Esta es la historia de cómo la novia de mi hijo, una culi cagada de 16 años me ofrece su culo a cambio de que le financie a mi hijo una excursión junto a ella y su familia a la isla de san Andrés como regalo de graduación de bachiller.
Mi nombre es Alberto, soy rector de un colegio de bachillerato en una ciudad muy folclórica de mi querida Colombia, tengo 48 años y una familia compuesta por mi esposa teresa de 42 años una hija mayor de 19 y mi hijo Carlos de 16 años actor muy activo en esta loca historia que empezó apenas hace un mes.
Todo empezó una tarde de finales de noviembre, estaba en mi estudio preparando los boletines finales del alumnado de 11 grado que estaban próximos a graduarse, de repente entra mi hijo Carlos, con una cara de cordero degollado, enseguida me imagine que quería pedirme algo, lo que no me esperaba era que me saliera con tan exigente pretensión, quería que lo enviara una semana de vacaciones a san Andrés isla, me entrego una cotización de todo el plan de viaje y el regalito me salía nada más y nada menos que por 4 millones de pesos colombianos, me explico que su novia y su familia se irían a vacacionar allá y la novia le había insistido para que hiciera todo lo posible para que el la acompañara, que sus padres no eran problema porque ya lo había hablado, cabe decir que la nenita Natalia es su nombre, es una niña de 16 años delgadita sencillita de cuerpo eso sí muy pero muy hermosa y para colmo de males hija de un importante político de la ciudad, ósea que de plata estaban muy bien, le explique a mi hijo que yo no tenía para semejante regalo, que le podía dar otra cosa más sencilla, una consola de video juego o algo por el estilo, total que la conversación termino en discusión y termine corriéndolo de mi estudio.
A la mañana siguiente en el último día de colegio me encuentro solo en mi oficina llenando unos papeles cuando mi secretaria toca la puerta y me pregunta que si puedo atender a la alumna de 11 grado Natalia, con un poco de desgano le dije que la hiciera pasar, ya me imaginaba a que venía, la chica entro se me acercó y me saludo de pico en la mejilla como normalmente hacemos cuando estamos en ambiente familiar como estábamos solos no había ningún problema, le dije que se sentara y me contara a que se debía la visita, me dijo que venía a interceder por Carlos para que yo le diera el dinero para su excursión, le explique que yo no estaba en la condiciones económicas de ayudarlo pero ella de una forma grosera me interrumpió diciendo
-Sr Alberto usted sabe que yo adoro a Carlitos y estoy dispuesta a hacer lo que sea necesario para que el me acompañe a ese paseo,
Le conteste que no se trataba de querer o no querer sino de tener el dinero, lo que siguió a continuación me dejo estupefacto, Natalia se levantó de su sillas se puso de frente a mí y se levantó la larga pollera del uniforme sorprendiéndome con el hecho de que no llevaba ropa interior alguna, pude observar que tenía el chochito sin un solo pelo, pero con unos labios vaginales mayores de un tamaño tal que le sobresalían,
-Piénselo Sr Alberto, mire que si consigue el dinero para Carlitos, esto que está viendo aquí puede ser suyo, me dijo mientras se acariciaba la pepita con una mano, y me remato diciendo - por lo virgen no se preocupe que con su hijo ya nos culiamos hace un par de meses y no hay día que no nos echemos un buen polvito, así que sr si quiere una pruebita tiene hasta el descanso para darme una respuesta, me dijo de forma malcriada.
