Dos hermanas mexicanas hacen que viaje a culearlas

Gracias a todos los amigos lectores que siguen mis relatos, he recibido con beneplácito todas sus comunicaciones y he contestado una por una todas sus inquietudes y mensajes, personas como ustedes hacen que siga escribiendo, especialmente si se trata de mujeres de cualquier parte las cuales me alientan y animan cada vez más a sentarme a relatar mis experiencias reales. Este medio me ha permitido conocer mujeres muy interesantes en todos los sentidos como estas dos que son las protagonistas de esta historia.

Hace dos meses y medio recibí la comunicación de una mujer de 29 años de Guadalajara / México en la cual me decía:

" Espero que seas real y existas, he leído con detenimiento todos tus relatos y me han puesto cachondísima, especialmente ese de la mujer que te la has cogido por el culo, pues soy adicta al sexo anal y me muero por probar un macho como tú, si realmente existes por favor responde este mensaje. Me encantaría algún día ser tuya y disfrutar de un macho como tú.

Esperando tu comunicación

Ely "

Pues lo leí como uno más de tantos y me dispuse a contestarlo como siempre lo hago una vez que tengo tiempo ya que me escriben muchas mujeres especialmente de México, tengo amigas de Purépero, Guadalajara, Tamaulipas, del DF y Monterrey, ellas desde hace tiempo me han contactado y nos mantenemos en una regular comunicación y siempre me demuestran sus deseos de probarme sexualmente por que se excitan y

se masturban leyendo mis relatos, ellas me han enseñado mucho de su país y hasta ya con la plática he logrado adaptarme a su lenguaje urbano al igual que ellas han podido conocer mucho de mi país Ecuador y mi jerga o coba al ser yo muy nacionalista, también he notado que el Internet en México tiene una muy buena y agresiva penetración en el mercado en diferentes estratos socioeconómicos lo que no sucede con los demás países de Latinoamérica y he descubierto sin temor a equivocarme que las mujeres de Guadalajara y Monterrey son las más bellas de este lindo país, sin desmerecer al resto de localidades pero sí que son de otra raza, en una ocasión pude disfrutar de una de ellas por que por trabajo vino a Quito y paso 10 días acá ya que trabajaba en una empresa de explotación petrolera y la pasamos muy rico durante todo ese tiempo, pero esa es otra historia.

Contesté a Ely de la manera más afable y un tanto picaresca y le agregué a mis contactos del msn, en muy poco tiempo recibí su contestación emocionada y también pudimos coincidir en el Chat y logramos comunicarnos en tiempo real por que ella al igual que yo pasa conectada casi todo el tiempo en Internet, pues desde un principio me pareció muy arrecha o cachonda como dicen en México, tenía un aire muy especial y una ternura innata, se notaba que era una niña mimada y comenzamos a conocernos de a poco mientras charlábamos cada uno disfrutando de una amena y entretenida tertulia cargada de coqueteos y cumplidos de parte y parte.

En lo esencial me contó que ella era una mujer muy necesitada de buen sexo, que era muy arrecha que estaba casada y que no me preocupara por ello, que ella tenía permiso para conocer hombres, que ese no era un impedimento para nada ya que tenía una especie de trato con su esposo para que Ely pueda disfrutar con otros hombres de los que ella escogiera.

Con su esposo Pancho habían llegado a este acuerdo ya que ellos se quieren mucho y disfrutan mucho de su matrimonio pero que en la parte sexual su marido tiene un problema fisiológico y yo creo más es psicológico, pues sufre de eyaculación precoz y disfunción eréctil y ella no se siente satisfecha con sus relaciones sexuales, este había sido un trato inclusive antes de casarse aún cuando eran novios y que lo asimilaban muy bien, de hecho lo he notado. Antes de nada quiero expresar mi más alto sentimiento de respeto, amistad y consideración a Pancho, por su mente amplia, por como ama a su esposa y le permite gracias a su amor infinito hacia ella se sienta bien y complacida le permite esto.

Ely me contó que ama mucho a su esposo, que no tenían hijos y que eran una pareja joven que disfruta mucho de la vida y que en un par de ocasiones habían logrado ligar un tercero para que le complazca a ella, pero a diferencia de mis amigos de los otros relatos mi dijo que a su marido no le gustaba participar si no que le dejaba a ella sola con el tipo que conseguían, me contó que en un viaje a Europa pudieron en no sé qué país poder ligar en un bar a un negrito muy pingón y que ella se lo llevó a la cama esa misma noche que lo levantó en el mismo bar del hotel y que su esposo le dejó que subiera con ella a la habitación y él se pidió otra recámara para no molestar.

Otra ocasión de la cual me contó que pudo disfrutar de otro hombre sexualmente no tuvo un final feliz ya que el tipo era de la misma ciudad de Ely y Pancho y que después de cogérsela algunas veces el tipo aprovechándose de la situación ya que Pancho y Ely son de una muy buena posición económica por que él es empresario y maneja una empresa muy grande que por razones obvias no revelaré a que se dedica, le brilló el ojo y quiso chantajearlos pidiendo a cambio una muy fuerte cantidad de dinero a cambio de no divulgar que a su marido no se le paraba bien y tenía que dejar que otros complazcan a su mujer, lo cual me pareció una bajeza por parte del tipo, lo bueno es que gracias a los contactos de Pancho por que es muy relacionado en su localidad y a nivel nacional antes de que cantara un gallo fino y el mismo imbécil lo refundieron en la cárcel lugar en el cual hasta la fecha pernocta.

