba y se mostraba para el joven pijudo que no le sacaba la vista de encima. El miembro de Fernando estaba tomando un poco mas de consistencia y si antes parecía enorme, ahora asustaba.

Mi esposa corto y le devolvió el celular a Fernando. Todo bien Lore ?? Si, perfecto y me dijeron que estarán aquí en tres horas. Que suerte dijo el; tenes mas tres horas para hacer lo que quieras. Si, dijo ella.

Fernando, antes de entrar al baño me dijiste algo de una lista....que es eso ?? La lista ?? nada, una pavada. A final de cada semana nos tomamos unos tragos con los demás miembros del Hotel (personal masculino) y uno de nuestros hobbies es votar por la mujer mas linda que pasó o que se aloja en el hotel. - La mas linda - pregunto Lorena sorprendida. Bueno, en realidad linda es una manera simpática de decirlo. Votamos a la que esta mas fuerte. Y yo estoy en esa lista ?? dijo mi esposa sorprendida y evidentemente contenta.

No solo en la lista: fuiste por mayoría votada como la mas "linda".

Linda !?! volvio a insistir mi esposa. En fin dijo Fernando con un suspiro...fuiste votada como la mas fuerte; con mejor culo y tetas...contenta ??

No se si contenta; sorprendida si. No pense que una veterana de 35 como yo tendría chance con tantas jovencitas dando vuelta.

Y....acoto Fernando; votos tuviste, incluyendo el mío.

Pero no se que te sorprende; acaso las mujeres no hablan entre Uds. de hombres ??

Si, dijo Lorena, lo que sucede es que nuestra lista es muy corta, dijo con una sonrisa; lo que es larga es la lista de fantasías y largo una carcajada nerviosa.

Viste que Uds. también tienen una lista !! dijiste corta; cuantos hay ?? 10 - 15 ??

Nooo muchísimos menos, dijo mi esposa con un brillo en los ojos. 5, 6 ?? volvió a adivinar Fernando.

Siguen siendo demasiados.....aquí las mujeres del Hotel tenemos una lista de un solo integrante.

Uno solo ?? Que suerte el hombre !! O sea que si es uno solo, vos lo votaste !! Mi esposa habiendo caído en la trampa no tuvo mas remedio que admitirlo. Ya se quien es dijo Fernando......tu marido !!

Nooooo dijo Lore riéndose a carcajadas; que tonto que sos. Como se te ocurre que mi marido es el de la lista ??

No se dijo Fernando; es fachero, tiene buen lomo, simpático. Que mas se puede pedir ??

Bueno....este tiene otra cosa que lo hace irresistible. Me vas a decir quien es ?? suplico Fernando poniendo carita de nene bueno.

No puedo revelar la identidad, dijo mi esposa solemnemente.

Bueno, al menos describirlo a ver si adivino...imploro falsamente Fernando.

Bueno, es alto, musculoso, muy buen mozo, simpático, divertido y .....lo que hace que nosotras lo encontremos irresistible.

Dijiste que tenían una lista de fantasías.....vos también anotaste algunas ?? pregunto para desconcierto de mi esposa.

Y....alguna se me ha ocurrido, dijo mi esposa mordiéndose el labio.

Hipotéticamente hablando, empezó Fernando, si pudieras.....concretarías alguna de esas fantasías.

Fernando estaba apoyado de espaldas en su escritorio, mientras mi esposa de espaldas a mi, lo enfrentaba sentada en el sillón con rueditas. La zunga de Fernando mostraba signos evidentes de la actividad dentro de ella. La verga se le había puesto muy gomosa y su liquido lubricante había formado una gran aureola en el enorme bulto donde se mezclaba verga y huevos. La tela de la zunga se había estirado al máximo y ya no podía seguir soportando terrible monstruo en cautiverio.

Lorena para poder salir del hechizo que le provocaba dicha visión, se levanto, se dio vuelta y continuo hablando. Lorena respiraba con agitación producto de la excitación que tenia. Además de tener sus pezones completa y majestuosamente erectados. Al mismo tiempo Fernando se deleitaba mirando el hermoso trasero de mi esposa.

