Travesuras

Se llamaba Jorge, pero desde hacia años era conocida como Ana Laura, 24 años 1.70, morocha de cutis blanco, era un Trans, una Trava, conocidos en el mundo anglosajon como Ladyboy o Shemale.
Lo/la conoci debido a mi trabajo en el hospital público, donde todas las meretrices y trabajadoras sexuales se iban frecuentemente a controlar.
¨¿Dónde trabajas Ana Laura?¨,le pregunté para el informe.
¨Me prostituyo , no hago la calle tengo un departamento con otras chicas del ambiente…debo mantener a mi madre que está enferma de Alzeihmer y no se hacer otra cosa¨.
¨¿Cómo te cuidas?¨, le pregunté.
¨Uso doble preservativo tanto para dar como para recibir, no hago oral sin, no doy besos ni cosas raras¨, dijo la travesti.
¨¿Estas operado?¨, pregunté.
¨¿De abajo?¨, pregunta ella.
¨Sí¨, le afirmo.
¨¡Nooo¡, eso es caro y limitaría mi trabajo actual, tengo mi cosita…pero tomo hormonas, hago dieta, tengo hechas las lolas y la cola¨ ,respondió.

No pude más de mi curiosidad, el formulario estaba terminado, la sangre sacada, así que seguí preguntando.
¨¿Fornicas también con mujeres?¨, pregunté.
¨Soy hetero, lo hago con hombres, me gustan…a pedido lo he hecho con alguna colega trans, pero nunca he estado con una mujer¨, me dice.
¨¿Lo harías?¨,pregunté.
¨El dinero, lo puede todo mi amor¨, me responde.
¨¿Te puedo llamar?¨, le pregunto.
Ella me mira ríe, le brillan los ojos.
¨Si es para ti, te hago precio…lo podemos hacer sin…¨, me dice entusiasmada.
¨No, no es tan sencillo, pero te llamo pronto, copio tu celular de la ficha¨, le respondo.
¨¿Vas a hotel?¨, digo.
¨Sí pero sale un poco más caro, pero como tú debes mantener tu reputación no puedes aparecerte en mi putero, lo comprendo y te hago tarifa normal¨, me responde.
Me despido de ella, se va, la miro de lejos, no era fea, casi imposible darse cuenta que nació varón, vuelvo y pongo en marcha las rutinas pedidas por el médico, al parecer Ana Laura no mentía y todo el perfil infeccioso solicitado dio negativo, estaba sana, su cuerpo por lo menos.
Llegué tarde a casa, mi mujer ya se había acostado, era lunes mal día para sexo.
Mi mujer Carolina rondaba los 30, era castaña, no era fea, era muy atractiva. El fin de semana entre un polvo y otro le pregunté si cogería con un travestí.
¨Soy liberal pero no me atrevo a eso¨, respondió.
Fingí no darle trascendencia a eso y mientras le hacía un nudo al condón, le invité a ir la semana siguiente a un hotel céntrico, de esos baratos donde las camas resuenan. Ella aceptó riendo con perversión, pues nos excitaba que nos escucharan coger los vecinos.
El sábado reservé una habitación en el hotel, llamé a Ana Laura para preguntarle si no tenía planes para esa noche y si podía ir a eso de las 24, por el Hotel D……., a lo que dijo que sí que me avisaba al llegar para pedirme el número de habitación.
Después de cenar nos fuimos para el hotel, ella estaba alegre debido a los combinados de fruta con alcohol. Eran 23.30, subimos al cuarto, dejamos el bolsito, le abrazo le beso con pasión, nos desnudamos y besamos, ella se arrodilla y me mama la verga, yo minutos más tarde le llevo a la cama, le separo las piernas y le comí su rasurada concha con desesperación.
¨¿Si te ato a la cama y te vendo los ojos?, le pregunto a ella.
Ella ríe al verme sacar unas cuerdas y un pañuelo negro del bolso.
¨¡Ah lo tenías todo preparado, guarro¡¨, me responde.
En minutos le até y cubrí la vista, durante 5 minutos le estuve besando la espalda, de repente mi celular con el silencio activado ilumina la pantalla.
¨Voy a buscar condones¨, le digo a ella.
Bajo de la cama, veo el celular.
¨Soy Ana Laura estoy abajo¨.
¨Habitación 201, entra sin llamar o hacer ruido¨, respondo y saco la filmadora del bolso.
Subo a la cama y llevo aceite de bebé, le unto todo el cuerpo a mi mujer hasta dejarle brillante.
Pronto se abre la puerta, sin ruido entra Ana Laura, que se queda congelada mirando las dos siluetas desnudas sobre la cama.
Abre su boca y se la cubre con una mano, con ojos de risa, le hago señas que se acerque y ella se quita los tacones para acercarse sin ruido.
A un metro de Carolina la observa , hace gestos con la boca y su dedo índice.
¨¿Su Esposa?¨, parece preguntar a lo que respondo afirmativamente con la cabeza.
Le hago señas para, que ella ocupe mi lugar.
Ana Laura, se muerde los labios ,indecisa, hasta que le veo quitarse la falda la blusa y el sujetador, para quedarse en tanga.
Ahora es la trava quien ocupa mi lugar y recorre con sus manos el cuerpo desnudo de mi mujer mientras ella callada hace gemir a mi mujer con sus habilidosas y expertas manos.
¨Hummm, que bien se ve…¿Te gustaría probar por la colita, quieres que te desvirgue?¨,pregunto a Carolina.
¨¡Hay, no sé¡ ,¿me va a doler?, pregunta mi mujer.
¨Lo hago despacito y si duele paro, ¿Ok?¨, dije.
¨Bueno¨, responde.
Ana Laura unta sus dedos en aceite y le prepara el ano a mi mujer metiendo uno, dos dedos girando y aceitando con habilidad. Me mira, me ve desnudo con mi pija parada, ríe y me hace gestos obscenos con su lengua.
Ana Laura se quita la tanga ,esta rasurada…¡Menudo pedazo de pija escondía ¡, soberana verga, venosa y grande , muchos machos desearían portar ese mango,, que ahora manipulaba intentando que tomara dureza.
Travesuras



