Dejando coger a mi mujer.

Cogieron a mi esposa por primera vez en mi presencia

Mi esposa siempre quiso ser modelo, a pesar de tener buen cuerpo y figura atractiva no tuvo aceptación porque dijeron que tenía “cara dura” pero sin embargo algunos hombres del medio artístico intentaron cogerla, ella me dice que no se dejó y eso parece que también influyó en no poder progresar como modelo.
Obtuvo trabajo y modeló para un catalogo de una tienda de ropa, ella tiene 23 años, mide 1.75 y es rubio-castaño, yo sabía que el fotógrafo se la quería tirar, ella me confesó que el hombre la acechaba y le insinuaba pero ella lo había rechazado, en ese momento fue cuando ella me confesó que sentía atraída por hombres mayores.
El dueño de la tienda de ropa para el cual estaban haciendo el catalogo vino a ver el trabajo final y le pidió a Nora que modelara para él y ella desfiló en minifalda y short para el hombre. El tipo no disimuló su deseo por ella, se dio cuenta de las buenas piernas y suaves curvas de su cuerpo.
Cuando el hombre se fue escuché que le dijo al fotógrafo:
¡Buena hembra! Convéncela, háblale al marido………………………………
Supe lo que quería, y así me lo confirmó el fotógrafo. Me dijo que para que el hombre comprara por un excelente precio las fotos para el catálogo se quería coger a Nora.
Al principio cuando el fotógrafo me lo planteó me sentí humillado y me negué porque sentí miedo, pero ante la insistencia del hombre se lo planteé a Nora.
Ella aceptó justificando que sería por el bien de su carrera y tuve que admitir que me excitaba la idea y también acepté por la morbosidad que me invadía, observar como un hombre de 56 años se tiraba a mi esposa y en mi presencia era muy excitante. Yo quería ver como la usaban y como se descargaban en ella, siempre quise que sometieran a mi esposa.
Fue una noche en nuestra casa, el hombre vino solo y me dijo que se quería tirar a Nora una vez y que dos días más volvería para tirársela por segunda vez y que eso era todo, aceptamos el trato.
Nora estaba vestida con minifalda y blusa, no llevaba medias y calzaba suecos de tacón alto de madera.
No hubo mucho preámbulo, el hombre estaba bien excitado y me dijo que deseaba que yo mirara a pocos metros de distancia y que permaneciera callado, también me dijo que la iba a coger sin condón.
La llevó hacia la mesa del comedor y ella se inclinó y se apoyó en el borde, el hombre se le colocó por detrás.
Se le acercó y con ambas manos comenzó a acariciarle los muslos, ella se estremeció al sentir el primer contacto con las manos del señor y cerró los ojos cuando sintió que sus manos subían y le bajaba la pantaleta, fue tan excitante ver como se la quitaba y le subió la faldita hacia la cintura y se le veían las nalgas y su cuca afeitadita, el hombre estaba muy excitado, se le notaba su necesidad de entrar y desahogarse en ella, tenía que aprovecharse de ella, con solo 23 añitos iba a ser un manjar tirándosela frente a su esposo.
Dejando coger a mi mujer.


Le acomodó la falda y le separó las piernas, luego se desabrochó el cinturón y se aflojó el pantalón para que se le deslizara hasta las rodillas y finalmente se bajó el calzoncillo que ya no retenía su enorme verga muy erecta, grande, gruesa y cabezona el hombre estaba muy excitado y era evidente que necesitaba urgentemente desahogarse.
sexo


Se le encimó, flexionó sus piernas para estar a nivel y le colocó la verga por ente los muslos, la sujetó firmemente con ambos brazos mientras empujó su cuerpo sobre el de ella y empujando con firmeza su parte baja entró en ella sin mucha resistencia, la penetró, le metió la cabezota mientras ambos gimieron y ella a pesar de estar sujetada por el hombre se retorcía ante la entrada de ese señor mayor que la siguió embistiendo y comenzó a meterle el resto de su vergota que entraba y salía de su conchita con rapidez y cada vez se lo metía un poco más adentro.
esposa



Nora no ocultaba su goce, gemía y se retorcía mientras el hombre la enchufaba cada vez más adentro hasta que se lo metió todo, hasta las bolas, la penetró completa y ella gimoteó como si la estuvieran cogiendo por primera vez.
Era impresionante ver como ese hombre mayor cogía a mi esposa, ella estaba inclinada hacia y apoyada en la mesa, con las piernas abiertas y el hombre se lo metía fuerte y rápido, se lo estaba metiendo completo y con firmeza, sin consideración, se aprovechaba de la diferencia de edad, 33 años mayor que ella y se la estaba tirando enfrente de mí, de su esposo.
trabajo


Comenzó a apurar y la enchufaba con mayor fuerza, habían pasado unos 4 minutos y todos supimos que estaba cerca de terminar, eran violentas las embestidas pero Nora solo gemía y se retorcía de placer, al final el hombre la sujetó con fuerza y empujó rapido embistiéndola toda hasta que entre gemidos y suspiros se lo metió todo, la penetró completamente y se lo dejó adentro empujando mientras derramaba su leche en ella, se la echó toda, caliente y espesa, le echó dos o tres chorros descargándose completamente en ella para que luego se lo sacara un poco y se lo volviera a meter muy fuerte, varias veces, estaban húmedos y paraba poco a poco mientras Nora lloriqueaba y apretaba mientras el hombre la desmontaba y le sacaba la verga.
Confieso que no pude resistir la excitación y me masturbe mientras el viejo la cogió
Escrito por yorbis

:



modelo

2 comentarios - Dejando coger a mi mujer.

mirandopaso
muy caliente , excelente .....falta la segunda parte !!!!!!
19juancho91
Buen post, muy caliente y lleno de morbo.