Más tarde ese día, Luciana, preparo la comida, yo me di un baño y tome un largo r reparador sueño… escuche que tocaban mi puerta y decían
- Ya está la comida joven –Luciana, con voz suave-
- Ok, Lucí, voy…-conteste-
Baje a la cocina y ya estaba servida la sopa, llego el guisado, y un buen vaso de agua, me levante a dejar mis platos al fregadero, y tome los de Luciana, ella me miro y me tomo la mano, y dijo
- No joven ese es mi trabajo…-dijo ella con voz de asombro-
- Tranquila lucí, no pasa nada…-respondí-
Ella se sentaba a la mesa con nosotros, ya que así lo había hecho mi nana desde toda la vida, y mi madre nunca hizo alguna diferencia entre mi nana y Luciana.
Ella se puso a lavar los platos, mientras yo los secaba, platicamos de los que sucedió pasado por la mañana, y le hice preguntas a Luciana.
- Lucí, te gusto que te chupara tu panochita?-pregunte-
- Sí, mucho joven, ni mi marido me la chupo, le daba asco…-respondió-
- Lucí, cuál es tu fantasía sexual?
- Mmmm, joven no tengo fantasías…-respondió-
- Debes de tener, mira por ejemplo, mi fantasía sexual es tener sexo con tres mujeres a la vez… -inquirí-
- Aayyyyy, joven eso se puede….-pregunto, Lucí-
- Claro, que se puede….-respondí-
Terminamos de lavar los platos, ella seguía vestida con la misma ropa que llevaba puesta por la mañana, la nalguee suave y le dije
- Te quiero meter la verga, Lucí….
Ella me miro con ojos cachondos y respondió.
- Primero déjeme darme un baño, joven…
- Me siento toda pegajosa…
- Quieres que te ayude a bañarte?-pregunte-
- Quiere bañarse, conmigo joven?-respondió agachando la mirada-
- Si me gustaría bañarte, que dices?-pregunte y conteste-
- Si, joven, vamos a mi habitación?-pregunto-
- Te alcanzo ahí, lucí, sube tu primero voy por unas cosas a mi habitación…-respondí-
Ella subio a su habitación la cual contaba con su propio baño completo, yo me dirigí a mi habitación para tomar algunos preservativos, y subí a su habitación, entre y escuche que el agua estaba corriendo en la regadera.
- Porque no me esperaste, mamacita?-pregunte-
- Solo abrí la llave joven…-respondió-
Entre al baño y Luciana, estaba ahí con una toalla enredada en su torso, el pelo suelto y sus pies descalzos bailaban en el piso frio….
- Muy bien, mami, como ya te adelantaste y te encueraste, ahora te tocara encuerarme a mí-dije sonriendo-
Ella se acercó y comenzó a desvestirme, primero tomo mi camiseta y la saco por encima de mi cabeza, se puso de rodillas en el piso y tomo el elástico de las bermudas y las tiro hacia abajo sacándolas de mis piernas, miro el bulto que se formaba en mis calzones, tomando el elástico los bajo y me dejo completamente desnudo, la tome de las manos y la puse de pie, ya de pie meti los dedos en el borde de la toalla, con la que cubría su cuerpo y las zafé para dejarla caer al piso…
Mire su cuerpo desnudo. Y lo contemple, un momento ella trataba de cubrirse son las manos, y dije.
- Mami, que bonito cuerpo tienes….
- Gracias joven…-respondió-
- Quita tus manos, déjame verte completa…-dije-
- Si, joven…-respondió-
- Date una vueltita, lentamente, como si fueras modelo…-dije-
Luciana, quito sus manos y me dejo ver sus redondos senos, su monte de venus, lleno de vello púbico, obscuro y abundante, su abdomen plano y sus largas y delgadas piernas…. Lentamente dio vuelta y sus nalgas pequeñas y bien paradas se asomaron a decir ¡holaaa!…. La tome por la cintura y comencé a besarle la nuca haciendo a un lado su cabello largo y obscuro, ella de inmediato cerro los ojos y abría la boca como si quisiera robarse todo el aire de la habitación…. El agua, seguía corriendo y comenzó a salir vapor, solté a Luciana y corrí la cortina de baño regule la temperatura del agua, y entramos a la regadera.
