Estaba comprando algo de ropa cuando entro a un negocio y encuentro a la chica que atendía con un guardapolvos, me dio un poco de vergüenza preguntar porque lo tenia puesto así que empece a preguntar cuanto sale esto, cuanto aquello, si tenia ese pantalón de color oscuro, típico de cuando estas comprando ropa.
En un momento le pido algo que estaba abajo de todo, se agacho a buscarlo y se le vio todo por debajo del guardapolvos que le quedaba bastante corto. Cuando vi ese culito precioso, monumental con una tanguita blanca que no tapaba absolutamente nada me volví loco.
Automáticamente se me paro la pija y los ratones empezaron a correr una picada, para colmo cuando apoyo en el mostrador lo que pedí me dijo ¿Que más querés? y me guiño un ojo. Listo! ¡Esta es la mía!
Ya había un poquito más de confianza entonces le pregunte porque tenia el guardapolvo puesto y me dice que cuando terminara de atenderme tenia un compromiso en el que lo necesitaba. Y por eso también puso el cartel de cerrado para que no entrara más gente.
Le digo que lo ultimo que necesitaba ver era un cinturón, a lo que me contesta que en el fondo tiene uno que me va a encantar, me vuelve a guiñar y se va para el fondo.
¡Como desperdiciar semejante invitación!
Cuando agarró el cinturón y se da vuelta estoy atrás de ella, la arrincono contra la estantería, tomo sus manos y las ato con el cinturón a la estantería, le digo al oído que desde que la vi con el guardapolvo quería jugar con ella....
Le empiezo a romper el guardapolvo, ella se retuerce un poco y me pide, sin mucho esfuerzo, que la suelte... pero yo sigo y rompo otra tira, ya quedo una parte del culito al aire y con las tiras le amordazo la boca.
Cuando le voy a bajar la tanguita noto que ya esta empapada así que decido seguir jugando, sigo rompiendolo de a poco tirando y rompiendo cada uno de los botones. Cada uno que se rompía ella se retorcía del placer, parecía que estaba teniendo un orgasmo.
Cuando termine de abrirlo no podía sacarlo porque tenia las manos atadas así que le rompo más para poder sacarselo y ella empezó a gemir como loca. Yo ya no doy más estoy con la pija a full.

Arranco los breteles del corpiño para dejas esas hermosas tetas libres para deleitar a mis manos.
Rompo uno de los costados de la tanguita y cuando me dispongo a sacársela escucho ruidos en el negocio y un ¡Amor llegue! rapidamente me escondo entre unos muebles para que no me vea.
El se acerca le saca la mordaza y mientras ella le cuenta lo que paso veo que a él se le esta parando la pija y que se comienza a desvestir.
Noto que no dijo que yo estaba escondido sino que me escape por una ventana, supongo que es para evitar alguna pelea.
Él le arranca lo poco de ropa que le quedaba a lo que ella automáticamente comienza a gemir, le separa las piernas, pone su pija en la conchita que yo deje al aire y la comienza a coger durante un buen rato.
Ella ya estaba como loca, tanta calentura acumulada en la previa que estallas en un orgasmo y unos gritos terribles que se deben haber escuchado desde fuera del local...
Una vez que terminó la desató, ella se viste con otra ropa y él se va para adelante del local a seguir atendiendo.
De golpe en mi escondite la veo aparecer con un disfraz de colegiala y mientras se mordía el labio me dice con voz de bebota "Todavía no terminamos de jugar nosotros"......

Antes de reaccionar me estaba atando las muñecas con el mismo cinturón que yo la ate.
Y empieza a hacerme un striptease pero en vez de sacarse la ropa la iba rompiendo... Rompe la camisa lentamente mientras bailaba, la pollerita, noto que no se había puesto nada de ropa interior y tenia la leche del marido escapándose un poco de la conchita y eso me calentó más aún.
Yo ya estaba haciendo fuerza para soltarme, y me empieza a romper mi ropa. Me rompe la remera de un tirón, me baja el jean y yo tenia la pija dura como un fierro, entonces comienza a hacer fuerza con el bóxer contra mi verga hasta que lo rompe. Y esa forma de romper el bóxer la hace tener otro orgasmo.
Me lleva a un sillón, me sienta y me empieza a cabalgar como loca, yo ya no daba más. Se seguía arrancando lo que le quedaba del uniforme mientras subía y bajaba.
Se saco la pija de la conchita llena de la leche del marido y se la metió en el culito, y seguía como loca hasta que no pude más y le llene el culo de leche.

Mientras me vestía me acerca una remera y una bolsa, mientras veo que adentro tenia los restos del guardapolvo y uniforme, me dice nuevamente con su voz de bebota "Espero que vuelvas pronto..."

Después de semejante experiencia me convertí en un cliente frecuente de ese local....


Dedicado a @regatta85full