Cuando lo logra , me hace señas para que le alcance un preservativo, rápidamente forra su miembro.
NLo unta con aceite, apunta al lubricado ano y empuja suave pero continuado, veo con sorpresa y morbo, como el pene de la Shemale encula a mi mujer, mientras ella da pequeños gritos de dolor y placer.
"!Suave,suave!" ,chilla mi mujer mientras el miembro de Ana llega hasta su base.
sexo





¡Ya quedó... está desvirgada¡.
Una mujer coge a la otra, es subrrealista, trato de que AL, no se incline mucho sobre la otra para no tocarla con las tetas y delatarse.
¨¡Tá.tá,para…dame por la concha¡¨, ruega Carolina.
Ana Laura saca su verga del culo de mi esposa.
Yo le hago señas que quite el forro a lo que responde negativamente con la cabeza y con cara de alarma, voy a mi pantalón, tomo la billetera y adjunto un billete más a lo paga acordada .
La Trava lo vé y tira del forro para quitarlo.
Una vez logrado, con las manos empuja separa y abre más las piernas de mi mujer, apunta su descomunal verga , cuesta pero lentamente la penetra con su glande de a poco introduce el resto de su miembro a pelo sin protección alguna.Mi esposa se moja y favorece el coito.
fantasia





El ciclópeo pijón ha desaparecido dentro de Carolina que suspira sus primeros síntomas de placer.
Embiste una y otra vez, sudan, jadean, mi mujer llega a un intenso orgasmo y luego a otro.
¨¡Ahhhhhhh,yaaaaaaa,vieeeeneeee,acaaaaaaaaboooooooo,huuuuuummmmm,ricoooooo¡¨, estalla mi esposa.


