"Zorra", el 14° Film de César Jones


En esta ocacion les traigo una entrevista realizada por Melissa Orsi a César Jones y a Tony Panero sobre la nueva produccion de LPsexxx, "Zorra", que tuvo su avant premiere el pasado Jueves 14 de Abril del 2011 en el videobar Zoso de Caballito.
Ademas de info sobre la pelicula, trailer, imagenes, y mas.





link: http://www.youtube.com/watch?v=vVnRz6erI2c
Tapa y contratapa del DVD

"Zorra", el 14° Film de César Jones

Pelicula

Sinopsis:Se colocaron electrodos en la cabeza, mentón y párpados del sujeto experimental conectados a un rack de monitores. Se le indujo artificialmente a un estado hipnagógico prolongado a través de la administración de una serie de drogas en dosis controladas. Se propendió a la ensoñación erótica del sujeto mediante la emisión discontinua de estímulos externos audiovisuales, ausencia de cualquier tipo de contacto sexual con otros sujetos y restricción absoluta del acto masturbatorio.
He aquí los resultados de esta primera investigación exploratoria en fase inicial, a la que se ha dado el nombre de “Zorra” en virtud del patrón de aparición más recurrente en la psique del ...voluntario.

Guión, dirección & realización general: César Jones
Elenco: Agustina Peula (zorra 1); Cherry Rouge (zorra 2); Ángel Sánchez (hombre 1); Pacho Darry (hombre 2 - administrador - ciego); Tania Blue (zorra 3); Augusto Tellman (Augusto); Muralón (hombre 2); César Jones (tarjetero); Ana Touche (zorra 4); Tony-P (hombre 3)
Producción general: LPsexxx realizaciones
Producción ejecutiva: Luis Occes & LPsexxx realizaciones
Cámara & dirección de fotografía: Emanuelle
Sonido directo & asistencia general: Muralón
Dirección de arte: Agustina Peula - César Jones
Utilería, maquillaje & vestuario: Agustina Peula - César Jones
Apoyo técnico: Buttman Argentina
Foto fija & backstage: Agustina Peula
Distribución DVD: Buttman Argentina. Avda. Corrientes 2021 (C1045AAC). Capital Federal. Tel/Fax: (0054-011)4952-6680/1257.


zorraporno argentinojonestrailerfilmporno nacionalporno argentocesarlpsexxx"Zorra", el 14° Film de César JonesPeliculazorraporno argentinojones



Por ultimo y para cerrar les dejo una parte de la entrevista a César Jones por parte de Melissa Orsi sobre su ultima produccion.

Centrándonos en tu nueva película: ¿Cómo surgió “Zorra”?

“Zorra” brotó como una respuesta bastante obvia a mi película anterior “…. y el sábado, sexo”. Esto teniendo en cuenta que cada película transita por el estado de ánimo que me va habitando al momento de llevar a cabo el proyecto de que se trate. “… y el sábado…” es básicamente un relato de angustias, puertas cerradas, dificultades para comunicarse con el prójimo. El personaje central del film es una joven que no logra abrir ni una mínima hendija al cauce de su querer. Alguien que no consigue gustarse con la vida. Si bien no es una película autorreferencial, yo estaba atravesando un período emocional con bastantes similitudes al de la protagonista. El film mantiene un final abierto, no se sabe qué pasará con ella, aunque el pronóstico no parece muy alentador. Pero de alguna forma yo sí encontré esas hendijas por donde reinventarme. Y eso es justamente lo que intenté plasmar en “Zorra”. Zorra es ese salirse de la sexualidad como vehículo para narrar realidades angustiantes y adentrarme en la comarca erótica como una posibilidad única e incomparable de enlazarme con el placer en el sentido más hondo y pleno que pudiera pensar para mi vida. “Zorra” surgió como una salida de sol en mí. Es una película de ánimos ascendentes, claramente, una celebración de la sensualidad y de los goces y los misterios que el sexo nos puede proveer en tanto estemos dispuestos a receptarlos. Ese estado emocional que rezuma el film acompañó mi propio proceso vital y ayudó a empujar el lastre, a darle el empellón necesario para restañar heridas y ligarme a una percepción más saludable de la aventura de vivir. Hubo, sin duda, un freedback, un movimiento de retroalimentación clave entre mi cuadro de situación espiritual y la consecución de “Zorra”. Como en cada película, por otra parte.

¿Qué temática plantea “Zorra”?

