La verdadera historia de Blancanieves



Nuestra historia se desarrolla, en un país tercermundista, el cual vivía un viejo Coronel retirado. Casado en segundas nupcias con la hija de su General y Presidente de la república bananera, localizada en el Caribe.

El viejo Coronel, era el infeliz padre, de una hermosa joven, que debido a su falta de melanina en la piel, padecía de vitíligo. Hay quienes pensaba que ella era albina, por lo ex tremadamente blanco de su piel. Pero su condición, ocasiona que la persona tenga una piel de color blanca como un papel o como un copo de nieve. Razón por la cual, la llamaban Blanca Nieves. Pero aparte de ese capricho de la madre naturaleza, la niña que contaba con 18 años.

Era toda una hembra de los pies a la cabeza. Lo cual hacía más infeliz al viejo Coronel, ya que todos los hombres que la conocían, ansiaban pasar una noche con ella, hasta el hijo de p.... del viejo General. Además su segunda esposa, la hija del General le tenía una envidia tremenda por su escultural cuerpo, su hermosa cabellera negra azabache, y el bello contraste con su blanca piel y bellos ojos almendrados de color azul claro. Además de la inocencia de su trato, para las otras personas. La esposa del Coronel, como hija del General se había gastado todo el presupuesto del Ministerio de Salud, en operaciones de cirugía plástica reconstructiva. En lo Estados Unidos, a manos de los mismos médicos, que operaban a varias de las estrellas del Rokc. Con el único fin de ser la mujer más bella y deseada de la república y del resto del Caribe. Por lo que la sola existencia de Blanca Nieves, molestaba de manera indescriptible a su madrastra.

Cierto día de fiesta nacional, en que el viejo Coronel sacaba su viejo uniforme de gala, para participar en los desfiles de la celebración, como era costumbre todos los años. La madrastra le ordenó, a un edecán de su padre, el cual quería acumular puntos con ella. Que llevase a su hijastra, a el otro lado del país, el cual se encontraba en estado de sitio, debido a la presencia de focos guerrilleros terroristas. Y que una vez en ese lugar le diera muerte. Como evidencia le ordenó que llevase una camara fotográfica, de esas que revela la película en el acto. Para que una vez que le descargará, toda la carga de su pistola de 9 mm. Le tomase todas las fotos posibles. Que a su regreso ella se encargaría de recompensarlo personalmente.

El edecán partió con Blanca Nieves con rumbo al sur, como la joven además de estar muy buena era sumamente confiada, solo bastó con que le dijera que su padre la esperaba en una hacienda que él había comprado, para ella.

Durante todo el camino el militar estuvo a punto de chocar un sin numero de veces, ya que no le quitaba sus ojos de encima de las piernas de la hermosa joven, ya que el vehiculo en el que viajaban era uno sin techo ni puertas, y el aire de vez en cuando jugaba con la falda de Blanca Nieves. Una vez que los dos llegaron al lugar indicado, el edecán se disponía a cumplir su labor. Los dos se bajaron del vehiculo militar y bajo la dirección del hombre, Blanca Nieves se encaminó hacía la selva, ella iba delante de él caminando confiada, cuando preguntó por su padre. El edecán de una sola vez le dijo la verdad, por lo que Blanca Nieves se tiró al piso a llorar.

Ella no se había dado cuenta pero gran parte de la falda que tenía puesta quedó enrollada entre sus manos, dejando ante la vista de su futuro verdugo los hermosos muslos blancos y gran parte de sus bellas nalgas, las cuales apenas y ocultaban la diminuta tanga que ella usaba en esos momentos. Fue cuando sucedió un milagro. Si, el hombre se había arrepentido, luego que ya le tenía el arma puesta en la cien a la joven. Pensó, está me la afloja ahora si se la pido, con la promesa de que la voy a dejar vivir, y luego de gozarmela la mato.

Y así le propuso a la joven que se acostara con el, a cambio de su vida. Ella con lagrimas en sus ojos aceptó lo propuesto por el edecán. Como no era cuestión de hacerlo corriendo, él se la llevó a un motel que había abandonado en la carretera. Luego de buscar dentro del edificio, el edecán encontró una habitación que todavía se encontraba en buenas condiciones.