Hipotéticamente hablando, continuo mi esposa, si este hombre se fijara en mi, me vería en un serio problema ya que por un lado pensaría en mi esposo, pero por el otro, estaría ante una oportunidad tal vez nunca se me vuelva a presentar. Lo mejor seria que no me propusiera nada; no quiero tentarme.

Lore se dio vuelta y volvió a enfrentar a Fernando que lucia simplemente irresistible. Mira Lorena, no lo tomes a mal, pero con ese cuerpo y esa cara, seguro se fijo en vos y debe estar esperando la oportunidad para estar con vos.

Te parece que un hombre al que todas las mujeres desean, se fijaría en mi ?? Lorena había cambiado el tono de voz y sonaba agresiva, ansiosa.

No lo conozco, pero si fuera yo, no dejaría pasar la oportunidad, dijo Fernando con una erección cada vez mas prominente. Te puedo hacer una pregunta Lore ?? Que tiene de especial este hombre que tanto te incomoda o tienta ??

Uff, empezó Lorena...me da vergüenza decírtelo; que vas a pensar de mi ?? Mi esposa no solo estaba entregada; lo estaba torturando a Fernando hasta el limite.

Vergüenza ?? prometo no decírselo a nadie; será nuestro secreto. Lorena se acerco a Fernando y con la excusa de "hablarle" al oído, apoyo su hermoso par de tetas en su brazo. No le digas a nadie, pero.....tiene un miembro enooorme; me dan ganas de agarrárselo cada vez que lo veo.

Te gustan las vergas grandes ?? pregunto Fernando. Absolutamente - contesto Lorena en un susurro.

Fernando se abalanzó sobre ella. Mi esposa resistió débilmente, intentando apartarlo pero el le besaba el cuello, se lo lamía. Lorena no pudo ni quiso resistirse mas y se entregó a un beso donde sus lenguas duras batallaban con fuerza y deseo.

-Dios, Fernando, me tenías enloquecida. No podía ni pensar cuando te tenía enfrente mío.

-Mmm, Lorena. Eres una mujer completamente irresistible. Tu esposo es un hombre afortunado de tenerte a su lado.

-Mi marido ??… shhhh, no podemos hablar de otra cosa ??

Él no respondió sino que pasó su mano por detrás, tocándole el culo con brutalidad.

-Mmm, me encantan tus nalgas. Me súper calienta el culo que tenes y encima tenes unas piernas tan sexy......

-Oh Fernando, espera, por favor. No debo...aunque la propuesta de mi esposa fue débil, muy débil.

Él apartó su tanguita y empezó a meter dedos en la concha de mi esposa. Estás chorreando, Bebé.

La poronga de Fernando no aguanto mas su cautiverio y salió disparada hacia arriba. El glande enorme y rosado le llegaba al ombligo. - Que hermosa pija tenia el condenado; lamentablemente era el turno de mi esposa de probarla.

Cuando mi esposa lo vio, soltó un gritito de sorpresa y admiración. Lorena se alejo un poco de Fernando y sacándose la remera exhibió sus pechos coronados con dos pezones erectados al máximo. Se arrodillo ante el y dijo: al carajo mi esposo !! y tomando la increíble tranca de Fernando con sus dos manos, se la llevo hacia su boca.

Uy, no me cabe entera, no puedo abarcar todo esto con mi boca; tenes un miembro taan grande… y que huevos !! añadio mientras se los sopesaba con una mano. Que bueno que estas Fernando; necesito lamerte entero, me dejas por favor?

Él sonrió y se sentó con las piernas extendidas, mostrándole su impresionante verga. Había que admitirlo, Fernando era un Dios y su poder sobre todos no tenia limites.

Cuando mi esposa se enfrento a aquel falo, mi pija empezo a emanar chorritos de leche; era tal el morbo que me producia la escena que no pude contenerme. Lorena se encontraba ante una herramienta bien larga, robusta y algo curvada; la sostenia con las dos manos sin articular palabra alguna.

