el umbral del incesto con mi madre 8

 Después de ello mi madre me dijo que me vistiera, al rato llego mi tía con mi prima y acomodaron lo que habían comprado, le dije a mamá que iba a ir a dormir, me sentía agotado.
-MI MADRE: Dale hijo.
-MI TIA: ¿Por qué dormir en un día tan hermoso?
-MI MADRE: tal vez porque hizo ejercicio antes de venir acá, no acostumbra a ejercitarse tanto.
-MI TIA: ¡oh entiendo!, ¿y cómo te vas sintiendo con el nuevo cambio de ambiente?
-MI MADRE: excelente, ¿y tu?
Antes de mi madre contestarle mi prima llamo a mi tía, mientras mi tía se iba, llego Mario al entrar se encontró con mi mamá, iba bajando a buscar mi celular a la piscina. 
-MARIO: hola bella mujer, tiempo sin verte.
-MI MADRE: hola Mario...
-MARIO: ¿por qué eres tan esquiva conmigo?
-MI MADRE: no me agradan los tipos como tu.
-MARIO: deberia agradarte, te podría complacer muy bien ahora que tu marido está ausente.
-MI MADRE: no gracias, no necesito de tipos como tu, no puedes complacer a tu esposa, mucho menos a mi.
-MARIO: tu hermana es una frustrada sexual, me repugna, déjame intentarlo contigo.
Mientras Mario le decía esto a mi mamá, mi tía se encontraba cerca escuchando aquellos malos comentarios que su esposo decía sobre ella.
-MI MADRE: no gracias, yo si me respeto y no quiero estar con bazofias como tu.
Mario no dijo más palabras y se retiro, solo se escucho el ruido de su camioneta qué salió de manera vehemente, mi tía salió de donde estaba y se acercó a mi madre y entré ojos llorosos le dijo:
-MI TIA: jamás pensé que el pudiera decir tal cosa de mi.
-MI MADRE: no te preocupes no es digno de que derrames lagrimas por él.
-MI TÍA: ay mujer, sinceramente todo esto me tiene aburrida, el tema de mi relación con Mario, mi falta de intimidad, mi hija.
-MI MADRE: No pierdas la cordura, pues la casa en la que vives es tuya y tienes un trabajo estable, tienes lo suficiente para sobrevivir, respecto a la intimidad, todo tiene solución y yo te ayudare.
-MI TIA: gracias hermana, de la costumbre me nubla los pensarés, ¿cómo me ayudaras a solucionar mi intimidad?
-MI MADRE: te acuerdas que te había dicho que te dejaría realizar tomas de paisajes y eventos con mi hijo.
-MI TÍA: si lo recuerdo.
-MI MADRE: prométeme que serás una mujer de mente abierta y me seguirás la corriente en lo que te voy a contar y proponer.
-MI TIA: no lo se, tal vez no pueda.
-MI MADRE: yo solía pensar igual, pero, hay que romper aquellos dogmas que nos esclavizan, solo déjate llevar, fortaleceras lazos familiares y liberarás tu intimidad.
-MI TIA: tienes razón, toda mi vida he vivido acoplándome a lo que me enseñaron qué era correcto, apoyaré lo que me digas...
-MI MADRE: muy bien te voy a contar todo.


Mi madre le contó a mi tía sobre la enfermedad mental de mi papá y lo que hacía conmigo, al principio mi tía se mostraba cerrada de mente, pero, mi madre supo ablandarla, mi tía fue mostrando buena cara al asunto.
-MI MADRE: puedes realizar una toma mañana, inicias tu sola con mi hijo y ya si te animas lo hacemos juntos.
-MI TÍA: y si me nubló o me lleno de nervios.
-MI MADRE: piensa en ti, suelta todo ello que te reprime, hablare con mi hijo, el te mostrará confianza, solo fortalecerán la relación entre tía y sobrino.
-MI TIA: ¡Ah!, esta bien lo haré, mañana me ayudaras con mi hija, no quiero que me vea y tu tampoco.
-MI MADRE: claro, mañana me la llevaré para el centro comercial.