Al llegar le ordenó a su prisionera, que se despojará de toda su ropa, cosa que aunque con sus reservas Blanca Nieves realizó de inmediato. Ante los ojos del militar, quedó el esplendoroso cuerpo totalmente desnudo, de la joven. Desde la punta de los pies, hasta su frondosa cabellera negra, todo el cuerpo de Blanca Nieves se podría decir que era perfecto, sus muslos y nalgas invitaban a ser tocados y acariciados al igual que sus senos y su bien formado vientre, su raja se encontraba totalmente visible, ya que desde muy joven Blanca Nieves tenía la costumbre de depilarse tanto sus piernas y axilas, así como su coño.

El aun totalmente vestido, se arrodilló frente a la joven, le ordenó que abriera sus piernas, y con su lengua comenzó a lamerle su lampiño coño a ella, mientras que con sus manos él le acariciaba las suaves nalgas de la joven. Para Blanca Nieves, era la primera vez que alguien le hacía eso, ella había escuchado a sus amigas hablar del tema , y a su padre y a su madrastra, en más de una ocasión mientras que ellos mantenían relaciones sexuales, su madrastra le ordenaba a su marido el viejo Coronel, que le mamase el coño a ella, y el viejo con gran placer le pasaba su lengua por todo y cada uno de los rincones del sexo de su mujer.

Esa sensación, de un fuego quemandola por dentro, era totalmente nueva y placentera para ella. Dicha sensación se fue haciendo mayor y mayor. Se sentía toda húmeda por dentro, como cuando se acariciaba ella sola mientras observaba por un agujero en la pared, que su padre y su madrastra se revolcaban en la cama de ellos totalmente desnudos. Su excitación era tal, hasta el punto que colocó sus manos en la cabeza del hombre, que con mucha destreza le pasaba la lengua, por los labios de su vagina y con sus labios le chupaba su inflamado clítoris, al tiempo que con sus manos le acariciaba sus blancas nalgas. Blanca Nieves al principio, trato de contenerse.

Pero le fue imposible el controlarse, era la primera vez que ser alguno, hacía eso con ella. Por lo que con sus manos sobre la cabeza de aquel hombre, comenzó a restregarsela con gran fuerza, contra su coño. A tal grado que el militar se desmayó por la falta de aire. Cuando ella, aún sofocada, se dio cuenta de la situación, lo dejó tendido en el suelo, recogió su ropa y mientras se vestía salió de la habitación.

Una vez fuera del viejo edificio, ella comprendió que lo mejor era dirigirse a la selva, lejos de la carretera para que no la localizaran fácilmente. Pero lo hiso tan bien y tan bien que se perdió. El tipo al volver en sí, se volvió loco buscando a la joven. Pero ya era tarde para él, Blanca Nieves había escapado por el monte adentro. Por lo que él para cubrir su metida de pata, pasó por la morgue de la ciudad, sustrajo el cadáver de una mujer joven, la cual había muerto a tiros, al ser encontrada por su marido, con otro hombre en su cama. Le pintó todo el cuerpo de color blanco y luego le descargo tres tiros de escopeta en la cara y el resto del cuerpo, para que no la reconocieran. Una vez le disparó al cadáver desnudo, procedió a sacarle varias fotos con la camara que le dio la hija del General. Con el fin de tener evidencia de que había completado el trabajo.

El edecán se presentó, con las fotos ante la hija del General. La cual, personalmente lo recompensó por la labor realizada. Primero pasó al joven militar, a su oficina personal dentro de la casa presidencial. Una vez que ella corroboró, que se encontraban totalmente a solas. Se arrodilló, y con gran maestría le sacó del pantalón, la verga del edecán. Una vez que la tenía fuera del pantalón, colocó sus rojos labios sobre el glande del hombre, para posteriormente comenzar a mamarselo sin ninguna preocupación.