Al ver aquel cuerpo empapado por el agua, comencé a excitarme, tome el jabón y lo pase por todo su cuerpo, lave su cabello y volví a frotar su cuerpo con el jabón, lave todo su sexo, las nalgas y senos…. Lentamente el agua dejaba sin jabón su delgado cuerpo y cabello…. Ella volteo hacia mi e hizo los mismo… terminamos de bañarnos y salimos de la regadera…
Seque su cuerpo con la toalla que había en el piso y mientras besaba sus senos y cuello, baje por su abdomen hasta llegar a su monte de venus, seque su vello púbico y lami sus labios superiores, ella dio un brinquito y gimio, suave… seque el resto de su vagina mientras dejaba pequeños besos regados por la misma. La tome por la cadera y la volte, seque sus nalgas, y tomándola por la cintura la incline hacia el frente abrí sus nalgas y seque su ano, lo lamí algunas veces, me puse de pie la tome por los hombros y termine con su espalda, tomo la toalla y la puso en su cabeza, para que absorbiera la humedad de su cabello. Salió del baño de prisa, dejándome ver sus nalgas bailar con cada paso que daba, tomo otra toalla y procedió a secarme a mi… me sentó en el W.C. se puso de rodillas y comenzó con mis pies, piernas subiendo por mis muslos y llegando a mi pene, lo tomo con las manos enredadas en la toalla y lo froto suavemente, le dio un pequeño beso, y siguió subiendo por mi abdomen y pecho, seco mi cara y suavemente beso mis labios, estrujo mi cabello y tomándome de las manos me puso de pie, me dio la vuelta y siguió con mi espalda, bajando hasta mis nalgas, las beso y seco mi culo, abriendo mis nalgas y metiendo la toalla rozo mi ano, di un brinco apretando las nalgas.
Nadie me había tocado el culo antes… fue algo extraño pero placentero a la ves…
- Que se siente, joven…?-pregunto en mi oído-
- Jajajajaja te estas vengando Lucí…-respondí-
Termino de secarme, todo el cuerpo y le dije.
- Estamos listos, para ensuciarnos otra vez no lucí?...-pregunte-
- Eso creo, joven….-respondió-
La tome de la mano y la lleve a su habitación, la senté en la cama y le pedí
- Lucí, chúpame un poquito la verga… -dije-
- Si, joven…-contesto-
Se pegó a mi pene con intensidad y ritmo cadencioso, propinándome unas mamadas exquisitas, usaba su lengua de manera increíble, había entendido que aprendió bien la lección de hacia algunos días… mi pene, comenzó a ponerse duro y el glande comenzó a asomarse debajo del prepusio, ella lo lamia y suavemente deslizaba por todo mi pene hasta llegar a mis huevos.
- Luuuuciiiiii!!!!..., donde aprendiste eso?-pregunte-
- Hay… joven… le gusta?, lo vi en una película de su computadora…-respondió-
- Mamacita, pues aprendiste muy bien…-dije-
- Perdón, joven por haber tomado su computadora sin permiso…-dijo ella-
- Sigue, sigue, no pasa nada….-respondí-
Ella siguió propinándome sendas mamadas de pene, después de un rato sentí como mi pene comenzó a palpitar en su boca, y no quería terminar aun quería penétrale su cola… tome mi pene con la mano y lo apreté fuerte calmando las ansias de eyacular…
- Lucí, acuéstate en tu cama y déjame hacértelo con la boca…-dije-
- Ajajaaaaa, joven…-respondió-
Saco mi pene de su boca, y se recostó en la cama, me hinque y le comencé a comer la vagina sobando con mis dedos su pequeño clítoris, con la mano izquierda, frotaba sus labios vaginales y mis dedos se introducían dentro de su canal vaginal. Ella se retorcía y gemía de placer, arqueaba su espalda, y me tomaba de las cabello… haciendo que mi cara se hundiera más en su vagina.
Asi estuvimos por un rato hasta que los jugos de Luciana se derramaron por sus muslos y mi boca, probé aquel néctar, no tenía un mal sabor, era algo salado y fuerte…
Me incorpore y la mire, diciendo
- Lucí, estas lista?-pregunte-
- Para que joven?-respondió-
- Para que tu panocha se coma mi verga…-dije-
- Sii, joven-lucí, con voz suave y cachonda-
Puse mi pene en su entrada vaginal y empuje, ella salto hacia arriba y dijo
- Joven, el condón, por favor…
Saque mi pene, me puse un preservativo y volví a mi labor…
- Ahora sí, lucí, te voy a enseñar cómo se coge de verdad…
Meti mi pene lento y al sentir que i pene se deslizaba dentro de ella lucí, soltó un gemido y me apretó los brazos… cerrando los ojos levanto su cuello y dijo en mi oído.