Después de haber pasado este mal sabor de boca y con toda razón Pancho le había dicho a Ely que sea más selectiva en sus elecciones para no tener contratiempos en el futuro que pudieran afectar su relación y buen prestigio. Por ello ella siempre en un principio fue muy desconfiada lo cual lo entendía sobremanera.

No había fotos, ni números telefónicos en nuestras charlas, ella trabaja en la empresa de su esposo y siempre en nuestros ratos libres y en los que lo eran nos la pasábamos conociéndonos por msn, poco a poco fue ella conociéndome y de manera natural se fue generando la confianza adecuada casi sin darnos cuenta.

Llegó el día del intercambio de fotos y la verdad no esperaba que Ely sea tan bella, sabía que las mujeres de Guadalajara eran guapas pero ya ella exageraba, que manera de ser linda, Ely es una mujer de piel clara, pelo negro y largo, con un par de tetas perfectas, un cuerpo curvilíneo en forma de guitarra que invita a la lujuria, su carita es de niña buena muy bien perfilada, con unos ojazos grandes típico de las mexicanas de esta raza mezcla de aztecas y extraterrestres JAJAJAJAJA.

Tiene una gran parecido a Gloria Trevi en su rostro pero en cuerpo es más rica y gruesita, sus piernas don deliciosas y sus labios son gruesitos, carnosos y grandes, imparte una gran sonrisa por casi todo y tiene el carácter de una niña mimada por sus papás y su esposo, sus dientes son como artillería bien formada, muy bien alineados y blancos, tiene la sonrisa perfecta que deberían contratarle para hacer comerciales de televisión de Colgate, es muy caprichosa pero en una palabra muy garbosa.

Con la confianza obtenida cada vez nuestras charlas eran más picantes y muy subidas de tono, definitivamente era una mujer muy deseosa de buen sexo, lastimosamente me contaba que en las noches no hacía nada durante días y que ella al ser muy cachonda necesitaba atenciones, ya estaba harta de consoladores, vibradores aunque ella me ha confesado que Pancho es un experto con ellos, pero que necesitaba algo de carne y vena, que necesitaba un macho y que ese macho quería que sea yo.

Durante algunos días cambiamos fotos muy subidas de tono de lado y lado y me llegó a enviar unos videos en dónde ella cuando no estaba su esposo ya que al ser empresario de un alto rango tenía que viajar mucho por el interior del país, ahondando más su agonía de ganas por una buena verga real.









Llegamos a tener muy buenas e inolvidables sesiones de cyber sexo en dónde a los dos nos dejaba complacidos, de la arrechera y las ganas que le hacía tener en dos ocasiones tuvo que meterse los tubos de estuche de los puros que fuma Pancho para calmar sus ansias locas de mujer arrecha primero por la chucha y luego por el culo. Cada vez estaba más arrecha y deseosa de mí y me hizo saber que yo era el escogido que era el candidato perfecto por que ha llegado a conocer mi nobleza, mi caballerosidad, mi discreción y respeto hacia una relación de pareja, que era su macho por las cosas que le hacía y decía en el msn, como era de tan lejos yo nunca podía hacerles daño, poco a poco nos volvimos en casi un mes adictos y dependientes uno del otro, Ely tenía la amalgama perfecta para que a mí me aloque una mujer a esos extremos. En las fotos con y sin ropa que le había hecho llegar así como unas en acción a ella le había gustado mucho, nos acabamos las fotos y videos al cambiarlos a tal punto de tener una colección muy grande guardada en una carpeta de sus envíos en mi Pc.

Me contó que a Pancho ya le había comentado acerca de mí y que le había aceptado siempre y cuando sea muy respetuosa de las reglas que habían tenido y ella le había dicho que yo le encantaba y que quería estar conmigo a como de lugar, para ello ya deberíamos trabajar para que se hiciera realidad nuestro encuentro.

Cada vez más unidos, deseosos de estar juntos y arrechos pasaron los días preparando como hacer realidad nuestros grandes deseos, cuando sin pensarlo me contó que ella tiene una hermana llamada Mony menor que ella de 25 años con la cual se llevan súper bien, me confesó que a su hermana le había contado acerca de nuestros planes de vernos y tenernos, me supo decir que Mony es su confidente y sabe todo de todo, inclusive me reveló que Ely y Mony compartían la cama con otros hombres antes de que Ely se case y que desde entonces les quedó gustando y ya no lo pudieron dejar.

La primera vez había sucedido hace unos años cuando su padre contrató una serenata de mariachis en su casa para amenizar la fiesta con sus canciones, que ellas cada uno estuvieron durante toda la fiesta morreando con sus novios de manecitas van y manecitas vienen pero que nada de sexo ni penetraciones, al estar a punto de acabarse la fiesta y cuando sus novios y la mayoría de invitados ya se habían retirado dejándoles estos dos últimos con una arrechera del siglo a las dos hermanas su padre dijo que le tocaran las últimas canciones y que entre el grupo de mariachis había un tipo muy atractivo que era el vocalista y que les cantaba las canciones dedicándoles a las dos mujeres bellas de la casa, en sus canciones cruzaron miradas cómplices entre Ely y el mariachi y en un descanso sin que nadie se de cuenta lo llevó a su recámara y como ya estaba que moría de las ganas de verga, le pidió que ahí mismo la poseyera, pero de esto se había dado cuenta Mony y siguiéndoles a la habitación de Ely se unió a al festín y el vocalista acabó cogiéndolas a las dos juntas esa noche, esto había ocurrido algunas otras veces con otros chicos y novios que compartían como buenas hermanitas, me hizo saber que a Pancho también lo comparten y que como es un maestro con los consoladores las hace gozar rico a las dos juntas y que sí les penetra aunque sea un poquito unos minutos antes de correrse por que se emociona mucho y no aguanta nada que se la pasan rico entre los tres, me llegó a proponer que quería que cuando vaya a México me las culee a las dos juntas, que ese era su más ansiada fantasía que a Mony le encantaría cogerme la verga y encaminarla al culo de Ely para que lo folle, que es lo que le gustaría hacer, me aclaró que entre ellas no hay lesbianismo y que les gustaría mucho gozarme entre ambas, me dio la dirección de correo de Mony y me dijo que le agregue a mis contactos y que le escriba, que ella ya sabía de mí lo cual hice ipsofacto.