En cuestión de segundos el edecán, vertió todo su semen en la boca de esa mujer. Ella sin complejo alguno, procedió a tragarsela tranquilamente. Luego de eso ella le ordenó que permaneciera como se encontraba, mientras que ella se quitaba una corta falda, y posteriormente las pantaletas. Una vez desnuda de la cintura para abajo, le ofreció su hermoso y redondo culo, para que el hombre la ensartara. Por obra y gracia de quien sabe quien, la verga del edecán se armó de nuevo. Y él se aprestó para sodomizarla, tal y como ella se lo ordenaba.

Mientras tanto Blanca Nieves había corrido, por selvas, montes y quebradas. Hasta que como les indique anteriormente, se perdió dentro de la espesura de un bosque selvático. Ella continúo caminando, durante horas, hasta que llegó a una especie de claro en el bosque. En el cual encontró un pequeño campamento militar totalmente abandonado en apariencia, debido a la cantidad de basura compuesta por latas de cerveza, empaques de comida, gran cantidad de periódicos viejos tirados por todas partes, un sin fin de platos usados sin lavar, y montañas de ropa sucia. Como Blanca Nieves era medio obsesiva compulsiva con la limpieza, de inmediato se dio a la tarea de limpiar aquel sitio.

En un dos por tres recogió y lavó la ropa sucia, y los platos, recogió toda la basura y tendió los catres. Debido a lo ajetreado de ese día Blanca Nieves se quedó dormida en uno de los catres. Casi ya era de noche cuando al campamento comenzaron a llegar sus moradores habituales. Era un grupo de siete rebeldes, los cuales llevaban una lucha armada, en contra del régimen dictatorial del General.

Básicamente todos eran gente del pueblo, campesinos, maestros, albañiles, bien de todo un poco hasta un maricón, que por una u otra razón se levantaron en armas, contra el régimen dictatorial del General. Todos y cada uno de ellos, se hacían llamar por un apodo en particular. Por lo que al líder del grupo todos le decían Jefe, a otro le decían Largo, y no precisamente por su estatura, a un tercero le llamaban Puñetero, al cuarto le decían Dormilón, al quinto Mal Carácter, al sexto el Gago, y al séptimo la Nena.

Una vez que todos los siete llegaron al campamento, se dieron cuenta rápidamente del cambio. Por lo cual, los siete de inmediato se pusieron en guardia. Recién regresaban, de hacer volar una torre de electricidad. Por lo que pensaron, que las tropas gubernamentales los habían emboscado, en su propio campamento. Pero tras esperar por un largo rato, una ofensiva que nunca llegó.

Se dedicaron a buscar una explicación a ese gran cambio en su campamento. De momento al que le decían la Nena, encontró el hermoso cuerpo de Blanca Nieves en su catre. Todos rodearon la cama con gran sigilo, y hay ante sus ojos se encontraba la responsable del cambio sufrido en su campamento. Debido a lo agotada que se encontraba la joven, dormía profundamente. Hasta que el Gruñón hiso un tiro al aire, con el expreso fin de despertarla. Blanca Nieves se despertó toda asustada, al verse rodeada de tantos hombres armados.

El Jefe la interrogó de inmediato, y tras escuchar su triste historia, se condolió de ella y la dejó quedarse en el campamento, con el fin de que lo cuidase mientras ellos se encontraran fuera. Para celebrar, el Jefe ordenó que se abriera una botella de ron. Todos comenzaron a celebrar, dandose un gran trago de ron, hasta la misma Blanca Nieves que nunca en su vida lo había probado. No había pasado mucho tiempo, cuando Largo invitó a bailar a Blanca Nieves, la cual muy gustosa aceptó de inmediato.

Acompañados por la música de un radio de baterías, en el cual sonaba una canción, interpretada por el Caballero de la Salsa. El gran Gilbertito Santa Rosa, Blanca Nieves bailó con todos y cada uno de los siete guerilleros. Realmente no se sabe si fue el calor del momento, el ron o a causa de unos raros cigarrillos artesanales que fumaban los hombres y de los cuales la joven también probó. La cosa es que mientras bailaban a Blanca Nieves, a ella le dio por ir desabrochando su blusa por el excesivo calor que sentía, lo primero que hiso luego de abrir su blusa, fue que botó sus zapatos, y sin ellos permaneció bailando un buen rato.