-Es tremenda…-suspiro totalmente fascinada por aquel desmedido miembro viril. Lo acariciaba con su mano derecha, mientras con la izquierda se sopesaba los cojones. La imagen de su mano agarrando aquel miembro recubierto de gruesas venas me pareció increíblemente excitante. Aquel jugueteo hizo que Fernando tirara la cabeza hacia atrás y se entregara por completo.

Lorena sin dejar de jugar con su verga y testículos, empezó a lamer su pija de arriba abajo, deteniéndome en la punta para saborearla. Su glande era gordo, rosado, brillante y apenas le entraba en la boca. Después de meterse todo lo que pudo, sobresalía más de la mitad de su polla. Era increíble.

-Mmm… Es tan grande…ronroneo mi mujer...No me cabe entera.

-Y te gusta que sea así, ¿verdad? Que no te entre en la boca ?

-Sí.

-Ya debes estar cansada de chupar mechas cortas y flacas, no ??

-Absolutamente.

- Querías probar un macho de verdad, no ? alguien que te coja duro y te trate como una puta, ¿verdad?

-Por favor, Fernando, no seas así, le suplicaba mientras no dejaba de chupar como loca aquella pija de ensueños.

-Pará, pará, Lorena que voy a acabar. Sos buena, eh ?? Sos una putita con una boca fantástica.

-Gracias…dijo Lorena

Durante otros cinco minutos lo unico que se escuchaba eran los gemidos de placer de Fernando y los Chup - Chup que salian de la boca de mi esposa atragantandose con esa poronga. La agarraba con las dos manos y mientras lo pajeaba rítmicamente se la chupaba, se la lamia y hasta se la escupió un par de veces; cosa que a mi nunca me hizo.

Cuando se le paso el frenesí inicial y mientras se la restregaba y se daba golpecitos con la pija en su cara le dijo: sos un hijo de puta Fernando; como puedo resistirme a esto ?? Pero ahora te vas a tener que hacer cargo de mis fantasías....

No te preocupes preciosa......vos también te vas a hacer cargo de las mías. Pienso garcharte hasta que me canse; y eso no va a ser tan fácil.....

Él la levanto del suelo con sus fuertes brazos y empezó a besarla apasionadamente. Se comían la boca y daba envidia de como se lamian caras y cuellos.

Fernando volvio a correrle la tanga y luego de acariciarle la concha, se llevo los dedos a su boca y le dijo: -Estás muy mojada, preciosa; tu tanguita esta bañada en tus fluidos.

-Oh, sí. y es todo culpa tuya…...-Porque no te bebes mis fluidos.....cómeme la concha por favor !! ya no soporto tanta calentura.

Fernando le sonrió y sentándola sobre el escritorio con las piernas bien abiertas empezó a chupar y a morder por encima de su bikini hasta que por fin las apartó.

-Delicioso. Tenes la conchita toda depilada. Sos una puta viciosa, lo sabía.

-Síiii, me depile para vos....sabia que tarde o temprano iba a terminar regalándome. Me siento muy puta a tu lado.

Mi esposa se pellizcaba los pezones y gemía de placer mientras Fernando se dedicaba a lamerle la concha con una delicadeza y dulzura inesperada. Con sus dedos jugueteaba introduciéndolos rítmicamente en la vagina de mi emputecida mujer. Una vez que los tuvo bien lubricados empezó a metérselos en la concha y en el culo simultáneamente.

Lorena no aguanto demasiado y al cabo de algunos minutos, exploto de placer. Era evidente que la lengua y los dedos expertos de aquel hombre, eran una combinación difícil de tolerar por mucho tiempo. Lorena grito y agarrando de los cabellos a Fernando lo enterró aún mas entre sus piernas.

-Qué hijo de puta que sos…-dijo exhausta:- Un hijo de puta con una lengua increíble.

Cogeme !! le ordeno ella y sentándolo en la silla, se sentó encima de el y se acomodó la punta de la pija en su necesitada vagina. Lentamente se fue sentando; lentamente fue tragando esa poronga gloriosa. Hasta el fondo por favor !!, pidió Lorena entre gemiditos de placer. Arggg, que hermoso; dame un minuto hasta que mi concha se acostumbre a tu tamaño. Me siento llena; es una sensación indescriptible. Te voy a violar, sabias ?? le dijo mi esposa a un sorprendido Fernando.