- Joooveeennnnn, que rico se siente…
- Despacito, porque me duele….
Seguí metiéndola despacio hasta que estuvo dentro por completo, la deje ahí sin movimiento y mire su cara, sus ojos cerrados y la boca abierta, síntoma inequívoco de placer, bese sus labios y moría su orejas, después de un rato, inicie los movimientos de mi cadera, sacando y metiendo mi pene, ella comenzó a jadear, gemir y pujar con cada envestida que mi pene le propinaba a su chochito.
- Joveeeennnn, jooooveeeeennn, que rico se siente, métala masssss…!!!!-decía ella-
- Te gusta, Lucí, así te lo hacia tu marido….?-pregunte-
- Nooooo, noooo, usted lo hace más rico, joven…..-respondió-
- Deme más, deme, mas, massss!!!!... mas verga…-decía, ya totalmente perdida en el placer-
- Quieres más duro, Lucí?-pregunte-
- No así, así, asiiii..!!! así, me gusta, no la saque…-respondió-
Seguí metiéndole el pene mientras mis manos sobaban sus tetas y mi boca mordisqueaba los pezones de Luciana, lamia sus senos hasta la base tunándolos…
- Joooveenn, que rico, que rico siento, chúpeme las chichissss!!!!....-decía Lucí-
- Mas, mas…!!! Mas… joveennn, deme más….-Luciana, casi gritando-
Tome sus piernas, que colgaban sobre el borde de la cama y las puse en mis hombros, me incline hacia el frente y meti todo el pene en su vagina, Luciana, se levantó de un golpe y volvió a dejarse caer en la cama, mientras gritaba.
- Aaaayyyyyy…. Mi amor…. Que ricoooo…
Note que el Joven, había desaparecido, ahora era mi amor… comencé a subir la velocidad de mis penetraciones, y con cada embestida sus dos lolas, se sacudían de arriba abajo.
- Lucí, sóbate las tetas mamacita…-dije-
Ella tomo su tetas con las manos y comenzó a frotárselas con locura y parecía que las desprendería de su pecho… seguía propinándole una cogida frenética, para después bajar el ritmo y volver a subir la intensidad, de pronto debido a las envestidas de mi pene, ella dijo
- Mi amor, mi amor, me orino de nuevoooo… sácamela sacamelaaaa…!!!!-Lucí, exclamo-
Saque mi pene de su vagina y apenas mi cabeza salió su vagina se contrajo y exploto con un gran chorro de líquido… salpicando mis muslos y mi pene… se retorcía y sujetaba con fuerza las cobijas de su cama… después de unos segundos, de intenso placer Lucí, volvió a abrir los ojos y me miro apenada,
- Joven… perdón por ensuciarlo…-dijo, apenada-
- Jajaja, lucí no me ensuciaste, te veniste eso es todo…-conteste-
- Que nunca terminaste con tu esposo?-pregunte-
- Mmm, pues creo que no…-contesto-
Suavemente se deslizo poniéndose de rodillas sobre la cama y comenzó a mamar y limpiar mi abdomen y muslos… teniéndola así meti mis dedos en su vagina… y comencé a masturbarla… término su labor de limpieza y volvió a colocarse de espaldas en la cama con las piernas levantadas, sabía que quería más pene…
- Lucí, levántate, ahora te vas a montar encima de mi…-dije-
Se puso de pie en la cama, yo me recosté y le hice una seña para que se montara, ella se puso justo debajo de mi pene, suavemente doblo sus rodillas hasta tocar con su vagina mi pene, lo tome con mi mano para ayudar a dirigir la entrada cuando sintió que estaba en su canal vaginal, se desplomo sobre el…
- Mmmmmmmm, ahaaahhaaaaa..!!!! que rico… joven…..-decía-
El joven había vuelto. Subía y bajaba con suavidad, sujetándose de mi pecho, comenzó lentamente hasta propinarse violentos sentones en mi pene, nos retorcíamos juntos y los gemidos de ella eran ahogados por los míos….