Luego de darse otro trago de ron, y unas cuantas jaladas, a esos raros cigarrillos especiales. Blanca Nieves se fue quitando lentamente la blusa, que cargaba puesta. Sus senos aparecieron bajo el pequeño sostén, el cual y apenas podían contener sus hermosos blancos senos. En eso los siete hombres, le fueron haciendo una rueda, al tiempo que con sus palmadas llevaban el ritmo de la música. La joven se sintió ser el centro del mundo, y continúo bailando alrededor de una gran fogata que habían preparado, la luz que emanaba de la fogata transparentaba la escasa tela de su falda, permitiendo ver la hermosa silueta que formaba su cuerpo. Mientras los hombres le daban animo, para que continuase bailando y quitandose la ropa.

Complaciendo la petición popular, la pequeña falda de Blanca Nieves, se fue deslizando hasta el suelo. Todos los siete hombres, incluyendo la Nema estallaron en aplausos para ella. Esto le dio más ánimos a la joven, la cual se despojo de su sostén en cuestión de unos segundos, sus bien formados senos realmente no necesitaban ser sujetados, los pezones de ella fueron tomando un color rosado intenso. Todos los siete guerrilleros, no le quitaban los ojos de encima, a la joven mujer.

Fue cuando Largo comentó. Por un culo como ese, yo soy capas de tumbar al gobierno, yo solo. De inmediato el resto del grupo aplaudió, y continúo diciendole piropos, y haciendo comentarios con respecto al bello cuerpo de Blanca Nieves. Los cuales, fueron calentando cada vez más y más, la febril mente de la bella joven, mientra ella continuaba bailando al ritmo de las palmadas. Se escucho la voz de la Nena pedirle, que se terminara de quitar las pantaletas. Lo cual sorprendió, a gran parte del resto del grupo. Por lo que el Jefe le preguntó, que si se había decidido volver a ser hombre. A lo que la Nena le respondió, mientras le picaba un ojo. No lo que pasa, es que en río revuelto, ganancia de pescadores. Y esta noche yo voy de pesca, ya veras.

Blanca Nieves se sintió alagada, al escuchar la voz de la Nena pidiendole que se terminara de quitar su ultima prenda de vestir, y como por arte de magia, el pequeño tanga desapareció. Quedando totalmente desnuda ante su pequeño público. Los siete guerrilleros se le fueron acercando, mientras observaban sorprendidos la lampiña raja de Blanca Nieves, mientra que ella continuaba bailando y moviendo su escultural cuerpo al compas de la música.

Cada vez el circulo se cerraba más y más, y de momento sin saber como, Blanca Nieves le dio un enorme beso en la boca al Jefe, los otros hombres se quedaron como paralizados, y se comenzaban a retirar, cuando la joven sin dejar de besar al Jefe, estiró ambos brazos y agarró a dos hombres más, los afortunados fueron Largo y Puñetero. Los atrajo hacía sus hermosos senos, eso bastó para que el resto de la jauría incluyendo a la Nena, se le tiraran encima de ella. En lo que canta un gallo, ya todos se encontraban revolcandose en el suelo, y el centro de atención de todos lo era el cuerpo de Blanca Nieves. Las manos de ellos recorrían una y otra vez cada centímetro del cuerpo de ella. Largo fue el primero en quitarse los pantalones, y dejar sin lugar a dudas el por que de su apodo. Sin decir nada él dirigió su boca al bien formado culo de ella, y comenzó a pasarle la lengua con el fin de preparar el terreno que luego se dedicaría a arar con su largo hierro, al sentir el paso de la lengua de largo por su virginal culo, Blanca Nieves de inmediato le facilitó su arribo colocandose en posición y dejando ante la vista de su futuro vistante un hermoso y colorado esfínter.