Con Mony pudimos conocernos de la misma forma pero de una manera mucho más rápida por que ya era de confianza de su hermana Ely y estaba ya "seleccionado", además ya sabía todo de mí y hasta había visto mis fotos, con ella nos encariñamos mucho durante todo el tiempo en el Chat y de una me envió sus fotos, que manera de ser tan divina Mony, para nada parecida a su hermana, las dos son hermosas pero no tienen nada en común, con una apariencia más bien europea, parece de Suiza o de algún país eslavo, es rubia, de ojos claros, muy alta, muy blanca, preciosa de cara muy perfilada con una nariz respingada y perfecta, es un bombón de mujer y arrecha como su hermana y hasta más loca y directa, ella no tiene la ternura de Ely si no es más bien directa en decir las cosas, Ely es adorable y Mony es divina, esas dos mujeres me hicieron en poco tiempo perder el buen juicio y loco por ellas y por poseerles, de vez en cuando coincidimos los tres en el msn y hacíamos cyber sexo entre ellas dos y yo.









Cada vez más arrechos y con ganas de poder estar juntos, los videos de Ely enviados y las fotos de ambas las revisaba cada vez que podía así ellas no estén en contacto y Ely me hizo llegar una colección de videos en CD a mi oficina en un envío directo por un courrier internacional.

Su carita, su cuerpazo, su manera de ser tan tierna y dulce definitivamente me enamoraron y cautivaron, por otro lado su hermana Mony me tenía de lo más arrecho con lo que me decía que quería clavarle mi verga a su hermana cuando yo esté allá.

Quedamos en que ellas vendrían o yo iría, pero apropósito de hacer una importación de unos equipos para hacer VO IP pude en la empresa sacar el viaje a México, ellas no lo sabían hasta que unos días antes cuando ya tenía todo en regla con lo que tiene que ver con visa y boletos. Les hice llegar un mail con copia pero no respondían hasta que me llegó este mensaje:

"Hola papi, no recuerdas que te dije que saldríamos de vacaciones toda
la semana? y Mony, convenció a Pancho y se fue con nosotros, llegamos el
viernes de madrugada pero no me había conectado, te extrañe mucho, espero
poder platicar contigo pronto, extraño tus platicas, tus correos, tu todo,
cuídate papi, y te espero a la hora indicada en el aeropuerto de Guadalajara, qué emoción que vengas al fin podré tenerte, te mando una fotito, cuídate en el viaje mi
papi.................. es de mala calidad porque es de celular, pero creo
que es bonita.

Ely"

Para este tiempo yo había escrito ya un mail a su esposo Pancho y el siendo muy directo me envío la siguiente contestación:

"Que tal amigo, sí, efectivamente me han hablado mucho de ti, Elizabeth y Mónica, espero no te parezca muy directo pero la seguridad ante todo, a mí me interesa sobre todo la seguridad y el bienestar de mi esposa y cuñada.

Después de la seguridad mía y de nuestra integridad, la salud de ellas, después la discreción y por último la satisfacción de ellas.

Como te podrán haber platicado, sabes del problema que tengo y es por esto que hacemos esto, pero:

1.- No quiero problemas

2.- Seriedad

3.- Al primer momento que me de cuenta que te huelen las patas, atente a las consecuencias.

Discúlpame si soy demasiado fuerte en mi forma de expresarme, pero así soy, tómalo como un consejo, advertencia o como quieras. ¿Sale?

Demuéstrame que eres de fíar, no te estoy prestando una herramienta, te estás llevando el amor de mi vida y a mi segundo amor, espero saber de ti pronto y espero saber qué piensas, hasta luego.

Pancho"



Ésta fue mi contestación:



"Saludos afables Pancho, gracias por tu tiempo y por responder... Me alegro que los dos amores de tu vida te hayan hablado mucho de mí, claro que me pareces directo pero me parece bien que lo seas y que les cuides a tus nenas, estoy totalmente de acuerdo que lo hagas, tampoco me haz parecido grotesco ni amenazador, lo que sí cuidadoso y responsable con lo tuyo, por ello te felicito ya que yo en tu lugar haría lo mismo.

Además que ya me han contado que en algún momento tuvieron un mal sabor de boca con alguien el cual les jugó mal....déjame decirte yo también de la manera más frontal que no estoy buscando hacer daño a nadie, no quiero atentar contra la seguridad e integridad de ustedes tres ni de nadie, soy una persona que ama la tranquilidad y es pacífica que no le gustan para nada los problemas y que tiene el lema de no hacer a nadie lo que no le gustaría que me hagan...soy muy respetuoso de las relaciones de pareja y muy varón como para meterme en bajezas de esa calaña.

Quiero que tengas la plena seguridad de que no serás estafado, chantajeado, difamado ni nada por el estilo, no sería de varones hacerlo por que traicionaría tu confianza brindada, además de bajeza e ingratitud por que me estás haciendo un favor al aceptarme como amante oficial de tu esposa y cuñada.