Desde el punto de vista narrativo, ofrece una excusa a través de su sinopsis que supone que todo lo que vemos en pantalla es el resultado de las imágenes mentales que se le extrajeron a un sujeto voluntario en un experimento paracientífico, por el cual se ha colocado a esta persona en un estado sostenido de duermevela erótica, lográndose esto a través de la emisión de estímulos audiovisuales, restricción del acto masturbatorio y de cualquier contacto con otros sujetos y suministro de una serie de drogas en dosis controladas, para de este modo extraer, decodificar el material audiovisual proveniente de esa mente en ese estado alterado y calenturiento. Es como si estuviéramos accediendo de manera directa a las visiones provocadas por la mente manipulada de ese sujeto que desconocemos. Y justamente por eso la lógica del film no está determinada por la vigilia, ni es tampoco la del sueño, sino más bien la de un estado intermedio de preconciencia. Por eso la película está llena de realidades aparentes y de otros accidentes geográficos de la conciencia que no podemos reconocer ni en la vigilia ni en el sueño profundo. Así es que “Zorra” está direccionada hacia la celebración del deseo en una forma abarcadora y lo más profunda que me ha sido posible. En suma, la búsqueda y consumación del deseo es la piedra angular de la temática que plantea la película.

¿Cuál fue el tiempo de producción de la película?

Aproximadamente un año. Es el tiempo estándar de producción que generalmente me han venido llevando mis últimas realizaciones. Puede sonar a un tiempo de producción normal para películas que estén fuera del ámbito pornográfico, pero para el género es un lapso abrumador, excesivo y definitivamente largo; pero esto tiene que ver con mi manera de encarar y visualizar el triple x. Un año significa un esmero en el hacer, un trabajo arduo en todas las fases de la producción; esto hace que cada una de estas fases se extienda más de lo esperable según los dictados oficiales de la industria. A saber, una porno al uso se arma en un mes o dos. Igualmente vale aclarar que los tiempos de producción, prolongados o cortos, no guardan relación per se ni garantizan el grado de calidad de un film. O sea, claramente tiempos de producción amplios no son necesaria ni directamente proporcionales a la calidad del resultado final de una obra cinematográfica.

¿Cómo realizás los castings, la selección de actrices o actores?

La búsqueda de actores y actrices la realizo a través de la web LPsexxx. El número de visitas al sitio es atendible y constante. Conservo un tráfico que puedo considerar atrayente y por eso la web es mi emplazamiento principal a la hora de darle difusión a los castings. Se trata de una de las fases de la preproducción que resulta clave y vital; el hecho de encontrar a los actores y actrices que puedan representar logradamente a los personajes que dan vida a cada producción es obviamente primordial. Argentina no tiene un plantel de actores profesionales del género como sucede, por caso, en Estados Unidos; aquí la mayoría de las actrices o actores porno se dedican paralelamente a otras actividades, pues todavía no están dadas las condiciones para que puedan subsistir a través de la faena interpretativa. Por otro lado, el hecho de encarar los castings –en su fase inicial- a través de la web permite ampliar considerablemente el abanico de posibilidades a la hora de conformar un elenco.

¿Con qué presupuesto te manejás usualmente para llevar adelante tus films? ¿Ycuánto costó “Zorra”?

Actualmente en el porno argentino hay una serie de parámetros sobre los cuales trazar, digamos, estamentos presupuestarios dentro de las producciones triple X. En términos redondos, casi esquemáticos, existe un bajo presupuesto que oscila en los 5 mil pesos, uno medio de 10 mil pesos- que fue con el que hizo “Zorra”, poco más o menos- y uno alto que fluctúa entre los 15 mil o 20 mil pesos. En los tres casos las sumas son irrisorias comparadas con otros emprendimientos cinematográficos, irrisorias por lo bajas, obviamente. Uno va desarrollando entonces una gimnasia, un músculo que fortalece la imaginación y la precisión necesarias para llevar a cabo un proyecto fílmico bajo esos cielos financieros. Las condiciones a las que te habilita este tipo de presupuestos generan un sinfín de limitaciones que uno tiene que tomar el desafío de reconvertir en potencia. De esta forma, a la hora de volcarlas en pantalla, uno pretende que esas supuestas limitaciones hayan tornado vigorosas y que no devengan en una suma de pedidos de disculpa al espectador. Hay películas que lamentablemente dan esa impresión, como si todo el tiempo te estuvieran diciendo: ¡disculpame, pero lo hicimos con poca plata! Se trata de librar batalla y generar esa alquimia creativa poderosa con los recursos de que uno disponga.

Una buena parte del porno en su versión canonizada tiene un componente de cosificación hacia la mujer que molesta a audiencias sobre todo feministas. ¿Qué opinión te merece?