El cual no tardo en recibir la primera incursión de Largo. Mientras tanto, el Jefe se tiro al piso boca arriba, y dejo su mástil fuera, y con las manos en las caderas de ella la fue guiando hasta tenerla totalmente ensartada. El Gago como tenía problemas del habla quiso probar un remedio el cual consistía en que le dieran una buena mamada, lo que gustosa se prestó hacer de inmediato Blanca Nieves, les diré aunque no lo crean que al Gago hubo que cambiarle el apodo por el de Poeta, ya que desde ese día todo lo decía en prosa. Dormilón y Puñetero, estaban a punto de pelearse, cuando las manos de ellas buscaron entre los pantalones de ellos sus respectivas vergas. Puñetero creyó alcanzar la gloria al sentir las suaves manos de Blanca Nieves haciendole una soberana paja, mientras que al bueno de Dormilón de inmediato se le fue el sueño, al ver como ella le agarraba su verga y la manipulaba para el gozo de él.

Mal Carácter se encontraba muy molesto y a la vez excitado, al comprobar que tan solo quedaban tetas de la joven a su disposición, pero ni corto ni perezoso se pegó a una de ellas, mientras que la otra teta fue agarrada por la Nena, el cual ya se encontraba totalmente desnudo. Y en medio de esa vorágine se encontraba Blanca Nieves disfrutando de siete machos a un mismo tiempo, ni la puta de su madrastra habría podido superarla si lo quisiera. A medida que Mal Carácter le chupaba la teta a la joven, la Nena se las arreglo para que sus nalgas quedaran rozando la verga del mal humorado. Era cuestión de tiempo para que Mal Carácter actuara como quería la Nena, y en efecto así fue.

El espectáculo era indescriptible, el ver a siete hombres pegandose a una mujer todos a un mismo tiempo. Toda ella se encontraba en un solo éxtasis. En poco tiempo perdió la cuenta de los orgasmos alcanzados por ella. Luego lentamente cada uno de los distintos hombres, fue descargando su semen dentro y sobre Blanca Nieves, semen que parecía desaparecer sobre su cuerpo por lo blanco de su piel. A la mañana siguiente ella amaneció totalmente desnuda y acostada con la Nena, el cual aparentemente luego que todos terminaron se la llevó a su catre y a solas mantuvo un encuentro cercano de todos los tipos, con Blanca Nieves. Al día siguiente al despertar abrazado a ella, solo se limitó a decir que había tenido una recaída a consecuencia del ron y de lo duro que le había dado Mal Carácter por el culo durante la noche.

Blanca Nieves de inmediato se lavó en una posa cercana , y se vistió, preparó el desayuno, se dispuso a limpiar el campamento. Al tiempo que sus nuevos amigos, se marcharon, después de desayunar, para llevar a cabo otra incursión contra el gobierno del General. Blanca Nieves se dio a la tarea de terminar de lavar toda la ropa de sus nuevos amigos, mientras pensaba en lo mucho que se había divertido la noche anterior. Al regresar al campamento, preparó la cena, y luego se puso a conocer los alrededores del campamento.

Durante las siguientes semanas Blanca Nieves, en ocasiones se acostaba con alguno de los siete hombres, incluso con el que le decían Nena. Ella era inmensamente feliz, y mantenía el campamento de lo más arreglado. Cierto día en que se encontraba sola, se fue a bañar a la posa, acompañada por el perro del campamento, una bestia totalmente negra, de raza indefinida, pero de seguro alguno de sus padres lo fue un Gran Danes por el tamaño del animal. Al perro lo llamaban con el original nombre de Rintintin, en realidad todavía era un cachorro de apenas 12 meses de nacido, por lo que era de lo más juguetón y cariñoso. Pero su descomunal cuerpo, bastaba para amedrentar a cualquier persona.

