Era una velada como cualquier otra, fin de semana. Nos encontrábamos con unos amigos en la casa de mi hermana menor tomándonos unos tragos, conversando de cualquier cosa , en una amena charla. La noche transcurrió normal, seguimos bebiendo bastante y a varios se nos pasaron las copas, incluyéndome.



Para mí, el alcohol es un terrible accionador de mi virilidad y con varios grados alcohólicos en el cuerpo, ya a todas las miraba con otros ojos. La novia de mi mejor amigo, algo gordita, con se tremendo culo espectacular que se gasta me tenia loco. La amiga de mi hermana, que no era muy atractiva, algo flaca para mi gusto, pero que tenía una cara de caliente y una mirada que te devoraba, también me tenia enfermo, incluso hasta mi hermana me tenia caliente, con esas tremendas tetas que tiene y que gusta de mostrar con generosos escotes. La verdad , físicamente es la mejor de todas, mirándola bien, mi hermana menor estaba bastante buena. Tiene 24 años, vive sola, es bonita de cara, aunque no es muy alta, es más bien pequeñita, su cuerpo está muy bien formado, buen culo y muy tetona. Envidiaba la suerte del perno de mi cuñado que seguramente después que nos fuéramos se deleitaría con esas tremendas tetas.



La velada llego a su fin, yo bastante mareado. Me despido de mi hermana, dándole un fuerte abrazo, sintiendo sus tetas sobre mi pecho. Me pide que maneje con cuidado que se notaba que se me habían pasado las copas, mientras mi novia con cara algo molesta por mi estado de embriaguez me esperaba en la puerta.



Ya en el auto, me empezó a reclamar por que se me habían pasado los tragos, que manejara más despacio etc. Me hice el simpático y le pedí que fuéramos a mi departamento a “hacernos cariño” , pero con viento fresco y muy molesta , me dijo que ni lo soñara. La lleve a su departamento, me baje acompañarla, tratando de convencerla de hacer algo rápido, mientras su compañera de departamento dormía en su cuarto, pero no quería nada. A las finales nos enojamos, la mande a la cresta y me marche, sin quedarme otro remedio que irme caliente a mi humilde morada.



Caliente como estaba, se me ocurrió pasar por fuera de la casa de mi hermana, a ver si su amiga la flaca, aun estaba ahí, con la idea de hacerme el galán e irla a dejar a su casa y sacar con ella mi calentura, pero al llegar estaban todas las luces apagadas , incluso el auto de mi cuñado no estaba. Me quede estacionado afuera, con el motor andando, la radio encendida, pensando a donde podría ir a buscar algo de diversión, cuando las cortinas de la ventana de la casa se mueven , mi hermana se asoma y luego abre la puerta , sin salir , solo asomándose de lado. Supuse que ya se había acostado, por eso no había salido. Mi intención nunca fue despertarla, pero en un segundo se me ocurrió una idea para entrar a su casa. Nunca para follármela, no es que no me gustaría, al contrario, tan solo quería verla, seguramente con camisa de dormir, y si tenía suerte, sin sostenes. Solo quería esa imagen para llevármela en la mente y correrme una paja a su nombre.



Me baje y mientras entraba la casa, le dije que no encontraba mis llaves, que de seguro se me había quedado en el sillón. Prendió la luz y todo lo que me había imaginado, quedaba corto con lo que tenía delante de mí. Efectivamente mi hermana ya se había acostado, usando una pequeña camisa de dormir semi transparente, color celeste, muy corta que apenas le cubría el culo, y que dejaba a veces ver un diminuto calzón blanco que se perdía entre sus nalgas. Sus enormes tetas sin sostén no se transparentaban, pero apenas cabían en esa camisola y amenazaban con escaparse a cada minuto. Era justo la imagen que esperaba encontrar, la tetona de mi hermanita con camisa de dormir ufff un morboso sueño, para que les cuento como se me puso al verla.



Se coloco a buscar entre los cojines de su sofá, mi supuesta llave perdida, doblándose al hacerlo, mostrándome todo el culo, con sus tetas casi colgando, se veía realmente exquisita. También se notaba que estaba pasada de copas, por su cara, su forma de hablar algo traposa y como se afirmaba en los sillones.



- Al parecer a ti también se te pasaron las copas

- Si, pero yo no manejo

- ¿Y el perno de tu novio?

- Se fue, por que tiene que viajar temprano mañana

- Ufff.. ¿ y dejo semejante hembra sola? …. ¿ves que es perno?