Me dijo eso y salió de mi oficina al instante, no me lo podía creer, Natalia la niña educada seria de su casa se me estaba ofreciendo a cambio de 4 millones y yo sin saberlo nadie, con el dinero realmente disponible,
no sabía qué hacer, era la novia de mi hijito, y yo no acostumbraba a serle infiel a mi esposa con la que el sexo es cosa de máximo dos días a la semana y no hay problemas para los dos, no sabía cómo manejar esta situación, en eso me llego un mensaje de texto al celular, encuéntrenos ahora mismo en el baños de niños, de inmediato salte de mí silla como un resorte y a paso ligero camine hacia los baños de chicos y al llegar trate de hacer el menor silencio posible, camine despacio mientras escuchaba unos gemidos muy suaves en uno de los baños, cuando me acerque al que estaba ocupado y de donde salían los gemidos entre al baño del lado y me subí al retrete para asomarme por arriba y allí pude ver de qué se trataba, Natalia con la falda hasta el pecho cabalgando de espaldas a Carlitos que estaba sentado en el retrete y que le abría las tiernas nalgas a Natalia de par en par dejando ver su minúsculo agujero del culo, pude ver como Carlitos intentaba meterle el pulgar derecho pero ella se lo quitaba con sus manos diciéndole que por ahí ni lo soñara, después de ver tal espectáculo no se me ocurrió nada más que salir de allí de inmediato, llegue a mi oficina y me encerré a hacerme una señora paja cuando siento que al poco rato tocan la puerta nuevamente, mi secretaria anunciando nuevamente a Natalia, esta niña me va a volver loco pensé dentro de mí, Natalia entro y de una me soltó - espero que le haya gustado el pequeño espectáculo que le dimos en el baño, en eso se acercó a donde yo estaba sentado y me tomo la mano derecha la cual llevo a su boca, y yo como idiotizado lo permití, - Vaya sr Alberto veo que le gustó mucho lo que vio mire nada mas como tiene ese aparato, intento tocarlo pero yo no se lo permití, lo que no me espere es que la mano que me sujetaba la llevo de un momento a otro a su entrepierna - mire como me dejo Carlitos toda chorreada, sentí un temblor en el cuerpo cuando note su chochito todo encharcado de flujos la verdad no sé si de carritos nos si de ella, lo cierto es que en ese momento se me olvido que yo era el rector del colegio y ella una estudiante, además que era mi yerna además que era una niña y yo todo un señor, y sin pensarlo le metí un dedo en su ya abierta rajita, ella abrió las piernas aún más, consintiendo mi atrevimiento, me levante de mi silla y cerré las persianas al igual que asegure la puerta, la tome de las manos y la puse inclinada de espaladas a mi sobre el escritorio, le levanta la falda mientras le decía que si le iba a dar el dinero a Carlos pero a cambio de algo más, ella me contesto - no se preocupe Sr Alberto lo voy a dejar culearme a su antojo y de esto no tiene porque enterarse nadie, y mucho menos Carlitos, en eso le abro mucho más las piernas y con su falda le arropo la cabeza, con ms manos le separo las nalgas tanto como puedo y le doy un lengüetazo por toda la raja del culo, ella respingo el culito con ayyyy Sr Alberto que hace, no le respondo y en vez de eso le entierro la lengua el culo, - Sr Alberto que me hace, eso no era lo que habíamos hablado, le conteste cállate zorrita que yo sé que esto te va a gustar mucho más, le abrí tanto como pude el ojete y le lance dos escupitajos en el interior, mientras le decía - si quieres que Carlitos te acompaña este culito tengo que romperlo hoy, la muy degenerada se echó a reír diciéndome - yo sabía que usted era un viejo verde, le va a romper el culo a la que muy seguramente va a ser la esposa de su hijo? le conteste, pero si fue mi nuera la que entro a esta oficina ofreciéndoseme como una vulgar puta, y es así como te voy a tratar de ahora en adelante, en eso me saque la verga que ya estaba bastante tiesa y le ubique la cabeza de la verga en el centro del ano, ella se desarropo la cabeza y volteándose hacia mí me dice -Sr Alberto con cuidado por favor, mire que por ahí no ha entrado nada más que el pulgar de su hijo, - le conteste no te preocupes Nati, te voy a romper ese hoyito rico con mucho cuidado, es obvio que te va a doler