Esta jovencita cachonda se ha confiado mucho invitando a su hermano a pasar el fin de semana con ella y su novio. En un apretón matutino se han liado a follar en el jardín de casa pensando que el hermano estaría durmiendo, pero se equivocaron. El chaval siempre va con la cámara de vídeo en mano porque es un voyeur pajillero y siempre está al acecho de una buena pillada. Desde luego la zorrita estaba a tope de salida porque se ha sentado encima de la polla de su novio y la ha destrozado, ya se ha encargado de que ahí no se quede nadie sin correrse, incluido su hermano...jejeje.