Al principio pensaba su madre actuaba y que para hacerse sentir bien gemia excitada cada vez que lo hacían, con el tiempo fue aceptado que verdaderamente le gusto y esta historia de amor y sexo es cierta.