Por la salud de ellas no te preocupes ya que te garantizo que soy un tipo sano en todo sentido y eso es comprobable con exámenes de sangre...

Por el bienestar y la satisfacción plena de ellas no tampoco te preocupes ya que yo seré el que me preocupe de ellas de que estén bien en todos sentidos y que como hembras sedientas de buen placer sexual estén totalmente complacidas ya que tengo mis aptitudes y capacidades necesarias para que queden rendidas de placer y no me refiero al tamaño de mi pene.

Te invito a que seamos buenos amigos ya que al darme tu la aprobación de ennoviarme con ellas para mí es un gesto muy noble de tu parte y por ello mi más alto respeto hacia ti como persona, somos contemporáneos y estoy seguro que podremos afianzar una estrecha amistad tomando en cuenta que nos une el gusto por dos mujeres hermosas y excepcionales a las cuales queremos complacerlas y hacerlas felices.

Soy serio, sincero, sencillo, de palabra, discreto a más de que no conozco tu país ni tu ciudad a quien podría "chismearle" que complazco a tu esposa, me gustan las cosas claras y desde ahora creo que lo están de lado y lado, no pienso hacer nada en contra de ustedes por ello tus advertencias o amenazas ( oportunas ) me resbalan por que el que nada debe nada teme, siempre podré verte a los ojos de frente con sinceridad y darte un abrazo fraterno de amigo.

Con lo de que me huelen las patas jajajajajaja sí que me hecho reír esa frase, no sé si es un dicho de allá que quiere decir que tengo rabo de paja y luego me quemo, como queriendo decir que luego me descubren mis cosas ocultas o me lo dices textualmente por lo de un problema fisiológico de acumulación de bacterias y hongos en medio de los dedos de los pies, si es la primera te explicado hasta el cansancio de que no oculto nada y si es lo segundo, ni cuando uso botas texanas me huelen, siempre les hago amanecer en el sereno con talco Jajajajajajajaja no mentira, iré bañadito desinfectado y perfumado para en ninguno de los dos casos atenerme a las consecuencias.

Para tu tranquilidad que es la mía y la de todos, queda en claro que soy un varón de fiar, que le gusta vivir la vida intensamente sin hacer daño a nadie que para sobrevivir económicamente trabaja y se gana su dinero en buena lid que tiene valores y principios éticos inculcados desde crío en mi casa que son de lealtad, nobleza ( no de abolengo ) y sinceridad, si quieres encontrarme como amigo te invito a que me descubras.

Ely me fascina como mujer, es adorable, te felicito por tu buen gusto, Mony me gusta mucho, a tu esposa le digo mi yegua y a tu cuñada mi potra.

Me gustaría que permitas que me den sus números telefónicos celulares o fijos para poder charlar telefónicamente, también espero el tuyo camarada.

A la espera de tu grata comunicación quedo de ti de la manera más respetuosa.

Tato"

Después de haber aclarado de una manera frontal las cosas con su esposo Pancho y ya quedando todo claro y él dándome la autorización y el permiso necesario de ser el macho oficial de su esposa y cuñada inicié pues mi viaje hacia México teniendo ya los documentos en regla y también los contactos para las debidas negociaciones de las importaciones para la empresa.

Estuve un día en México DF pero como lo suponía, nada que ver las mujeres de ahí con las de Guadalajara y Monterrey, nada fuera de lo común o por lo menos no se aparecieron, en qué parte de la inmensa ciudad estarían metidas pero no se dejo ver ni una sola deseable.













En el aeropuerto de Guadalajara a la hora previamente acordada estuvo esperándome Ely , al salir no tienen idea la emoción inmensa que sentía de poder verla al fin, ahora ya cerca, a unos metros se veía radiante con su sonrisa de luna llena y sus dientes muy bien formados y brillantes con sus dos hoyuelitos tan dulces, sexys y sensuales.

Me acerqué y nos dimos un abrazo rompe costillas, al fin podía sentirla, su aliento, su olor, su aroma, su piel tersa rozaba con la mía en nuestro saludo afectuoso y fraterno, habían pasado tantas horas de caber charlas y caber sexo y al fin podíamos tenernos, ella vestía una gabardina tres cuartos habana y unas botas de tacón de aguja y punta fina de metal que hacían que se le vea más garbosa y alta.

Luego de comernos a besos que por cierto ninguno fue en la boca si no fueron abrazos y besos pero en las mejillas y en la cara y en ocasiones cerquita de la comisura de los labios por guardar las apariencias por si alguien conocido de ella o su marido nos pudieran ver y no levantar sospechas de infidelidad de ella, pudimos haciendo tripas corazón aguantarnos las ganas inmensas, pero que al llegar al carro con los vidrios ahumados ya no soportamos tanta compostura y nos lanzamos uno al otro besarnos con loca pasión, mezclando nuestras lenguas en una orgía de placer, su lengua viboreante al fin la tenía jugueteando con la mía y sentía el sabor de su saliva que era un néctar de flores frescas.

Al abrazarnos y tenernos dentro del auto, con los movimientos bruscos se descompuso un poco la ropa de ella y obviamente que la mía también, al tratar de que haya ya un poco de compostura y después de habernos desahogado momentáneamente de nuestros sentimentales y carnales deseos, me di cuenta que ella no traía nada debajo de la gabardina, al ver ella que yo puse cara de incrédulo pues para que lo confirme se desabotonó y abrió el cinturón dejándome ver su hermoso y suculento cuerpo, me quede unos segundos pasmado de ver el cuerpo del deseo que tantos Km. Me había hecho viajar, me deslicé como un lince encima de sus tetas y comencé a lamerlas como lo había soñado en mis mejores pajas en su honor viendo los videos y las fotos que me mandaba por correo electrónico, no lo podía creer ese cuerpo ahora estaba cerca de mi y a mi entera disposición. Que rico oír ahora su acento mexicano, me fascinaba escuchar su acento y su voz, parecía que me estaba comiendo a una actriz de telenovela mexicana ya que tiene un acento muy lindo al hablar.