- NO le digas así, y ayúdame a buscar

- Estas harto rica hermanita

- Ja ja .. degenerado … ya , busca ahi



Ebrio y caliente como estaba, jugando, ella se dobla para mover otro cojín y ahí la tome de la cintura y le replegué la verga fuertemente al culo. Ella se rió pensando que estaba bromeando, se soltó, cayendo al sofá, m ostrando sus hermosas piernas y riéndose, me dijo que era un degenerado caliente. Le dije que se veía exquisita vestida así, que si no fuera mi hermana seguro abusaría de ella… Siguió buscando y nuevamente la tome por detrás y le apoyé la verga en el culo, diciéndole lo rica que estaba



- ¡Ya cortala! , ¡Eres un caliente!

- Es que te ves tan rica hermanita..

- ¡Ya sale! .. ¿acaso no te dieron la pasada hoy?

- No , no me aguantaron …estaba odiosa la tonta … me dejaron caliente

- Ahhh por tonto , quien te manda a tomar tanto, al otro tampoco se la doy si se cura, ya suéltame

- Mmm que rica te ves asi

- Ja ja … degenerado

- Mmmm

- ¡ya suéltame caliente de mierda! .. ayuda a buscar tus llaves ( escapándose de mi abrazo)

- Que voy hacer … me voy a tener que quedar acá

- No están .. ¿buscaste bien en tus bolsillos?

- Si , no se donde quedaron …

- A ver .. mira que eres tonto, ¡acá las tienes en tu chaqueta! .. ¡como estarás ebrio!

- ¿ y quien me las escondió ahí?

- Ja ja . ¡estas bien pasado tu!

- solo un poco , pero mejor me quedo acá y dormimos juntitos, abrazaditos ..¿te parece? , dándole un pequeño pellizco en el culo

- ya .. termina, se te está pasando la mano … ya .. David .. ¡córtala!



Tenía a mi hermana delante mío, con un conjunto que era realmente impactante, pasada bastante de copas, riéndose, ambos solos en su casa , hasta que entre bromas y bromas , ya llegue a pensar que quizás no era tan descabellada esa incestuosa idea, por que hasta encontré algo de coquetería en sus movimientos.



- ¿sabes? , en realidad mejor que te quedes acá, así no puedes manejar, es peligroso

- Mmmm si, y dormimos abrazaditos .. como buenos hermanitos

- Olvídalo … como estas, capaz que me violes durmiendo , duermes acá en el sofá, yo te traigo una frazada

- Ahhh no, olvídalo .. en tu cama …acá no quepo

- Acá no mas , no tengo otra cama ..

- Pero si en tu cama cabemos los dos perfectamente

- Bueno, pero córtala de molestarme, tengo sueño. Vamos acostarnos



Caminé detrás de ella, admirando un culo prominente, redondo, carnoso, realmente exquisito, donde su calzón se había metido entre sus nalgas viéndose más deseables aun. Apenas entró al cuarto, apagó la luz y se metió bajo la ropa de su cama, mientras yo me desvestí rápidamente, quedando solo con boker. Me metí a la cama y la abracé de inmediato por detrás, apoyándole nuevamente toda la verga en su divino culo. Trató de soltarse mí, no tenia donde alejarse, por lo que me quede asi, alegando que tenía frio



- Ya pero no te muevas

- Es que tengo frio

- Si .. frio , te voy a creer ,,, me estas punteando caliente de mierda

- Es verdad , así no damos calor mutuamente

- Pero deja de moverte .. te siento como estas .. no se te olvide que soy tu hermana

- Son reflejos del frio ( mientras me la seguía punteando)

- Ja ja … ridículo , ya duérmete

- ¿me dejas dormir con una mano en tu teta?

- ¡Sale degenerado!

- Ya po’ , que tiene de malo, Carol siempre me deja

- Si, pero ella es tu novia, yo tu hermana

- Es que así no me puedo quedar dormido

- No

- Vamos que te cuesta …

- Sabes que mas .. hace lo que quieras, pero déjame dormir



En la oscuridad del cuarto, bajo las ropas, le agarré una de las enormes tetas a mi hermana y comencé acariciársela, sin que ella me dijera nada. Comencé a apretársela y sentí su pezón duro, acariciándoselo también, apegándole aun más la verga al culo. Ella fingía que trataba de dormir, pero sabía bien que tener a su hermano mayor, con un físico muy superior al de su delgado novio, con sus manos agarrándole las tetas, era imposible que no se estuviese calentando como yo.



- Realmente eres un caliente, ya córtala

- ¿Por qué? , ¿no te gusta que te hagan cariño aca?

- Obvio que si , pero no tu ..

- ¿ te dije que tienes unas tetas increíbles?