Después de ello el día transcurrió de manera natural, ya en la noche me tope con mi tía y la salude formalmente. 
-YO: hola tía buenas noches.
-MI TIA: hola sobrino, espero te encuentres muy bien.
Notaba a mi tía un poco nerviosa, a pesar que mi madre no había hablado conmigo, decidí dar el siguiente paso.
-YO: dale tía no te quito más tiempo, después de todo, mañana va a ser un día duro y de mucha adrenalina tía.


Mi tía se sonrojo completamente y mientras tanto me metí a la habitación donde dormía con mamá, mi madre estaba en su dormitorio y recién terminaba de hablar por teléfono. 
-MI MADRE: acabe de hablar con tu padre, le gustaron las tomas y los videos que le enviamos, me dijo que no le gustaba que estuviera cerca de Mario, en unos días volveremos a casa.
-YO: claro mamá, ¿no dijo más de las tomas?
-MI MADRE: quieres que hagamos otras tomas, pero que esta vez, tengamos sexo en realidad, no hagamos nada lento, después hablaremos de ello, respecto a lo de tu tía, te tengo buenas noticias.
-YO: en serio, cuéntame...
-MI MADRE: pues hubo un problema con Mario y luego de una charla con ella, acepto realizar las tomas contigo.
-YO: perfecto...
-MI MADRE: pero, con una condición.
-YO: ¿Cuál?
-MI MADRE: debes mostrarle confianza y no juzgarle nada de su cuerpo, ella está muy insegura de si misma, debes mostrarle apoyo.
-YO: claro madre, lo haré con el mayor de los gustos.
-MI MADRE: claro, espero te portes bien, me llevare a tu prima, todo depende de ti...


al otro día mi madre bajo y le confirmo a mi tia, mientras mi tia le indico a mi prima que acompañara a mi madre al centro comercial, pues tenia un par de asuntos pendientes, todo se iba realizando conforme lo habían planeado, al rato mi madre se marcho con mi prima, todo estaba listo para iniciar todo, no perdí tiempo y me dirigí a la habitación de mi tia, dejando sonar la puerta de la mia.


-YO: hola tia, ¿estas lista?
-MI TIA: si pasa...
al entrar me lleve una gran sorpresa, mi tia se encontraba vestida de manera excitante y no parecía se aquella mojigata que denotaba ser ante la gente.
-YO: !uy tia¡, te ves super hermosa.
-MI TIA: en verdad gracias, hace mucho que no me lo decían, ¿y cómo iniciamos las tomas?
-YO: listo ya te indico...
traje la cámara y le hice posar frente al espejo y sacarse los senos, al principio se le notaba nerviosa, pero, suspiro y se quito el sostén y dejo salir sus senos, mirando de manera sensual al espejo, con un toque de tristeza y frustración, pero, todo esto cambiaria pronto.


el umbral del incesto con mi madre 8
traje un sillón donde ella se sentó y comenzó a tocarse sus partes intimas, mientras tanto el ambiente se iba calentando cada vez más y mi pene comenzaba a gotear, continuamos con el show que parecía estriptis, mi tia se fue soltando y en un arrebato rompió su media velada, dejándome ver aquella fruta prohibida que Mario tenia descuidada. 
imagenes
relato
-YO: que hermosos atributos tienes tia.
-MI TIA: gracias sobrino, espero y te guste.
mi tia comenzó a tocarse y mover sus manos en forma circular y conforme la situación pasaba mi tia se empezaba a mojar, al sentir sus manos mojadas, introdujo sus dedos, y comenzó a masturbarse en frente mío.


incesto


madre e hijo



-MI TIA: ¡oh si sobrino!, ¿te gusta mi amor?