Yo tenia una posición privilegiada; mi esposa cabalgaba a Fernando dándome la espalda y podía ver como la ancha y larga pija del semental se metía hasta el fondo de mi desesperada mujer. Que hombre por Dios !!, gemía Lorena: - Hace 10 días que me tenes caliente.

Si ?? estabas esperando este momento, pregunto Fernando mientras le chupaba las tetas con fruición.

Esperando no es la palabra; deseando, fantaseando se acerca mas a la realidad. Mi esposo, los chicos, todas las mujeres que te quieren coger o te cogen; demasiados inconvenientes. Por lo tanto lo mío era una fantasía.

Y en que pensabas Bebé ?? pregunto Fernando.

Tantas cosas.......como la tendrías de grande, como seria chuparte la pija, cabalgarte como lo estoy haciendo ahora, el sabor de tu semen; tantas cosas....

Así que te vas a tomar mi lechita ?? Toda !! contesto Lorena mientras lamia el rostro de su amante. Voy a hacer todo lo que me pidas.

Lorena lo cabalgo durante un buen rato. Movía su culo en círculos mientras se agitaba sobre él. De vez en cuando se paraba y jugaba con su glande monstruoso en la puerta de su concha.

La cara de Fernando estaba desencajada de placer; ¡Oh, si, putita, por favor, seguí moviéndote así!

-Si, si gemía Lorena abrazada a su cuello ¡Adentro, bien adentro, hasta el fondo...quiero… esa… poronga… ahí, ahí, ahí, así, hijo de puta, mmmmm, así! -gemía mientras se acariciaba y abría sus nalgas como si aquel movimiento pudiera ayudarla a recibir mas carne en su interior.

Fernando la levanto y tal como había hecho conmigo dos días antes, le apoyo las manos sobre el escritorio y la inclino delante de el. La penetro de manera salvaje haciendo que Lorena gritara de dolor y placer. Le clavo la verga hasta que sus pesadas pelotas golpeaban las largas y torneadas piernas de Lorena. Empezó el meta y saque de aquel increíble instrumento, sacudiéndola con rudos movimientos. El escritorio se balanceaba de manera tal que temí que se rompiera. Mi esposa estaba completamente sacada. Nunca la había visto de esa manera. Girando su cabeza le dijo: Amor, me encanta lo que estas haciendo me haces sentir tan invadida, tan llena, no sé cómo explicarlo, tu pija llega a sitios donde ningún hombre había llegado, tan hondo, tan profundo.

-¡¡Que bien que me coges !! Me tenes como una perra en celo. Síiii. Así, por favor, dame fuerte, no me prives de tu pija; móntame bien.

-Fernando, todo transpirado, acelero sus embestidas hasta que dijo: - Preciosa, creo que voy a acabar.

-No, no, por favor aguanta un poco mas. Metemela en el culito; si voy a hacer cornudo a mi esposo; al menos lo quiero hacer completo. Quiero me des por el culo como a todas las putas que te debes coger.

Fernando se la saco de la concha y llendo a una heladería que había en la oficina saco dos botellitas de agua.

-Me hace falta un trago y serenarme un poco. Me tenes al borde de la eyaculación.

Lorena agarro la otra botella y dándole un par de sorbos la cerro y se puso la fría botella plástica entre las piernas. Me mataste !!; no sabes como me arde la concha.

El sonriendo le respondió: - Prepárate, por que el culo no va a quedarte mejor.....y tomando del cajón el tubito de gel, lo balanceo ante los picaros ojos de mi mujer.

Lorena volvió a apoyar sus manos contra el escritorio y puso el culo en alto con las piernas bien abiertas.

Que espectáculo !! dijo el, mientras se agachaba y ponía su cara entre las nalgas de mi mujer.