Luego de arrecharnos más, mejor decidimos irnos a un lugar más cómodo y menos público, me pidió que yo maneje y me dijo que ella sería la que me conduciría por el camino que tendríamos que ir, al pasar por las calles en dirección a una cabaña que ellos tienen muy privada y discreta en una periferia de la ciudad se podía notar la diferencia de raza o para que no me digan racista por que no o soy, la diferencia de apariencia de las mujeres de Guadalajara. Iba conduciendo por una vía rápida en medio de un bosque y en la carretera que era digamos de poco tráfico ella iba acariciando mi pecho y mis tetillas por debajo de mi camisa, iba acariciando mis huevos por encima del pantalón y me decía que al fin me tenía y que me iba a probar cuanto antes ya que estaba ansiosa por este momento.

Luego supe que al lugar a dónde quedaba la cabaña o casa de campo era en el medio del bosque La Primavera, ella previamente había hecho que los cuidadores de la propiedad se desaparezca y se vayan de vacaciones esos día para estar tranquilos nosotros sin preocuparnos por nada. Llegamos a la hermosa cabaña con todo amoblado y con lujos extravagantes a pesar de que ahí no era su casa en dónde vivían si no más bien era un lugar de descanso y a veces era utilizado me supo decir para las juergas que arma su hermana Mónica de vez en cuando.

Entramos a la casa con mucho afán sin ni siquiera haber bajado mis maletas y al primer sofá que alcancé a divisar la lancé y me puse encima de ella. Estaba poseído por una especia de locura erótica, esta hembra que tantas pasiones había despertado en mí al fin estaba a mi merced, la iba a poseer en pocos minutos y mi corazón excitado no dejaba de bombear con rapidez mi sangre mezclada con lujuria pura que invadía todo mi cuerpo, era un volcán de pasiones a punto de estallar, esa hembra de verdad, esa hembra putona deseosa de sexo fuerte y del bueno me estaba desvistiendo como por arte de magia y mi actitud era de un apóstol de la lujuria totalmente sordo a lamentos de carnudos, sólo pensaba en de una vez por todas poseerla.

Al llegar a mi bóxer Ely pudo ver el estado de mi erección mi barra de carne parecía de acero y bramaba por salir de su cárcel, quería ser libre y ser gozado por esa hembra con mayúsculas que cualquier hombre no se da ese lujo y yo he sido el afortunado de poder gozármela. Sabía que tenía que aprovecharla los 6 días que estaría ahí para no tener el remordimiento de no haberla cogido como la naturaleza animal manda.

Se lanzó a mamarme la verga con desesperación y violencia, su respiración sonora y entrecortada llena de quejidos y jadeos hacían notar su grado de cachondez, el sofá era muy cómodo, amplio y suave de cuero color habano igual que su gabardina pero más clarito, jugueteaba con mis huevos y la punta de mi verga haciéndome salir chorritos cristalinos pre seminales los cuales alargaba su hilo hasta dónde podía mezclando con su saliva mi hombría.

Haciendo un 69 me dediqué a mamarle su conchita que estaba caliente como un horno y emanaba manantiales de líquidos que tenían un aroma más arrechante, todos los bebía, todos los engullía con mi boca y mi lengua juguetona no daba tregua ni un segundo a sus ricos labios vaginales que eran rosados y su papita ( pelvis ) era muy pronunciada, lamí su culo a conciencia durante mucho tiempo su chepa destilaba jugos de todas sus venidas y el cuero del mueble estaba ya encharcado de tanto líquido que su volcán expedía. Con mi boca le hice terminar algunas veces y ella gritando como una loca desquiciada y tomándome de mis cabellos me detenía cuando ya no aguantaba más placer, al venirse se quedaba callada un rato y luego soltaba un aluvión de fluidos que parecía un deslave de invierno que escurría por sus piernas abajo.

Ella estaba semi desmayada, pero todavía sentía la lujuria en su cuerpo, cada vez me hacía mojar más la verga con sus movimientos y caricias, su cuerpo de guitarra estaba parcialmente mojado ya que se revolcaba en sus mismos fluidos, Elizabeth tiene una capacidad de orgasmar única, ella dice que es por el tiempo que tiene de abstinencia y deseos reprimidos que cuando explota es como un volcán que está inactivo por largos años pero que cuando erupciona lo hace con mucha fuerza y violencia.



Me encantaba escuchar sus quejidos y malas palabras, su lenguaje urbano ya lo entendía y ella estaba muy cachonda, quería al fin probar una verga bien parada que le llegue hasta los riñones y le aprisione la matriz con el glande hinchado como de perro. Abrió sus piernas subiendo una al espaldar del asiento y la otra colgada en el aire …

Como pudo se acomodó y me dijo:

- Papi párteme en dos de una puta vez …



Quería complacerla y también complacerme yo mismo no aguantaba más y hasta iba a eyacular de la arrechera antes de clavarla, llamé a mi sentido de autocontrol y se la fui clavando de a poco, despacito milímetro a milímetro, haciéndola disfrutar de cada paso en mi envestida, cada avance era la gloria para los dos, mirándonos fijamente a los ojos lo único que podíamos es disfrutarnos y seguir siendo cómplices de nuestro deseo y lujuria animal.