-YO: si me encanta.
mi tia continuo con la masturbación, yo había traído conmigo un dilo, quería que mi tia se sintiera segura y que nuestra toma fuera inolvidable, se lo pase y mi tia comenzó a introducirlo lentamente mientras gemía y me miraba fijamente, con mirada de aprobación, continuo con el mete y saque, hasta que lo saco y me dijo:
-MI TIA: mira amor, ya esta suficiente mojada la piscina para que te sumerjas.
amor filial
el umbral del incesto con mi madre 8
imagenes
comencé a besar en la boca a mi tia, mientras ella me abrazaba sentí mi barriga pegajosa, los fluidos de mi tia bajaban por mi abdomen, el nivel de éxtasis era alto, la agarre y la monte encima mío, ella solo suspiro y comenzó a besar, levanto sus nalgas y dirigí mi pene a la entrada de su vagina, pues ya habíamos jugueteado arto, llegaba el momento de la verdad, lo acomode y fui dejándolo entrar lentamente, mientras mi tia soltaba un leve suspiro.
relato
incesto
madre e hijo
tome las nalgas de mi tia y las fui empujando hacia abajo, mientras sentía como el interior de mi tia me quemaba, pues estaba super caliente, su cálido coño, remojaba el cuerpo de mi pene y al entrar todo, la punta de mi pene golpeo contra algo blando dentro de mi tia, mientras que su coño apretaba.




amor filial







el umbral del incesto con mi madre 8


imagenes

-MI TIA: ¡ah si!, así amor, hazme tuya, que eso es solo tuyo.
mi tia comenzó a cabalgar, dejando sonar el choque de mi pelvis con sus nalgas, mientras ella gemía sin contenerse, su vagina comenzó a hacer sonidos, pues sus fluidos vaginales se estaban mezclando con mis líquidos pre seminales, su ricas paredes vaginales, se prensaban en mi miembro, haciendo que ambas partes se deseen, mientras mi tia cabalgaba comencé a besarle los senos y después ella en medio del sexo, me dio un beso de lengua.
relato
incesto
madre e hijo
-MI TIA: ¡ah ah, así mi amor!, me encanta.
en medio de todo y el besos me dijo algo que me dejaría anonadado.
-MI TIA: si más duro, te amo sobrino, te amo mucho...
sentí que me iba a venir, pues mi tia se movía muy delicioso, por lo que decidí cambiar de posición, al sacar el pene de la vagina de mi tía, sonó como un bebe sacándose el chupo de la boca, mi tía se acomodo en posición de perrito en el sillón, mientras yo visualizaba aquel coño qué me estaba sofocando, no quería dejarlo jamás, se me venían ideas locas a la mente, una de ellas era tomar a mi tía como mi novia. Comencé a acercarme a mi tía, pues ya quería estar otra vez dentro de ella, pero, tampoco quería terminar muy rápido, por lo que me acerque y comencé a sobar por la entrada al éxtasis. 
amor filial
Después de un momento lo deje entrar lentamente mientras escuchaba mi tía soltar leves temidos y su vagina apretaba mejor que antes, esta posición me fascina, porque además que entra más, la vagina tiende a apretar mejor, comencé a moverme, escuchaba como sonaba el chocar con las nalgas de mi tía mientras gemía, sus fluidos seguían saliendo y empezaba a sonar el sexo, todo esto junto con el sudor de nuestros cuerpos, nos excitaba más y más. 
el umbral del incesto con mi madre 8
imagenes
relato


incesto
madre e hijo


Continúe penetrando de manera constante a mi tía, pero, como era de esperarse ya sentía que iba a llegar al plus, en un arrebato de excitación, tomé a mi tía por los pies y la levante, dejándola encima mío y mientras la penetraba decía. 
-MI TIA: ¡OH OH!, esta posición es muy pervertida, me da un poco de vergüenza posar así a la cámara. 
-YO: relájate tía, disfrutas el momento, tu en general eres un paraíso. 
amor filial
el umbral del incesto con mi madre 8


Continuamos cogiendo en esa posición, a la final me canse y comenzamos a copular de ladito. 
imagenes
relato




-MI TIA: ¡AH SI!, ¡CÓGEME, ESTO ES TODO TUYO MI AMOR!. 
Mientras la penetraba sentí un breve corrientazo por todo mi cuerpo y mientras aquel espasmo llegaba, yo seguía penetrando a mi tía y dejando salir aquella lluvia lechosa dentro de ella, sin medir las consecuencias que podría traer, decidí parar, lo saque lentamente mientras mi tía gemía lentamente. 
incesto
madre e hijo
amor filial
el umbral del incesto con mi madre 8Al sacarlo pude notar como iba brotando dentro de la vagina de aquella mujer hermosa, el fluido que marcaba aquella fruta prohibida que había sido descuidada por el hombre que intentaba poner sus manos sobre mi madre. 
imagenes