Luego de sobarle por un rato el orto a Lorena, Fernando se unto el dedo índice con gel y empezó a explorar el culo de mi esposa que temblaba de placer. Cuando tuvo a mi esposa retorciendose de placer, considero que ya estaba lista para sodomizarla y se dispuso a introducirle aquel desproporcionado miembro en el ano. Estuvo un buen rato intentándolo, poco a poco, con continuas dosis de gel haciendo que su esfínter lubricara y dilatara .Debió ser doloroso cuando al fin introdujo su glande, ya que Lorena pego un agudo quejido.

La saco ?? pregunto el. Ni se te ocurra; solo sé paciente y delicado.

Nena !! que tenes chiquito el ano; que pasa....tu marido nunca te lo rompe ??

No tan seguido y además no vas a comparar el tamaño.

- Que; la tiene chiquita el facherito de tu esposo ?? Bravuconeaba Fernando, mirando de soslayo hacia donde me encontraba.

- Podríamos decir que su pene no llena me culo como lo estas haciendo ahora; contesta eso tu pregunta ??

Toda esta conversación nos mantenía a todos excitados; a mi me provocaba seguir pajeandome a pesar del dolor de pija que tenia; a mi esposa la conversación la puso mas cachonda y a Fernando lo calentó de manera tal que viendo que Lorena había dejado de quejarse, aprovecho para enterrarle la verga hasta el fondo.

Luego del momento de adaptación, los dos empezaron a moverse lentamente hasta que el coito se transformo en duro y vicioso.

Fernando empezó a decirle obscenidades que encendían aun mas a mi mujer. - Te gusta puta como te garcho ?? Te gusta saber que te estoy revolviendo la mierda del culo ?? No te da lastima saber que mientras te comes mi pija estas haciendo cornudo a tu marido ??

La culpa es de el, gimió mi esposa; si tuviera al menos la mitad de tu pija y de tu destreza amatoria, no me habría entregado tan fácilmente. Además, peor pecado que la infidelidad, seria dejar pasar la oportunidad de ser cogida por un hombre como vos, no ? Y a vos hermoso, te gusta garcharme por el orto ??

Fernando estaba fuera de si y mientras seguía abriendo el castigado culito de mi esposa con su morcilla increíble, se tensó como preludio del orgasmo que se estaba gestando en el.

Lorena y Fernando acabaron juntos. El eyaculó en las profundidades del ano de mi mujer y ella se abrazo con el escritorio contraída por un brutal orgasmo.

A Lucia le temblaban las piernas y no pudo contener orinarse encima.

Fernando permaneció dentro de ella hasta que, fatigado por el esfuerzo, se sentó en la silla. Lucia seguía apoyada en el escritorio mientras un "rio" de semen se escurría del asombrosamente dilatado y destruido ano de mi mujer, formando un charquito de leche en el suelo.

Gracias Fernando; Me diste la mejor y mas gratificante experiencia sexual de mi vida. Me encanta sentir tu semen deslizándose por mis piernas. Fue maravilloso tenerte adentro y ahora se siente lindo descansar un poco y no ser violada por una pija de tus dimensiones. Lo que no se es como le voy a explicar a Javier el estado de mi culo y concha y los moretones y chupones que seguramente tendré en las tetas y cuello.

Nena; te aseguro que para mi también fue un placer cogerme a una mujer como vos. Y con respecto a tu marido; no creo que se de cuenta y si sospecha algo, no va a decirte nada. Sabe que una mujer como vos merece una verdadera pija y el no esta equipado con eso. Y tenes razón.....el culo te quedo a la miseria; dicho esto se levanto fue al baño y trajo un pote de crema que empezó dulcemente a colocar en el esfínter de Lucia.

Ahh, que bien que se siente Dr.; que recomienda en estos casos, de culo roto ?? dijo mi esposa mientras se incorporaba y daba vuelta. Fernando la agarro de la cintura y luego de hundir su lengua en la carnosa boca de mi esposa le dijo: - Hágase empalar por la concha- y flexionando sus piernas con su miembro nuevamente inflamado de sangre, apoyo la cabeza de la pija entre los labios vaginales de Lucia y se presto a poseerla nuevamente.....

....De alguna manera yo sabía que probablemente no sería la última vez que esto sucediera, pero eso ya es otra historia....


fuente:neias autor :Hawk300