Cuando faltaban unos centímetros por ingresar en su cuerpo se la clavé de una hasta el fondo y sentí un hueso chocar con la punta de mi pene y mis huevos chocar con su caliente culo. Se quedó como desmayada unos momentos y yo virando los ojos en medio del paroxismo disfruté cada milésima de segundo del momento, al fin la mujer que me haría viajar tanto para poder verla y tenerla estaba ensartada con mi verga y mis huevos chocando en su culo.



Comencé a mamar sus tetas y a acariciar su escultural cuerpo, me sentía como si estuviera con Gloria Trevi, era tan parecida que se me venían imágenes de calendarios hechos por la popular cantante mexicana, bombeaba despacio, a veces rápido pero todo el tiempo tomando el control de la hembra más buena de todo México. Estaba conquistando un ecuatoriano México en el cuerpo de su mejor fémina.

Estuvimos en esa sillón por horas muchas horas entregados, exudados, y éramos el encuentro de dos países haciendo el amor, el encuentro de dos culturas en una posición solamente en la del misionero era suficiente por ese momento para entregarnos el uno al otro. Terminé yo dos veces dentro de ella sin sacarlo y ella se fue unas cuantas veces, al anochecer nos quedamos dormidos sólo pusimos una cobija y abrazados nos dormimos envueltos en la conjugación de nuestros cuerpos y de los fluidos de ambos, lo que nunca me podré olvidar es la cara de complacida que tenía y su cutis terso y limpio, era una expresión digna de inmortalizarla en un cuadro de Leonardo.







Despertamos a las diez de la noche rendidos y saliendo de nuestro trance lo que nos dio es mucha hambre después de habar desgastado tantas energías en nuestro primer encuentro, era impresionante como los dos nos consumíamos como siendo cada uno de nuestros cuerpos un imán que le quita energía al otro, eso se sentía, nuestros cuerpos eran dos ladrones de energía del otro. Nos bañamos juntos y besándonos como en nuestra primera noche de bodas y al salir ella llamó a su esposo para decirle que todo estaba bien y también a su hermana con la cual me hizo hablar un momentito y saludarla, me dijo que al otro día nos veríamos y que vayamos a recogerla en su empresa, pidió comida a la casa y nos acostamos a seguir con nuestras caricias, cada uno era un juguete nuevo del otro y no lo queríamos soltar.

A cada momento reíamos y teníamos caricias inagotables para el otro, llegó la comida y como dos esposos nos dedicamos a compartir el placer de vivir juntos… al fin luego de recuperar energías ya que era justo y necesario comer, nos pusimos a ver televisión y a cachondearnos nuevamente para acabar en la arrechera total y desenfrenada que no podíamos controlarla, eran tantas las ganas que nos teníamos que esa cama crujía de tantos movimientos bruscos, éramos dos volcanes en erupción, se puso en cuatro patas de a perrito y al ver sus culo perfecto y respingón le dije que quería probar su culo lo cual ella se noto que era lo que más quería, tomó mi falo y lo fue metiendo a gusto por su culo estrecho y delicioso, nada más sentirme dentro todo hasta los huevos ella comenzó a orgasmar y gritar como poseída por un demonio. Nunca había tenido a alguien que disfrute tanto del sexo anal, lo disfrutaba más que por la vía vaginal, era impresionante ver como se chorreaba a cada momento y me encantaba que se mee de tal manera que las sabanas de la cama estaban empapadas.

Al fin tengo una verga rica y dura que me perfore, dame más papi, dame más, que rico cabrón que eres, nunca te voy a soltar, de mi lado no te irás.

Toma verga cabrona, así la querías tener verdad?

Sí, que macho más delicioso que eres, me gusta como puedes durar horas, esto no tengo con mi marido, aaaaaayyyyyyyyyy que delicia de verga, eres mi macho y quiero que mañana te culees a mi hermana y que te pruebe lo rico que eres mmmmmmmmm me matas papi, me matas, me haces sentir tan mujer, al fin tengo una verga para gozarla a placer.



La terminé en su culo y me semen le regó todos sus intestinos, yo terminé una sola vez pero ya a la madrugada, después de tanto sexo del bueno y cuando ella ya había terminado muchas veces se quedó dormida en mi pecho como una niña, con su carita deliciosa y sonreída, yo le acaricié su pelo hasta que me quedé dormido, agotados siendo merecedores del sueño de los justos nos quedamos dormidos entregados a los brazos de Morfeo…













Al día siguiente calculo que era al medio día, me despertó una soberana mamada de las más deliciosas que hasta la fecha he probado, una vez puesta a punto caramelo mi verga Elizabeth se subió a mí y me cabalgó como una amazona, después de castigarse a gusto en su chucha y aprovechado la salida involuntaria de mi mazo lo tomó y se la metió en el culo hasta el fondo, acariciaba su bella cintura, le besaba su cuerpo por dónde podía y ya estando clarito me excitaba ver como movía su vientre perfecto salido de las mil y una noches con un pearcing en el ombligo, ella mientras tanto masajeaba con sus uñas largas mi escroto y yo bombeaba para arriba intentando adentrarme más en ella, las caras de placer que hacía me producían mayor estímulo y a cada auto estocada que ella se hacía se aproximaban más sus hermosas tetas las cuales mamaba a placer lamiendo sus pezones bien parados. Tratando de parte y parte que perdure el acto y el placer ella después de un buen tiempo se meo de gusto encima mío y yo me desenchufé de ella para regarle mi lechecita caliente en su boca, su pelo y sus senos lo cual recibió con epicúreo deleite, esta mujer me hacía producir cantidades industriales de semen ya que yo mismo me sorprendí de tal venida, abundante y espesa chorreaba por su cuerpo y ella antes de que caiga a las sábanas se refregaba cual bálsamo en todo su cuerpo.