Al llegar a la posa Blanca Nieves se despojó de la totalidad de su ropa, mientras jugaba con el perraso. El cual bastaba, con que le pusiera las patas delantera sobre la joven, para que ella fuera a dar al suelo. Entre juego y juego, en cierto momento el animal le paso su rugosa lengua por el brazo de la joven. Y ella se quedó pensando como se sentiría que esa musculosa lengua le pasara por dentro de sus muslos. Sin pensarlo mucho, la joven se sentó en el suelo ya desnuda y llamó al animal, este de inmediato acudió donde ella se encontraba. Y con su lengua le lamió las manos, que previamente Blanca Nieves se había introducido parcialmente en su vagina. El animal paró sus orejas, y continuó lamiendo con mayor interés, mientras ella conducía la boca del animal hasta el centro de sus dos piernas. Su vagina se encontraba totalmente mojada, de solo pensar en lo que estaba haciendo. No tardo en sentir la gruesa lengua del animal, que hacía contacto con la piel de sus muslos, para luego proseguir lamiendo cada vez más y más cerca de sus labios vaginales. Hasta que al fin, la áspera lengua del can, comenzó a lamerle su pelado coño. La nueva sensación fue algo que no se esperaba, tras los siguientes lengüetazos, ella alcanzó un orgasmo diferente a los anteriormente sentidos.

De lo dichosa y feliz que se encontraba, despreocupadamente se tendió en el suelo, procurando mantener sus piernas lo más abiertas posibles. Para facilitar el paso de la lengua del perro, por sus entre telas. Tras pasar un largo rato recibiendo las caricias del animal, a Blanca Nieves le entró curiosidad por saber como se sentiría ser montada por Rintintin. El solo pensarlo, la excitó mucho más de lo que se encontraba. A duras penas pudo retirar, la cabezota del animal de dentro de sus piernas. El cachorro continuaba lamiendole su cuerpo a Blanca Nieves, mientras ella observaba como el miembro del can se proyectaba fuera del cuerpo de él. Desde su cercano punto de vista, a ella le daba la impresión, que era muchísimo más desarrollado, que el de la mayoría de sus compañeros de campamento. Lentamente, se puede decir, que con hasta cierta timidez, Blanca Nieves se dio a la tarea de manosear el miembro de la bestia. Y observó con sumo interés como emergía, un brillante verga de color rojiza. Mentalmente la comparó con la de Largo.

Pasaron unos cuantos minutos, ya había comenzado a oscurecer, cuando tomó la decisión, de entregarse a ese animal. Se dio media vuelta, y se puso en cuatro, de inmediato el can se le volvió a acercar para olfatear y lamer de nuevo el pelado coño de Blanca Nieves. Ella sintió como esa rugosa lengua se introducía de nuevo dentro de su vagina, y una explosión de energía volvió a sentir dentro de ella. La joven se inclinó un poco, casi pegando sus senos al duro suelo. En eso el negro animal dejo de lamerla, y colocó sus patas delanteras a los lados de los hombros de ella. La verga del perro de inmediato, encontró el húmedo camino. A medida que se lo introducía por su vagina, Blanca Nieves experimentaba una nueva sensación. El animal en el acto se puso a meterlo y a sacarlo, cosa que disfrutó enormemente ella.

Blanca Nieves había alcanzado un gran numero de orgasmos, su coño chorreaba de felicidad. Pero paso algo con lo que ella no contaba, tras de disfrutar esa experiencia, comenzó a percibir que su coño se iba llenando, más y más . Justo en ese momento se acordó que a los perros le crecía el aparato, una vez dentro de las hembras, y permanecer quietos durante un largo rato. La sensación era indescriptible, sentía como por sus muslos chorreaba algo liquido y caliente. pasó un buen rato en esa posición cuando de momento el animal se bajo con toda su calma y volvió a lamerle entre sus piernas.

Luego de experimentar lo que se sentía ser usada y a la vez usar a un perro. Blanca Nieves se dio un baño en la posa. Desde ese día Rintintin, en raras ocasiones se separaba de ella, parecía su perrito faldero, dormía a los pies de su catre esperando una ligera señal de su ama, para servirla como solo él podía hacerlo.

Mientras tanto, la fama de la belleza de Blanca Nieves había crecido, era casi legendaria. Además debido a sus conocimientos del gobierno. Era ella quien asesoraba al Jefe, sobre donde como y cuando dar los golpes al despótico General.