- Ya se te está pasando la mano.... te vas a ir al sofá si no me dejas dormir

- Envidio la suerte del perno de mi cuñado

- David, en serio te lo digo, suéltame y quédate tranquilo

- ¿Por qué? , ¿tanto te molesta?

- No .. pero no está bien … estamos pasados de copas …

- ¿y?

- Soy tu hermana … y mira como estas

- Mmm ¿te diste cuenta como me tienes?

- Ufff.. claro que noto como estas … imposible no hacerlo

- Tu me colocaste asi

- Tu te colocaste asi solito .. Ya , suéltame mejor..

- Pero si dijiste que no te molestaba …

- Si, pero …

- Pero que ..

- Tampoco vas a estar tocándome asi .. no es natural

- Es que me encantan tus tetas hermanita

- ¿te gustan? .. que bueno … pero ya tocaste mucho , ahora sueltame

- Mmmm déjame chuparte una …

- ¡estas loco!

- Ya po’ .. solo un besito

- Olvidalo .. estas loco, como se te ocurre

- Solo un besito y me quedo tranquilo ..

- No .. por favor no .. ¡no me la saques!

- Vamos .. ¿Qué te cuesta?

- No .. David .. no … no … no

- Mmm solo unos besitos nada mas ..

- No … no me pidas eso .. por favor …

- Ven .. déjame darte unos besos en tus pechos y me duermo …

- No .. no .. no quiero .. déjame … no quiero



Pero sus palabras se las llevaba el viento, ya estaba de espalda y mi cabeza en su pecho, besando una de sus tetas a través de la delgada tela, sintiendo su enorme y duro pezón, que traspasaba la tela, el que era succionado fuertemente por mis labios



- David .. por favor .. détente.. no sigas . por favor te lo pido

- Son solo unos besos nada mas … mmm , ¿que daño nos hace?

- Pero mira lo que estás haciendo … ¡casi me la estas chupando! … no está bien

- Solo estoy dándole unos besos a mi hermanita en sus pecho nada mas

- ¡Te parece poco! .. ¡vamos por favor, déjame! … no .. no David , no me las saques … no lo hagas me voy a enojar! … de verdad te lo digo



Pero mi mano no dio atención a las palabras de mi hermana , que sin poder evitarlo, quedó con una teta expuesta , la que de inmediato terminó en mi boca, mientras mi mano se la agarraba fuertemente



- Mmmmm que rica … que rica teta hermanita…

- Ahhh .. no lo hagas .. déjame … ahhhh

- Que pedazo de teta hermanita por dios

- Ahh ya … no me la chupes mas … no lo hagas

- Mmmmm exquisita …

- Ya … mucho .. ¡para! … no sigas

- Mmmm si no fueras mi hermana …

- Ahhh ¿qué me harías si no fuera tu hermana?

- Mmm ¿Qué te haría? … te metería todo esto hasta el fondo … ( y tomándole su mano se la coloque sobre mi verga)

- Ohhhhh … ¡Que haces! … no quiero

- Mmmm … Dime que no te gusta … ( sin soltarle la mano , dejándosela sobre mi verga)

- No es eso .. ohhh … ¡David cálmate!

- Es que de verdad me tienes muy caliente

- ¡y crees que yo no! … ¡ahhh! .. ¡mira como estas! … ¡MIRA COMO LA TIENES!



Fue inevitable, mi hermana no pudo luchar más con sus deseos y me agarró la verga completamente con su mano, sintiendo a la perfección el enorme instrumento de su hermano mayor comenzando a gemir. Era exquisito sentir la mano de mi hermana aferrada a mi verga mientras yo le besaba con todas mis ganas una teta , hasta que doblando su cabeza un poco , nuestros labios se juntaron por primera vez , desencadenado una noche de amor , pasión y lujuria.



Recién ahí soltó mi verga para tomarme así doblada como estaba, la cabeza y atraerme hacia la suya, mientras nos besábamos con pasión, con mi verga chocando en su culo. Apenas me baje un poco mis boker, liberando mi verga y de un tirón el baje sus calzones. Mi mano por detrás tocando su culo hasta llegar a su sexo, completamente depilado, sintiendo lo mojada que la tenia. Sin dejar de besarnos, con su manos hacia atrás sobre mi cabeza, se la metí por primera vez. Solo ahí dejo de besarme para dar un fuerte gemido al sentir como su hermano mayor le metía toda la tranca.



Con mi mano que estaba bajo de ella agarrándole la teta y con la otra agarrándole el culo, se la metí y se la metí como un perro caliente, mientras ella nuevamente doblada buscaba mi boca. Estuvimos mucho rato en esta posición, follándomela por detrás mientras no dejábamos de besarnos ni un solo instante.