al principio pero estoy seguro que después con lo puta que resultaste ser no vas a querer que te lo saque, me replico Sr Alberto entonces deje de estar hablando y métamelo de una buena ves, fue así que sin más palabras empecé a meter suavemente el glande su estrecho culito, que oponía resistencia al punto que la escuche llorar mientras mascaba su falda, luego de luchar contra su esfínter varios minutos por fin le había metido la mitad de la verga y debo decir no soy un caballo ni nada por el estilo no puedo presumir de un miembro grande pero consuela el buen grosor que tiene, que estoy seguro una vez que ese culito se lo tragara todo, esa nenita no tendría que volver a hacer fuerza para cagar, poco a poco mi verga iba invadiendo su recto pero no lograba meterlo hasta la base, Natalia me decía que le dolía mucho que por favor se la sacara, yo solo podía decirle que aguantara un poco que ya casi terminaba, en eso me sorprendió con lo que me salió, Sr Alberto présteme por favor su celular, yo concentrado en la enculada no entendía lo que me pedía y me volvió a repetir, por favor présteme el celular, me lo saque del bolsillo del pantalón y se lo pase ya desbloqueado y todo mientras intentaba entrar aún más profundo en ese culo, ella comenzó a marcar y casi me da un infarto cuando la escuche hablando - Hola Cami, cami por fa, estoy en un apuro, me la quieren meter por el culo y no me entra, a ver si tú me prestas tu lubricante, estoy en la rectoría por favor tráemelo enseguida, y colgó, yo me despegue de ella de una vez y le pregunte que si acaso estaba loca, cómo pudiste hacer eso, me van a meter preso si se enteran, ella gesticulando adolorida me dijo -Sr Alberto por favor cálmese, Cami es mi mejor amiga, ella sabía que yo posiblemente me lo iba a estar cuelando aquí en su oficina, no se preocupe más que ella no dice nada, no ve que ella anda en las misma con el profe de física, ese solo le da por el culo porque ella no ha querido perder la virginidad y entonces él le regalo un lubricante exclusivo para enculadas, en eso tocaron la puerta, nos arreglamos ambos la ropa y yo abrí, era Camila con un portalápices en las manos, se lo recibí pero cuando ella estaba por retirarse, Natalia le dijo que no se fuera, que entrara un momento, Camila entro de una y yo de inmediato cerré la puerta con seguro, le dice Natalia a Camila, - Cierto amiga que tu no vas a decir nada de lo pasa aquí, cami le contesta, - no amiga para nada, lo que hicieron este par de prostitutas en potencia casi hace que me dé un colapso, Natalia le pide a Camila que por favor le muestre como tiene el culo hoy después de haber culiado con el Profesor Romero, el profesor de física, Camila no lo duda y se pone de espaldas a nosotros y se levanta la falda con ambas manos arqueando su espalda y mostrándonos un par de nalgas carnosas, porque Camila era una morena simpática por así decirlo pero exuberante para su edad, de su cuerpo joven lo que más sobresalía era su enorme trasero, un gran culo que me imagino que despertó las ansias del profesor de física y como la nena no es para nada una buena estudiante, el tipo seguro se aprovechó de esa situación, Camila nos mostró su oscuro ano enrojecido y apreciablemente abierto, Natalia - uyy amiga como te tienen ese hoyito de abierto, Camila - amiga y eso que me lo llenaron antes de la primera hora de clases, mira que ya han pasado más de tres horas y todavía me lo ciento abierto, Natalia se me acerca besándome en la boca y diciéndome - Entonces Sr Alberto, así es que me quiere dejar el culito, en ese momento apareció el ultimo chispazo de culpa posible, - lo mejor es que dejemos esto aquí Nati, es lo mejor que podemos hacer, por Carlitos no te preocupes que yo le voy a dar el dinero, Natalia- no sr Alberto, un trato es un trato, quedamos que usted le daba el dinero a Carlitos si primero me echaba un buen polvo, después usted tuvo la brillante idea de decirme que mejor una enculada y la verdad es que a mí ya me entraron ganas de que me lo estrenen, así que por favor, por el bien de todos no se eche para atrás, mire que gana Carlitos su paseo a san Andrés, gana usted que me estrena el culito, y también gano yo que por fin me culeo a un