Se da muy por sentada la cosificación –y su mala connotación- pero no estoy seguro de que sea tal, depende mucho de las producciones, el porno no tiene una cara lisa y uniforme. En la faz más visible del porno opera la cosificación de los actores, de las actrices, de las travestis, de cualquier sujeto que aparezca en pantalla, pero no es un proceso que siempre y necesariamente se padezca, ni siempre y necesariamente denigrante, el tema es mucho más complejo y no se resuelve con terminologías ampulosas que esconden argumentaciones endebles y resentimientos alarmantes. Además, hay otro tipo de porno que se cuela haciendo su propia guerra de guerrillas y ahí la mirada sobre la humanidad de los intérpretes es otra, está muy lejos de la cosificación en su vertiente más ruin. A veces hay zonas difusas, donde la cosificación opera en superficies intermitentes. En este sentido, la resultante suele ser muy otra respecto de la mentada misoginia o misantropía general que puede atribuírsele a priori –y en algunos casos con razón- a gran parte de las producciones del género a nivel industrial. Yo tomaría de una manera, por así decir, más ligera a la cosificación en el porno, no me parece algo grave; a veces, incluso, redunda en escenas altamente placenteras. Hay mucho discurso parroquial dando vueltas, incluso desde los flancos supuestamente más progresistas…, el problema real es la explotación lisa y llana, la desatención de la profilaxis y todas aquellas prácticas que implican el descuido o la humillación de los intérpretes por fuera de la representación y como modus operandi de ciertos sectores que ostentan el grado más rancio en la cadena del género. Por otro lado, me parece, volviendo a la cosificación, que ésta a veces oscila aun dentro de una misma producción e incluso haciendo foco en una misma actriz o actor, y entonces la mirada –la del que filma y la del que recepta- va pivotando entre reificación, digamos, y humanización. De modo que la operación en esos casos es balanceada y abierta, ya que su dinámica remite a una totalidad humana y erótica que es inmanente a la persona/personaje sobre la que se parcializan, de modo intermitente, repito, zonas del cuerpo a través de los distintos encuadres que obran sobre la superficie de esas territorializaciones corpóreas. Desde ya que me siento del todo lejano a la misoginia y de toda esa especie de ánimo incansable de mansillar a las mujeres que tan bien conocemos entre cierta oferta del género. Lamentablemente hay algo patológico que enlaza a productores y consumidores en ese nodo. Pareciera que la única forma de obtener algún tipo de goce implica que la mujer sea ultrajada con mayor o menor entusiasmo. Yo allí ya no encuentro nada que rescatar.
Igual, la cosificación también es algo a lo que se puede jugar, así como una pareja puede optar por asumir roles transitorios para divertirse. Desde este aspecto creo que habría que bajar la guardia puritana y disfrutar un poco más.

¿Qué expectativas merece desde tu óptica tu decimocuarto film, “Zorra”?

Bueno, creo que al ser un film que se posa sobre un estado de ánimo tan vivificante y celebratorio intuyo puede expandirse y generar un alcance mucho mayor que mis pelis anteriores. Algunas de mis primeras producciones creaban –no adrede, claro- como un campo de fuerza que repelía a muchos posibles espectadores de cine triple X. Me refiero al tratamiento de temas angustiantes, sórdidos, extraños, no convencionales, de los que no reniego en absoluto. Y “Zorra” viene a ser un poco la gama más alejada de ese espectro, siempre dentro del tenor de mis realizaciones, obviamente. Creo que tendrá un alto grado de receptividad, y paulatinamente voy corroborando esta corazonada porque el trailer, siendo público, está motivando una gran cantidad de devoluciones halagadoras y entusiastas que no hacen más que colmarme de estímulos de cara al futuro.

7 comentarios - "Zorra", el 14° Film de César Jones

kbron100
Se ve muy interesante, te encargo mucho la pelicula completa por favor. Gracias!!
Fedeheavy
Icaro_90 dijo:Muy zarpada la rubia. Esta en Sensualbaires.com

http://www.sensualbaires.com/perl/site2/individual.pl?client=gi3636&lg=es&pg_back=f

se yo me la cogi y loco como chupa la pija lo malo es que no entregaba el orto
xxxfaaxxx
Nadie tiene la pelicula ?
spsebas
quiero hacer una peli,,con una rubia y una morocha,,,,,,,,,,,,,,,cuando me digas cesar,,voy
titodunga
Por favor como se llama la rubia, mas datos de ella.
vergudo
Agustina Peula
gyozabro
Escribir un comentario...
cmartog
gente esa chica agustina trabajaba en un privado de vicente lopez, q cerro hace como dos años, nunca mas la pude ubicar, alguien sabe algo?