Qué rica manera de despertarse en una ciudad nueva… salimos a la ciudad a realizar mis asuntos laborales y luego de que me desocupara fuimos a buscarla a la oficina de Mónica su hermana, se trataba de un prominente negocio de impresiones digitales y diseño gráfico del cual era la dueña Mony.

Al entrar a su despacho Ely y yo ella me quedó viendo de pies a cabeza con cierta malicia y se aproximo a mi y dándonos un fuerte abrazo y beso en los labios nos dispusimos a charlar, ella dejó ordenando algunas entregas que tenían que hacer y nos dirigimos a un restaurante que a ellas les gustaba frecuentar, almorzamos juntos y yo en compañía de las dos hermanas no sabía definir y hasta ahora no lo sé cual de las dos es la más bella.

Me sentía afortunado con tal compañía y Mony no dejaba de preguntarnos de nuestra primera noche, lo cual Ely encantadísima le contaba con lujo de detalles cada una de las escenas vividas, ellas se pusieron a cachondear y me parecieron de lo más tiernas por que comenzaban a pelear como dos niñas mimadas.

Después de almuerzo fuimos a la empresa de pancho y pudimos conocernos personalmente, me pareció muy amable y también me di cuenta que era muy ocupado e importante en su trabajo, estuvimos conversando cosas triviales de negocios en su oficina mientras se nos perdieron las dos muñecas, no hablamos de nada al respecto del sexo sólo acordamos que esos días que faltaban estaría con ellas en la cabaña y le agradecía por su confianza, luego llegaron las dos muñecas y me invitaron a conocer la ciudad, era más que un sueño tener aquellas guías turísticas llegamos cansados a la cabaña después de cenar pero nunca lo suficiente para no tener un sexo delicioso. En el auto mientras conducía una yo me magreaba con la otra y alternando a cada momento para poder atenderlas a las dos como me lo pedían, eran las mujeres más arrechas que había conocido y pedían guerra y eso es lo que les iba a dar. Todo el tiempo mi verga engarrotada con semejantes hembras alado mío así que tendría que poseerlas ahora por partida doble.

Todos nos bañamos y las dos acostadas una a cada lado empezaron a tocarme, Ely comenzó a besarme de una manera cachonda y Mony se dedicó a recorrer mi verga con su boca, me hacía una fenomenal mamada y acariciaba mi culo con cierto deleite con la punta de su lengua mientras pajeaba lentamente mi verga bien parada, estaba a punto de estallar y las venas se marcaban palpitantes de la arrechera.

Le pedí la chepa para comerme a Mony la cual me entregó gustosa llena de jugos, le metía mis dedos y mi lengua no dejó de recorrer cada milímetro de la extensión de su cuevita del placer y gritaba contorsionándose como una gata en celo, al mismo tiempo se sentó en mi cara Ely y alternando las mamadas disfrutaba de dos coños para mi solito, ejercitaba mi lengua y mi cuello cual gimnasio alzando y chupando los jugos de mi yegua y mi potra esta vez juntas.

Cual jinete arrecho me subí a cabalgarla a Mónica que deseosa de tenerme abrió las piernas de par en par y se la ensarté de una sola hasta el fondo, Ely cogía mi verga y a manera de anillo con sus dedos hacia resbalar mi hombría en el coño de su hermana y a Mony en poco tiempo le agarró un orgasmo de lo más violento, se tensó de músculos y quedando callada fruncía los músculos de su cara perdida en su propio placer, la metí mi verga más parada que nunca y ella estaba muy irritada y no quería que la toque, le dejé que descanse y me dediqué a mi yegua, la potra ya estaba amansada… tocaba hacerle coger paso fino ahora a la yegua que la había domado ya la noche anterior, esta quiso que le ensarte sin remordimientos ya que la visión de la cogida que le di a su hermana la había erotizado mucho. Me senté en una silla y parecíamos dos salvajes cogiendo a lo bestia mientras su hermana recobrando las fuerzas de su orgasmo empezó a resucitar.

Ely apoyó su cabeza en los hombros de Mony, mientras ella la tomaba de la cintura, estando sentada de frente a ella y la ayudaba a mover el culo de arriba abajo para ensartarse mi verga lo mas hondo posible, yo seguía sentado en la silla dando empujones hacia arriba disfrutando del espectáculo de verla sentada de espaldas a mí mientras miraba de frente a su hermana quien con mirada completamente morbosa no se perdía detalle de la follada que le estaba dando a su consanguínea. Su actitud era completamente voyeurista, concretándose a mirar y a ayudarnos a tener acoplamientos más cómodos y placenteros.

Mony disfruta de esta forma, asistiéndonos como una ayudante dispuesta a atender a su hermana y a mi para poder tener mejores cogidas, ella nos apoyaba en lo que nos hacia falta, mientras necesitamos apoyo para acomodar a Ely en alguna posición ella siempre estuvo presta, si mi pene se salía por los movimientos a veces un tanto bruscos por la misma excitación ella lo volvía a acomodar, si Ely me la quería mamar Mony tomaba mi pene y se lo daba en la boca y en ocasiones la ayudaba a echarme lenguetazos placenteros cuando yo la mamaba a Ely su hermana separaba sus piernas la abría el coño con sus manos lo más que podía para que pueda yo meterme dentro de ella con mi boca, en fin lo importante es que ella disfruta de esa manera y yo lo disfruto más todavía cuando quiere ensartarse ella también mi verga para calmar su arrechera que le causaba vernos.

