Estaba saliendo del cole y estaba con la ropa de gimnasia, una chomba blanca y un pantalon celeste que me quedaba chico lo cual hacia que se me marque la cola. Caminando hacia mi casa veo un grupo de albañiles trabajando, y habia un chico que estaba re fuerte, y estaba en cuero y uff tenia unos abdominales... unos brazos, y si hay algo que me excita son los albañiles bien fornidos.
Cuando paso por al lado siento que me miran, y alcanzo a oir que uno me grita "mira la cola que tiene esa nena" y como soy muy culona es costumbre que en la calle me digan cosas asi.
Entro a mi casa y estaba algo excitada, luego de lo que me gritaron y de haber visto esos machos tan fuertes trabajando. Entro al baño abro la ducha y siento muchas ganas de tocarme toda, asi que me siento en el inodoro abro las piernas y comienzo a tocarme el clitoris, lo masajeo de forma muy excitada mientras que con la mano desocupada me tocaba los pechos y me imaginaba la pija gruesa que podrian tener esos hombres tan fuertes. Suspirando y gimiendo de placer tras masajearme la conchita finalmente llego al orgasmo, se me habian aflojado las piernas habia sentido un placer enorme tras acabar.
Salgo desnuda del baño y empiezo a buscar la ropa para cambiarme, me pongo una tanga blanca que se me mete adentro de la cola y una calza gris apretadisima para que se me marque bien el culo. Siempre me gusta salir provocativa, me encanta cuando los hombres me miran atras y se babean por mi colita.

salgo a la vereda y me quedo viendo como trabajan. De repente uno de ellos se me acerca y me pongo nerviosa sin saber que iba a hacer, pero el buen hombre solo me pedia agua, queria que le llene la botella de agua, y como soy muy solidaria les traje un bidon de agua potable y se lo di. El señor albañil que masomenos tenia unos 35 años muy agradecido me responde: "muchas gracias nena". Le pregunto que obra estaban haciendo y responde que estan arreglando el pavimento.
Estaba muy caliente y con la conchita mojada, necesitaba una buena pija parada y durita dentro de mi concha, asi que en un acto de inconciencia y calentura le digo que pase si queria mas agua y el hombre no se nego, lo hago pasar a mi casa ya que mis papas hasta la noche no llegaban y cuando entramos le digo que hacia mucho calor, el hombre tenia unos 34 años, y si hay algo que me hace excitar son hombres muchos mayores que yo. Estaba decidida a cojer con el, y que me meta con fuerza su tremenda pija.

Sin vueltas y ya siendo obvias mis intenciones el tipo me dice que linda que soy, y me empieza a tocar, me manosea el culo y agitado por la excitacion me dice "mi amor que colita tenes". Me baja la calza y la tanga y me apoya contra la pared, siento como su pija gruesa y caliente me la refriega por la cola y me la mete por el agujerito pero sin penetrar, frotandomela. Que pedazo de pija pensaba por dentro, me va a doler mucho si me la mete por el culo. En un juego previo el hombre me habre la cola y me la empieza a chupar, le daba mucho morbo eso al parecer, y a mi me encantaba sentir como su humeda lengua se metia por dentro del agujero de la cola, hacia que mi conchita se me humedeciera mas.

Ya con la pija toda dura me coje de parado sosteniendo mis pechos, me la daba con fuerza estaba muy caliente el albañil, no paraba de decirme "mi amor que pedazo de culo tenes". Sientiendo un orgasmo detras de otro dejo que el señor meta su pedazo enorme en mi cola, pero a penas le entraba la cabeza, asi que se pajeaba mientras tenia el glande dentro del culo.

Luego de media hora intensa de cojer le chupo la pija y uf parecia que le iba a dar un infarto, seguramente no podia creer que se este cojiendo a una pendeja colegiala, asi que con mucho pasion le chupo la verga, estaba muy rica y grandota, le daba muchos besos en la cabezita mientras lo pajeaba, hasta que finalmente le empieza a salir la lechita.. y uff le salia cantidad de leche que me daba sed y para tomarmela toda.

Pendeja colegiala y albañiles (relato + imagenes)
pendeja
colegiala