relato
incesto




Mientras observa esto y mi tía me miraba, escuchamos que la puerta de la entrada se abrió, en ese momento pensé que era mamá, gran sorpresa nos llevamos al escuchar que el que había llegado era Mario, nos levantamos rápidamente, mientras yo me escondí, Mario entró a la habitación de mi tía, mientras ella se encontraba envuelta en una toalla. 
-MARIO: ¿por qué no respondes mis llamadas? 
-MI TIA: estaba ocupada. 
-MARIO: bendito rollo el tuyo, me iré a beber con unos amigos, no me esperes. 
-MI TIA: ¿debería de importarme eso? 
-MARIO: ¡Ah, no!, me largo de aquí y enjuagate bien, el jabón intimo que usas, se está resbalando por tus pies. 
Mario salió y mi tía espero que se fuera y me dejo salir, nos echamos a reír en la cama, pues el jabón que resbalaba por las piernas de mi tía, era aquel jabón artesanal que le había dejado dentro a ella, mi tía me dio un gran beso. 
-MI TIA: estuvo delicioso, debo ducharme, tu madre ya debe venir y no quiero que nos vea así.
-YO: claro tía y a propósito, ¿tu planificas? 
-MI TÍA: no, ¿por qué? 
-YO: por nada, solo que tal vez no sea la última vez que me venga dentro.
-MI TIA: jejeje, soy toda tuya mi rey. 
Me retire con una gran felicidad, pues mi tía que en años pasados no quería, pues su amargura amargaba mi vida, ahora estaba fortaleciendo lazos conmigo, mientras bajaba a buscar comida, mi madre ya había llegado con el almuerzo y se disponía a repartir la comida. 
-MI MADRE: estas colorado, ¿estabas haciendo ejercicio? 
-YO: si, estaba realizando cardio. 
No podía tocar mayor conversación porque mi prima estaba escuchando lo que hablábamos, por ende, no correríamos el resto, ya en horas del almuerzo mi tía bajo y se le notaba renovada, tenía una risa coqueta y sus cachetes se veían sonrojados. 
-MI MADRE: ¡wow!, te ves renovada mujer. 
-MI TIA: si, hacer cardio me sienta muy bien. 
-MI MADRE: entiendo, espero te allá gustado. 
-MI TIA: me encantó. 
Comimos y me dispuse a lavar la loza con mi prima, mientras me comentaba sobre su universidad y temas que no entendía, al terminar me acerque a donde hablaban las señoras y pude escuchar a mi madre dialogando sobre el tema de las tomas, mi madre le intentaba convencer a mi tía, de realizar unas tomas juntos, mi tía se notaba aún nerviosa, pero, por aquella situación anterior, logró ablandarse y aceptar realizar las tomas.
Despues de aquella conversación, me quedé sorprendido y ver que la espera había bastado, pues todo lo que había logrado, había sido de manera progresiva y me iban yendo bien las cosas; ya en la noche mi madre mientras nos cambiábamos de ropa para dormir me inicio conversación 
-MI MADRE: ¿Cómo estuvo tu día? 
-YO: excelente, no podría estar mejor. 
-MI MADRE: hoy hable con tu tía y quedó satisfecha con las tomas contigo, veo que te has vuelto todo un hombrecito.
-YO: gracias madre, todo ha pasado repentinamente. 
-MI MADRE: a propósito, hable con ella y acepto que hiciéramos un par de tomas juntos, aprovecharemos antes de irnos, pues, ya en unos días volveremos a casa. 
-YO: estas segura de hacerlas, digo, pues te daba vergüenza al principio. 
-MI MADRE: eres un gran chico y te has ganado mi confianza. 
-YO: gracias mamá, jamás haré algo que no quieras. 
-MI MADRE: lo se hijo, ahora lamento interrumpir, pero, hoy hable con tu padre y quiere que le enviemos otro par de tomas.
estaba cansando por el trajín con mi tia, era una mujer de grandes dotes y su sensualidad era simplemente única, tampoco quería que mi madre pensara que la estaba menospreciando.
-YO: claro mamá traeré la cámara...
me dirigí por la cámara y mientras caminaba por la cámara, baje a la cocina a tomar un vaso con agua, mientras me hidrataba pude notar que la camioneta de Mario se encontraba fuera de la casa, pero, no veía a Mario por ningún lado, ya alejándome del tema me daba vueltas por la cabeza un sueño que había tenido, en el sueño veía unos huevos y después veía una mujer embarazada, esto me tenia pensativo, porque no me había cuidado con mi tia y menos con mamá, pero, después de todo, solo era imaginación mía.
al llegar a la habitación mi madre se encontraba esperándome, le comente de la camioneta de Mario y no le dio gran relevancia, pero, si me causaba curiosidad.
mi madre se recostó en la cama y levanto sus piernas dejándome ver sus bragas rosadas, me acerque y comencé a acariciar su coño, seguimos jadeando por un rato, le eche la braga lentamente a un lado y me acerque a su coño, comencé a lamerlo y incremente el ritmo progresivamente, mi madre comenzó a soltar leves suspiros y su vagina a humedecerse.