¨¡Dame la leche yaaa¡, préñame aquí y ahora…estoy lista estoy ovulando, quiero un bebé¨, grita mi mujer tomando por sorpresa a Ana Laura, que se inhibe, me mira con sorpresa y duda, bajando el ritmo y con ello la dureza de su miembro dentro de ella.

Entonces apoyo la cámara en la cómoda, voy por detrás de Ana Laura , le acaricio las nalgas y sus tetas.
Fue como apretar el botón de encendido, los pezones de la Trava se pusieron duros, sus huevos y su pene también, empezó de nuevo retomó el ritmo con mis caricias, duro,duro,más intenso sentí como la Shemale temblaba, se tensaba iba a llegar, ella quiso retirarse separar sus caderas de mi esposa, pero no le deje, empuje y retuve la retracción de sus caderas en el momento justo, que su pene se movía solo hinchando y aflojando, eyaculando todo su fértil contenido dentro de mi mujer llenándola de esperma.
tranny





¨Siiiiiiiií, así se haceeeeeee, todo, toda dentro abre bien las piernas Carolina´, dije gritando viendo la cara de sorpresa, incredulidad de la travesti, que jadeaba agotada, mi mujer abría más las piernas recibiendo feliz el tibio fluido en su útero.
¨Voy al baño ya vengo y te desato¨, le dije a mi mujer.
Me separo de la cama para dejar salir a Ana Laura, vamos al baño, mientras mi mujer mueve sus caderas de un lado a otro para que el esperma calentito y vivo dentro de ella pueda fertilizar algún óvulo de sus ovarios. La travesti la miró a ella con preocupación y un poco de susto.
El miembro de Ana Laura ahora estaba flácido, goteaba, en ese estado no medía más de 8 cm.

shemale



Abrí el grifo para poder hablar.
¨¡Va a quedar preñada… tu mujer, le acabé dentro¡¨, me dice AL.
¨¿Te gustaría?¨, le pregunté.
Hizo silencio y respondió.
¨Sí, es morboso, es raro, siempre que no tenga que mantenerlo…nunca…se me ocurrió ser mamá¨, responde.
¨No te preocupes, capaz que no queda¨, le respondo.
Salimos del baño, mi mujer se había quedado dormida atada y cola arriba , de su entrepierna salía abundante semen manchando las sábanas de blanco.
morbo





Ana Laura se acercó a verla, quiso darle una última caricia pero se arrepintió, se vistió y como llegó en silencio se marchó. Guarde la cámara desaté a mi mujer y le descubrí los ojos, dormía profundamente, le dejé dormir, a las 0800, nos despertamos, bañamos y fuimos para casa.
Un tiempo después encontré a Ana Laura en un control rutinario.
¨Me engañaste bandido, nunca me cogí una mujer ella fue la primera y me gustó ,soy bisex ahora… pero…¿¿Y??¨, pregunta.
¨Seis meses, está de seis meses, vas a ser mamá Ana, de una niña¨, le dije.
ladyboy





¨¡Ahhh, que alegríaaaa¡,se lo puedo decir a mis amigas¨, pregunta.
¨Mientras no des nombres o lugares, OK¨, le dije.
¨¡Voy a ser mamá,voy a ser máma¡¨salió, corriendo y gritando por los pasillos del hospital.
Yo había cumplido mi sueño de verla con un travesti ella su sueño de ser madre.
prepago





Cambie de turno y no volví a ver a la Trava el padre o madre de mi hija. Su anciana madre falleció y ella dejó la prostitución, ahora trabaja en un organismo del estado para la libertad de género.

9 comentarios - Travesuras

salvfe +1
Morboso mal. Q buena esta tu mujer
gerardoriker +1
me dejaste loco con el relato, esa es tu esposa, hacen trios?? porfa escrbime
gerardoriker +1
no es justo estamos un poco lejos jajajajaja, para poder conocer a tu esposa
TebiJ
Wow! nunca me hubiera imaginado una experiencia así ... +10
gerardoriker
como me gustaria ver a tu esposa con esa hermosa panza