relato real: En la pileta

Esto pasó hace mucho tiempo. Estaba en mi casa y mi papá había armado la pileta de lona y venían amigos míos y de mi hermano menor. Una noche llega mi hermano con un amigo. Yo les llebava 5 o 6 años. 


Estaban en la pileta y yo estaba en mi pieza mirando una porno, recontra al palo. Salí en short y me dicen que me meta. Me metí. No podía disimular la carpa que tenía, por eso estaba siempre sentado.

Mi hermano se aburre y se va adentro y yo me quedé con Jesus, así se llamaba.

El nadaba y yo quieto tocandome. El nadaba y cuando se impulsaba, medio que se le bajaba el pantalón y me dejaba ver su rayita un poquito hasta que se la subía. 

Traté de iniciar el juego cuando mi hermano agarró su bicicleta y se fue a no se donde. Él se quiso ir, Jesus, pero le dije que se quede, que me aburría solo.

Accedió y comencé a nadar al lado de él. Medio que lo rozaba con mi pecho en sus piernas. Me movía para que me roce con su pelvis alguna parte del cuerpo. Intentaba excitarlo. Sabía que era virgen y por lo tanto calentón.

En un momento me paro de espaldas a él, en el otro extremo de la pileta e invento que iba a agarrar algo que estaba afuera. Me estiro de tal forma que el short se me baja por la mitad. Sigo estirandome y quiebro la cadera dejandole el culo de frente. Cuando agarro algo, no recuerdo qué, sin girar comienzo a retroceder a espaldas de él, con los pantalones por casi la rodilla. Mi cola era y es blanca, sin pelos. Sin esos granos horribles que desarmonizan y grande, digamos pomposa. Me había probado tangas para ese entonces y sabía que tenía un culo bastante femenino.

Entonces seguí retrocediendo, apoyé mi pecho en el agua quedando en cuatro y con las manos me empujé violentamente hacia atrás.

Ese impuso consiguió ponerle pimienta a esa tarde noche de pileta porque su cara se enterro entre mis nalgas. Aproveché esa fracción de segundo para rozar su pene y si... estaba duro.

Me alejé, me reí, el se rió y dijo algo como para afirmar su masculinidad.  Pero yo sabía que estaba caliente.

Me senté al lado de él y lo empujé al agua al mismo tiempo que le agarraba el elástico del short y vi, imagen que todavía guardo, cómo se asomaba una pija finita, sin pelos y dura. 

Le dije "ey, estas re al palo como yo, vamos a pajearnos" Al mismo tiempo en que sacaba mi pija, como ya he dicho en otras oportunidades, gorda y larga. Se quedó mirandola con verguenza pero comenzó a pajearse.

Me deslicé lentamente hacia él y literalmente me senté sobre su pija. El no sabía bien que hacer pero por instinto me agarró de la cintura. Creo que por lo finita que era llegó a entrar un poco.  Me alejé unos centimetros, me di vuelta y lo agarré de lleno. Lo empecé a pajear y sin respeto alguno le agarre su mano y me la metí en la pija. Me paré y se la metí en la boca. Se quejó un poco de manual pero me di cuenta como abrió un poco mas su boca y dejó ver su lengua intentando lamerme. Me lo quería coger.

Después de que me la chupara de una forma caverícola, al rededor de 10 minutos lo levanté de la pileta, todo mojado lo hice entrar en mi pieza. Puse la porno y apagué la luz.

Lo agarré violentamente porque era dócil y maleable. No me costó, de un envión, darlo vuelta y ponerlo en cuatro. Le metí la cabeza y el se quejó pero hizo fuerzas para que se la meta mas.

Empezó a entrar y el empezó a pajearse a tal punto que acabó pero seguía caliente evidentemente porque la leche que largó se le deparramaba por la mano pero no dejaba de pajearse. 

Antes de acabar se la saqué y lo di vuelta para tirarle toda la leche en sus rulos, la cara y con lo ultimo que quedaba le levanté la pija y se la tiré en los huevos. 

Me dio un poco de cosa pero empecé a chuparle la pija que tenía mi leche, me tragué por primera vez mi leche al mismo tiempo de que el me agarraba la cabeza con fuerza y me hacía tragarme su segundo chorro, más débil pero abundante.

Despuès volvimos a la pileta. Nadamos un poco y se fue a su casa.

Me lo cogí un par de veces más. En una de esas veces en su casa. me hizo ir porque me dijo que tenía algo que quería mostrarme. Cuando llegué estaba solo. Pasé a su pieza que estaba en el segundo piso. Me hizo esperar afuera y salió con una pollera del colegio de su hermana mayor. Unas medias hasta la rodilla y arriba una camisa medio abierta.

Así como estaba lo di vuelta aquella vez y le rompi el culo. Sin más. Creo que ni le puse saliba. Le di con bronca mientras el gritaba y se agarraba de las cortinas. Esa vez le hice comerce toda la leche y lo traté de mujer sumisa, ni con las mujeres fui así nunca. Pero aquella vez se me había presentado como nena voluntariamente y me salio el morbo. Después de acabar le dije que me trajera algo de comer pero que se ponga la ropa de nuevo. Lo hizo. Le dije que bajemos al living. Me vestí nuevamente solo para obligarlo a arrodillarse mientras yo miraba la tele, que me saque la pija del pantalon y que me haga un pete. Que se trague todo, que me lo muestre. Le decia que me diga que era muy puta, lo decía. Que era MI puta. Lo decía.  Le dije que yo sin moverme del sillo y mi posición, se suba la pollera y me ponga su culo en la cara así se lo chupaba, lo hizo. Le metí un dedo, le metí cinco. Le pegue tanto en la cola morocha que creo que le dejé moretones. El, o ella en ese entonces, ponía cara de dolor y al mismo tiempo se mordia los labios. Le encantaba. 

Otro día Me mandó un mensaje para decirme si quería hacer algo y le dije que quería que venga a mi casa, que estaba solo porque quería que sea mi puta. Vino corriendo. Se trajo más ropa, pintura. Se puso a barrer mi pieza, a acomodarme las cosas. Como una sirvienta. Y yo me pajeaba mientras lo miraba buscar algo en el estante mas alto y dejaba ver sus nalguitas entangadas. Me pajee tanto que en un momento le dije que deje lo que estaba haciendo y que abra la boca. Se comio mi leche que vino de una paja. 

Otra vez acabé 3 o 4 veces y todas en un vaso. Le dio un poco de arcada pero le hice tomarselo todo. 

Algunas veces le chupaba la pija. Me tragaba su leche. Porque estaba muy caliente con el pendejo. Pero el 99 porciento termino pidiendome por favor que lo maltrate. 

Pese a todo, hace un tiempo me lo crucé y estaba de novio con una chica. Medio que se puso colorado y pensó que lo iba mandar al frente, pero le mostré que eramos adultos y le dije que todo bien.

A la semana me buscó en facebook y ahora estamos hablando y es evidente que si no aparece algun chico que quiera ser dominado, voy a volver a agarrarlo. 

3 comentarios - relato real: En la pileta

manbi33
Me encanto tu relato! Y lo morboso de el. Segui escribiendo!