madre e hijo
amor filial
 me levante rápidamente, me dispuse a bajar los cierres de mi pantalón, mientras mi madre esperaba, no me quitaba la mirada de encima, me acerque lentamente y dirigí la punta de mi pene a la entrada de su vagina magistral, comencé a sobar mi pene por encima de su vagina, generándole excitación a mi madre, pues en ocasiones anteriores pude notar que le excitaba el rozamiento de nuestros genitales.


el umbral del incesto con mi madre 8
después de un rato rozando y calentando el ambiente me dispuse a penetrar a mi madre, ella me indico que lo hiciera despacio y sacáramos la toma bien, empecé a introducirlo lentamente mientras mi madre echaba su cabeza hacia atrás y sentía como su vagina de ambiente caliente, me iba a apretando, lo deje entrar al fondo y mi madre soltó un gemido que fue como una sinfonía para mis oídos.

imagenes
-YO: madre me moveré un poco para poder enviarle la toma a mi padre en cámara lenta.
-MI MADRE: esta bien, hazlo lento, se gentil.


comence a moverme lentamente, mi madre de a poco iba solto pequeños gemidos, por lo que aumente progresivamente la velocidad de penetraciones y comence a moverme más.
-MI MADRE: ¡ah ah ah si si!
seguía moviéndome y apoye mi mano sobre la pierna de mi madre mientras me miraba fijamente  a los ojos, con cara de placer y un sentimiento de excitación invadia mi cuerpo.
-MI MADRE:¡ah ah, así mi rey!, eres mi preferido mi amor.
relato
incesto
mientras seguía penetrando a mi madre, sentí que me iba a venir, estaba lo suficientemente cansado, me decidí por retirar mi pene y desnudarme completamente, mi madre al ver que me estaba desnudando, también se desnudo y esto me ayudo a recuperar energías.
-MI MADRE: acuéstate, me toca a mi, tu padre le gustan las tomas encima tuyo.
me recoste en la cama y mi madre se acomodo encima mio, mientra podía ver aquellos senos que me amamantaron de pequeño, mi madre tomo mi pene y lo acerco a la entrada de su vagina, fue bajando lentamente, el interior era aguado, caliente y apretaba, su fondo blando, palpitaba queriendo ser empujado y mi pene retomaba de nuevo la cordura.

madre e hijo
amor filial
el umbral del incesto con mi madre 8
 

-MI MADRE: ¡ah que rico se siente!, voy a subir y bajar para hacer la toma.
mi madre comenzó a subir bajar progresivamente, mientras me miraba a los ojos gemía y me echaba elogios, comencé a besar sus senos y chuparlo, ella subía y bajaba mientras su vagina comenzaba a sonar por la mezcla de nuestros fluidos, nuestros cuerpos sudaban y mi pene empujaba aquel fondo blando que mi madre me dejaba tocar cada vez que bajaba.
imagenes
relato
incesto
madre e hijo
mi madre dejo de moverse y se levanto lentamente, mientras me llamo a que me acomodara de manera contraria, al acomodarme, se recogió el cabello y se acerco mi pene, lo tomo y se lo introdujo en su boca, comenzó a chuparlo de arriba a abajo, esto no estaba dentro de la toma.
amor filial
el umbral del incesto con mi madre 8