maduro con experiencia, en eso la interrumpe Camila - también gano yo que tengo la graduación embolatada pero eso lo arreglamos ahora mismo, en eso Camila se arrodilla ante mí y me saca la verga del pantalón y se la mete en la boca antes de que yo pueda decirle que ese trozo de carne había estado en el interior del recto de su mejor amiga, cosa que a ella no pareció importarle - Ummm Sr rector veo que ya se lo había metido en el culo a nati, reconozco el sabor de una picha después de salir del interior de un culo, me dijo mientras me hacia una mamada de campeonato, me extrañaron sus palabras, pero todo se aclaró cuando Natalia le levanto la falda por su espalda y se arrodillo detrás de ella metiendo su cara en medio de sus nalgotas, que espectáculo más hermoso, una niña blanca con la chuchita rosadita, de familia con dinero muy bien educada lamiéndole el culo a una morena no tan de buena familia pero igual de puta que ella, las mejores amigas, (esto nos muestra que para el buen sexo no existe otra cosa que no sea una verga cualquiera con una chucha o un culo dispuestos a combatir hasta el cansancio)luego de la mamada que me dio Camila esta se levantó diciéndole a Natalia que su culo estaba listo para ir primero, y cuando Natalia le paso el lubricante a Camila este le contesto, - tranquila amiga no va a hacer falta, a mí ya me la clavan sin el lubricante, además me encanta sentir como la verga me roza los rayos del culo antes de entrarme todita, amiga eso me encanta, Camila me empujo hasta sentarme en una de las sillas de los invitados que tengo en la oficina al frente de mi escritorio y ella sola sentándose a horcajadas y de espaldas a mí se acomodó mi verga en interior del orto que no opuso resistencia alguna, se lo metió hasta el pegue, cosa que celebro con su amiga diciéndole - uyy amiga, se me fue hasta el 100, Natalia que observaba muy de cerca el espectáculo mientras se metía dos deditos en la chucha, se me acerco y comenzó a besarme en la boca, notaba el sabor a culo de Camila en sus labios, que locura más grande, Camila empezaba a cabalgarme con mas fuerza mientras yo por debajo de su blusa escolar jugaba con sus tetas sin ni siquiera sacarle el brassier, estaba a punto de venirme ya no aguantaba más y cuando Natalia se percató de ello, levanto de un empujón a su amiga diciéndole que el gran chorro de leche debía ser para ella, así que de inmediato se quitó por completo la falda y tomo el lubricante, ella misma se lo unto en el ano tanto adentro como afuera y se sentó con las piernas abiertas en mi escritorio invitándome a realizar la tan esperada penetración, esta vez no tuve que luchar tanto, su esfínter no opuso casi resistencia y mi verga se perdió en medio de esas nalgas tiernas, podía ver como mi verga desaparecía en medio de ese hoyito colorado, se lo metí todo y ella mirándome a los ojos me dijo - por fin me lo comí, por fin lo siento tan adentro de mí, comencé a moverme rápidamente y no tarde siquiera dos minutos cuando le solté un chorro de leche que estoy seguro inundo sus intestinos, era una sensación increíble ver su cara al momento en que mi verga se hinchaba para soltar la leche, esa cara de putica disfrutando, ella abría la boca sin dejar de mírame a los ojos, antes de que mi verga se saliera de su ano Camila lo tomo en sus manos y se lo llevo directo a la boca para limpiarlo totalmente, mientras yo veía como había quedado el ya no virgen agujero de Cami, la leche le salía poco a poco cayendo en mi escritorio, cosa que no fue problema porque ella de inmediato se levantó y lo limpios con su lengua, diciendo - que no se pierda ni una sola gota, caí en cuenta que yo no las había hecho venir a ellas todavía, así que cuando me dispuse a acomodar a Natalia para clavarla por la chucha, me tocaron la puerta, no sé dónde quede, es como si me hubieran despertado de un sueño, dije que por favor me dieran 5 minutos que estaba arreglando un problema serio, mientras nos daba el tiempo para arreglarnos a los tres y de aromatizar la oficina porque el olor a sexo era incontenible, y fue así como en una impensada jornada laboral termine enculandome a dos menores de edad y una de ellas, la novia de mi propio hijo… Continuara