Cansados de esa posición nos fuimos a la cama, me tendí boca arriba esperando que Ely me cabalgara, se subió en mi y empezó a buscar mi penetración moviendo la pelvis de arriba abajo, como no entraba y no usamos las manos para acomodarlo entró nuevamente en acción su servicial hermanita para tomar mi pene y guiarlo a la cuevita húmeda de su ñaña, mientras sentía su mano alrededor del tronco de mi verga abría el coñito de su cuata y ella misma unía nuestros sexos para placer infinito de los 3.

Seguimos cogiendo en esa posición, ella sentada en mi pene y yo disfrutando de sus senos, los chupaba con pasión, los amasaba y también los dejaba solos para mirar como se columpiaban al ritmo de los movimientos de Elizabeth, es un espectáculo ver esos grandes senos moviéndose de un lado a otro, a veces estando ella erguida o bien cuando se agacha sobre de mi quedando literalmente colgadas como enormes frutos de su árbol a la disposición de mi boca, los atrapé y los chupé con fuerza, tomado con mis dos manos cada unos de ellos de forma alterna para disfrutarlos. A veces mi pene se salía por lo brusco de los movimientos pero ahí estaba Mony para volverlo a poner en su sitio, a veces sentía como aprovechaba cuando se salía para darle unas chupadas antes de meterlo, también sentía como chupaba el coño de Ely antes de ensartarla nuevamente con mi verga. Me gusta esa sensación de morbosidad y excitación máxima que provoca el tener a alguien que te ayuda a coger de forma más cómoda y a gusto.

Ely al igual que la noche anterior comenzó a darme un concierto de orgasmos y decía que estaba sorprendida por mi capacidad de aguante ya que mi verga en lugar de bajarse estaba más tiesa que nunca, totalmente lo contrario a lo que ella estaba acostumbrada, ellas dos gozaban mi verga de una manera y otra por todos sus huecos se la clavaban y la gozaban a tope.

Una y otra vez me ponían como ellas querían y compartían su mismo macho con deleite máximo, lo que más gocé aquella noche es cuando a Mónica la puse encima de espaldas a Ely y les comencé a bombear a las dos, alternando las envestidas y en sus chorreantes coños, ahora gritaba la una ahora daba alaridos la otra, también las puse en cuatro patas a las dos juntas y alternando las envestidas para ser equitativo les iba metiendo diez metidas a la una por el culo y diez a la otra por la misma vía.

Las dos disfrutaban mucho del sexo anal y Mónica disfrutaba sobre manera cuando llevando mi verga se la daba en posesión a su hermana mayor. Con tantos juegos y estímulos durante toda la noche que las disfruté y me disfrutaron las acabé con una copiosa descarga de leche espesa abundante y caliente en sus bocas, las cuales compartían como dos buenas hermanitas, pasamos toda la noche follando y culiando y me vine en ellas a gusto siete veces más antes de que amanezca, después al despertarnos el respectivo mañanero pero ahora era en ración doble y así lo fue durante todos los cuatro días que quedaron, disfruté de sus cuerpos, sus bocas, sus coños y sus culos hasta la saciedad, nunca antes había tenido tanto sexo en mi vida, estas dos hermanas hicieron que haya valido la pena viajar tan lejos para conocerlas y es más estoy pensando regresar de nuevo ya que el recuerdo en las noches de esas dos ninfas a mi disposición es para volverse loco.

Tengo guardadas en mi mente las palabras de ellas con su acento tan mexicano cuando las poseía y me decían:

Danos bien verga cabrón, cógenos bien cogidas y haznos gozar de tu poder.

Cógete bien a la puta de mi hermana que el marido no le da como esta puta se merece

Ábrele bien el culo a esta putita no ves que es una zorra que le gusta que le den verga bien tiesa como la tuya.

Mírale a la cara y como goza la muy puta.

Somos tus dos perras y tus putas haz con nosotras siempre lo que quieras.

Al fin pudimos gozarnos una verga bien parada y que dura, mira como te entra en el culo hermanita.

Todo esto y muchas cosas más pero con acento mexicano de niñas mimadas arrechas que no puede salir de mi mente sus voces y los recuerdos mientras las cogía.

Todo el tiempo que pasé con ellas literalmente las bañé de leche a toda hora que ellas quisieron y las ensarte mi verga en todos los huecos y gozaron como dos buenas putitas cogedoras, antes de venirme de regreso fui a despedirme de Pancho y a entregarles sanas y salvas a sus hembras la una su esposa y la otra su adorada cuñada, se quedó agradecido ya que me dijo que le notaba un brillo de felicidad y complacencia en sus ojos y eso era lo que a él le hacía feliz verla así, ella dijo que eso le duraría mucho tiempo y le agradeció por haberla dejado culiar conmigo a placer.



Siempre estamos en contacto y queremos repetir pronto, les mantendré informados.

Espero Mónica que este relato que me pediste haya satisfecho tus expectativas y perdón por haberte hecho esperar tanto por él.

Espero sus comentarios y sus mensajes que siempre son bienvenidos especialmente como en este caso si se trata de mujeres de Ecuador que es dónde vivo, de Colombia, Perú y México que es dónde viajo por trabajo, aclaro que no tengo nada en contra con las niñas del DF así que no se molesten por favor …. Mujeres bellas hay en todas partes pero ese día no las vi.



Tato
semental_de_esposas@hotmail.com
Skype