Coges los prismáticos y empiezas a mirar por las ventanas a ver si encuentras algo interesante, cuando de repente ves a la vecina de enfrente echando un polvo con su marido, no te puedes resistir y te haces una buena paja...!




Un saludo