Asi estuvimos por un rato, hasta que le pedí que cambiáramos…
- Lucí, siéntate en mi verga pero de espaldas…-pedí-
- Como, joven?-respondió-
- Voltéate, y tómame de los muslos con tus rodillas dobladas a cada lado de mi…-dije-
Ella lo hizo, y siguió cabalgando como si fuera una jinete experta… miraba como se hundía mi pene en su chocho… humedecí mi dedo pulgar con saliva y separando sus nalgas comencé a estimular su ano. Empujando de apoco, hasta que mi dedo entro en su culo, Lucí, gimió, con fuerza y siguió cabalgando, sin importarle el dedo en el ano. Asi seguimos por un rato más, decidí que quería acabar en una posición diferente, así que le dije
- Lucí, quiero cogerte de perrito…!!-exclame-
- Esa me gusta, joven….-exclamo con gusto-
- Por fin algo que si habías probado antes…-dije-
Se colocó de inmediato en posición doggy, poniendo sus nalgas paradas y recostada sobre sus brazos, me coloque de tras de ella y de un golpe meti mi pene hasta el fondo mis huevos chocaron con su vulva, ella se levantó arqueando su cintura y dijo
- Amorrrr….. cógeme, cógeme….
- Dame más, verga, dame, dame….
Comencé a darle fuerte en la vagina mientras la tomaba del cabello y haciendo una coleta, tiraba de su cabello… ella gemía y pujaba con mucha fuerza, yo comencé a estimularle el ano nuevamente con mi dedo medio, el cual metia y sacaba de sus culito apretado… Luciana, no dejaba de mover su cuerpo, producto del placer que recibía, lo que provocaba que le diera cada vez más fuerte, y con más ganas, el sonido de mi cadera golpeado sus nalgas era cada vez más fuerte y excitante… mi pene comenzó a palpitar y sabía lo que venía.
- Lucí, me voy a venir…
- Me voy a venir…. Ahggggr…
- Luciiii… ¡!!
Saque mi pene de un jalón, jale el condón y apenas salió, zassss un gran chorro de semen se desparramo sobre su raya de las nalgas llegando a su espalda baja…. Leves chorritos seguían mojando sus nalgas y vagina… yo me sacudía como si fuera epiléptico, ella gemía con cada salpicada de semen caliente… termine de eyacular y me tire sobre ella caímos a la cama sin aliento y note como el semen es su raya suavemente bajaba hasta su ano… mientras sus muslos lucían empapados por otro orgasmo que tuvo al sentir mi chorro de semen en su raya…
- Jooooveeen…. Que rico, coge… usted…-dijo ella con voz entre cortada-
- te gusto, Lucí, la próxima intentaremos darte por el culo…-conteste-
- y me va a doler mucho… joven?-pregunto-
- trataremos de que no sea así.-respondí-
- te gustaría… probar por el ano, Lucí?-pregunte-
- mmmm…!! No se joven, me da miedo…-respondió-
- ok, piénsalo y me dices cuando quieras… ok-conteste-
Nos quedamos ahí en la cama hablando, de cosas de su vida y matrimonio fallido, de pronto vi el reloj, ya era tarde así que le dije
- mamita, nos tenemos que vestir, va a llegar mi mama-dije-
- si, joven…-contesto-
Me levantaba de la cama cuando me tomo por el cuello, me beso fuerte en la boca, y dijo en mi oído
- prométame que no me hará daño, si le doy mi ano….-Lucí, con voz temblorosa-
- te lo prometo, mami, te lo prometo…-conteste-
Volvió a besarme y se acostó sobre la cama dejándose caer… yo tome mi ropa y me vestí, Salí dejándola tumbada en la cama…
Poco después llego mi madre cansada y con hambre, Luciana, al escuchar la puerta bajo de su habitación y le pregunto que si quería cenar… mi madre dijo –si hija, vengo muerta-, Salí de mi habitación y baje las escaleras, Luciana, se había vuelto a duchar, y traía puesto un pantalón de mezclilla con una camiseta rosa… no usaba sostén, sandalias y el pelo aun húmedo, mi mama le pregunto que como había estado el día, ella respondió
- muy bien, señora… mirándome y sonriendo…
Mi madre no se dio cuenta pues estaba cenando desesperadamente…
Mi madre término de cenar se despidió, de los dos y subio a su habitación, Luciana, recogió los platos sucios, los lavo y me dijo
- hasta la mañana… joven….!!!
Con tono seductor, la nalguee cuando subía las escaleras y nos dirigimos a nuestras habitaciones….

Continuara….