pero, mi madre disfrutaba hacerlo, siguió lamiéndolo por los bordes y se lo metió hasta el fondo de boca, lo sostuvo un buen tiempo, mientras tanto sentía como mi madre remojaba mi pene, su saliva bajaba por mi pene, al fin lo soltó y al sacarlo, sonó un chasquido.
imagenes
relato
me miro a los ojos y me sonrió, se levanto y dio la vuelta, dejándome ver su hermoso coño, se acerco y dirigió mi pene a la entrada de su vagina, lo fue dejando entrar lentamente, mientras soltaba breves suspiros, al llegar al final soltó un leve gemido.
incesto
madre e hijo
amor filial
el umbral del incesto con mi madre 8
comenzó a subir y a bajar lentamente, mientras lograba ver, el interior de mi madre, ella gemía y me llegaba a la mente que tal vez Mario podía escucharnos, mientras subía y bajaba su vagina comenzó a soltar gases, pues la mezcla de nuestros fluidos generaban aquellos sonidos.
imagenes
relato
mientras mi madre subía y bajaba, oímos un ruido y nos levantamos de rapidez, al mirar nos dimos cuenta que se había caído un cepillo dental en el baño, regresamos a la cama, mi madre se acostó en el borde y levanto sus piernas, de inmediato dirigí mi pene, pero, comencé a meterlo y sacarlos, esto generaba más excitación en mi.
incesto
madre e hijo
me decidí y lo deje entrar lentamente, el interior de mi madre seguí húmedo y caliente, por lo que comencé a moverme, pero, mi fortuna duraría poco, pues al rato de haber comenzado a moverme, sentí que mi pene soltó un corrientazo y mientras lo metía y sacaba, comencé a expulsar una gran cantidad de mares lechosos dentro de mi madre, me detuve y mire a mi madre.
-MI MADRE: ¡ah esta calientito!, hoy no traje cuchara.
seguí bombeando semen dentro de mi madre, lo fui sacando lentamente mientras la leche fluía dentro de mi madre y desbordaba aquella tierna vagina.
amor filial
el umbral del incesto con mi madre 8
imagenes
relato
incesto
-MI MADRE: por dios, es arto, nos excedimos esta vez.
-YO: si madre, al final sacamos buenas tomas.


mientras la vagina de mi mamá seguía expulsando semen, se escucho un fuerte ruido abajo, por lo que nos levantamos rápidamente, me puse solo una pantaloneta y baje, al llegar a la sala, Mario se encontraba empujando a mi tia y insultándola, por lo que intercedí.
-YO: ¡oye imbécil!, ya cálmate.
-MARIO: no te metas en esto, vete a la mierda.
por lo visto Mario no quería dialogar, se le abalanzo a mi tía y me puse entre ellos dos, Mario soltó un golpe, el cual dio justo en mi mejilla, me deje cegar por la ira y le devolví el golpe, nos dimos puñetazos a la par, hasta que mi madre me halo, Mario se levanto, esputo sangre y mientras me insultaba se retiro, mi tia, prima y madre, me llevaron a la habitación, me hicieron curación, al momento tocaron la puerta, era la policía los vecinos habrían llamado la policía, mi madre y tia bajaron a atender, y yo después de un largo día, me retire a dormir, mientras un solo pensar redondeaba mi cabeza.
¿habre dejado embarazada a mi mamá?

MUCHACHOS MUCHAS GRACIAS POR SEGUIR LEYENDOME Y POR EL APOYO RECIBIDO, DE ANTEMANO PIDO DISCULPAS, NO HE PODIDO SUBIR RELATOS CONSTANTEMENTE POR PERCANCES PERSONALES, PERO, ME PONDRE AL DÍA CON LOS RELATOS, ESPERO ME SIGAN EN MI INSTAGRAM Y GRACIAS POR TODO.



instagram: https://www.instagram.com/_ghost_1079?igsh=eTNjaW40b3A2MWF0

3 comentarios - el umbral del incesto con mi madre 8

Nachobeto69
Con tanto semen yo creo si la dejaras embarazada
pajeromaan
Que buena historia morbosa... Atento esperando la siguiente parteee.. nuevo seg