De la noche a la mañana, comenzaron a llamarla la comandante Blanca. Mientras que su madrastra, se divertía de lo lindo preguntando unas y otra vez, de manera enfermiza, a su computadora, la cual tenía un programa especial, el cual le respondía lo que ella deseaba escuchar sobre su belleza. Pero cierto día salió un gran reportaje, en la prensa internacional, que hablaba de una comandante de nombre Blanca, por lo que salía retratada en poses artísticas sin casi ninguna ropa encima. La cruel madrastra, había envenenado a el padre de Blanca Nieves, semanas antes.

Se sintió traicionada por su actual marinovio, el edecán de su padre. Por lo que al encontrarlo, sin mediar palabras con el. Le vació completamente la carga de su pistola 9 mm, semi automática. Luego llamó a la guardia de la casa del presidente y les ordenó que se deshicieran del cadáver. Posteriormente disfrazada de vieja, se fue a la zona donde se suponía que se encontraba la jefa guerrillera. Su idea era bastante original, envenenaría una manzana roja importada, ya que bien sabido era, que a la gente de esa apartada república tercermundista siempre le atraen todas las cosas y las frutas importadas .

Mientras tanto, un alto empleado de las naciones Unidas que se encontraba como observador internacional, se dedicaba a realizar un estudio sobre la violencia y violaciones, de los derechos civiles por parte del gobierno en su lucha contra la guerrilla. Por casualidades de la vida se encontró en un paraje del Bosque a Blanca Nieves, la cual ya estaba pensando en sentar cabeza y casarse, bien podía ser con un medico cirujano plástico, un abogado de alguna trans nacional, o en su defecto con alguien que le callese bien. El la vio salir de la posa luego que ella se bañaba, intercambiaron algunas palabras, pero no paso nada, ya que ella pensó sobre su situación, y decidió que levantaría a ese tipo simpático y gracioso. Por lo que se haría la difícil, con la intención de que el tipo se enamorara de ella como en efecto pasó. Pero esa es otra historia.

El enamorado de Blanca Nieves, se fue a denunciar ante las Naciones Unidas los atropellos de los esbirros del General y de su funesta hija. Mientras tanto la hija del General disfrazada de vieja, llegó hasta las orillas del campamento, los guerrilleros se encontraban en un ataque a un aeropuerto cercano. Por lo que Blanca Nieves solo se encontraba con su perro, el cual por todos los medios quiso evitar que su ama, atendiera a la supuesta vendedora de frutas. Bien para hacer el cuento largo corto les diré que la tipa logró envenenar a Blanca Nieves, los guerrilleros regresaban al campamento cuando la vieron huir , la siguieron y luego de capturarla, entre todos la violaron, y cuando le tocó a Largo a la hija del General le dio un ataque cardiaco fulminante. Representante de la ONU regresó y encontró el cadáver de Blanca Nieves dentro de una urna de cristal, lo sacó embargado por la tristeza. Pero dicha persona, en ese momento se sintió sumamente triste y deprimido.

Comenzó a acariciar los brazos, de su amada, y de momento una idea se planto en su cerebro. Como se sentiría mantener sexo con una mujer muerta, por lo que la desnudo, y comenzó a besar todo el cuerpo del cadáver, se bajó los pantalones se agarró su verga y se la manipulo por unos segundos, hasta que la misma agarró forma, tras lo cual le abrió las piernas a la muerta y se lo introdujo, por el lampiño coño de ella. Su boca besó la de ella una y otra vez, sus manos acariciaron sus firmes senos. Pero cual no sería su sorpresa cuando luego de estar dandole verga al cadáver este comenzó a moverse al mismo ritmo de él. Aparentemente, el veneno lo que hiso fue, bajar el metabolismo de Blanca Nieves a su mínima expresión, dando la falsa impresión de que estaba muerta.

Al tipo por poco le da un ataque cardiaco, Blanca Nieves en agradecimiento se casó con él. Los guerrilleros tumbaron al General del poder, llamaron a elecciones, las cuales nunca han perdido. El país sigue subdesarrollado, con un déficit multimillonario, hay un mayor desempleo, demasiada corrupción gubernamental, un mayor numero de analfabetas, privatizaron todos los servicios públicos, la criminalidad campea por sus respetos, hay un auge en el consumo y trafico de drogas y prostitución. Pero ahora es un país democrático, que cada cuatro años cambia de presidente.