La acosté de espaldas , sacándole el calzón y liberando ambas tetas de su camisa de dormir aun puesta, chupándoselas como si quisiera sacar leche de ellas, absorto con esas tetas en mi cara y en mis manos como si se me fuera la vida en ello. Ella con sus piernas abiertas y con su hermano entre ellas, no dejaba de acariciarme la cabeza, disfrutando que se las chupara con tantas ganas.



No se percató siquiera cuando en un movimiento baje hasta su sexo devorándoselo con lujuria. EL cuarto se inundó de gemidos de ambos , hermanos de sangre sucumbiendo ante el placer de la carne. Por un buen rato el sexo de mi hermana estuvo en mi boca y cuando quiese volver a metérselo, ella me bota hacia el lado y con las mismas ganas qu yo le había hecho sexo oral, toma mi verga y se la mete a la bcoa , dándome la mejor chupada de mi vida.



No mas alla de 3 minutos de sentir la boca de mi hermana chupándome la verga y la s bolas, cuando se sube sobre mi , y se ensarta en mi verga , cabalgándome de una manera impresionante, moviéndose de lado a lado, subiendo y bajando disfrutando de la tranca de su hermano, que no podía dejar de tocarle las tetas y el culo ni un solo momento.



Éramos tal para cual. Ambos atractivos, ambos calientes, dispuestos a darlo todo esa noche. La tuve montada sobre mí, colocándome las tetas en la cara , mientras yo se las chupaba con todas mis fuerzas, sin sacar ni un momento mi verga de ella.



La deje boca abajo , montándome completamente sobre ella, dándole con todo , haciéndola gritar de placer, pidiéndome mas y mas . Cada vez que lo hacía, más fuerte se la metía. Esa noche estaba hecho un toro, sentía mi verga dura como una roca, y la calentura de estar con mi hermana era increíble. Así fue como llego a estar en cuatro patas sobre la cama y como la hice parir metiéndole mi verga con todas mis fuerzas, recorriendo todo su culo, descansando sobre su espalda agarrándole las tetas, dejándosela metida hasta el fondo, sacándosela por completa y volviéndola a meter.



En toda esta locura, ella misma prendió la luz de su lámpara, para verme desnudo, devorarse nuevamente mi verga, algo que al parecer era experta.



Al fin la vi completamente desnuda, era divina, hermosa , exquisita, el color de sus pezones , el color de su piel, la forma de su sexo, el tamaño de sus tetas, todo era perfecto en ella. Realmente era mucha hembra para el enclenque de mi cuñado



Nos revolcamos en la cama besando todo nuestros cuerpos, quede acostado en la cama , con mi hermana acostada completamente de espalda sobre mí, besándonos siempre , dejándome en esta posición deleitarme agarrándole las tetas por detrás , mientras ella con su mano en nuestros sexo, me acariciaba la verga y aprovechaba de masturbarse al mismo tiempo. Todo era espectacular, erótico, caliente, mas, sus labios en mi boca, su lengua luchando con la mía, era lo mejor de todo.



Terminó nuevamente montada sobre mí, yo de espalda y mi hermana completamente ensartada en mi verga, primero dándome la espalda , dándome una espectacular vista de su culo, subiendo y bajando , y luego de frente , agarrándose ella misma las tetas, yo bufando como un toro. Realmente mi hermana era una diosa en la cama, una puta , de un físico extraordinario, una hembra en celo, ardiente , que le encantaba el sexo y que había encontrado a su pareja ideal.



Con gemidos que se escuchaban por toda la casa, hasta que comenzó a gemir casi llorando, gritando que se corría.

- ahhhhhhhhh ¡Me corro! ,,,, ¡Me corró! ........ ¡Dámelo David! ... ¡Dámelo!

- ¿la quieres? … ¡ahhh! .. ¡Tóma! .. ¡Tóma! .. ¡Tóma!

Tan solo con escuchar esas palabras de su boca, gritándome que alcanzaba su orgasmo , con unos gemidos deliciosos , no quise ni pude aguantarme mas y también quejándome fuertemente , entre gritos escandalosos de ambos , le eché toda mi leche dentro de ella, llegándola a levantar con la fuerza que se la metía , dejándole hasta mi última gota de semen , dentro de su cuerpo.



Fue lejos el mejor sexo de mi vida, el más excitante. Cayo sobre mí, aun con mi verga dentro de su cuerpo. Nos besamos deliciosamente, con mis manos en acariciando su culo, una y otra vez , permaneciendo así por un largo rato, hasta que nuestros besos se fueron calmando poco a poco, hasta que se bajó quedando desnuda a mi lado, ambos mirando el techo, pensando en la locura que acabábamos de cometer.